Category Archives: Plantas de Interior

Conoce la Violeta africana

Anuncios Patrocinados
La Violeta africana, la Saintpaulia ionantha botánicamente, pertenece a la familia de las Gesneriáceas. Es una pequeña planta originaria de Tanzania (África) que tras mejoras genéticas constantes se utiliza como planta de interior.
Flores de Violeta africana o Saintpaulia ionantha
La Saintpaulia ionantha es una planta herbácea de hoja perenne, de crecimiento bajo y muy compacto hasta el extremo de que prácticamente carece de tallo. Es pubescente y sus hojas crecen formando una roseta de cuyo centro salen las vistosas flores.
Sus hojas son por lo general oblongoovadas o casi circulares, de aspecto carnoso con un tamaño entre 5 y 8 centímetros de largo. Son de color verde oscuro en el haz recubiertas de un cierto vello y de color purpúreas o rojizas por el envés de tacto liso.
Sus pecíolos alcanzan poco más de 5 centímetros de altura y están recubiertos con un cierto vello. Al final de ellos se desarrollan sus inflorescencias que agrupan entre 7 y 12 flores de unos 3 centímetros de diámetro. En cuanto a su color… los hay puros y combinados, abarcando una amplísima variedad de colores y tonalidades. De la misma forma las hay desde simples hasta diferentes niveles de densidad de pétalos (flores sencillas, semidobles o dobles). Del interior de sus flores emergen estambres fértiles con aparentes cápsulas amarillas repletas de polen.
Comercialmente, la Violeta africana (Saintpaulia ionantha) se vende en floristerías, centros de jardinería y demás tiendas especializadas durante todo el año. Se presenta en macetas de pequeño tamaño que oscilan entre los 10 y 14 centímetros de diámetro.
Sus hojas son muy delicadas por lo que la planta suele comercializarse con la protección de un envase, normalmente una especie de bolsa de papel que recoge todo su follaje.
Una vez en casa, debemos sacarla de él y situarla en un lugar con suficiente luz sin que esta le dé directamente del sol.
Es una pequeña planta de flor ideal para dar un toque de naturaleza y color dentro del hogar. Bien cuidada, la Violeta africana (Saintpaulia ionantha) puede vivir varios años.

El sustrato en la plantación de una planta de interior

La elección del sustrato adecuado en el momento de la plantación de una planta es el principal factor de éxito. Por lo tanto, los sustratos para las plantas de interior son aquellos especialmente indicados para tal uso. Estos son en realidad mezclas bien estudiadas de diferentes materias primas que permiten el perfecto desarrollo radicular de este amplio grupo ornamental.
Begonia elatior
Plantas ornamentales de flor como el Abutilon hybridus, Acalypha, Achimenes, Adenium obesum, Aechmea fascista, Aeschynanthus lobbianus, Allamanda, Ananas, Anthurium andreanum, Aphelandra squarrosa, Ardisia, Azalea japonica, Begonia elatior, Beloperone guttata, Billbergia nutans, Browallia, Calathea crocata, Calceolaria herbeohybrida, Callistephus, Camelia japonica, Campanula isophylla, Capsicum, Cattleya spp., Celosia plumosa, Celosia cristata, Chrysanthemum, Clerodendrum, Clivia miniata, Columnea hirta, Crossandra infundibuliformis, Cyclamen persicum, Cymbidium spp., Dendrobium spp., Dipladenia, Erica spp., Euphorbia mili, Euphorbia pulcherrima, Eustoma, Exacum, Fuchsia, Gardenia jasminoides, Gerbera, Guzmania spp., Hibiscus rosa-sinensis, Hippeastrum vittatum, Hoya carnosa, Hyacinthus spp., Hydrangea, Impatiens New Guinea, Impatiens walleriana, Iris reticulate, Ixora coccínea, Jacobinia, Kalanchoe blossfeldiana, Lilium, Ludisia, Medinilla, Metrosidero, Miltonia spp., Narciso, Nidularium spp., Pachystachys, Paphiopedilum spp., Passiflora, Pentas, Phalaenopsis spp., Primula acaulis, Primula obconica, Punica granatum ‘Nana’, Rosal mini, Saintpaulia ionantha, Schlumbergera, Senecio cruentus, Sinningia speciosa, Spathiphyllum wallisii, StephanotisThumbergia, Tillandsia spp., etc. son las más indicadas para utilizar este sustrato cuando las tenemos dentro del hogar, ya que también es cierto que muchas de estas plantas pueden estar al exterior si las temperaturas son adecuadas.
En cuanto a las plantas de interior ornamentales por su follaje se encuentran el Adiantum, Aeonium, Aglaonema, Alocasia, Aloe, Ampelopsis, Araucaris, Archontophoenix, Areca, Asparragus densiflorus, Asparragus sprengeri, Asparragus falcatus, Asparragus plumosus, Asparragus setaceus, Asparragus umbellatus, Aspidistra, Asplenium, Begonia tiger, Begonia rex, Blechnum, Brachychitum, Calathea sp., Callisia, Caryota, Ceropegia, Chamaedorea, Chamaerops, Clorophytum, Cissus, Cocos, Codiaeum, Codonanthe, Coleus, Cordyline, Corynocarpus, Crassula, Cryptanthus, Ctenamthe, Cycas, Cyperus, Dictyosperma, Didymochlaena, Dieffembachia sp., Dizygotheca, Dracaena sp., Epipremnum, Euterpe, Fatshedera, Fatsia, Ficus sp., Fittonia, Grevillea, Hedera, Hemionitis, Howea, Hoya carnosa, Hypoestes, Maranta sp., Mascarena, Microcoelum, Mikania, Mostera, Musa, Myrmecodia, Nephrolepis sp., Nolina, Pachira, Parthenocissus, Pellaea, Peperomia sp., Philodendron sp., Phoenix sp., Pilea, Platycerium, Plectranthus, Polyscias, Pteris, Radermarchera, Ravenea, Rhapis, Rhoicissus, Sansevieria, Saxifraga, Schefflera sp., Scirpus, Selaginella, Senecio, Soleirolia, Sparmannia, Stromanthe, Syngonium, Tolmiea, Tradescantia, Xanthosoma, Yucca, Zamia, etc.
Como se puede apreciar, existe un amplísimo grupo de plantas y sin duda es casi imposible el acertar en todas. Pero lo que sí es cierto es que en un ambiente de escasa luz, temperatura más o menos constante, sin grandes corrientes de aire, riegos continuos y controlados… los sustratos para las plantas de interior deben de cumplir una serie de requisitos.
Normalmente, su composición es a base de materias primas como turba de Sphagnum, perlita, compost vegetal, extracto de algas, abono orgánico y/o mineral, retenedores de humedad, etc. en las que pueden intervenir todas ellas o no y en las proporciones adecuadas.
Todos estos sustratos deben de tener una estructura muy equilibrada entre aireación y retención de agua, asegurando una buena distribución de la humedad con el objetivo de garantizar un óptimo desarrollo radicular.

