Category Archives: Arbustos

Arbusto Lantana

El arbusto que le presentamos hay, la Lantana, o Lantana Camara, es una variedad propia de América del Sur, pero con tales características que se ha adaptado de gran forma en diferentes partes del mundo. su virtud principal, o por lo menos más destacable a simple vista, es su llamativo colorido, el cual se mueve entre diferentes tonalidades de naranja, amarillo o rojo, en épocas de floración de esta especie.
El Lantana es una especie de arbusto usado con relativa frecuencia en el plano de la jardinería y el paisajismo, dadas sus características ya mencionadas, lo que no hace más que acrecentar sus virtudes y atributos al momento de llevarlo a nuestro jardín y disfrutar de él.
El arbusto Lantana, de carácter perenne, pertenece a la familia de las Verbenáceas. Si bien, como decíamos previamente, el Lantana cuenta con una buena adaptación a diferentes climas, así como sucede con la gran mayoría de la plantas, requiere de algunas condiciones mínimas para su mejor crecimiento y salud. a continuación lo repasaremos.

Cultivo, cuidados y mantenimiento

Uno de los aspectos más importantes en relación a este arbusto, es que requiere de mucho sol, por lo que será más que propicio ubicarlo en algún lugar del jardín en donde la luz natural llegue durante el mayor tiempo posible durante el día. El clima más adecuado es el templado, entre los extremos de 12 y 22 grados, preferiblemente húmedos. 
En cuanto al cultivo, si es por semilla, conviene hacerlo en épocas calurosas. De lo contrario, si se consiguen brotes leñosos, lo mejor es esperar al final de la floración y protegerla de las heladas. En tanto al riego, no lo requiere en demasía, con uno relativamente regular bastará. A su vez, recomendamos una poda previa a la primavera.

Balcón adornado con Laureles en macetas

Hace falta conocer sus necesidades y debilidades para poder sacar el mayor beneficio. Las tres especies de las que hablaré son arbustos perennes que, durante el invierno, nos proporcionan una estructura verde; un verde oscuro y opaco (el Laurus nobilis) o un verde más azulado (el Nerium oleander). 

Laurel comestible (Laurus nobilis): Funciona bien a pleno sol o con pocas horas de sol (de 2 a 3 horas resiste). Con menos horas de sol directo es susceptible a enfermarse con un hongo (fumagina) que produce un fieltro negro sobre la hoja. Se combate con funguicida. Resiste la falta de agua gracias a sus hojas duras. Funciona bien como ejemplar aislado o para formar cercos para disimular vistas indeseables. Necesita sustrato con un 40% de materia orgánica, y debe volver a incorporarse cada un año si la planta está en maceta. 

Laurel de flor (Nerium oleander): Cualquiera sea el color de sus flores –blancas, rojas o rosadas–, ubicado a pleno sol florece desde fines de la primavera hasta el otoño. Si le falta agua durante el calor del verano, se enferma rápidamente con pulgones. Combatirlos con insecticida sistémico (droga dimetoato) cada 15 días, tres aplicaciones en total. Si se mantiene una buena frecuencia de riego no tiene ningún problema. El suelo debe ser compost orgánico en un 100%. Funciona muy bien como ejemplar aislado, en grupos de la misma especie o con otros arbustos para generar una cortina protectora. 

Laurel enano (Nerium oleander ‘Petite Salmon’): Tiene los mismos requerimientos que su pariente cercano, el laurel de flor común, pero es un arbusto más pequeño (llega al metro cincuenta) y las flores son color salmón claro. Funciona bien en grupos de la misma especie, porque produce un impacto visual cuando florece. También puede combinarse con gramíneas. 

