Tag Archives: Rosas

dicas-para-plantar-roseiras-11

4 consejos para cultivar las rosas

Anuncios Patrocinados
Los antiguos griegos identificaron 4 elementos básicos: tierra, agua, aire y fuego. El éxito de rosa que crece comienza con la debida atención a estos mismos 4 elementos básicos. 
Consiga este la derecha, y usted está bien en su camino a clásicos de rosas que crecen en su propio patio trasero:

Del suelo ( tierra ) :

  • Las Rosas prefieren un pH del suelo que van desde 6,5 hasta 6,8.
  • Los suelos con buen drenaje son los mejores para la rosa que crece . Al mejorar el suelo mediante el uso de enmiendas del suelo , no se olvide de estimular el drenaje mediante la incorporación de turba.

Riego ( agua):

  • Requerimientos de riego dependen en gran medida de las condiciones. Como estimación, se puede regar los rosales dos veces por semana. Vigilar la salud y el vigor de las plantas y ajustar en consecuencia que la recomendación según lo exigido por las condiciones de su propia región. Es mejor regar con menos frecuencia – pero regar en profundidad cuando lo hace – que administrar menos profundas, riegos más frecuentes.
  • Evite regar tarde – noche, lo que podría fomentar el moho. El moho es una enfermedad muy común entre las rosas.

Separación ( aire)

  • La rosa que crece en condiciones que no dispongan de un espacio adecuado puede fomentar el moho, también. Deja que tus rosas respiran: no plantarlos muy cerca entre sí. Siga el espaciamiento requisitos para cada variedad en particular en la compra de los rosales, como se indica en la etiqueta de la planta .

Sol (fuego) :

  • Dé a sus rosas por lo menos seis horas de luz solar cada día.
  • Si es posible, deje la mañana proporciona la mayor parte de esas seis horas , ya que el sol de la tarde a veces puede ser un poco intenso para estas plantas.
Rosa-Tatjana-kordana-photo-Rosa-Danica1

Consejos para mantener las rosas Kordana vivas dentro de la casa

Criadas por Kordes Roses International de Dinamarca, que las llama potrosas, las rosas Kordana son plantas en miniatura, también conocidas como rosas de tirar. Son los pequeños brotes que puedes obtener en grandes almacenes, tiendas y supermercados. Las rosas, incluso éstas, son plantas de exterior y no se aclimatan bien a las condiciones secas y oscuras de interior. La mejor forma de mantener tu rosa Kordana viva en interiores es proporcionarle seis horas de sol al día mientras está floreciendo, y prestar mucha atención a sus otras necesidades.
  1. Mantén la rosa Kordana en un punto freco con mucha luz indirecta, al menos seis horas al día.
  2. Riega la Kordana a diario de primavera a otoño, y cada tres días en invierno, colocándola en un cuenco de agua que llegue a mitad del tiesto. Quita el tiesto cuando la parte superior del sustrato esté saturada. Quizás necesites añadir más agua al cuenco mientras el sustrato se remoja. Una vez al mes, riega la Kordana por encima, dejando que corra el agua por debajo del tiesto. Cuando drene, riega de nuevo de la misma forma dos veces más. Ésto arrastra en el sustrato cualquier acumulación de sal de fertilizante.
  3. Coloca el tiesto de Kordana en uno más grande para aislar las raíces del calor del sol en los calurosos días de verano. Aunque la planta necesita permanecer caliente, las raíces deben estar frescas.
  4. Quita las flores muertas con frecuencia cortando el tallo, 1/4 de pulgada (0.6 cm) por encima de un capullo.
  5. Fertiliza tu rosa Kordana con fertilizante, diluido a 1/4 de la potencia recomendada en la etiqueta. Alimenta la planta de primavera a verano, una vez al mes.
  6. Corta toda la planta de nuevo 2 pulgadas (5 cm) por encima del sustrato después de que termine de florecer. Cuídala del mismo modo y puede que vuelva a florecer en otros dos meses.
  7. Cambia de maceta la rosa Kordana en invierno, cuando esté inactiva. Muévela al siguiente tiesto más grande y usa partes iguales de sustrato, compost y abono bien descompuesto o compost de champiñones.

