Tag Archives: Plagas

botritis

Cuidado con las plagas de invierno

Anuncios Patrocinados
Botrytis cinerea, plaga de invierno
Es un hongo patógeno de muchas especies vegetales, aunque su hospedador económicamente más importante es la vid. En viticultura se conoce comúnmente como podredumbre de Botrytis; en horticultura normalmente se llama moho gris.
El hongo ocasiona dos tipos diferentes de infecciones de las uvas. Por una parte, la podredumbre gris, que es el resultado de una infección de plantas empapadas o en condiciones de humedad, y típicamente produce la pérdida de los racimos de uva afectados. El segundo tipo de  infección es , podredumbre noble, ocurre cuando a unas condiciones de humedad le suceden otras de sequedad.
Las características de Botrytis en la vid, es durante el crecimiento de la misma, probablemente la Botrytis esta siempre disponible para parasitar la planta. Hay que preocuparse de controlar este hongo cuando la planta esta más susceptible.
El hongo inverna como esclerocios, restos de micelio y esporas en sarmientos y residuos infectados de la temporada anterior, también puede estar en maderas y rastrojos. Las posibilidades de infección por Botrytis cinerea son tan numerosas que resulta inevitable el ingreso de abundante inóculo al parronal cada año.
Las esporas producidas en los residuos infectados son diseminadas por las gotas de lluvia y viento, desde donde infectan los tejidos susceptibles: hojas, flores y frutos. La infección primaria ocurre en los estigmas de las flores , donde  las hifas del hongo crecen dentro de los estilos hasta alcanzar los ovarios.
Anuncios Patrocinados
mariposa-de-agrotis

Control de plagas con ferormonas

Anuncios Patrocinados
Las feromonas agrícolas se utilizan como medio de control para plagas de muy diversa índole. Durante décadas, la dependencia de insecticidas convencionales ha sido la referencia en el control de plagas pero actualmente crece la tendencia a la utilización de productos menos agresivos para este fin y entre ellos, las feromonas agrícolas.
Mariposa de Agrotis
Las feromonas agrícolas son sustancias químicas de síntesis o naturales que incorporadas en “trampas especiales” provocar un comportamiento determinado en un individuo de la misma u otra especie, normalmente atrayéndolo hacia la fuente emisora.
Entre sus ventajas se encuentran, además de ser inocuas, su gran alcance eficaz y la evitación de obstáculos puesto que las feromonas agrícolas viajan por el aire. Por ejemplo, algunas mariposas de los machos de Saturnia pyri son capaces de detectar el olor de la feromona hembra incluso a 20 kilómetros de distancia.
Por lo tanto, las feromonas agrícolas son diferentes “aromas o mensajes químicos” utilizados como medio de comunicación, especialmente para atraerse sexualmente.
Actualmente, el uso de feromonas sexuales agrícolas para el control de plagas está basado en la utilización de compuestos de síntesis que provocan la misma reacción en los insectos adultos que los atrayentes naturales.
Cada especie tiene su feromona sexual específica y por lo tanto además de las ventajas antes mencionadas, se suman el que actúan de forma específica sobre la especie en concreto, no afectan a los insectos depredadores, tienen muy baja toxicidad para los animales superiores, no deja residuos contaminantes, etc.
La aplicación de estas feromonas agrícolas está orientada principalmente a su uso como técnicas de evaluación (Monitoring) para evaluar el crecimiento de la población de la plaga en cuestión y establecer el momento óptimo de tratamiento; técnicas de captura masivas (Mass Traping) de insectos machos para evitar la reproducción de esta plaga; técnicas de confusión sexual (Mating disruption) que funcionan liberando en el ambiente una gran cantidad de feromonas que hacen imposible que los machos localicen a las hembras.
Las feromonas agrícolas son una práctica ideal para su utilización dentro de programas de lucha integrada para la sanidad de especies vegetales como cultivos hortícola, ornamentales, frutales, forestales… jardinería, etc.

Revisar las hojas en busca de plagas

Por lo general, uno no se preocupa mayormente de sus plantas hasta que comienzan a aparecer manchitas sobre sus hojas, o bichos que van sacándoles pedazos de hojas, y de vida a nuestras adorables amigas del jardín.
1
Las manchas bacterianas de las hojas, es una patología de lo más común, y en las plantas de Pimiento, estas pueden llegar a ser muy destructivas. En un inicio, las manchas producidas por bacterias se pueden ver porque son irregulares en su forma, volviéndose amarillas, marrón y finalmente cayéndose al suelo.
Desconozco si tratar las semillas de todas las plantas con agua caliente pueda matar las bacterias como si sucede en las plantas de Pimiento, las que pueden remojar a 22° Fahrenheit por media hora (midan la temperatura con un termómetro). Hay que plantar las semillas dentro de las dos semanas siguientes al tratamiento.
2
Lo ideal es que cada tres años vayan rotando los cultivos de plantas que tengan, de modo que la tierra se airee y tome nuevos bríos para cuando le toque repetir el cultivo de Pimiento. El jardín o huerta, hay que mantenerlo limpio de restos vegetales, plantas silvestres y desechos de plantas, los cuales deben ser enterrados o quemados.
Las plantas de Pimiento hay que regarlas solamente desde las raíces y no ha que mojar las hojas, ya que al hacerlo, se crea el caldo de cultivo para que se reproduzcan bacterias.
3
Hay fungicidas especiales para ir eliminando las bacterias, sin embargo, hay que tener presente que estos fungicidas no siempre funcionarán y cuando eso suceda y no vean mejoría, lo mejor es cortar por lo sano, y eliminar la plantacompletamente.
gr_79225_2365160_147552

Consejos contra las plagas en el huerto

La opción más sencilla y cómoda de eliminar estos molestos devoradores de hortalizas y frutas son los pesticidas e insecticidas químicos. Los productos son diversos y su efectividad alta, aunque en algunos casos no hacen más que fortalecer a ciertos bichitos, que vuelven cada año con más apetito. Una opción barata y más natural de acabar con estos molestos inquilinos es recurrir a trucos y remedios tradicionales del hortelano, transmitidos de generación en generación, y que son mucho menos nocivos para la tierra y para el equilibro natural del huerto.
Por ejemplo, algunas plantas, como salvia, albahaca o manzanilla, permiten alejar las plagas de un modo natural. Cultivar estas plantas cerca del huerto nos ayudará a mantener lejos a ciertos bichitos, aunque, lógicamente, no son la panacea contra ellos. Lo mismo pasa con las cebollas y los ajos, que neutralizan, siempre relativamente, las plagas de las hortalizas.

