Category Archives: Otoño

Algunos consejos para tus plantas en otoño

– Recordar que es importante hacer una 2ª etapa para eliminar el grillo topo, que tanto daño ocasiona al césped y a los canteros. Preferentemente, usar el granulado, ya que no es tóxico para los pájaros. Una vez controlado el ataque, ya no es necesario esparcir el granulado por todo el césped. Es preferible anotar dónde aparecieron los montículos de tierra en primavera, y aplicar sólo en esas zonas, porque las larvas no hacen montículos de tierra molida. 
– Dividir plantas que se quieren regalar, o ubicarlas en otro lugar del jardín, siempre reduciendo la cantidad de follaje por lo menos en un 50%. 
– Las rosas deben fumigarse, con fungicida, hasta que termine el calor y la humedad. Toda hoja amarilla e infectada que caiga al suelo de los rosales debe recogerse y arrojarse a la basura, y nunca colocarlos en el mantillero. 
– Mantener limpias y afiladas las herramientas, especialmente la pala de puntear y las tijeras de podar. A éstas últimas, después pasar por las cuchillas un algodón o paño con alcohol. 
– Revisar el riego y controlar que los picos no hayan quedado muy bajos o escondidos entre las plantas, después del crecimiento durante el verano. Según el clima y régimen de lluvia, ir reduciendo los tiempos de riego. 

Como cuidar tu jardín en Otoño, algunos consejos

– Limitar los riegos al mínimo; esta es época de reposo. 

– Pulverizar el follaje con agua cada 3 días, para crear humedad ambiente y compensar la sequedad generada por la calefacción. 
– Regar a temperatura ambiente. 
– Recortar las hojas secas y amarillentas, para que no se desluzca la planta. 
– Como la intensidad lumínica disminuye y se acortan los días, es conveniente agrupar las macetas más cerca de las ventanas. 
– No fertilizar las plantas de hoja hasta la primavera, y disminuirlos de a poco en las que tienen flor, como las Spathiphyllum, Anthurium, Saintpaulia jonantha (violeta africana). 
– Realizar podas de limpieza de ramas secas y entresacado de ramas, para mantener el volumen deseado de enredaderas y arbustos. La poda controla dimensiones. 
– Incorporar compost a las macetas o jardineras en las que haya bajado el nivel de tierra, sin tapar el cuello de las plantas. 
– Dividir matas de las herbáceas que florecen en primavera y verano para que sus raíces, rizomas o tubérculos, no presionen las paredes de las macetas y causen rajaduras. 
– En zonas con heladas, mantener el follaje para que proteja las raíces hasta los primeros calores primaverales. En la latitud de Buenos Aires o lugares protegidos, cortar el follaje para que no desluzca la planta. 
– Controlar que los drenajes de las macetas que estén en perfecto estado, de no ser así agujerear con un taladro los laterales inferiores para que drene el exceso de agua
– Trasplantar las especies que hayan desarrollado un gran volumen aéreo durante el año, a macetas más grandes con un sustrato compuesto por tierra negra, humus de lombriz, resaca, turba y perlita, para lograr un mejor crecimiento primaveral. 

Como cuidar tu jardin durante el otoño

1.- Retire de la tierra de las macetas las sales que provocó el riego abundante del verano. Quite la capa superior de tierra compactada color gris blanquecino y coloque humus de lombriz y tierra abonada e- su reemplazo. 


2.- Las florales de verano se cambian por las de invierno. En balcones soleados y de media sombra se pueden plantar violas, prímulas, crisantemos y caléndulas. Si el lugar es frío y algo ventoso, las violetas de los Alpes funcionará- muy bien. Elija colores cálidos: se destacará- e- épocas grises. 

3.- Es momento de plantar bulbosas de floración invernal y de principios de primavera: crocus, tulipanes, narcisos, anémonas, leucojum, jacintos, scillias. 