Un arbusto muy florido, La Espírea

Espírea arbusto con flor
 Es un arbusto que pertenece a la familia de las rosáceas y la subfamilia spiraeoideae, existen 660 especies de plantas que pertenecen a esta familia. Su nombre científico esSpiraea x vanhouttei, vulgarmente se la conoce como Espírea, Espirea de Vanhoutte.
Este arbusto crece con rapidez y alcanza 40 cm a 1,6 m de altura y es originario de Japón y china. Sus hojas son alternadas, ovaladas, elíptico romboidales u obovadas con 3 nervios.
Sus flores son hermafroditas de unos 6 a 7 mm de diámetro, situadas en el ápice de ramitas laterales, generalmente sus flores sonblancas o rosáceas.
Su flor posee 5 pétalos blancos y son muy pequeñas  con numerosos estambre más cortos que los pétalos y están reunidas en inflorescencias axilares, florece en primavera y puede situarse al sol o a semisombra
Se aconseja cultivar en un lugar bien soleado, su riego debe ser regular dando una buena cantidad de agua.

Decora tu jardin con estos arbustos

Los arbustos muchas veces constituyen “el verde”, la base del florero, con sus hojas y ramas, pero también algunos de ellos tienen flores para dar, como las rosas, las hortensias, las abelias, etcétera.

Rosa (Rosa sp.) 
Época de interés: octubre a mayo.
Altura: varía según la variedad.
Partes útiles para cortar: flores, en algunos casos los frutos también.
Características: arbusto semicaduco de floración prolongada.
Observaciones: deben cortarse bien temprano y preferentemente cuando no han abierto completamente.
Los arbustos muchas veces constituyen "el verde", la base del florero, con sus hojas y ramas, pero también algunos de ellos tienen flores para dar, como las rosas, las hortensias, las abelias, etcétera.


Árbol del humo (Cotinus coggygria) 
Época de interés: noviembre-marzo.
Altura: 2-3m.
Partes útiles para cortar: ramilletes de pequeñas flores amarillas, que luego se tornan plumosas.
Características: arbusto caduco, color otoñal.
Duración en el florero: 7 días.

Los arbustos muchas veces constituyen "el verde", la base del florero, con sus hojas y ramas, pero también algunos de ellos tienen flores para dar, como las rosas, las hortensias, las abelias, etcétera.


Copo de nieve (Viburnum opulus) 
Época de interés: octubre y mayo.
Altura: 1,40-2m.
Partes útiles para cortar: los pimpollos verdes o las flores abiertas y las ramas otoñales.
Características: arbusto caduco, con follaje otoñal.
Duración en el florero: 7 días.
Observaciones: los tallos deben rasparse, martillarse y luego colocar en abundante agua.

Los arbustos muchas veces constituyen "el verde", la base del florero, con sus hojas y ramas, pero también algunos de ellos tienen flores para dar, como las rosas, las hortensias, las abelias, etcétera.


Dodonea (Dodonaea viscosa ‘Purpurea’) 
Época de interés: todo el año.
Altura: 1,50 -3m.
Partes útiles para cortar: las ramas con hojas, y cuando están con flor también.
Características: arbusto perenne; sus hojas se tornan rojizas en la temporada fría.
Duración en el florero: 7 días.
Observaciones: por su tonalidad cobriza, queda muy bien con flores blancas, rosadas o de color salmón.

Los arbustos muchas veces constituyen "el verde", la base del florero, con sus hojas y ramas, pero también algunos de ellos tienen flores para dar, como las rosas, las hortensias, las abelias, etcétera.


Azarero (Pittosporum tobira) 
Época de interés: todo el año.
Altura: 2-4m.
Duración en el florero: 9 días.
Características: arbusto perenne.
Observaciones: eliminar los brotes terminales muy tiernos; raspar y martillar los tallos muy leñosos.

Cultivo de Eugenia, arbusto de jardín

eugenia1
Al igual que la Abelia, el arbusto Eugenia es una planta muy apropiada para el cultivo en el jardín. Hoy hablaremos de la especie Eugenia uniflora, que también es conocida por otros nombres, como ñangapirí, capulí, pitanga o cereza de Cayena.
Puede medir hasta siete metros y medio del altura, tiene follaje perenne de color verde intenso. En primavera o verano, de acuerdo a la región, aparecen sus flores de color blanco. Unos veinte días pasada la floración, da unos hermosos frutos ovalados, comestibles, cuyos colores pasan del verde al naranja, y una vez maduros son de un púrpura profundo.
eugenia2

Si es de tu interés cultivar esta maravillosa planta, recuerda que debido a sus características subtropicales necesita mucho sol y no se lleva bien con las heladas. El arbusto, para garantizar su supervivencia, nunca podrá estar expuesto a temperaturas inferiores a los – 3º C.
eugenia4

Su multiplicación es por semillas o por esquejes. Necesita riego regular, y para que sus frutos se vean hermosos y de buen tamaño fertilízala frecuentemente con productos a base de fósforo.