BichosPulgones: habituales pero poco resistentes

Los pulgones son insectos muy habituales en las plantas, pero mucho menos resistentes que otro tipo de plagas. Por eso suele ser suficiente para deshacerse de ellos un chorro de agua con jabón para que caigan al suelo. Es muy difícil que sean capaces de volver a la planta. Cuando la plaga es preocupante, recurriremos a remedios más drásticos. Debemos evitar las fumigaciones de productos químicos porque también acaban con las mariquitas, insecticidas naturales que se alimentan de los pulgones de las plantas.
Rociando con derris o pelitre, que se pueden comprar en floristerías, tiendas de jardinería y viveros, podremos eliminar las plagas de pulgones. Aún así existen plantas de las que no se alimentan estos insectos, por ejemplo los crisantemos, el anís, el cilantro o las caléndulas. Podemos cocer las hojas de estas especies vegetales y elaborar venenos naturales. La experiencia en su uso nos dirá cuál es el más eficaz contra estos molestos bichitos.
Para acabar con plagas de orugas y gorgojos existen soluciones con tabaco muy útiles. Se puede hervir agua con tabaco puro o con colillas y rociar con el líquido colado a la planta. Obtendremos un veneno muy fuerte que no se puede verter directamente sobre la planta y que también mata a otros insectos beneficiosos. Su capacidad tóxica exige máxima higiene y lavarse las manos tras finalizar su manipulado. Por su parte, la mosca de la zanahoria suele desaparecer si sembramos alrededor de la plantación algunos arbustos de romero.

Los árboles frutales

Insecto

Sin duda, los frutales son víctimas muy atractivas para ciertos insectos que se alimentan no sólo de la fruta, sino de las flores, la savia y las hojas de este tipo de árboles. Para evitar atraerlos, debemos quitar de alrededor de los frutales los restos de la poda y retirar la fruta podrida que caiga del árbol. Los residuos orgánicos vegetales son muy atractivos para todo tipo de insectos, así que lo mejor que podemos hacer con ellos es elaborar compost.
Podemos fumigar con diversos productos químicos los árboles, pero, como siempre, existen algunas fórmulas naturales efectivas. El más conocido y sencillo es el de las cintas de grasa. Con un poco de cinta aislante o celofán, rodeamos el árbol y untamos la tira con grasa. Gracias a esta sustancia, los insectos que intenten subir a alimentarse de la fruta se quedarán adheridos a la grasa.
CaracolPero no todos los insectos acceden al árbol trepando por el tronco. Para acabar con los que tienen alas y con otros que dejan sus huevos en la corteza (cochinillas, arañas rojas o chinches) podemos elaborar un veneno con el que fumigar las hojas y tronco. Hervimos aceite con jabón, y lo diluimos en agua: el resultado es una solución que se debe aplicar inmediatamente en el frutal. Por cierto, si tenemos gallinas, es muy buena opción dejarlas picotear en los alrededores de los frutales, ya que devoran los insectos y gusanos que viven en el suelo.

Avispas y babosas

Los remedios tradicionales para evitar que las avispas se coman las uvas o las ciruelas son eficaces si la plaga no es elevada. Poner plásticos sobre las uvas ya maduras, hasta que se recojan puede evitar que estos insectos las devoren, aunque es mejor complementarlas con tarros llenos de líquido dulce que las atraiga y las atrape.
Oruga
Entre los métodos tradicionales para acabar con las babosas podemos mencionar los platos con azúcar, que hundidos en la tierra, sirven como cebos para atraparlas, con el fin de matarlas después (el problema es que es necesario poner muchas trampas para que sea efectivo). La ceniza seca y el tomillo también se revelan como aliados naturales contra estos invertebrados. Las cenizas de madera además consiguen alejar a los caracoles.

Por su parte, los ciempiés pueden eliminarse con latas llenas de cáscaras de fruta o de patata. Enterradas en la tierra atraerán a estos pequeños animales, y a los pocos días, podremos desenterrar las latas y llenarlas de agua para acabar con los ciempiés. Los cultivos de menta pueden también ayudarnos a alejar a las hormigas de nuestros cultivos.
gr_79225_2363933_14374

Cuidado con las plagas de los pinos

Esta plaga afecta sobre todo a los pinos, de los que son su principal defoliador, pero también pueden verse afectados los cedros y los abetos. Existen muchos métodos para acabar con ellas y no tienen que suponer un gran problema si no contamos con muchos ejemplares en nuestro jardín (es mucho más preocupante en grandes pinares). Antes de decidirnos por cualquiera de los métodos de control de la plaga tenemos que conocer cómo se reproducen y viven estos insectos.
procesionaria
En estado de mariposa los ejemplares femeninos pueden tener una envergadura entre los 36 y los 49 mm, llegando a los 39 mm. en los ejemplares machos. Las alas interiores son de color gris, con intensidades variables en el caso de los machos, y las exteriores de color blanco, con el borde grisáceo. El tórax lo tienen recubierto de pelos, también de color gris. El abdomen, cilíndrico, presenta en las hembras escamas doradas en los extremos y resulta algo más delgado en los machos. La longitud de una oruga puede llegar a alcanzar los 6 mm. con manchas oscuras en el dorso.