0206_msl_bouquet_xl1

Algunos consejos para decorar con rosas

Los rosales son plantas bastante robustas, de tallo leñoso y flor grande. Si eres de los que les encantan las rosas, su color, su elegancia y su perfume ¿por qué no las incluyes en tu decoración? Estas flores nos brindarán ese toque de natural que buscamos para nuestro hogar.
En macetas, en el jardín o simplemente en decorativos ramos, podemos implementarla dentro en nuestro hogar. Su aroma aportará una exquisita fragancia a nuestros ambientes.
Los cuidados básicos que necesitaran los rosales será sol y sombra, evitando el exceso de ambos. Por otro lado deberemos proteger a la planta del viento y regarla unas dos o tres veces en la semana –procura no encharcarla-
Para que el rosal luzca perfectamente en nuestro jardín, lo abonaremos en primavera. La poda solo lo haremos cuando llegue la época invernal. Para evitar las plagas de roya o pulgón podemos sulfatarlo, de vez en cuando.
Las rosas son una de las flores más hermosas y románticas. Cuando recibimos un ramo de estas flores, lo primero que solemos hacer es meterlas en agua intentando prolongar su vida.
Pero si realmente quieres conservarlas en buen estado, primero buscamos un jarrón adecuado, si las rosas tienen largos tallos el jarrón deberá ser largo y corto por el contrario.
Luego limpiaremos muy bien los tallos, evitando que se pudran; estos son los que hacen contacto con el agua y llevan esta hacia la flor.
Podemos dejar unas cuatro o cinco hojas en la zona superior del tallo. El corte que le hagamos a este deberá ser en forma diagonal. Todos los días deberemos cortar un poco los tallos, evitando que se taponen. Esto lo hacemos para que el agua no se estanque, pudriendo el tallo, y pueda llegar en perfectas condiciones hasta la flor.
El cambio de agua lo haremos cada dos días; como secreto adicional, podemos agregar una gota de lejía esta mantendrá el agua limpia y clara.
Por último cuando los pétalos, de la rosa, comiencen a caer podemos guardarlos en una bolsa de plástico y esta meterla en la nevera. De esta forma aguantaran frescos una semana más y podemos utilizarlos para cualquier fin romántico.
321

Consejos para cuidar las rosas en este 2011

Desde que la flor deja sus cultivos originarios, se ve sometida a muchos procesos de distribución y manipulación que pueden repercutir en su calidad y duración. 
Por este motivo, queremos darte algunos consejos o indicaciones para mantener la calidad de tus rosas el máximo tiempo posible. 
– No colocar las rosas en la espuma floral hasta que estas no estén totalmente hidratadas. 
– Para ello, utilizar una mezcla de agua y preservativo floral para que la espuma hidratada mantenga las flores con mejor aspecto.
– Remover las hojas inferiores.
– Recortar 1 cm de tallo de cada rosa con una herramienta afilada para tal fin, sin producir ningún desgarro en el tallo.
– Colocar las rosas en agua limpia, a una temperatura media de 40 grados y añadir preservativo floral.
– Evitar la incidencia de rayos solares directos o temperaturas muy elevadas.
– Si evitas que les dé el sol y les cambias el agua con regularidad, podrás conservar tus rosas hasta 15 días. 
– Las rosas te durarán más tiempo en el florero si diariamente cortas al un trocito del extremo del tallo.
5199402473_649ffda29a1

Como cuidar las rosas en Otoño

El otoño es la época ideal para preparar el suelo para los nuevos rosales. Para ello debemos arar a una profundidad de unos 40 cm, retirar piedras, restos de plantas y raíces, y añadir compost, estiércol, turba o musgo para mejorarlo. 
Cuando llegue noviembre o diciembre, momento adecuado para plantar a raíz desnuda, el abono orgánico se habrá comenzado a descomponerse con la ayuda de la lluvia o el agua de riego.

Si no es posible arar todo el arriate, por la existencia de otras plantas, se pueden preparar los agujeros de plantación individualmente, de la misma manera. 

 En el caso de rosales ya establecidos, durante el otoño alternaremos un abono orgánico y uno químico cada 15 días. A finales de cada mes añadiremos quelatos de hierro (para mantener el follaje verde oscuro) y zinc (para mejorar el color de la floración). Si el abono químico elegido ya los contiene, no es necesario. 
 En noviembre renovaremos el mulch de la base para todo el invierno. Este proceso es muy importante en zonas frías ya que protejerá las raices de posibles heladas. Si las plantas no reciben agua de lluvia habrá que regarlas al menos una vez por semana. 
 En diciembre suspenderos el abonado y dejaremos las plantas descansar hasta la nueva temporada.
fotos-de-flores-rosas-11

Mas cuidados de las rosas

Indiscutiblemente, son las protagonistas del jardín, y las que se roban todas las miradas, por eso, les dejamos un entrega especial con ideas prácticas para poder disfrutar de la belleza de las rosas por mucho más tiempo.
1. Antes de plantar, humedece las raíces: no debes dejar pasar mucho tiempo entre la compra y la plantación de rosales. Si no tienes otro remedio, debes procurar que las raíces no se sequen. Para ello, antes de plantarlas, debes poner las raíces durante una hora en una mezcla de turba, tierra de jardín y agua en partes iguales. Además de ayudar a que no se sequen, esto hará que la planta se arraigue mucho mejor. De paso, podrías aprovechar y sacar las raíces débiles, así como los retoños, que solo debilitarán a la planta.
2. Riega con asiduidad: las rosas no son muy exigentes en cuanto al riego, una vez arraigadas, incluso aguantan la sequía. Pero, no debes olvidar que como todo ser vivo, sus primeros años son los más importantes. Por este motivo, después de la plantación debes regarlas de forma abundante, pero sin encharcar.
3. Elimina la maleza: Debes controlar las malas hierbas, ya que pueden competir por los nutrientes y el agua con las rosas. Si bien hay muchos métodos, te aconsejamos que apliques un acolchado de estiércol maduro o compost, que evitarán que aparezcan. En caso de que ya hayan salido, debes arrancarlas con la mano, contolando sacar cuerpo y raíz del yuyo.
4.Abona después de regar: las rosas consumen muchos nutrientes para florecer durante meses, por eso no debes descuidar el abonado. En primavera, añade una capa de 8 cm de grosor de estiércol bien descompuesto. Además, desde la primera floración hasta el verano, es conveniente que aplicarles un fertilizante bajo en nitrógeno. Échalo cuando el terreno este húmedo, sin tocar el tallo.
5. Corta las rosas marchitas con tijera: si deseas alargar el período de floración de las flores, debes cortarlas conforme se van secando. Para esto, debes utilizar una tijera bien afilada (para no provocar desgarros), preferentemente de poda. Estos recortes, puedes hacerlos sin miedo, en cualquier momento. También si observas una rosa enferma, cortala de inmediato, y evitarás que se extienda la plaga.
cultivo_cuidado_rosales1