De las lejanas tierras de Australia y Nueva Zelanda llega el Leptospermun

leptospermun
El Leptospermun, arbusto poco conocido, merece un lugar en tu jardín. Hoy les contaré algo sobre esta especie, que he elegido especialmente entre las variedades que puedes cultivar.
Es oriundo de las lejanas tierras de Australia y Nueva Zelanda, y su tamaño es considerado pequeño: de 1 a 1,5 metro de altura. Sus mayores atractivos son sus pequeñas hojitas de color verde y a veces púrpura, y las bellísimas flores, que pueden ser blancas, rosadas y hasta de un intenso rojo.
Debido a las características de su clima de origen, crece bien en temperaturas templadas y tiene buena tolerancia a las heladas. Debes privilegiar para su ubicación los espacios que reciban abundante luz solar, aunque esta especie también puede desarrollarse en la semisombra.
Poco riego para esta planta de crecimiento lento, necesita un par de años para llegar a un buen tamaño. Una de las mayores ventajas de este arbusto es que no necesita muchos cuidados, y te regala hermosas flores en otoño, invierno y a veces en primavera.

La Nandina, una gran arbusto para el jardin

Nandina_domestica
Vistoso arbusto, conocido también por bambú sagrado o divino, es una planta que quedará hermosa en tu jardín. Proviene de china y Japón, pero tú podrás cultivarla en casa, principalmente si vives en zonas de clima templado.
Crece hasta dos metros, aunque también hay variedades enanas, y se caracteriza por sus bellísimas hojas de color verde y anaranjado rojizo, flores blancas y tóxicos frutos, rojos y redondos.
Nandina domestica fruits2
Para su cultivo, suelo fértil y que tenga buen drenaje. Es una planta muy fácil de mantener y resistente a las plagas. Si vives en regiones muy calurosas, ubica la nandina donde haya buena sombra.
Se riega cada tres días en verano y cada diez en invierno, y se multiplica por semillas sin secar.
gulf stream nandina

Arbustos para los jardines: la Poligala

poligala2
Si te agradan los arbustos con bellas flores, elige la Polígala como favorita en tu jardín. También conocida por lechera del cabo, es una planta oriunda de Sudáfrica.
Esta especie se diferencia por sus pequeñas hojitas de un color verde pálido, y vistosas flores de un color intenso, entre púrpura y alilado. De características subtropicales, se adapta bien en climas no muy fríos.
La polígala no tiene grandes dimensiones, crece como máximo hasta los 3 metros. Lo que la hace tan atractiva es la permanencia de sus flores, que si bien en primavera y verano alcanzan su máximo esplendor, están presentes todo el año.
poligala1
A esta variedad le gusta el sol pleno y no tolera las heladas ni las bajas temperaturas. Variedad poco exigente en cuanto a los cuidados, sólo necesitará dos o tres riegos semanales, pero antes de hacerlo hay que esperar que el suelo esté seco para no encharcarlo. El suelo ideal para su cultivo tiene que tener un buen drenaje, preferentemente rico en turba.
Al iniciar la primavera, es bueno agregarle al agua de riego algún fertilizante rico en azufre o potasio. Se aconseja al final del veranopodar todas las flores marchitas y los tallos secos, para que la planta adquiera más fuerza.