Localización geográfica

La Thaumetopea pityocampa Schiff es conocida vulgarmente como ¿la procesionaria del pino¿ debido a su forma de desplazarse en hilera como si fuera una procesión. En España se encuentra tanto en la Península como en las Islas Baleares. También podemos encontrarlas en otros países mediterráneos como Italia, Argelia, Marruecos, Grecia, Turquía, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Egipto y Túnez, además de en Francia y Portugal y en algunas zonas de Alemania, Suiza, Hungría y Bulgaria.

Reproducción y comportamiento

procesionaria

A mediados o finales del verano las mariposas hembras ponen los huevos en los pinos. Se guían por la vista y el olfato para localizar las especies, posándose en sus acículas (las hojas de las coníferas, finas y puntiagudas). Ponen entre 100 y 300 huevos, que recubren con las escamas del abdomen, quedando todo como un conjunto único.
En un mes, entre septiembre y mediados de octubre, nacen las orugas que se agrupan en bolsones, su refugio para pasar el invierno. Empiezan a alimentarse en el mismo lugar en el que nacen y según van acabando con la comida se trasladan a otras zonas donde construyen nidos provisionales de seda. Durante el invierno, al atardecer, salen en busca del alimento formando las hileras tan características de este insecto. Cuando llega el frío de la noche regresan a los bolsones donde se resguardan. Al terminar la época invernal descienden una vez más en línea, esta vez hasta el suelo donde se entierran y se convierten en crisálidas dentro de un capullo.
Llegado el verano, las mariposas salen de la cápsula y, tras la cópula, volverán a poner los huevos en nuestros pinos.

Los daños que producen en los árboles

procesionaria

Al alimentarse de la acícula de los pinos, el síntoma primero que observaremos será la pérdida de ésta al secarse y caer. El daño más importante se ocasiona cuando la oruga ya ha crecido y come con más avidez, lo que sucede entre el final del invierno y el principio de la primavera. En árboles adultos raramente se produce la muerte, sí que puede ocurrir en los más jóvenes y débiles que llegan a secarse. En cualquier caso, sí que los debilitará ocasionando que sean más vulnerable a otras plagas como la mosca sierra o el escarabajo Dendroctonus frontalis que afectan a varias especies de pinos y que harán estragos en nuestro jardín.
Aunque, en un principio, las orugas sólo las localicemos en un árbol, pueden extenderse a otros tan rápido como se les agote el alimento, pudiendo contagiar a todos los ejemplares de los que dispongamos.
Además, por su efecto urticante, delimita la posibilidad de disfrutar de las zonas recreativas con pinos y provoca alergias en humanos y animales. No es necesario que toquemos una procesionaria para que nos dé reacción, pues éstas sueltan al aire los pelillos urticantes que las recubren en cuanto se sienten amenazadas. Estas alergias ocasionan irritación de piel, ojos y nariz en los humanos e inflamación de labios, boca y cabeza en los perros.

Control de la plaga

procesionaria

La procesionaria no ataca por igual a todos los tipos de pino. Más afectados se ven tres especies determinadas: el pino canario, el silvestre y el laricio. Éstos serán los preferidos de las procesionarias por delante del pino pinaster, el carrasco y el piñonero. Plantar en casa las especies menos atrayentes a la plaga no es garantía de tener sanos los árboles pero puede resultar un método de prevención válido.
Existen en el mercado otros métodos entre los que elegir, teniendo siempre en cuenta el momento de actuación, el tamaño de la plaga y el impacto sobre el medio ambiente:
Destrucción de los bolsones:
Podemos acabar con ellos de manera manual. Cuando estén bien formados, entre mediados de noviembre y principios de diciembre, los retiraremos del árbol cortándolos para después quemarlos. Existen tijeras orugueras preparadas para ayudarnos en esta tarea y pueden resultar muy útiles ya que disponen de un brazo extensible para alcanzar los que están más alejados. Si el árbol tiene demasiada altura, y con esta herramienta tampoco alcanzamos, se pueden romper con una pistola de perdigones.

Eliminando su guarida, las orugas morirán cuando llegue el frío de las noches de invierno. Para que no les dé tiempo a rehacer el bolsón, es mejor que lo hagamos a última hora de la tarde, cuando han salido en busca de alimento.
Trampas de feromonas:

procesionaria

Pequeñas trampas con feromonas sexuales de la hembra en su interior, colocadas en las ramas de los árboles en la época de vuelo, atraen a los machos de procesionaria. Éstos quedarán atrapados en su interior impidiendo la fecundación y, por tanto, la reproducción de la especie. Aparecen como método válido sólo en caso de infestación baja o como complemento a la fumigación.

Pulverización de insecticidas químicos:
Se puede realizar a lo largo de todo el invierno, cuando las orugas aún jóvenes son más sensibles al producto. Mojando bien los bolsones con los productos químicos podremos acabar con los insectos, a la vez que eliminamos la posibilidad de urticaria, por lo que aparecen como la solución ideal para los jardines y zonas de ocio.

Inhibidores del crecimiento:
Están teniendo mucho éxito gracias a sus buenos resultados y a que son respetuosos con el medio ambiente. Estos productos trastornan algún proceso de desarrollo del animal evitando que termine el ciclo y se vuelvan a reproducir. Efectivos en la fase larvaria de la procesionaria, hay que utilizarlos poco después de que la hembra ponga los huevos.