Como cuidar los Cactus

Las cactáceas componen la especie más conocida de las plantas suculentas, que se caracterizan por sobrevivir en condiciones de extrema sequía, gracias a su capacidad de acumular agua en sus tallos, hojas o raíces.
Además, los cactus tienen como rasgo distintivo las púas que suelen recubrirlos. Aunque tienen su origen en América, se han extendido por todo el mundo, y cobran cada vez más importancia como planta de interior, tanto sin flores como con ellas, en los más variados tamaños, formas y colores.
 Amantes de la luz y el calor, no requieren excesivas atenciones, aunque para mantenerlos en buenas condiciones durante mucho tiempo hemos de proporcionarles unos cuidados básicos y prestar atención a las enfermedades y plagas.

Aprende a cultivarlo

cactus

Los cactus se reproducen por semillas, que podemos adquirir o recoger nosotros mismos de los frutos; en este caso, tras la recolección, se extraen las semillas del interior y se conservan en papel poroso. Han de estar en perfecto estado, ya que, de lo contrario, el ejemplar no se desarrollará.
El sustrato debe estar bien drenado y ser permeable, para que no se acumule excesiva humedad, que perjudicaría al cactus y probablemente, lo mataría. La mezcla de diferentes tierras depende de la variedad que tratemos y de las condiciones climáticas. Una de las más habituales es unir una tercera parte de turba rubia, otra de arena gruesa y otra de carbón vegetal molido, que además será un elemento destacado en la prevención de los hongos. Por supuesto, es posible adquirir la tierra ya preparada.
La plantación la realizaremos en pequeños recipientes. En el fondo colocaremos gravilla, que permitirá un buen drenaje. A continuación dispondremos una capa del sustrato preparado. Se esparcen las semillas, con un poco de agua, y se cubren con arena gruesa. Para una buena germinación, es necesario proveer humedad; es adecuado cubrir el recipiente con un plástico transparente. Cuando haya brotado, lo trasladaremos a un recipiente mayor, con cuidado de no dañar las raíces.
Asimismo, los cactus también se reproducen por esquejes. Cortaremos una ramificación del ejemplar, dejaremos que cicatrice y los plantaremos en el sustrato.

Riego y abono

cactus

Es importante tener en cuenta que las cactáceas soportan mucho mejor la falta de agua que el exceso de ésta. Una humedad demasiado alta hará morir la planta rápidamente. En cambio, su carencia puede resolverse, ya que percibiremos los síntomas poco a poco: un terreno demasiado seco, o que el cactus adquiera un tono amarillento.
Además, es preferible aportar una buena cantidad de agua de vez en cuando que muy poco a diario. Regaremos sólo cuando el terreno se haya secado por completo. El agua lo echaremos en el sustrato, y evitaremos mojar el ejemplar. Es adecuado añadir abono para garantizar el buen desarrollo; variará en función de la especie.

Cuidado con su salud

cactus

Los cactus no están libres de padecer enfermedades y plagas. La mejor forma de combatirlas es la prevención. Para evitar los hongos, se fumigará un par de veces al año; si los hongos ya han actuado, debido a una humedad excesiva, lo percibiremos en su aspecto, ya que estará recubierto con una pelusa blanca. Para remediarlo, lo retiraremos de su ubicación actual y la colocaremos en un lugar aireado, además de añadir un producto específico.
Las cochinillas también perjudican a nuestra suculenta; lo sabremos cuando aparezcan bultos parduscos; un remedio casero es, tras rasparlos, aplicar una solución preparada con un litro de agua y jabón blando y alcohol de quemar diluidos. Los pulgones y la araña roja también son enemigos de los cactus. Para eliminarlos, utilizaremos jabón líquido con agua en el primer caso y un producto específico en el segundo.

Como cultivar la Salvia splendens

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referente al cultivo de la Salvia splendens. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. puede variar notablemente en los resultados.
Flores de Salvia splendens
La Salvia splendens es una de las plantas de temporada que la podemos englobar dentro del grupo de plantas de primavera y principios de verano. Tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.
La Salvia splendens no es una planta ni aromática y condimentaría, siendo su valor ornamental sus flores que forman coloridas manchas de color en el jardín.
En sustrato indicado en este caso es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 6 y 6,5. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1,5 y 2 ya que los excesos de salinidad no les va bien.
Las temperaturas ideales son entre 8 a 10ºC durante la noche y de 22 a 26ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo, e incluso las temperaturas muy altas pueden dañarlas considerablemente.
La exposición de las nuevas plantas recién plantadas será a pleno sol. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar la Salvia splendens cerca de la ventana con la mayor luz posible. De lo contrario, no florecerá bien y su crecimiento será muy desgarbado.
Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, araña roja, pulgón, la mosca blanca y el minador.
En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, la Alternaria, Mildiu, Corynespora y Roya pueden ser los más propensos a manifestarse.
En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Salvia splendens desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 6 a 10 semanas.