Lo que debes hacer para cuidar las rosas

El punto del injerto, una especie de nudo unos centímetros por encima de ras de suelo, es sensible a las heladas. Procura que haya una pequeña capa adicional de tierra, paja o acolchado alrededor de este lugar para protegerla contra la congelación invernal.
Mediante un abono de calidad más microelementos como por ejemplo, el Hierro, mantendrás tus rosales fuertes.
Poda con una podadera afilada y limpia.
Limpia la podadera después de podar cada planta. De esta manera evitas que se contagien enfermedades de planta a planta.
En el otoño retira todas las hojas caídas que se han quedado cerca de las raíces para evitar así las enfermedades fúngicas.
Las enfermedades fúngicas más frecuentes son Mancha negra, Roya, Mildiu y Oidio.
Pulgones. Suelen encontrarse alrededor de los botones y brotes nuevos. Se dice que para mantener a distancia los pulgones sirve plantar Espliego (Lavanda) alrededor de los rosales.
las-rosas-ecuatorianas-las-mejores_323x2161

Las Rosas Ecuatorianas en la Bode del príncipe de Mónaco

Unas 9 mil rosas ecuatorianas engalanarán la boda del príncipe Alberto de Mónaco con la ex nadadora sudafricana Charlene Wittstock, informó hoy Daniela Muñoz, coordinadora de Ferias y misiones de la agencia estatal Pro-Ecuador.
Las flores, donadas por 22 fincas ecuatorianas, son de las variedades “creme de la creme”, “mondial” y “anastasia”, y adornarán los jardines y salones donde tendrá lugar la ceremonia civil el próximo 1 de julio y la eclesiástica, un día después.
Los 9 mil tallos fueron embarcados con destino a Amsterdam, para ser transportadas luego al sur de Francia y entregarlas el 27 de junio en Mónaco.
Muñoz comentó que el trabajo previo para la preentación de las flores a los novios lo realizó la embajada y la Oficina Comercial de Ecuador en Francia, en coordinación con la Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores de Ecuador y el Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Pro Ecuador).
“Quedaron encantados con la calidad de la rosa ecuatoriana”, dijo Muñoz, en referencia a la reacción del príncipe y su novia al ver las flores. Una muestra de las flores fue enviada al príncipe y la ex nadadora sudafricana, quienes dieron su aprobación y “elogiaron la belleza única de las rosas ecuatorianas”, señaló un boletín del ministerio de Relaciones Exteriores.
A la boda real de Mónaco asistirán miembros de las casas reales, jefes de Estado y personalidades mundiales, que podrán apreciar “por qué las rosas ecuatorianas son consideradas las mejores del mundo”, según Pro-Ecuador.
La donación busca promover las rosas ecuatorianas (cuarto producto tradicional de exportación del país sudamericano) y fue gestionada por la embajada y la oficina comercial de Ecuador en Francia, junto con la Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores (Expoflores).
Las exportaciones de flores de Ecuador sumaron $607.8 millones en 2010, mientras que entre enero y abril totalizaban $254.6 millones, según el Banco Central.
35856139_31

El cuidado de las rosas en el vera

Los rosales son arbustos que brindan flores verdaderamente hermosas, ya sea por sus colores o por su fragancia, siendo una de las plantas mas comunes, por lo que algunos consejos para sus cuidados durante los meses de calor pueden ser muy útiles.
Las rosas marchitas y las ramas antiguas pueden eliminarse sin problema y se recomienda hacerlo para un mejor desarrollo del arbusto, y con ello lograr que aparezcan nuevas flores.
El abono y el riego son fundamentales en estos meses, y se recomienda el uso de material orgánico como compostviruta de maderarestos de césped, hierba o cáscaras de frutas en la tierra, como también se debe incrementar la frecuencia de riego para mantener la tierra húmeda y buenas reservas de agua para la planta.
Es también el momento ideal para utilizar fungicidas e insecticidas, ya que con el verano estas plagas pueden aparecer y arruinar nuestros rosales.
pr41

Las rosas trepadoras

De los rosales trepadores se puede decir que tiene tantas virtudes y atributos como características inherentes. Los rosales trepadores conjugan en su fisonomía beneficios tanto decorativos como naturales y aromáticos, lo que la convierten en una especie ideal para nuestro jardín, para llenarlo de color y elegancia.
A su vez, esta especie de trepadora se presenta en gran variedad de alternativas, por lo que si usted se decide por adquirirla para cultivar en su jardín, podrá optar entre diversas opciones de colores, estilos y tamaños.
Amén de las virtudes estéticas que tiene cualquier rosal, particularmente el que presentamos hoy también ofrece diversos beneficios que trascienden lo meramente decorativo. El rosal trepador es una planta ideal para cubrir elementos verticales, así como para generar sombra en caso de se lo ubique en arcos o travesaños. Imagínese siquiera un arco, una pérgola o una reja de su jardín adornada por este hermoso ejemplar.