Barreras naturales:

procesionaria

En la naturaleza podemos contar también con las herramientas necesarias para acabar con la plaga de la procesionaria del pino. Algunos animales se alimentan de ésta y nos ayudarán a mantenerla controlada. Entre las aves insectívoras más eficaces podemos contar con los carboneros y los herrerillos, e instalando cajas anidaderas en nuestro jardín conseguiremos tenerlos en nuestro jardín. Las hormigas, las cigarras y las avispas entre los insectos o las urracas, los cuervos y las abubillas resultan también ideales en esta tarea de eliminación de la plaga.
hormigas

Algunos datos para eliminar las hormigas del jardín

hormigas
Trucos para controlar a las hormigas. Siempre eficaces, siempre necesarios y siempre válidos. Las hormigas no suelen ser precisamente una presencia bienvenida en nuestros espacios verdes, especialmente cuando deciden desayunarse o merendar con nuestras especies favoritas.
Entre lostrucos y secretos del buen jardinero, veamos algunos trucos probados para ponerlas a raya, señalando que personalmente no los he probado todos. Van algunos de mi propia cosecha y otros que he sumado desde lo que podríamos llamar “sabiduría popular” o sea varios  de los cuales he escuchado por allí.
Café; las hormigas se comen con gusto el café pero paradójicamente…, es  un veneno para ellas. Es muy eficaz dentro de los hogares, no tanto en el exterior porque se reabsorbe en el suelo con facilidad.
Cáscaras de huevo; colócalas lo más trituradas que puedas en el camino de las hormigas.
Medio limón; coloca medio limón partido en la cercanía de la base de aquellas plantas que más deseas proteger y las hormigas buscarán otro lado para procurarse alimento. Es una medida ecológica y eficaz.
Canela; coloca un poco de canela a lo largo de los senderos que forman en el jardín y ellas se desviarán de inmediato. No las mata, sólo las ahuyenta de modo que este truco es eficaz para que no entren al interior del hogaro para que no se acerquen a determinada planta.
Lana alrededor de un tallo o tronco; una medida sencilla e increíblemente eficaz para que las hormigas no se trepen a tu árbol o arbusto favorito. Yo personalmente lo hago en el tronco mayor de mis hibiscos y santo remedio.
control-de-plagas

El control de las plagas

control de plagas
Cuándo aplicar el control integrado de plagas. Esta particular forma de controlar a los enemigos de nuestrasplantasy cultivos, cuyosfundamentos compartimos en un post anterior, no puede aplicarse en todas las circunstancias y momentos aunque lo quisiéramos.
La buena noticia es que puede usarse para todo tipo de cultivos,tanto enagriculturay jardinería doméstica como a gran escala. Se lo define como la herramienta más idónea en el caso de cultivos orgánicos ya que  se basa en pilares tales como conocimiento, experiencia,  y armonización de múltiples metodologías que evitan las opciones químicas sintéticas.  ¿Qué se requiere para que el CIP sea una opción válida?
-Debe identificarse la plaga con exactitud. (esto no siempre es sencillo aunque cueste creerlo)
-Debe conocerse a fondo su ciclo vital completo, incluso ciclos anexos y el impacto ambiental que significan sus parásitos
-Debe trabajarse con muestreos que revelen densidades, localización  e impacto de las posible medidas a tomar. Esto incluye aspectos evolutivos de la misma.
-Debe pautarse con la mayor exactitud posible un parámetro llamadoumbral de acción; en palabras sencillas significa saber hasta qué limite pueden aplicarse medidas y en qué caso es necesario realmente hacerlo.
-Debe evaluarse las posibles medidas de control y elegir la más adecuada en términos económicos y ecológicos
-Debe evaluarse y documentarse los resultados obtenidos; esto es vital parea situaciones similares futuras.
flores-de-tagete-erecta

Conoce las Plagas del Tagete erecta

El Tagete erecta es una planta de temporada de primavera y principios de verano. Pertenece a la familia de las Compuestas y es originaria de México. Es utilizada en los jardines para la creación de borduras o manchas de color cuando se plantan en grupo. Pero dado el atractivo de sus flores también se utilizan en la plantación de jardineras en el balcón o terraza, e incluso es utilizada como pequeña planta de flor dentro del hogar durante el tiempo que esta perdura.
Flores de Tagete erecta
En cuanto a las Plagas del Tagete erecta, debemos de tener en cuenta las siguientes:
  • La Araña roja (Tetranychus urticae).- Son ácaros que se desarrollan en el envés de las hojas causando decoloraciones, punteaduras o manchas amarillentas que pueden apreciarse en el haz como primeros síntomas. Esta plaga es favorecida por las temperaturas elevadas y la escasa humedad del ambiente.
  • La Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum y Bemisia tabaci).- Entre los daños directos se encuentra el amarillamiento y debilitamiento de las plantas, ocasionados por larvas y adultos al alimentarse, absorbiendo la savia de las hojas. Y entre los daños indirectos se encuentra la proliferación de negrilla que se crea sobre la melaza producida durante la alimentación. Con ella se produce el manchado y la depreciación de las plantas.
  • El Pulgón (Aphis gossypii y Myzus persicae).- Forman colonias y se distribuyen en focos que se dispersan, principalmente en primavera y otoño, mediante las hembras aladas. Como consecuencia debilitan la planta al succionar su savia.
  • El Trips (Frankliniella occidentalis).-Los daños directos se producen por la alimentación de larvas y adultos, sobre todo en el envés de las hojas, dejando un aspecto plateado en los órganos afectados que luego se necrosan.
  • Los Minadores de hoja (Liriomyza trifolii).- Sus hembras adultas realizan las puestas dentro de las hojas jóvenes, donde comienza a desarrollarse una larva que ocasiona las típicas galerías.
  • Las Orugas (Spodoptera exigua, Spodoptera litoralis, Heliothis armigera, Heliothis peltigera, Chrysodeisis chalcites y Autographa gamma).- Todas ellas ocasionan daños al alimentarse, depreciando sus hojas y flores.
940960

Cuidado con las Hormigas en tu jardin

Mientras los seres humanos deambulaban desorganizados viviendo de la caza y la pesca, las hormigas cortadoras de hojas ya conocían las ventajas de la división del trabajo y la agricultura. Pese a ser los autores intelectuales de la idea de cultivar para alimentarse, ahora son consideradas como una plaga en cultivos, plantaciones y jardines. ¿Cómo ha sido este proceso? 