Algunas plantas con flores para la decoración de interiores

Las plantas de interior con flor son aquellas en las que gran parte de su atractivo ornamental reside en sus flores. Todo lo contrario de lo que sucede con las plantas de interior de hoja.
Flores de kalanchoe
Sabemos que todas las plantas de interior, en su lugar de origen a nivel botánico, los son de exterior. Por lo tanto, las denominamos así a este grupo porque son capaces de desarrollarse de forma adecuada en recintos cerrados como hogares, hoteles, restaurantes, etc. con unos mínimos de luz.
Si tenemos que hacer una relación de plantas de interior con flor, la lista es relativamente reducida y más si no tenemos el cuidado necesario para mantenerlas. Por ejemplo, una Azalea o Cyclamen persicum pueden disfrutarse como plantas de interior si tenemos la precaución de ubicarlas muy cerca de las ventanas con una buena iluminación, ya que de no ser así… perderá rápidamente su flor y con ella todo su atractivo ornamental.
Teniendo esto en cuenta, podemos catalogar como plantas de interior con flor:
  • Abutilon hybridus
  • Acalypha
  • Achimenes
  • Adenium obesum
  • Aechmea fascista
  • Aeschynanthus lobbianus
  • Allamanda
  • Ananas
  • Anthurium andreanum
  • Aphelandra squarrosa
  • Ardisia
  • Azalea japonica
  • Begonia elatior
  • Beloperone guttata
  • Billbergia nutans
  • Browallia
  • Calathea crocata
  • Calceolaria herbeohybrida
  • Callistephus
  • Camelia japonica
  • Campanula isophylla
  • Capsicum
  • Cattleya spp.
  • Celosia plumosa
  • Celosia cristata
  • Chrysanthemum
  • Clerodendrum
  • Clivia miniata
  • Columnea hirta
  • Crossandra infundibuliformis
  • Cyclamen persicum
  • Cymbidium spp.
  • Dendrobium spp.
  • Dipladenia

Un tipo de Palmera: La cica


Hojas: Alcanzan una longitud de hasta 2 metros y son rígidas, punzantes y de color verde brillante. Se disponen en forma de ramilletes.

Flores: Son pequeñas y en forma de cono. Pueden ser macho o hembra.
Tallo: Es un tronco semileñoso cilíndrico.
Estilo: Su aspecto recuerda a una palmera.
Altura: Entre 50 cm y 2 m en maceta.

Cuidado:


Abono: Se aplica en primavera o a finales de verano. Si aplicamos algún tipo de fertilizante, conviene quedarse corto antes que pasarse.
Riego: No necesita mucha agua. Lo ideal es regar cada 2 semanas, aunque hay que hacerlo también cuando el sustrato esté parcialmente seco.
Luz: Cultivada como planta de interior necesita mucha luz, junto a una ventana, aunque hay que evitar la exposición directa al sol en las horas de más intensidad (primeras horas de la tarde). En el exterior, la situaremos ensemisombra.
Temperatura: Prefiere los climas cálidos, aunque soporta temperaturas desde -11ºC a 42°C, tolerando heladas cuando se cultiva en el suelo.
Sustrato: Hay que ubicarla en tierra de bosque, más adecuada si está mezclada con residuos orgánicos
Trasplante: Debe realizarse cada tres años durante la primavera.
Multiplicación: Tiene lugar por semillas o por división de los hijuelos.


– Por hijuelos: La época adecuada es la primavera. Brotan en la base de la planta y hay que cortarlos, dejarlos reposar en un sitio fresco de 2 a 3 semanas y plantarlos en un suelo bien drenado.


– Por semillas: Las pondremos en remojo durante dos días y las trasladaremos a una maceta, a la que pondremos en un lugar cálido y regaremos con frecuencia

Plagas y enfermedades: Estas son las enfermedades más comunes de la cica: 


– Ataques de mealy bugs: Si se usa algún insecticida especial, hay que usarlo con cuidado, siguiendo las instrucciones del envase. Siempre hay que regar la cica antes del tratamiento, debe llevarse a cabo muy temprano por la mañana. La combinación de calor, sol y un insecticida puede quemar las hojas. Si la cica sufre el ataque de algún otro insecto u hongo, hay que llevarla a un vivero para su identificación y tratamiento. 


– Ataque de la Cochinilla y de hongos: a causa es un exceso de riego.


– Hojas con puntas marrones: debido a una falta de ventilación al ubicarla en un lugar inadecuado. 


Otros datos de interés:

¿Jardin o macetero?: Se puede cultivar en macetero como planta de interior, aunque es más adecuado hacerlo en el jardín al aire libre.
Resistencia al frío/calor y humedad: Es una planta de climas cálidos, pero puede soportar heladas. Además, es tolerante a la sequía.

Curiosidades:

Las cicas son extremadamente longevas; y ejemplares de muchos años, pueden adoptar formas de crecimiento realmente curiosas; como por ejemplo, varios troncos o cabezas en una misma planta.
Es una planta tóxica para perros y gatos. El principio activo de esta planta es la Cicazina, un veneno que provoca sangrado por la nariz, sangrado al toser y sangre en las heces, debido a los problemas en la coagulación que produce. Los síntomas son gastrointestinales y provoca lesiones en hígado y riñones.
Estas plantas, de las que existen unas 15 especies, fueron muy abundantes durante la era mesozoica, en especial durante el período jurásico. De hecho, este período es conocido como la “Edad de las Cicas”.