Variedades de rosales trepadores

En cuanto a variedades de rosales trepadores, como decíamos, existen muchos. La elección debe estar determinada tanto por gustos personales como por las dimensiones y combinaciones que podamos generar en nuestro jardín.
Dentro de las alternativas, recomendamos los rosales sarmentosos. Su nombre ya indica la presencia de sarmientos, esos tallos trepadores que se adhieren a los soportes que estén a su alcance. Sin embargo, también puede optar por especies más resistentes, las cuales son más fáciles de podar y mantener en su crecimiento.
Por otro lado, también recomendamos la especie sevillana, la cual regala unas hermosas flores rojas; también los rosales albertine, rosales banksiae y los rosales Pierre de Ronsard.  
rosa1

Tipos de Rosas Silvestres

Una rosa silvestre, o rosa especie, es una rosa nativa de una región, que se da espontáneamente. Tiene flores de 5 a 12 pétalos, siguiendo siempre un mismo patrón y floreciendo una sola vez. Se calcula que hay 140 rosas especies en el mundo, 95 de ellas tienen su origen en la China y Birmania, 18 en Norteamérica y el resto, entre Europa y África del Noroeste. Todas las rosas de hoy son híbridos de estas primeras rosas. Algunas especies, como la multiflora y la rugosa se han empleado como pie de injerto; otros pies son híbridos, como, por ejemplo, ‘Dr. Huey’: varía la rosa usada según la región geográfica. Lo que se busca es un pie sano y resistente que no retoñe.
El género de las rosas especies se divide en cuatro subgéneros: Hulthemia, Platyrhodon, Hesperhodos y Eurosa. De éstas, el que más importancia tiene en el desarrollo de la rosa moderna es el último, Eurosa. Esta tiene diez divisiones que se definen por su ubicación geográfica.
A la rosa le gusta la compañía de otras plantas, y para las trepadoras silvestres, nada mejor que un árbol para desplegarse a gusto, con luz filtrada, aprovechando el fresco. Siempre que el árbol no sea demasiado vigoroso y sus raíces permitan que otras raíces tengan lugar y alimento. Ubicado de tal manera, la Rosa ‘Mermaid’, hermoso híbrido amarillo de la R. bracteata, se luce a la perfección y resiste mejor el frío, tiene larga floración, hermoso follaje y espinas temibles.
La R. eglanteria, vulgarmente conocida como mosqueta y pariente de R. canina, fue introducida en el sur de Argentina, nadie sabe exactamente cuándo, y durante muchos años se consideraba como una maleza invasiva, quizá bonita, pero muy molesta para los campesinos, ya que brotaba hasta en las pasturas siendo difícil de desarraigar. Sin embargo, recientes estudios científicos en Dinamarca sobre este tipo de rosa silvestre comprobaron que, gracias al consumo diario de la infusión hecha de los escaramujos, y al consumo del dulce de su fruto, un alto porcentaje entre un grupo de pacientes con osteoartritis pudo dejar de tomar analgésicos por completo. Ahora en nuestro Sur se recolectan los escaramujos para la exportación a Alemania y otros países europeos.
La R. laevigata, con sus simpáticas flores blancas de cinco pétalos, se considera indígena en Norteamérica, aunque procede de China. Una posible explicación de cómo se encuentran estas rosas en América podrían ser las expediciones chinas que recorrieron varios mares del planeta en el siglo XV, llevando a bordo flora y fauna nativa. Según esa teoría, así se explica la existencia de la R. laevigata en Carolina del Sur, y también la presencia en Sudamérica de gallináceos de variedad asiática. Una hija preciosa es la R. ‘Anemonoides’, también de cinco pétalos, y su sport (mutación espontánea de una rama de la planta que después puede reproducirse por injerto), ‘Ramona’.
Hay 48 sarmentosas Wichurana, especies sumamente resistentes y sanas; son las más buscadas del mundo. Tuvo marcada influencia en la rosa moderna, produciendo famosos híbridos como ‘Silver Moon’, que, en primavera vierte, de una sola vez, una catarata de flores blancas. Es una planta flexible y andariega (puede llegar a los 18 metros), necesita un buen espacio y soportes adecuados. En plena flor es un espectáculo inolvidable y, en común con casi toda rosa silvestre, tiene estambres vistosos y pronunciado perfume. Otros hijos son ‘Albéric Barbier’, ‘Albertine’, ‘American Pillar’, ‘Paul Transon’, ‘Excelsa’ y ‘Gardenia’, que delatan su parentesco mostrando abundante follaje brilloso y flores que suelen tener un cautivante aroma a manzanas.
R. multiflora también fue importante en el desarrollo de las sarmentosas. Tiene hijos notables, como ‘Bobbie James’, muy vigoroso, que puede trepar hasta 15 metros. Es una delicia, con manojos colgantes de flores color crema en forma de copa, con aroma a miel. Otros son ‘Rambling Rector’, ‘Veilchenblau’, ‘Russelliana’, ‘Blush Rambler’ y ‘Seven Sisters’ llamada ‘Platyphylla’, una rosa de antaño bien difundida.
Las banksiae, las gallicas, las rugosas, y las dos roxburghii son especies que merecen un lugar en cualquier jardín. También las chinensis, aunque no son estrictamente especies. Estas se destacaron por su floración continua, afectando drásticamente la evolución de la rosa. Entre las mejores, figura ‘Mutabilis’, planta generosa, alegre e informal. Otras son ‘Hermosa’, ‘Old Blush China’ (que en Pilar sigue con follaje y flores aún en el invierno) y ‘Comtesse du Cayla’, elegante y aristocrática que exhibe flores sueltas en tonos damasco y miel.
Las rosas silvestres, bien elegidas y ubicadas, son de gran valor en el jardín. Sanas, fuertes y perfumadas, es poco lo que piden, y a cambio aportan un aire de gracia, interés y originalidad al entorno, además de su clásica dignidad. Presenciar una espesa lluvia de flores y perfume en el momento de máximo esplendor de estas rosas es dádiva y privilegio.
como-cultivar-rosas_323x2161