Los patriarcas de la agricultura 

Las hormigas cortadoras de hojas utilizan el material vegetal como sustrato para el cultivo de un hongo que es el principal alimento de la colonia. Los fragmentos de plantas son introducidos en el hormiguero por las hormigas obreras y allí otras de menor tamaño fabrican una pasta que sirve como sustrato para el crecimiento del hongo. Éste es luego “cosechado” por hormigas especializadas y sirve de alimento para las larvas. En consecuencia, las hojas sirven principalmente para mantener el sistema de cultivo.Sin embargo, al hongo no le da lo mismo crecer sobre cualquier especie de planta
En ambientes naturales, las hormigas atacan una gran cantidad de especies diferentes en busca de los nutrientes adecuados. Cuando el ambiente natural de las cortadoras es reemplazado por cultivos, plantaciones o jardines, suceden dos cosas que las transforman en plagas. Primero, estos cambios implican una reducción en el número de especies de plantas (un ejemplo extremo es el reemplazo de un bosque por un monocultivo) y entonces el ataque se concentra en unas pocas. Segundo, las especies que el hombre utiliza normalmente no poseen una historia en común con las hormigas cortadoras (son exóticas, por ejemplo) y, por lo tanto, carecen de buenas defensas contra este tipo de insectos. 

De dónde vienen y adónde van 

Al menos una vez al año, los hormigueros producen hormigas aladas: son las reinas vírgenes y los machos que salen volando del nido en busca de pareja. Cuando una reina encuentra en el aire a un macho que le “agrada”, se produce la cópula. 
Luego, ésta sobrevuela el paisaje buscando un sitio donde fundar su propia colonia, aterriza en el lugar elegido y realiza un pequeño hueco en el suelo, en donde se acomoda. Nunca más verá la luz del sol, se dedicará toda su vida a poner los huevos que generarán larvas, éstas se transformarán en pupas y finalmente saldrán las hormigas que formarán su colonia. Para ello posee dos cosas: un reservorio interno de espermatozoides (recuerdo de su vuelo nupcial) que usará (durante toda su vida) para fecundar los óvulos que generarán las hembras de la colonia y un poco de hongo en su boca con el cual iniciará su propio cultivo. 
Al principio, sólo se producen algunas obreras que serán las encargadas de acondicionar el nido y buscar las primeras hojas para el cultivo del hongo. A medida que pase el tiempo, ese nido puede transformarse en una estructura gigantesca de varios metros cuadrados de diámetro, 10m de profundidad, millones de hormigas, con una capacidad de cortar vegetación del equivalente a una cancha de fútbol por día. 
A partir del segundo o tercer año de vida de la colonia, la reina comienza a generar machos y reinas vírgenes para continuar el ciclo de las hormigas cortadoras de hojas. Como la única hormiga del nido que deja descendencia es la reina, su muerte determina el fin del hormiguero, pero es muy longeva. Mientras que una obrera común vive alrededor de tres meses, la reina vive entre 10 y 20 años. 

¿Eliminar al enemigo o proteger al amigo? 

El 27 de julio de 1909, la ley nacional 4.863 estableció como plagas a las hormigas cortadoras por su color (coloradas y negras) sin determinar qué especies eran. Los tiempos cambiaron y ahora se sabe que el estatus de plaga de este tipo de hormigas es independiente del color. 
En la Argentina existen, al menos, 20 especies de hormigas cortadoras de hojas, aunque seis de ellas aún poseen estatus taxonómico incierto. De las 14 especies restantes, sólo cuatro son consideradas plagas importantes (Atta vollenweideri, Atta sexdens, Acromyrmex landolti y Acromyrmex lundi) y se encuentran distribuidas principalmente en el centro y norte del país. 
El hormiguero depende exclusivamente de su reina y su cultivo de hongos. Entonces, los métodos de combate y control que apuntan a las obreras son poco eficaces. Las formas más actuales de eliminación de nidos son químicas y se basan en el estudio de su dieta: conocer las especies de plantas que las hormigas no cortan, analizar el contenido químico de esas hojas y aislar las sustancias nocivas para las hormigas o el hongo que cultivan. 
Así se descubrieron los venenos que se comercializan actualmente. Los más comunes se presentan en forma de cebos que combinan atracción (para que sean llevados al nido) con toxicidad para que no sólo se contaminen las obreras por contacto, sino que sean ingresados en el nido y hagan el mayor daño posible a la colonia. 
A una escala casera, existen otras alternativas un poco más rústicas, pero igualmente funcionales. Por ejemplo, la conocida botella de plástico cortada por la mitad y colocada alrededor del tallo es una forma económica de impedir, o al menos entorpecer, el ataque de las hormigas. 
Una alternativa menos conocida (pero igualmente eficaz) es usar grasa de auto. Cubrir un trapo de grasa de litio y atarlo alrededor del tallo de una planta brinda una excelente protección para la planta porque a las hormigas no les agrada ni el olor ni la viscosidad de la grasa. 
La sabiduría popular de los campesinos tropicales regala otra interesante alternativa de protección. El proceso del cultivo del hongo genera restos orgánicos (basura) que, según la especie, es depositado en cavidades internas o en montículos sobre el suelo. Si los basureros son externos, puede utilizarse esa basura (que alberga microorganismos nocivos para las hormigas y el hongo que cultivan) para rodear el tallo de una planta como protección. El efecto repelente dura en general hasta dos semanas. Y como un adicional, esta basura posee una concentración de nutrientes más alta que la de cualquier fertilizante comercial. Negocio redondo: se impide el paso de las cortadoras y al mismo tiempo se fertilizan las plantas. 
tuta-absoluta-en-tomates