Conoce la Drácena

Derivada de la palabra griega drakania, que significa dragona, se conoce a la Dracaena o Drácena. En realidad esta palabra es el nombre de un género que pertenece a la familia de las Liliáceas y que engloba a unas 40 especies tropicales, originarias de África y Asia. En este caso nos centramos en la Dracaena fragrans Massangeana, utilizada de forma muy popular como planta de interior. Esta es nativa de Guinea, Nigeria y otras zonas de África tropical.
Plantas de Dracaena fragrans Massangeana
En España se comercializa durante todo el año en diferentes formatos. Siempre en maceta con tamaños comprendidos entre los 12 a 30 centímetros principalmente y con alturas de 0,3 a 1,5 metros. Por lo tanto, están disponibles desde pequeñas plantas individuales a grupos. En este último caso, en combinaciones de varios troncos situados cada uno de ellos a distintas alturas. Dichos troncos se importan de países tropicales y en los viveros españoles se les enraíza y hace emitir brotes y hojas simultáneamente hasta conseguir su correcto estado ornamental.
La Dracaena fragrans Massangeana, es una planta de aspecto robusto, que presenta una o varias coronas (según su brotación) de amplias hojas brillantes en la parte superior del tronco. Existen numerosas variedades en el mercado, como Lindenii, Rothiana, Knerkii, Victoria… aunque la más popular es precisamente esta, la Massangeana, con su banda central color maíz en el centro del limbo foliar.
Por su robustez es ideal para decoraciones de interior. Su diversidad de tamaños, permite decorar desde un pequeño lugar de la casa hasta grandes salones de restaurantes, hoteles y demás centros comerciales.
Requiere una humedad constante (las hidrojardineras son muy apropiadas para esta planta) y una exposición lo más iluminada posible. Recordemos que se trata de una planta de exterior en su hábitat natural.
Su desarrollo es lento pero constante, pudiendo alcanzar volúmenes de importancia ornamental. Así mismo, debemos evitar las corrientes de aire para que no se produzcan desecaciones indeseadas en las puntas de sus hojas.
En plantas ya adultas, la Dracaenas fragrans Massangeanas pueden llegar a florecer durante los meses de verano, dando lugar a un tallo con numerosas flores estrelladas de color crema. Estas se abren al anochecer y cierran al comienzo del día, así durante muchos días, aportando una fragancia muy intensa.

Macetas con diseños modernos

Si vivís en un departamento y el balcón es el único lugar que considerás para incorporar naturaleza a tu casa, el diseño de esta maceta seguramente te resulte atractivo. Se llama Greenbo fue especialmente ideada para encastrarse en la baranda del balcón. Sí bien aún no están disponibles en nuestro país, es útil ver el ingenio puesto en ellas: sirve como disparador para recrear las formas de decorar el espacio exterior de tu hogar. 

Greenbo está realizado en plástico y viene en distintos y brillantes colores. ¿Qué te parecen estas macetas? ¿Las utilizarías para decorar tu balcón? 




Una flor amarilla muy bonita, Thumbergia alata

thumbergia alatta
Susana ojos negros o Thumbergia alata. Esta es una planta ampliamente difundida en todo el mundo, donde se la conoce por muchos y variados nombres comunes, entre ellos Susan black eyes (por ello el nombre en español que ponemos en el título), ojo de poeta, ojitos negros y ojo de venus.
Se destaca especialmente por su valor ornamental ya que su vistosa floración (que se ve claramente en la imagen de portada) y su deslumbrante follaje, amerita considerarla en un buen plan paisajístico. Es de consistencia herbácea y si bien la mayoría de las veces se elige cultivarla como planta de interior, puede crecer bien en el exterior en condiciones favorables.
La coloración de sus pétalos no se limita a un solo tono: puede ser blanco, azul, anaranjado y varios tonos en la misma gama, pero en todos los casos es constante la presencia de ese “botón” central, responsable de que la mayoría de sus nombres comunes mencionen un “ojo”. ¿Por qué la presentamos precisamente ahora? Porque florece justamente en otoño, pero vale señalar que en invierno, si bien no florece, sostiene su verde plenamente.
Requiere un sitio soleado, riego moderado (intensificarlo en verano) temperaturas medias, con suelo preferiblemente enriquecido con humus y en lo posible protegido del azote del viento. Te la recomiendo especialmente para vestir muros y glorietas, realmente marca presencia y no pasa desapercibida.

Un Balcón agradable

Con la intención de unificar el interior del departamento con el balcón, se decidió repetir la paleta de colores. Pero la necesidad también era refrescar y alegrar este pequeño espacio al aire libre para darle mayor uso y protagonismo. Por esto el color aparece expresado en rayas verticales en contrastantes rojo, turquesa y naranja, sobre un fondo agrisado. 
Las macetas cúbicas de fibrocemento pintada, repiten los colores de los muros laterales. Las rayas continúan con las formas lineares de las especies vegetales elegidas, de follaje acintado: los Phormium tenax. Un deck de madera es la base, que se decidió dejarlo de su color natural. 
Una mecedora y dos puf rojos generan las situaciones para sentarse dentro del balcón y disfrutar de la vista abierta que posee. Los toldos desplegados, también grises, dan la posibilidad de generar un espacio más íntimo y ampliar el interior.