Consejos para cuidar eficientemente las Rosas

La rosa es la flor más admirada y cultivada en los jardines. Su cualidad principal es que sobrevive todo el año, en climas benignos. Como resultado de los injertos se ha logrado la mayor variedad en color y forma. Las hay en miniatura, trepadoras, flores del tamaño de un botón y otras del diámetro de un plato. Sus colores tradicionales son rojo, rosa y blanca amarillo y blanco pero de allí surgen variedades en color crema, amarillo y anaranjado.
Los expertos de ‘The Southern Living Garden Book”, te dan esta guía práctica:
Sol: Plántalas donde reciban sol directo, lejos de árboles o arbustos, para que sus raíces no absorban el agua y los nutrientes de tus flores.
Colócalas en un lugar donde corra brisa para prevenir pestes.
En climas cálidos el rosal alcanza un mayor tamaño, por lo que lo tienes que plantar alejado uno de otro. En climas más fríos la distancia debe ser menor.
Suelo: fértil y con buen drenaje. La opción es colocarla en una cama de flores.
Nutrientes y fertilizantes: haz un pozo profundo y enriquece la tierra con nutrientes orgánicos como cortezas de árbol, musgo o abono y un fertilizante total, con suplementos de potasio y fósforo. Esta tarea la debes repetir con frecuencia durante toda la vida del rosal.
Antes de meter la planta en la tierra, sumérgela entera en agua por varias horas para que los tallos estén bien fuertes.
Haz un hueco con forma de cono. Acomoda las raíces en el cono, estirándolas bien. La planta debe estar a la misma altura del suelo.
Rellena de tierra hasta llegar casi a la superficie del hueco, aplanándola con los dedos. Luego agrega agua hasta saturar la tierra. Cuando la planta esté firme estírala con cuidado hasta alcanzar el lugar deseado. Entonces termina de rellenar el hueco de tierra.
Riego: Abundante y diario durante su período de crecimiento. Si le agregas una capa de ‘mulch’ de 2 o 3 pulgadas de profundidad para cubrir las raíces, te ahorrarás el riego diario.
9e34c_rosas1

Datos curiosos de la Rosa

La rosa ha conquistado una popularidad que difícilmente puede disputarle cualquier otra flor. De hecho, está considerada como ‘la reina de las flores‘. Además de su aroma, suave y exquisito, las rosas tienen el atractivo de sus hermosas flores y una apariencia elegante que la hace ser la planta más cultivada en parques y jardines de todo el mundo.
Es evidente que las especies de flores grandes son ideales para ser cultivadas en el jardín, y las pequeñas en balcones y terrazas; en compensación, éstas últimas florecen ininterrumpidamente de mayo a noviembre. En la práctica no existen situaciones ambientales, excluida la sombra total, que impidan el cultivo de la rosa. Basta con que el rosal reciba de tres a cuatro horas de sol por la mañana para que florezca regularmente. El rosal prefiere los términos medios; ni excesivo riego ni demasiada sequía. Si se tiene en maceta, conviene regarlo cada 3 ó 4 días; en el caso de que esté en el jardín, una vez a la semana
Su hábitat.- Los rosales se desarrollan mejor en zonas templadas y crecen con más facilidad en condiciones de inviernos fríos y helados, primaveras suaves, y días con mucho sol en verano. Deben estar situados en un lugar con abundancia de luz, calor y humedad. La planta no debe ponerse a favor del viento, ni tampoco a pleno sol. Sin embargo, la versatilidad de la rosa hace que pueda adaptarse a condiciones adversas de temperaturas y cantidades variables de sol y de lluvia. Existen pocos lugares en el mundo donde no pueden ser cultivadas, tales como sitios de permanente sequía o fríos intensos y prolongados.
Cómo podarlas.- La razón primordial por la cual se podan periódicamente las plantas de rosas es para evitar ramificaciones inútiles que sustraen la savia de la misma e impiden que se desarrollen de forma correcta y se desarrollen flores de calidad. Una planta con muchas ramas, da flores en abundancia, pero de una apariencia mediocre, ya que malgasta la savia en alimentar ramas innecesarias. Se recomienda que después de una poda se fertilice
Existen dos tipos de podas: la de formación, que se realiza en el primer año y consiste en la formación adecuada del sostén; y la fitosanitaria, que se lleva a cabo a partir del primer año y que supone eliminar todas aquellas ramas enfermas, quebradas o con plagas.
normal_rosas_con_cielo_de_fondo_fotos1