Cuidado con la Tuta absoluta

La Tuta absoluta es una importante plaga de origen sudamericano que entró en Europa por los cultivos de la costa mediterránea sobre el año 2007. También es conocida como la “Polilla del tomate” o “Minadora del tomate” por los grandes daños caudados en esta planta, aunque también afecta a otras plantas como es el caso de la berenjena, el tabaco o la patata.
Galerías de Tuta absoluta en hojas de tomate
Como decimos, la Tuta absoluta tiene su origen en Sudamérica y se extiende por países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela principalmente.
En España, la Tuta absoluta ha encontrado un lugar idóneo para su desarrollo, ya que además de encontrar grandes extensiones de cultivo de tomate goza además de temperaturas agradables durante gran parte del año que le favorecen notablemente. Las bajas temperaturas son un factor limitador para su supervivencia.
A nivel profesional se destaca en especial su vinculación con el cultivo del tomate puesto que constituye una plaga de cuarentena y por tanto limita la exportación de sus frutos en fresco. Lo más grave no son los daños que produce en los frutos de tomate, sino los daños que ocasiona en la comercialización de ellos al impedir la venta en determinados mercados de destino.
En cuanto a nivel del aficionado, su agresividad como plaga es el mayor riesgo ya que merma considerablemente la producción, sobre todo cuando se desconocen las técnicas más adecuadas para su control.
En su conjunto, la Tuta absoluta produce mermas en el tomate básicamente por dos razones, por la destrucción de sus hojas y brotes y como consecuencia directa la reducción de la producción, y por los daños en los frutos que disminuyen su valor comercial.
Podemos diferenciar tres tipos de daños ocasionados por la Tuta absoluta: en hojas, en tallo y en los frutos. En las hojas recuerdan a los del minador (Liriomyza) con la diferencia de que se comen todo, dejando solo la epidermis y creando las típicas galerías. En los tallos producen tanto perforaciones como daños en los brotes, con preferencia sobre los de parte apical de la planta. Y sobre los frutospueden afectar a cualquier punto del mismo, con galerías que además son la fuente de entrada de otros hongos patógenos.

Algunas plagas para la petunia

Las Petunias híbridas son muy rústicas una vez en el jardín. Pero su frondoso follaje y tiernas hojas son una ‘invitación’ para ciertas plagas y enfermedades.
Hojas de Petunia híbrida comida por orugas
Hojas de Petunia híbrida comida por orugas
En cuanto a plagas, las más habituales son:
  • Los pulgones.- se desarrollan sobre los brotes más tiernos y botones florales antes de abrir. Se controlan mediante tratamientos con insecticidas sistémicos.
  • La araña roja.- Favorecida por las temperaturas altas y humedad relativa baja, desde finales de primavera hasta finales de verano, son potencialmente activas. Se sitúan en el envés de las hojas y se controlan con tratamientos con productos acaricidas.
  • Orugas.- En realidad son un amplio grupo de especies de insectos que en su estado larvario roen las hojas debilitando mucho a las plantas de petunias. Se controlan mediante tratamientos con insecticidas sistémicos o de contacto.
  • Minador de hojas.- Se trata de un insecto que en su estado larvario vive en el interior de las hojas entre los dos parénquimas, creando galerías de aspecto blanco según va devorando el tejido foliar. Se controlan sólo mediante tratamientos con insecticidas sistémicos.
  • Caracoles y babosas.- Sobre todo actúan en épocas lluviosas o con exceso de riego continuado. Se controlan mediante tratamientos con insecticidas específicos en forma de cebos.
En cuanto a las enfermedades, entre las más habituales están:
  • Botrytis.- Se puede presentar con temperaturas bajas y una humedad relativa alta. Es una podedumbre blanda y se aprecia una vellosidad como consecuencia de la fructificación del hongo. Se controlan mediante tratamientos con fungicidas específicos foliares.
  • Podedumbres de tallo.- Aquí se pueden agrupara a unas cuantas enfermedades como la Sclerotinia, el Fusarium o la Rhizoctonia. A nivel de cuello, el tallo se ennegrece y se pudre. Se controlan mediante tratamientos con fungicidas específicos aplicados en riego.
  • Podedumbres de raíces.- Suele ser más frecuente en plantas jóvenes y su principal causante es la Phytophthora. Se controlan mediante tratamientos con fungicidas específicos aplicados en riego y de forma preventiva evitando el exceso de agua en los riegos.

Controlar las plagas mediante la pulverización

Momento y forma de efectuar una pulverización. Antes de realizar el trabajo, diluir el producto siguiendo atentamente las indicaciones de las etiquetas en cuanto a las dosis. Agregar a la preparación tres o cuatro gotas de detergente para lograr una buena emulsión, agitar el tanque del pulverizador y realizar el tratamiento manualmente. 
El mejor momento para efectuar un control en primavera–verano es la mañana temprano o el atardecer, cuando la insolación no es tan fuerte. En otoño–invierno conviene evitar el rocío de las primeras horas del día, para que no se lave el producto. 
No pulverice arbustos en plena floración sin haber leído atentamente las precauciones en las etiquetas, así evitará quemaduras y/o caídas de las flores. 

Control de plagas 

Los productos a usar pueden ser de dos tipos: 

– De contacto: se pulverizan sobre la planta y la cubren uniformemente. Cuando llega el insecto a comer, actúan sobre el mismo y muere. Tienen efecto por contacto, ingestión e inhalación. 

– Sistémicos: al hacer la aspersión penetran por el follaje, o bien al regar, la raíz los absorbe, circulan por la planta, y al comer o succionar savia de la planta envenenada, el insecto muere. 

Existen diferentes tipos de patógenos animales que causan daños característicos. Para facilitar su detección y tratamiento, pueden agruparse en: 

– Masticadores: cortan hojas, tallos y flores. Entre estos se encuentran las hormigas, abejas cortadoras, distintos tipos de orugas, larvas o gusanos, langostas, cascarudos y vaquitas. 

– Picadores: succionan la savia de las plantas provocando distintos daños, como por ejemplo deformaciones de hojas, flores y/o frutos. En muchos casos son vectores de diversos virus y expelen excrementos azucarados que dan origen a la formación de hongos saprofitos de color negro, semejantes a costras conocidas con el nombre vulgar de fumaginas. 