Como decorar la oficina con plantas

jardinería interior

A la hora de acercar el mundo del diseño de jardines al interior de los edificios nos encontramos siempre con dificultades, las propias de un entorno cerrado donde no hay suelo y el clima está controlado. En el caso de las oficinas, hay que añadir el componente estético, ya que es fundamental un entorno agradable de trabajo en el que las plantas fomenten la armonía y la concentración. En este reportaje os mostramos el trabajo de ajardinamiento interior de las nuevas instalaciones de una empresa en Alcorcón (Madrid) llevado a cabo por Arte y Paisajes Urbanos S.L.
Se trata de un espacio diáfano rectangular situado debajo de un tragaluz del edificio, de 30 m². El suelo es de hormigón, por lo que las plantas tienen que ir en tiestos. Es la zona de trabajo de las oficinas y el acceso a la segunda planta. Como se puede ver en las imágenes, se trata de un espacio reducido pero al que se le pretende sacar el máximo partido.

Materiales empleados

  • Macetas de zinc plata / negro
  • Marmolina
  • Piedras de musgo
  • Fuente
  • Luces

Descripción del ajardinamiento

Se pretende decorar un espacio interior con plantas y crear un ambiente agradable para los trabajadores y los visitantes. El sonido del agua de la fuente y la vegetación ayudan a crear un favorable clima de trabajo y a mejorar el entorno de una oficina. Gracias a la enorme claridad que deja entrar la bóveda superior del edifico, se ha podido huir del típico despacho sin luz natural y de espacios reducidos, lo que favorece, sin duda, el desarrollo de las plantas.
Lo interesante de este ajardinamiento no es en sí la utilización de plantas de interior para decorar, ya que muchas oficinas hacen uso de ellas, sino la disposición de éstas para crear un conjunto ajardinado unitario, más habitual en jardines exteriores, y no como piezas independientes dentro de las distintas estancias de un edificio de oficinas, que es lo mas común.
jardinería interior jardineria interior
Esta solución no siempre puede llevarse a cabo, ya que se han de presentar una serie de factores para prever la buena conservación de estos espacios en el tiempo. Los más importantes son:
  • Temperatura: sin oscilaciones muy acusadas, regulada por el sistema de calefacción y aire acondicionado que existe en el edificio.
  • Luz: cuanta más luz, sin llegar a ser sol directo, mejor.
  • Ausencia de corrientes de aire: las rachas de aire pueden perjudicar a las plantas.
  • Agua: jardineras con auto riego, instalación de sistema de riego automático o posibilidad de regar las plantas según las necesidades de cada especie.
Respecto al material vegetal empleado, destacamos las siguientes especies: Schefflera, Ficus benjamina, Anthurium, Kalanchoe, Mandarino, Dracena fragans, Dieffembachia, Ciclamen, Spatifilum, Areca, Cyca revoluta.
jardinería interior jardinería interior jardinería interior

Descripción de los trabajos realizados

  • Primero colocamos las macetas de zinc en su lugar definitivo, tal y como venía establecido en el plano de diseño.
  • Plantamos las especies en las macetas y jardineras. Colocamos una capa de arlita para favorecer el drenaje y después rellenamos con sustrato para plantas de interior.
  • Una vez cultivadas, limpiamos el suelo y colocamos la fuente y los cables de luz con los focos.

El paisajismo en pequeños espacios

Actualmente los espacios tienden a reducirse, por eso suele preocuparnos el lograr aprovecharlo de una manera eficiente. En estos casos, siempre es aconsejable recurrir a un profesional del paisaje, que sabrá planificar ese espacio tamizado por un estilo ajardinado y una distribución práctica del mismo.



Para las personas aficionadas que deseen realizar su propio jardín, recomendamos que no se asusten por pequeño que éste sea. En el mínimo espacio se pueden obtener resultados sorprendentes sin dejar de ser sensatos. Suele ser un obstáculo muy frecuente el pensar “total, en estos 20 metros ¿qué voy hacer? Lo dejo solado y ya está”. Evidentemente es una solución tan cómoda como antiestética, pues nunca, por vistoso que sea un suelo, se puede igualar a la belleza de un pequeño trozo ajardinado y demuestra, por parte de quien toma esa decisión, que no le gusta vivir en contacto con la naturaleza.

Una vez que sepamos las posibilidades que tenemos, nos pondremos manos a la obra teniendo en cuenta que en este reportaje vamos a aconsejar cómo sacar mayor partido a un espacio reducido y que no se trata de ofrecer consejos de diseño de tal espacio.

  • Las plantas de colores claros (glaucos, grises, áureos, variegados…) dan sensación óptica de mayor espacio ya que los colores claros reflejan más la luz y de manera más clara que los verdes.

  • La misma sensación la encontramos con los vegetales de hojas pequeñitas, que suscitan un efecto ‘psicológico’ de lejanía, lo contrario que las especies con hojas grandes, que ahogan la sensación de espacio vital.

  • Intentaremos crear distintas zonas, aunque sean muy reducidas, pues ópticamente provocan mayor sensación de conjunto que dejar una zona unificada o bien diáfana, donde la vista pierde la percepción real del espacio comparativo. De todos es sabido que, cuando comenzamos a amueblar una habitación vacía (que nos parecía pequeña) es cuando nos damos cuenta de sus dimensiones reales.

  • En pequeñas porciones de terreno, no utilizaremos césped y, si lo hacemos, será en zonas muy puntuales.

  • Si creamos parterres nunca serán rectos (romos), sino terminados en picos (trapezoidales) o en forma de óvalos y elipses.

  • La creación de desniveles no es un truco óptico para dar sensación de amplitud a la vista, es que realmente se agrandan unos metros la superficie.