Consejos para cuidar las rosas en la primavera

Más cuidados de rosales en primavera que se suman a los ya compartidos en nuestro post anterior que titulamos cómo se cuidan las rosas en primavera. Varias son las tareas que debemos afrontar si queremos tener en primavera los rosales más bellos y envidiables del vecindario 
¿Cuándo podar? en el momento en que la planta comience a dar síntomas evidentes de crecimiento vigoroso, por ejemplo al verificar que las yemas comienzan a engordar y enrojecer.
¿Cuándo abonar? la planta debe ser abonada en forma regular durante la época de crecimiento ya que este tipo de plantas son voraces y requieren  grandes cantidades de nutrientes para crecer sanas y florecer en abundancia
¿Cómo abonar? Si bien cada jardinero tiene su método preferido, en mi opinión uno de los más fáciles es  usar abono granular de liberación lenta y adicionarlo incorporarlo al suelo de modo que su aporte nutricional  pueda ir alimentando la planta durante toda la temporada.El abono líquido es  también  una opción interesante y efectiva para fertilizar; debe ser diluído en el agua de riego cada tres o cuatro semanas durante la época de crecimiento.
azaleas-color-en-tu-jardin-de-primavera

Las Azaleas para la primavera

Optar por azaleas, es mucho más que una buena idea: es garantía de una verdadera explosión de color y frescura sobre la que te invito seriamente a pensar.
Las azaleas  deben plantarse en pleno otoño o invierno (depende dónde vivas aún podrías estar a tiempo) para que sean capaces de  florecer con la llegada de los rayos del sol primaveral, momento en el que se deben abonar con frecuencia para que dispongan de los nutrientes necesarios para crecer sin problemas y libres de plagas. En cuanto a suelos favorables, serán aquellos fértiles, de buen drenaje y de naturaleza alcalina.
Te aclaro que tendrás la elegancia y el porte que significan las azaleas, sin mayores esfuerzos especiales, pues los cuidados de azaleas  no son algo sobre lo que debas estar pendiente todo el tiempo, por ejemplo ellas no requieren podas: será suficiente con  cortar las inflorescencias marchitas. La idea es evitar que la planta invierta inútilmente su energía intentando reavivarlas y esto impida que el resto de la planta crezca con normalidad.
¿Qué azaleas elegir? Debe ser una de las preguntas más difíciles de responder  ya que son muchos los botánicos y viveros especializados en azaleas que llevan creando pacientemente especies híbridas desde hace muchísimos años. Se cuentan más de 10.000 variedades de azaleas diferentes que son capaces de multiplicarse  a partir de esquejes, pero también por supuesto se pueden recoger y hacer germinar las semillas.
Por último, un requerimiento imprescindible: para crecer cómodas, estas plantas necesitan un suelo bien drenado, exposición más bien sombreada y fresca y unapodamoderada cada tanto tiempo.
flores-de-rosa-blanca-1

Cuida tus rosas mes a mes

Los rosales permanecen año tras año en nuestros jardines. Así vemos como los cuidados que realizamos sobre ellos se repiten tanto en fechas como en el método de trabajo. Pero para quienes comienzan o simplemente desean tener dichos trabajos planificados, a continuación os adelantamos mes a mes el Calendario del cuidado de los rosales, teniendo en cuenta que son orientativos ya que según el tipo de rosal y climatología de la zona, pueden hacer variar estos consejos.
Flores de rosas
  • Enero.- realizaremos las primeras tareas de poda, tratar contra la cochinilla y aplicaremos enmiendas orgánicas en el terreno.
  • Febrero.- sigue siendo tiempo de podas y podemos plantar nuevos rosales a raíz desnuda.
  • Marzo.- Suelen comenzar a brotar y por lo tanto a aparecer las primeras plagas, sobre todo el pulgón. Limpiaremos de malas hierbas y comenzaremos con los primeros abonados.
  • Abril.- Empiezan a florecer. Y además de las primeras plagas, también empiezan aparecen los riesgos de las orugas y enfermedades en hojas como el oídium. Potenciaremos los abonados para la floración.
  • Mayo.- Sigue la floración, pudiendo podar los tallos ya floridos para favorecer a las nuevas floraciones. Siguen los riesgos de plagas y enfermedades, aunque en este mes ya se puede presentar también la araña roja.
  • Junio.- Limpiar los tallos florales viejos y eliminar los chupones, controlar las plagas y enfermedades y el suelo de las malas hierbas.
  • Julio.- seguir limpiando los tallos florales viejos y eliminar los chupones, controlar las plagas (en especial los ácaros) y el suelo de malas hierbas.
  • Agosto.- no hay mucho que hacer, pero se pueden realizar podas de formación.
  • Septiembre.- eliminar los chupones y comenzar con abonados ricos en potasa para ir fortaleciéndolos de cara al invierno. Hay una segunda floración tipo primaveral.
  • Octubre.- mediante pre-podas ir rebajando el rosal. Cuidado con las plagas y enfermedades ya que suele haber un repunte de las mismas.
  • Noviembre.- recorte de los rosales trepadores, ir reduciendo los riegos y abonados.
  • Diciembre.- Cuando el rosal está sin hojas, comenzar con tratamientos para la cochinilla. Retirar restos de hojas para una mejor sanidad.
412_79225_3669130_60092