En una maceta de 30 cm de profundidad, como mínimo, disponga una base de piedra partida o canto rodado. En la cama de plantación coloque harina de huesos como fertilizante orgánico, cubra la misma con una capa de tierra y luego plante. Recuerde que, como regla general, la profundidad de plantación debe ser igual a 3 veces la altura del bulbo. En maceta, la distancia entre ellos será de entre 5 y 7 cm. En la mezcla final con la que se taparan los bulbos es conveniente agregar una parte de conchilla o arena gruesa, que airea bien la tierra y no permite su compactación. Un consejo útil: al plantar los bulbos, espolvoréelos con azufre o algún funguicida sistémico (Carbendazim, Benomil), los protegerá del ataque de hongos durante la brotación. 

Ubique las macetas en lugares frescos luminosos, con sol de mañana. 

4.- Es ya época de plantar coníferas, sobre todo las no muy altas y dddddddde crecimiento lento, que funcionan bien en recipientes. 

– Chamaecyparis pisífera nana: tiene una altura de entre 60 y 80 cm. Su follaje, verde claro en primavera, vira a verde intenso durante el invierno

– Chamaecyparis obtusa ‘Bronze Pygmy’: llega a los 60 cm. El amarillo intenso de los brotes pasa, en el verano, a un amarillo bronceado. 

– Cryptomeria japonica nana: de 1,2 m, tiene una copa globosa y aplanada. El follaje es verde claro en verano y verde intenso en invierno

– Juniperus horizontalis: dentro de este grupo, muy decorativo, se encuentran variedades de alturas eque no superan el metro y coloresque vav del verde al azulado. 

5.- Proteja las especies delicadas de los vientos fríos con los arbustos más fuertes que tenga. Existen prácticas ruedas plásticas que se pueden pegar en la base de las macetas más pesadas (colocar 3 en triángulo) para facilitar su traslado. 

El jardín en el otoño

Si bien los colores y la intensidad que muestran las flores, durante los meses de mayores temperaturas, son espectaculares, el otoño también es una época propicia para plantar y disfrutar del jardín. Existe una gran variedad de especies de plantas ideales para el otoño.
Estas especies alcanzan su floración en diferentes instancias de los meses otoñales, ofreciendo una atractiva diversidad de colores. De acuerdo al cuidado del jardín y al mantenimiento de las plantas, recomendamos el riego constante y fluido, además de la mayor cantidad de horas de sol posibles.
Es posible que alguna especie cuente con ciertas particularidades en relación a su más apropiado mantenimiento, sin embargo, podemos asegurar que manteniendo un buen riego y contando con la suficiente luz solar por día, las plantas gozarán de buena salud.

Plantas para el otoño

En primera instancia, enlistaremos una serie de plantas propicias para vestir nuestro jardín en el otoño, contando, posteriormente, las características particulares de cada una. El Girasol, el Crisantemo, el Bignonia, el Áster, el Crocus, el Sedum, la Ixia y la Francesilla.
El Girasol ofrece flores de gamas doradas, marrones, naranjas y rojas. Esta planta cuenta con floración tanto en verano como en otoño. El Crisantemo, en tanto, es propia del otoño, y cuenta con similitudes con la Margarita.
El Bignonia es un arbusto que alcanza buen tamaño. Ofrece tonos naranjas y rojizos y florece en las primeras semanas del otoño. El Áster también florece en los albores del otoño, sin embargo ofrece una diversidad de colores muy grande.
El Crocus es una especie pequeña, propicia para el marco decorativo, en macetas o cestas colgantes, con colores amarillos y púrpuras. El Sédum también funcional a la decoración del jardín; ofrece variados colores y hojas carnosas de un verde intenso.
Por último, la Ixia, requiere de un cultivo anterior, durante la primavera. Sus flores son hermosas al igual que el color de sus hojas.  Al Francesilla, en cambio, es una especie de verano, pero llega a florecer tardíamente en pleno otoño.