  • Recurrir a los desconocidos y encantadores trampantojos también es buena idea. Se trata de pinturas en la pared o muro de un patio o jardín que, como su propio nombre indica es “una trampa al ojo”, creando falsas perspectivas de profundidad o lejanía.
 
flor rosa
  • En cuanto a los objetos decorativos, se deben utilizar con suma precaución: sólo los justos y nunca pequeños. Es mejor decantarnos por pocos y de un tamaño normal, tampoco excesivamente grande, a varios diminutos que ni se luzcan y enturbien el jardín creando la sensación de ‘Feria de miniaturas’.

  • Los elementos sonoros, como juegos de agua (fuente de pared, un pequeño surtidor), campanillas por los árboles, plantas sonoras como el bambú, etc, proporcionan bienestar debido a la sensación espiritual de ‘espacio vital’ a través del oído.

  • Si se trata de un patio, nunca pintaremos sus tapias o muros de colores agresivos, sino que optaremos por tonos neutros y blancos sucios, como marfil, algodón, blanco ensabanado, blanco roto, cáscara de huevo, blanco arena, etc. No es buena idea llenar las paredes con los tan recurrentes platos de cerámica, faroles de pared, maceteros, etc.

Los jardines verticales para interior

La firma Flowerbox ha puesto en el mercado el concepto innovador que introduce el jardín vertical de interior al alcance de todos los hogares, oficinas, restaurantes, tiendas… con un diseño moderno, atractivo y personal.
Jardín vertical de interior
Este concepto permite ver las plantas de otra manera, el verde en sentido vertical. Artístico y decorativo desde un punto de vista más democrático, accesible para la gran mayoría. Una forma a medio camino entre la venta tradicional de flores y la decoración de interiores. Es el ‘diseño vegetal‘ que da nueva vida a las paredes.
Con el objetivo de sorprender con un regalo exclusivo, original y vanguardista de cara a las navidades, esta empresa ha sacado nuevos modelos. Además, ofrece piezas únicas, ya que te permite componer a tu antojo, personalizando tanto el soporte, el color, el tamaño y la flor o la planta de tu elección.
En conjunto, se pueden encontrar productos partiendo de un precio muy económico, pasando por propuestas asequibles hasta soportes más lujosos. Una manera accesible para crear tu propio jardín vertical de interior en casa y disfrutar de la naturaleza desde otro punto de vista.

Los cuidados de la Gardenia

La Gardenia es un arbusto de hoja perenne de color verde oscuro, hojas brillantes, ovaladas y flores que van desde el amarillo pálido al blanco cremoso. La Gardenia tiene su origen en China y Japón, prosperando al aire libre siempre expuestas al sol.
1
Los suelos ácidos y bien drenados son los ideales para las gardenias, ya sea que se cultiven en macetas o en el suelo. Mantener las raíces húmedas garantizan tener una planta sana.
Si bien a las gardenias les hace bien mantenerse húmedas, cuando la humedad es excesiva, existe el peligro de que aparezcan hongos y esto también se puede dar cuando las gardenias están cultivadas muy juntas entre sí.
2
Cada vez que rieguen sus plantas de interior, comprueben que la capa superior del suelo esté seca antes de echar agua y cuando el agua se acumule debajo de la planta, vacíenla. Una gran idea es colocar las plantas de gardenias en una bandeja llena de piedrecillas. El agua puede ser vertida sobre las piedras para proporcionar humedad a las plantas y nunca habrá humedad en exceso así.
Entre las plagas comunes que tienen las gardenias, se encuentran los áfidos, las arañas y ácaros y las moscas blancas, entre otros. La mejor manera de mantener estas plantas sanas es evitarles el hacinamiento, la humedad excesiva y las temperaturas inadecuadas.
En total, deben haber unas 200 especies de gardenias, la mayoría de tipo híbridas. Algunas de estas especies se cree que tienen propiedades medicinales, sin embargo, hay que tener cuidado si se piensa consumir una parte de ella, es mejor consultar a alguien experto para evitar el peligro de intoxicación.

Como se deben regar las plantas de interior en invierno

En el invierno, las plantas necesitan una menor cantidad de agua que en las otras estaciones. Esto se debe a que están en estado de reposo, debido a la falta de calor y luz que reciben diariamente.

En la mayoría de los casos, un riego semanal es suficiente, aunque tenemos que prestar atención a un factor muy importante como es la calefacción dentro del hogar. Esto suele resecar el ambiente y la planta necesitar más humedad.

Anuncios Patrocinados

Si notamos que alguna planta presenta partes marchitas o secas será conveniente retirar estas partes, para evitar que gaste sus energías en vano

La observación directa es la que siempre va indicar las necesidades de agua de cada ejemplar.
Si aún tenemos dudas, para no abusar del agua o darle de menos, una forma sencilla de comprobar la falta del líquido vital es tocar el sustrato y tierra con la yema de los dedos, y si se encuentra seco, debemos regarlo. Si aún está húmedo, debemos esperar un poco más.

Tipos de Ficus, Ficus Robusta

El Ficus robusta es el segundo más popular como planta de interior después del Ficus benjamina. Pertenece a la familia de las Moráceas y es originario del Asia tropical… nativa del nordeste de India (Asma), sur de Indonesia (Sumatra y Java). Fue introducida en Europa como planta de interior en 1815. Su nombre científico es Ficus elástica, aludiendo su término ‘elástica’ a su goma, ya que de él se obtenía el caucho.

Se le conoce popularmente como Ficus robusta, nombre de la variedad que lo lanzó popularmente al mercado como planta ornamental de interior. Otros nombres populares son ‘árbol del caucho’, ‘gomero’, ‘ficus de hoja grande’, ‘árbol del caucho’, ‘ficus decora’, ‘árbol de la goma’, ‘higuera cauchera’, etc.