La rosa de alabastro, echeveria elegans

Perteneciente a la familia de las crasas o suculentas, la echeveria elegans, la más popular de su especie, es una excelente opción ornamental para darle un toque exótico a nuestro jardín. Procede de México, donde se encuentra en peligro de extinción, y es conocida también como rosa de alabastro, por la similitud de la piedra con el color de sus hojas. Éstas, ovales y gruesas, están dispuestas como una roseta apretada, recordando a los pétalos de las rosas. Su mayor ventaja es que es muy resistente a la sequía, por lo que se convierte en una planta ideal para lugares con lluvias escasas.
Más de 150 variedades componen la especie echeveria,llamada así en honor al botánico mexicano que la descubrió,Echeverría. La elegans, una de las más conocidas, no tiene tallo, así que emerge directamente del suelo como una gruesa roseta de hojas ovales de unos 2-6 cm. de largo y 2 cm. de ancho. Su floración tiene lugar en primavera, entre marzo y junio, época en la que podemos disfrutar de sus inflorescencias en forma de racimo de color rosa y amarillo.
Estas características hacen de esta suculenta una opción ideal para cubrir lentamente superficies complicadas del jardín (a modo de tapizante), cultivar en cubeta o maceta, y, sobre todo, para decorar y completar rocallas y arriates. Sus posibilidades ornamentales son enormes.

Los cuidados que necesita

echeveria elegans

La echeveria destaca por ser una planta resistente que soporta sin problemas las carencias de agua y las altas temperaturas. Al proceder de zonas cálidas de México, se trata de una elección perfecta tanto para el interior como para los exteriores, siempre y cuando fuera el clima no sea excesivamente lluvioso o frío (aguanta unos cuantos grados bajo cero). Para su ubicación elegiremos pleno sol, donde sus flores y hojas adquirirán tonos más intensos. También se desarrolla bien en sombra ligera o semisombra.
Prefiere los terrenos pobres, aunque se adapta bien a otras condiciones, y es importante que estén bien drenados. Lo mejor, sobre todo si cultivamos en maceta, es recurrir a un suelo mezcla de arena, sustrato rico en materia orgánica y tierra de jardín. No necesitan abono, aunque podemos enriquecer su crecimiento en primavera con fertilizante diluido especial para cactus.
Respecto al riego, ya hemos indicado que no necesita mucha agua. Si la planta está en una maceta, tendremos especial cuidado con los encharcamientos y no olvidaremos sacarla al aire libre en primavera. En caso de estar en el jardín, regaremos moderadamente en verano y escasamente en invierno, evitando mojar las hojas, ya que no tolera bien los excesos de humedad. No olvides eliminar las floraciones marchitas y racimos pasados: la planta te lo agradecerá con un crecimiento más vigoroso.

Multiplicación y problemas

echeveria elegans

Las dificultades de su cultivo vienen por el exceso de riego. La podredumbre y los hongos pueden aprovechar esta circunstancia para acabar con la planta. La mejor forma de no llegar a este extremo es regando racionalmente, sin empapar, y evitando mojar las hojas. Respecto a las plagas, estaremos pendientes de las cochinillas, los pulgones y las babosas.
La forma más común de reproducirla es plantando esquejes al comenzar el verano, aunque también es posible a través de semillas. Las hojas más adecuadas para multiplicar son las que se sueltan con facilidad del tallo. De uno de ellos, es sencillo obtener preciosas rosetas de echeveria que pueden durar hasta siete años. Sin duda, harán las delicias de cualquier rocalla o jardín.
flor_de_adenium

Decoración de interiores con la rosa del desierto

Rosa del desierto: Planta de interior
Si necesitas decorar tu casa o tu oficina te recomiendo que compres esta maravillosa planta.  Deporte erguido y de crecimiento lento. Lo más increible y maravillo de este planta es que la puedes usa como bonsai, para decorar tus estancias.
Además, si le das los cuidados necesarios, podría florecer varias veces durante el verano. Si estás buscando una planta para decorar interiores o cultivar como arbusto en tu jardín, no te lo pienses más te aconsejo tener en cuenta la rosa del desierto. Porque el color vivo de sus flores alegrará cualquier ambiente donde sea cultivada. Sin duda, sus cuidados son sencillos.
Rosa del desierto: Planta de interior
Nombre científicoAdenium obesum
Nombre común: Rosa del Desierto o Adenio
Familia: Apocynaceae
Aspecto General:  es un arbusto de bellas flores, el color más común es el rosa. Los otros colores suelen ser, los rojos, blancas o bicolores, según la variedad. Los ejemplares adultos llegan a alcanzar los 2 metros de altura, aunque generalmente suelen ser de 1 metro. Sus flores tienen cinco pétalos y presentan en el centro un color rosa claro.
Requerimientos: esta planta necesita poca agua, puesto que,  la almacena en sus tejidos. Para un desarrollo equilibrado debemos ponerla en donde le de algo de sombra. No puede recibir el sol directo. Esta planta florece en verano con flores rosas o blancas de corta duración.
Lugar de procedencia: La Rosa del Desierto, procede del este de África, y sur de Arabia. 