Para el control de masticadores podemos usar productos de origen natural o biológicos, sumamente seguros para el ser humano por su carencia de toxicidad. Entre ellos: 
– Bacillus Thuringiensis var. kurstaki (Toxicidad clase IV). Actúa por ingestión matando a las orugas de mariposas y polilla. 
– Tierra de Diatomeas. Actúa por contacto y es ideal para producir la muerte de los insectos sin necesidad de afectar el medio ambiente. 
Entre los productos químicos tradicionales se pueden emplear los siguientes principios activos, cuya acción es de contacto e ingestión: 
– Carbaryl 
– Cipermetrina 
– Clorpirifos 
– Deltametrina 
– Endosulfan 
Entre los más modernos hay dos casos puntuales: 

– Sulfluramida: cebo granulado para combatir hormigas cortadoras de los géneros ATTA y ACROMYRMEX 

– Fipronil: cebo de acción sistémica para controlar grillo topo en césped. 

Un caso especial son las babosas y caracoles, pues el principio activo tradicional que mata por contacto e ingestión es Meta acetaldehído, en forma de cebos o líquido. 
Para el control de picadores tenemos dos situaciones definidas: 
– Control de ácaros y arañuelas que, por ser arácnidos, necesitan para su combate el empleo de terápicos específicos como el Dicofol, Azociclotin, Piridaben, Abamectin, Propargite, Cyhexatin y Dicofol + Tetradifon. Todos ellos son de amplio espectro y actúan en todos los estadios de desarrollo: huevos, larvas, ninfas, adultos. 
– El resto de los insectos picadores –trips, pulgones, cochinillas, chinches y chicharritas– se pueden controlar con los siguientes principios activos: 
Clorpirifos: de contacto, ingestión e inhalación. 
Dimetoato: sistémico, de contacto e ingestión. 
Imidacloprid: sistémico de contacto e ingestión. 
Mercaptotion: de contacto e ingestión. 

Plagas de la Hiedra

hiedra en maceta
Las principales plagas que atacan a la hiedra son los pulgones, arañas rojas, cochinillas y trips.
Los pulgones afectan los brotes nuevos, son muy comunes en esta especia y una forma sencilla de combatirlos es pulverizando la planta con agua jabonosa. Se disuelven dos cucharadas de jabón neutro con dos de alcohol, diluidas en un litro de agua.
Las odiosas arañitas rojas se ubican en el dorso de las hojas, volviéndolas amarillas y debilitándolas. Para mantenerlas bajo control, rociar la planta con un acaricida dos veces al mes.
Hojas descoloridas y deformadas pueden ser causadas por lascochinillas, que absorben la savia de la planta. Otro problema de esta plaga es que también favorece la aparición del hongo negrilla. Se evitan rociando la planta con insecticidas, cuyo uso también combate los trips, que con sus picaduras provocan manchas plateadas en las hojas de la hiedra.

Aprende a prevenir las enfermedades de los Manzanos

Tener árboles de manzano en el jardín es algo agradable, estético y beneficioso para la alimentación familiar.
1
Para mantener los árboles de manzano, una de las medidas preventivas por excelencia es la poda. Podar los árboles de manzano promueve la circulación de aire y tiene una serie de efectos secundarios positivos.
Hay muchas enfermedades, como el moho polvoriento, que son causadas por la humedad y la mala poda. Cuando aumenta la circulación de aire a través del árbol, también se estarán asegurando que la utilización de cualquier tipo de fungicida o pesticida cubrirá todo el árbol y sus frutas.
Cuando el árbol de manzano ha sido infectado por hongos, hay que podar rápidamente todas las ramas y frutos enfermos a fin de evitar que los hongos se propaguen.
Los fungicidas son una excelente arma para prevenir las enfermedades del árbol de manzana. Un aerosol muy útil es el elaborado a base de azufre, que se utiliza con frecuencia por los jardineros apenas comienzan a aparecer los capullos rosados, evitando que aparezcan muchas de las principales enfermedades, incluyendo el polvo de moho, la sarna de manzana y varias otras enfermedades causadas por los hongos.
Entre la poda y el uso de fungicidas, los árboles debieran permaneces saludables y tener abundantes frutas. Hay variedades de árboles que son más resistentes a las enfermedades que otras, cosa que no quiere decir que un tipo de árbol deba cuidarse más o menos que otro. Yo diría que hay que prevenir y cuidar los árboles con igual esmero independiente de que sean más o menos resistentes. En este sentido, un calendario de mantención mensual no viene nada mal.

Como desaserce de las plagas e insectos en el jardín

Aquellos amantes de la jardinería tienen su espacio en trucos-hogar.com. Si su jardín o planta está sufriendo los estragos de algún tipo de insecto o alimañas, aquí encontrarán algnos trucos de jardinería ecológica para deshacerse de ellos

Truco de jardinería #1: Para deshacerse de las hormigas

Si tiene muchas hormigas en su jardín, se debe cortar un limón en rodajas o mitades.

Luego, se debe exprimir en los lugares de las plantas donde están siendo más atacadas por las hormigas. Para cortar una carretera de hormigas, sólo debe espolvorearsobre ella un poco de canela en polvo. También se puede espolvorear en los lugares por donde las hormigasinvaden la vivienda.

Truco de jardinería #2: Para eliminar los ácaros

Un truco para deshacerse de los ácaros que se encuentran en las plantas consiste en escaldar las pieles de dos cebollas que deben ser luego puestas a hervir en un litro de agua por 10 minutos. Una vez enfriado, se usa esta preparación para pulverizar las plantas.

Truco de jardinería #3: Fuera caracoles

Si desea deshacerse de los caracoles de una forma natural sin necesidad de usar veneno, existen varios trucos de jardinería. El primero consiste en esparcir arena o gravilla de piedra volcánica alrededor de las plantas, porque los caracoles rehuyen este tipo de material, ya que prefieren caminar sobre suelos húmedos y lisos.

Otro truco consiste en hacer cercas de plástico o de metal que no se oxida y que tengan los alambres doblados hacia fuera en el borde superior, formando un obstáculo insuperable para los caracoles.

Si desea recoger fácilmente los caracoles del suelo y de las plantas, el mejor momento de hacerlo es al anochecer o bien a primera hora de la mañana.

Truco de jardinería #4: Trucos para evitar parásitos de jardín

Para evitar el uso de antiparasitarios químicos, existe un truco de jardinería en el cual se combina plantas que se protegen mutuamente. A continuación exponemos algunos ejemplos:

La coliflor y el puerro, el apio o la cebolla.