En su estado adulto, el Ficus robusta es un árbol de copa amplia, de hoja perenne y que alcanza una gran altura, sobrepasando los 15 metros con facilidad y en relativo poco tiempo (se conocen alturas de hasta 40 metros). Su tronco es muy grueso y muy ramificado desde casi su base. Esta robustez contrasta con la cierta fragilidad de su madera ya que puede romperse fácilmente durante los días de fuerte viento si sus ramas se encuentran poco protegidas.

Las hojas del Ficus robusta son alternas, elípticas y coriáceas, de color verde intenso o casi rojizo según la variedad (verdes, bronceadas y variegadas) en el haz y de color algo más claro en el envés. Su tamaño puede ser de hasta 30 centímetros de longitud, unidas a la rama con un pecíolo de unos 5 centímetros. Sus yemas en desarrollo destacan porque sus jóvenes hojas, antes de abrir, están envueltas en una larga estípula de color rojiza o rosada.

Sus frutos carecen de valor ornamental y sólo aparecen a partir de varios años de edad. Estos son esféricos con un diámetro de poco más de un centímetro y con una superficie lisa, verdosa y punteada.
Como Ficus robusta ornamental de interior, sólo se comercializa en su estado más joven, ya sea como planta individual de un solo tallo o ramificado, así como en un conjunto de varias plantas también de un solo tallo cada una o ramificadas. Todo dependerá del tamaño y la ejemplaridad deseada.

Como cuidar las plantas del interior de la casa

El hábitat natural de las plantas no es precisamente el interior de una casa, y dentro de un ambiente artificial, la planta depende únicamente de ti para cubrir todas sus necesidades.
1
Como las plantas dependen de ustedes para sobrevivir, deben saber cuáles son los requisitos básicos para cuidarlas bien. Entre los elementos básicos necesitan las plantas para su crecimiento están:
  • La temperatura del aire.
  • Agua.
  • Luz.
  • Humedad.
  • Poda.
  • Abono.
  • Control de plagas.
  • Buen drenaje.
Las plantas difieren en calidad y cantidad de estas necesidades para crecer con éxito. Saber cómo cuidar las plantas es la mejor manera de satisfacer sus necesidades.
2
Temperatura del aire: La mayoría de las plantas tolera bien las fluctuaciones de temperatura, aunque los extremos siempre son malos para ellas, ya que puede detener su crecimiento.
Luz: Las plantas no pueden ser mantenidas bajo techo, ya que necesitan luz para crecer. No deben olvidar que las plantas producen su alimento a través de la fotosíntesis. Una buena iluminación artificial ayudará a la planta a crecer bien.
Cuando las plantas crezcan en una sola dirección, deben rotarlas para que tomen sol por la otra parte.
Agua: Hay que mantener la tierra de las plantas húmeda, pero no tanto para que se pudran, ni tan poco para que las raíces en su desesperación por hallar agua, crezcan hacia arriba exponiéndose a plagas.
Poda: Las plantas hay que podarlas para que crezcan más espesas, sin embargo, esto debe hacerse solamente cuando es verano o primavera, ya que en invierno las plantas no están en fase de crecimiento activo.
Abono: Las plantas hay que abonarlas o fertilizarlas cada 14 días, con un fertilizante que contenga nitrógeno, fósforo y potasio, elementos clave para el buen crecimiento de las plantas.

Como cultivar el Coleus

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referente al cultivo del Coleus. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. puede variar notablemente en los resultados.
Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y principios de verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven),  procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.
El Coleus es una planta de bellas hojas, ideal para disfrutarse también como planta de interior.
En sustrato indicado en este caso es un “sustrato universal” o un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,7 y 6,2. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1,5 y 2.
Las temperaturas ideales son entre 10 a 12ºC durante la noche y de 20 a 25ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.
La exposición de las nuevas plantas recién plantadas será a la sombra, el sol directo puede dañar su follaje. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar el Coleus cerca de la ventana con la mayor luz posible sin que esta llegue a ser directa. De lo contrario, sus hojas no tendrán el espectacular colorido que les caracteriza.
Las plagas más comunes que se pueden presentar en el Coleus son el pulgón y la mosca blanca.
En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, el Pythium y la Botrytis pueden ser los más propensos a manifestarse.
En estas condiciones, el tiempo de cultivo del Coleus desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 8 a 12 semanas.

Detalles de Ficus benjamina

Entre las diferentes formas de presentación que podemos encontrar al Ficus benjamina como planta ornamental de interior, se escuentra el formato denominado Ficus benjamina trenzado.
Ficus benjamina trenzado
Este modelo de Ficus benjamina es muy apreciado por su estética y singularidad, aunque también es cierto que no todos poseen el mismo acabado y este será uno de los aspectos a tener muy en cuenta a la hora de comprarlo.
El modelo de Ficus benjamina trenzado comienza a configurarse desde su inicio en el vivero. Es cultivado en invernadero partiendo de varios esquejes plantados juntos en la misma maceta. Seguidamente, durante su proceso de desarrollo, se han ido quitando mediante la poda las hojas y ramas laterales de cada una de estas plantas, a la vez que se trenzan sus troncos cada vez que la longitud de estas ramas principales lo permite.
Una vez que el tronco trenzado llega la altura deseada, estas ramas principales se podan y a partir de ahí y mediante podas de formación consecutivas, se trabaja la forma de su copa. Esta labor conlleva tiempo y trabajo dedicado a cada planta, repercutiendo su cantidad en la calidad del acabado final. A más podas… más tiempo de cultivo… pero mayor densidad de follaje.
Destacar que en el desarrollo natural de sus troncos, con el tiempo, estos llegan a soldarse, tomando un aspecto mucho más ornamental.
Por lo tanto, ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de adquirir un Ficus benjamina trenzado?
  • Que se encuentre sano y con un claro vigor visible.
  • Que su copa esté bien densa, formada y proporcionada a la altura total de la planta.
  • Que el tronco esté limpio de ramas y posibles restos de rafia, bien recto y el trenzado sea elegante y esté bien acabado.