Beneficios de los Arbustos

La principal virtud de los arbustos es la de mantenerse y dar su toque al jardín durante todo el año. Igualmente, es con el transcurso de los meses otoñales cuando éstos alcanzan su mayor grado de belleza, impregnándose de diferentes colores, llamativos y encendidos. Sea cual sea su tipo de hoja, es decir arbustos de hoja caduca  o arbustos de hoja perenne, cumplirán a la perfección su función decorativa, además, también, de poder ser utilizados como rompevientos, para resguardar a las demás plantas del jardín.
Los arbustos también cuentan con al particularidad de poder ser plantados en forma solitaria, alejados de otras plantas; de forma conjunta, con otros arbustos; y junto a especies herbáceas. De todas estas maneras, se podrá lograr y elaborar una buena combinación en el jardín, para el deleite de la vista.

Los mejores arbustos para el otoño

Previamente decíamos que, tanto los arbustos de hoja caduca como los de hojas perennes son adecuados para todo el año; igualmente, haremos algunas aclaraciones al respecto. La Hortensia y la Buddleia, ambos arbustos de hoja caduca, pierden a éstas durante el invierno.
Sin embargo, cuentan con la característica de tomar una extraña y particular forma sus ramas, por lo que no deben ser quitados del jardín.

En el caso de la hoja perenne, como el Ceanothus Impressus y el Viburnum Tinus, las hojas perduran durante el invierno, adquiriendo éstas, diferentes gamas de colores. 

En relación directa a las especies de arbustos, ideales para el otoño, aconsejaremos los siguientes: la Syringa Vulgaris, las Camelias, las Azaleas y la Magnolia Stellata, son los ejemplares de arbusto que más color le darán al jardín durante el otoño.

Cultivo de Retama

Arbusto elevado de 2 a 4m, erguido, de ramificación abundante color verde oscuro con pocas hojas muy pequeñas. Flores grandes de color amarillo dorado, vistosas, muy perfumadas, dispuestas en racimos terminales. Fruto legumbre, recubierto con fino vello de color marrón rojizo. Se propaga por semillas en el otoño.

Suelo de la Retama

Especie muy rústica, se adapta a distintos tipos de suelos arcillosos, calcáreos, arenosos y pobres con buen drenaje.

Cuidados y usos de la Retama

Es una planta que por su rusticidad es utilizada en lugares con pendientes, para consolidar taludes y bordes de rutas. Es usada en jardines medianos y grandes como ejemplar aislado, para formar cercos verdes combinados con otros arbustos, o para formar matas en espacios muy amplios.
Para conseguir un desarrollo compacto y mejor floración, debe podarse a principio de la primavera. Únicamente podar aquellas ramas que estén mal orientadas y en mal estado. Cada dos años, para renovar el follaje, se debe podar a 40cm del suelo, una vez finalizado el verano.

Arboles ideales para el jardin

El primer aspecto que se debe de tener en cuenta a la hora de plantar un árbol en nuestro jardín, es el del espacio que se dispone para hacerlo. Esta primera característica es la que determinará el tipo y la especie de árbol, pues, está claro, no se puede cultivar uno que exceda las dimensiones del espacio verde doméstico.
El lugar en que se plantará el árbol también es muy importante. Las características del suelo, el sitio dentro del jardín, son detalles más que importantes, pues debe contar con una buena humedad, con una importante cantidad de luz y con el alimento indispensable para que crezca.
También, otra consideración relevante a la hora de plantar un árbol, es la de no afectar a las demás plantas y flores que crecen en nuestro jardín. El árbol, después de crecido, puede interrumpir la luz de sol que éstas necesiten, así como puede quitarles el alimento que requieran.

Especies de árboles adecuados para el jardín

Por las razones explicitadas en los párrafos anteriores, es que el lugar propicio para plantar el árbol, es tanto o más importante que la especie de árbol que se plante.
Siguiendo adelante, destacaremos ciertas características generales de los árboles. Categorizando, los árboles pueden ser cónicos, llorones, extendidos o fastigiados. Estas diferencias hacen referencia a las formas de los árboles. El espacio del que se disponga determinará el tipo de árbol.
En un espacio chico, los árboles fastigiados pueden ser la mejor opción, mientras que si se cuenta con un espacio mayor, los árboles extendidos son también propicios.
En el orden estético, es importante saber sobre las formas y los colores que tomarán una vez crecidos. Una muy buena opción puede ser las coníferas. Dentro de estos, el enebro, el arce, el ciprés, el pino, el cedro y el arce. Los árboles ornamentales también son clásicos para el jardín. El Guillomo, el Cerezo Japonés y el Gingo, le darán un toque de color y calidad al ambiente.