Como se clasifican las rosas

Las rosas modernas se clasifican en trepadoras y no trepadoras y a su vez en reflorecientes y no reflorecientes. En las no trepadoras y reflorecientes encontramos especies de arbusto, de mata y miniatura. Se cree que las rosas de té deben su nombre a que son de origen oriental y llegaron a Occidente en cajas de té que se usaban como macetas. Además, el aroma que desprenden nos recuerda sutilmente el delicioso aroma del té. De los cruces de dos especies orientales, las Tea Yellow China y la Blush China con las rosas europeas, nacieron las primeras rosas de té europeas.

Un éxito de la hibridación

Mediante hibridaciones sucesivas, se han obtenido éxitos en este campo como el de la primera rosa de té, la Safrano, que debe su nombre al mágnifico color amarillo de sus pétalos que nos recuerda al azafrán. Su nacimiento para la botánica fue en 1939. Posee un porte de arbusto sarmentoso, floración muy larga, flor elegante y pétalos sútiles.
Las rosas inglesas son una síntesis romántica de las rosas antiguas y modernas. Se las debemos a David Austin, un genial hibridador que en 1961 y en la verde campiña inglesa, trabajaba en la búsqueda de un nuevo tipo de rosas a las que llamaría rosas inglesas. Cruzando algunas antiguas con modernas, los resultados fueron espléndidos, ya que el pasado y el presente se enlazan en estas bellas flores. Las rosas inglesas unen el perfume, el encanto romántico y seductor de las rosas antiguas, a las características de la rosa moderna con una floración y refloración más generosa, a la que se une el mayor porte de mata. La primera rosa denominada inglesa que presentó Mister David Austin, fué la Constance Spry, una trepadora no refloreciente. Pero en los años siguientes, este infatigable hibirdador consiguió eliminar está característica en todos los demás rosales obtenidos.
Los rosales ingleses fueron conquistando primero Gran Bretaña y después se difundieron con gran éxito por todos los demás países interesados en los cultivos y experimentos de hibridación con rosales. Estas rosas, debido a su mata ordenada y a su interesante tamaño algo reducido, son adecuadas para el cultivo en pequeños jardines o en macetas para terrazas o balcones.
entutorado_de_rosales

Como cuidar los rosales durante el invierno

Las rosas son tan hermosas que es difícil no brindarles la atención suplementaria que requieren durante el período de crecimiento. Mientras llega el tiempo de frío y viene el período de inactividad, es necesario que hagas un último trabajo: prepara los rosales para el invierno. 
Como grupo, las rosas híbridas de té son las más vulnerables al frío de invierno y necesitan la mayor parte de atención. La complejidad de este trabajo depende de cuan severos sean los inviernos típicamente en la zona donde vives.
Es importante dejar de fertilizar hacia fines del verano en la mayor parte de las áreas. Has la  última alimentación de la estación dos meses antes de la primera helada. También evita podarlos intensivamente y deja de cortar flores. Esto no permite el crecimiento de nuevos y tiernos brotes que serán matados por la primera helada.
Quita todo el pajote viejo de abajo y alrededor de las rosas; éste podría contener huevos de insectos o esporas de enfermedades de hojas infectadas que hayan caído. 
Justo antes de la primera y más fuerte helada de la estación, distribuye pajote fresco de madera, corteza triturada, o de hojas cortadas alrededor de la base de la planta, extendiéndolo tan lejos como el extremo de las puntas de las ramas.  Espera hasta después de que se congele la tierra para extender el pajote.
Si los roedores son un problema en el jardín. A los ratones, sobre todo, les gusta construir sus nidos en el pajote. Riega bien los rosales, sobre todo si ha sido un verano seco.
Una vez que la tierra se congela, es hora de agregar más pajote. Si vives en un área con inviernos relativamente suaves, simplemente acumula pajote a una altura de entre 6 a 12 pulgadas (25.24 a 30.48 centímetros), sobre las cañas. 
Esto aísla el suelo para mantener una temperatura constante a pesar de las normales heladas de invierno y  los deshielos. Este grueso pajote es sobre todo importante cuando no hay ninguna cubierta de nieve confiable para proteger las plantas.
Si las temperaturas de invierno a menudo caen bajo del cero, construye el montículo de pajote, luego agrega más material después de cada helada para hacer el montón más alto. Eventualmente el pajote prácticamente debería cubrir el arbusto. A veces es más fácil envolver el arbusto en un cilindro y llenarlo de pajote. 

Lo que  necesitas:

  • Estacas
  • Arpillera
  • Cuerda
  • Pajote orgánico
Instrucciones
Los árboles de las rosas o los estándares, son vulnerables al frío, entonces ayudalos a que enfrenten el invierno. Comienza por poner en la tierra cuatro estacas y colócalas más allá de la zona de raíz cubierta con pajote. 
 
Envuelve las estacas con una barrera protectora realizada con arpillera y átalas con cuerdas. Luego llena el centro con una buena capa de hojas trituradas para aislar el espacio. La rosa ahora está protegida de los vientos ásperos.