Decoración de la oficina con plantas

Las plantas de interior no sirven únicamente para aportar colorido y esplendor a nuestras casas. Nuestro lugar de trabajo también se presta a recibir ese toque de naturaleza que nos hace sentir mejor y, sobre todo, nos anima a desarrollar nuestra actividad laboral de forma más eficaz.
Cuando pensamos en introducir una planta en nuestra oficina, lo primero es determinar qué finalidad va a tener. Podemos mejorar la calidad del aire utilizando drácenas o cintas, capaces de limpiar y reciclar partículas que ensucian el aire y empeoran el ambiente, tales como el tricloroetileno o el benceno. Si, por otra parte, nuestra intención es la deseparar distintos espacios de la oficina, la calatea o la costilla de Adán son plantas perfectas para este fin.
¿Y esos despachos aburridos donde sólo se respira seriedad? Un bonsái en el sitio adecuado puede romper con ese clima frío y austero, aunque una palmera también aportará un toque tropical que contrastará con el monótono color marrón típico de estos espacios. Sea cual sea nuestro objetivo, debemos ser conscientes de que las condiciones que se dan en el interior de una oficina no son iguales a las de nuestro hogar, especialmente en lo referente a la luz.

Mejoremos el aire de nuestro trabajo

Gracias a la puesta en marcha de la ley antitabaco, el ambiente que se respira en las oficinas de nuestro país hamejorado notablemente. A pesar de esto, el carácter de espacio cerrado que suelen tener los lugares de trabajo, a lo que podemos sumar la presencia del aire acondicionado y climatizadores, hacen que el aire que respiramos no sea de la mejor calidad.
plantas en el trabajo plantas en el trabajo
Si introducimos plantas específicas que reciclen el ambiente, podemos llegar a eliminar el 80% de la contaminacióninterna de la oficina, algo que agradecerán aquellos trabajadores con mayores problemas respiratorios. Las drácenas (o tronco de Brasil) son excelentes para esta labor, ya que apenas requieren cuidados y lo único que necesitan es un riego semanal, pudiendo espaciarlo en épocas de frío. Lo ideal es mantener sus hojas lo más verdes posibles para que cumplan mejor su labor de reciclaje, por ello deberemos procurar que tenga siempre mucha luz.
plantas en el trabajo plantas en el trabajo
Otro género cuyas hojas tienen excelentes propiedades depurativas es el de la cinta, muy frecuente en el interior de nuestros hogares. Es realmente resistente, y sólo te pedirá un poco de luz para poder vivir, siempre procurando que no incidan los rayos del sol directamente sobre ella. A las drácenas y las cintas se le suman una larga lista de plantas que filtran el aire y pueden adaptarse a tu lugar de trabajo: ficus, espatifilo, el popular poto, filodendro o la palmera chamaedora son sólo breves ejemplos.

Separa los espacios de forma natural

Dentro de toda oficina, lo normal es que cada departamento esté ubicado en un sitio determinado, separados en muchas ocasiones por aburridas paredes de plástico. ¿Qué te parece alegrar esos biombos con plantas trepadoras? La hedera es una opción fantástica ya que, a pesar de ser una hiedra, resiste muy bien en el interior de los hogares. El roiciso o ¿viña de apartamento¿ también es ideal para cubrir esos espacios de separación tan austeros que solemos encontrar en el trabajo.
Otra opción interesante es utilizar distintos tipos de crasas en recipientes con grava, de diversos colores, para aportar calidez y romper con el clima de frialdad propio de una oficina. La siempreviva o el senecio son unas candidatasperfectas, ya que apenas requieren atención por nuestra parte y se adaptan a la perfección a todo tipo de ambiente.

ventana plantas en el trabajo
Si lo que buscamos es introducir algo de alegría en nuestro lugar de trabajo, podemos recurrir a flores como la tilansia o la vriesia, algo más delicadas de cuidar que las plantas anteriores, pero mucho más vistosas. Conviene humedecer sus hojas tres veces por semana, y es muy recomendable alejarlas de radiadores y máquinas de aire acondicionado, ya que son muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura. Si se adaptan bien, su flor en forma de pluma llenará de color hasta el despacho del jefe.

Algunos consejos que deben tenerse en cuenta

– Antes de planificar qué plantas van a ocupar tu oficina, consulta al resto de empleados. Puede darse el caso de que alguno sea alérgico a alguna especie determinada.
– Si el cuidado de las plantas lo vais a realizar entre todos, conviene llevar un ‘cuaderno de notas’ de las distintas plantas, apuntando los riegos, abonados, trasplantes, etc.
– Hay que tener en cuenta que en época de vacaciones, muchas oficinas permanecen cerradas y no entra nada de luz. Elige bien qué plantas vas a introducir teniendo esto en consideración.
– Hay que pensar que el desembolso a la hora de tener plantas en el trabajo no reside sólo en la adquisición de los ejemplares. Posteriormente habrá que comprar fertilizantes, macetas nuevas, utensilios, etc. Conviene tener un presupuesto para eso.
– La luz directa del sol durante muchas horas puede ser el peor enemigo para nuestras plantas de oficina, ya que solemos colocarlas cerca de grandes ventanales. Un consejo sencillo es colocar estores que nos permitan regular la cantidad de luz que queremos dejar entrar.