Aprender a podar arbustos y arboles

La poda, tanto de árboles como de arbustos, tiene diferentes ventajas de acuerdo a las distintas especies de planta. Por ejemplo, los árboles de madereros se podan con de objetivo de tener madera de mayor calidad. En el caso de los árboles frutales, el objetivo es el de obtener mejores y más cantidad de frutos. En el caso de las plantas que tenemos en el jardín, la poda asegura un crecimiento más saludable.
De todas maneras, para que la poda sea adecuada y eficaz, se deben tener en cuenta algunos aspectos importantes, para el resultado sea el mejor. Por ejemplo, si se realiza una poda en demasía, la planta intentará recuperar lo perdido, volver al equilibrio. Con una poda en exceso, también es posible que se produzca una brotación abundante, y dado el alimento y la energía que esto requiere, significará en debilitamiento de la planta.

Cómo realizar la poda

Realizar una poda, significa siempre un gasto de energía para la planta. Por esto es que, haciéndola de la mejor manera, es que se logrará que no sea excesiva la pérdida de energía y alimento. El corte adecuado, debe ser hecho a la altura de la arruga de la rama. La planta, mediante el proceso de compartimentación, por el cual sana la herida, separa el tejido cortado por uno nuevo. Este gasto será el menor si se hace correctamente.
En el caso de los arbustos, la poda se realiza luego de la floración. Así se quitan todas las ramas muertas, dañadas o cruzadas. También se debe realizar, mediante la poda desde afuera, el despunte de las ramas externas, las cuales no afectan la compostura general del arbusto.
En el caso de los árboles, la poda se puede realizar en cualquier momento del año, con excepción de épocas de heladas y en primavera. Habitualmente se lleva a cabo en el mes posterior a la primavera.

Como es el Cerezo

Hablar sobre el cerezo implica, desde el primer momento, hacer referencia la belleza de sus flores, y las deliciosas cerezas, fruto que ofrece esta árbol. Sin embargo, el cerezo cuenta con otros atractivos, quizás un poco menos conocidos que los anteriores, pero no por eso menos importantes.

Un árbol frutal, el cual crece de forma importante, pues puede alcanzar más de veinte metros de altura. La forma del árbol implica una copa grande, en forma de pirámide. Su tronco es fuerte, de madera lisa y de tono marrón, aunque en algunas oportunidades, la madera toma un tinte rojizo.

Cultivo y cuidados del cerezo
El cerezo es un árbol que necesita del frío para crecer de buena manera. Por esto es que, habitualmente, es un frutal que se encuentra en zonas más frías, sobre todo en el proceso de receso. De todas maneras, también puede crecer en zonas cálidas, circunstancia que implica una cosecha precoz.

Las formas más adecuadas de cuidado y mantenimiento del cerezo, radican sobre todo en el tipo de suelo en el que se hayan cultivado. El suelo debe ser profundo y húmedo, calizo, preferentemente. En el caso de que el suelo no cuente con tal humedad, se debe dar un riego constante.

Además del riego, la fertilización y la poda son los otros dos aspectos indispensables para el mejor crecimiento del cerezo. La poda debe buscar una buena formación de la estructura del árbol.

La cereza

La recolección de la cereza, fruto del cerezo, se debe realizar en los meses de verano. La floración del cerezo se da a principios de la primavera, mientras que sus frutos maduran a partir del verano. Existen diferentes tipos de cereza, cuatro para ser más específicos. Por un lado está la guinda, la gordal, la cereza de cabillo corto y la cereza inglesa.

La más dulce y sabrosa es la cereza inglesa, de un fuerte rojo oscuro. La guinda, en tanto, es también roja pero de menor intensidad. La cereza gordal puede ser también roja, así como negra o amarilla. Por último, la cereza de cabillo es corto es de color marrón.