Las habas y el ajo.

Las zanahorias y el puerro o la cebolla.

Las patatas y el eneldo o el rábano picante.

Las coles o berzas y el tomate, el eneldo, la menta, el tomillo.

El perejil y el tomate.

La lechuga y los rábanos picantes.

El tomate y la albahaca.

Truco de jardinería #5: Adiós a las ratas del jardín

Un truco para echar fuera las ratas del jardín consiste en ubicar sus galerías e introducir botellas pequeñas de cerveza vacías, de manera que sólo sobresalga el cuello. Al pasar el aire por la boca de la botella, se produce un sonido aflautado que molesta a los roedores

Otro truco para obligarles a abandonar nuestro jardín consiste en plantar ajos cuyo olor les resulta desagradable.

Truco de jardinería #6: No quiero topos

Para evitar que los topos se conviertan en una plaga en su jardín, debe clavar ramas de saúco en las bocas y galerías de sus madrigueras.

Truco de jardinería #7: Adiós a los vagabundos

Un truco para ahuyentar a los animales vagabundos (conejos, liebres, etc.) que atacan a los jardines de las casas ubicadas en los extrarradios urbanos o en el campo consiste en reforzar la cerca del jardín con otra de alambre de malla estrecha y clavada a no menos de40 centímetros de profundidad en el suelo.

Truco de jardinería #8: Fuera cochinillas

Para combatir la presencia de cochinillas en las plantas, se recomienda hacer un repelente casero con media cucharadita de lavaplatos corriente de la cocina y una cucharada de alcohol de quemar en un litro de agua caliente, y pulverizar esta mezcla sobre las plantas.

Otro truco para ahuyentarlas consiste en preparar una infusión de jabón y picadura de tabaco (recuperada de las colillas), que una vez enfriada deberá ser pulverizada sobre las plantas.

En el caso de las palmeras de jardín, se puede expulsar las cochinillas lavando las hojas por ambas caras con agua jabonosa.

Truco de jardinería #9: Adiós pulgones

Si tiene pulgones en el jardín, existen varios trucos de jardinería que pueden ayudarlo. Se puede sembrar, entre las plantas florales, matas de anís y cilantro y entre los rosales, se puede plantar lavanda, ajedrea y ajo. Todo ello siempre ahuyentará a los pulgones con su olor.

Si el pulgón ha llegado a atacar una planta, se pulverizará a fondo o se regará con una solución de40 g de alumbre disueltos en un litro de agua, removerá y añadirá nueve litros de agua del grifo. También se puede disolver un poco de jabón líquido en un litro de agua y agregar un chorro de alcohol de quemar.

Si los pulgones están en las plantas ubicadas en el interior del hogar, se debe escaldar100 gramosde ortigas secas con tres litros de agua hirviendo y dejar en infusión durante 15 minutos; filtrar y añadir más agua hasta restablecer el volumen de tres litros. Con esta solución, se pulverizará las plantas una vez al día. Igualmente, se puede utilizar las sobras del té negro mezcladas con agua la cual debe ser pulverizada en la planta. El té ahuyenta a estos parásitos.

En caso que la planta del interior tuviera una fuerte invasión de pulgones, es necesario sacar la planta al patio y luego colocarla sobre un viejo bote de hojalata donde se quemará dos puñados de colillas de cigarros puros o de cigarrillos, dejando que actúe el humo sobre la planta durante varias horas. Luego, se lavará a fondo la planta con agua templada. Durante este proceso, se debe mantener los niños y animales alejados, ya que esos vahos concentrados de nicotina podrían resultarles perjudiciales.

Truco de jardinería #10: Se acabará la mala hierba

Para eliminar la mala hierba y otras plantas parásitas entre los bancales del jardín, se puede elaborar una solución salina. Para ello, se debe disolver en un litro de agua una cucharada bien colmada de bicarbonato sódico y se regará la hierba con dicha solución. Con esto aumenta el pH del suelo (más alcalinidad) y no volverá a crecer la hierba.

Truco de jardinería #11: Acabe los insectos con plantas

Existen plantas que, con sus decocciones o infusiones, alejan y combaten los insectos. De allí que se les llamen insecticidas verdes. Éstas son:
La cola de caballo y la ortiga alejan las arañas rojas
La melisa previene contra los ácaros y los mosquitos.
El ajo y la mostaza combaten los pulgones.
El ajenjo y el reomero son empleados para cualquier tipo de insecto.
El eneldo disuada a orugas, gusanos y moscas blancas

Cuidado con los parásitos en tu jardín

En los jardines, se desarrollan diversos tipos de parásitos. Si se van a adentrar en el arte de la jardinería casera, tienen que conocer esta diversidad de parásitos que existen, un universo enorme, que hay que mantener a raya.
1
Hormigas: hay más de 14 mil especies de hormigas en el mundo. Algunas son útiles para hacer control biológico de las plagas en cultivos agrícolas. El gran problema de las hormigas, es que hacen túneles y nidos bajo la tierra, arruinando las raíces de las plantas.
Un modo de mantenerlas a raya, es empleando bórax mezclado con mantequilla de maní o algo dulce, que es lo que atrae a las hormigas. Para emplear el bórax hay que usar guantes y evitar todo contacto con la piel, mascotas y niños.
Otro modo orgánico de combatir las hormigas, es poniendo cascaras de pepino en la ruta de las hormigas. En caso de tener identificado el nido, y si está lejos de las plantas, pueden intentar con agua hirviendo para matar a la reina.
Orugas: Para disuadir a las polillas y gusanos del maíz, frutas, tubérculos y otras plantas, simplemente rocíen con una mezcla de melaza. Mezclen una cucharada de melaza con un litro de agua caliente, agreguen una cucharadita de detergente líquido y pongan en una botella spray. Rocíen las hojas de las plantas una vez por semana. En vez de melaza puede usar vinagre.
Gatos: Los gatos tienden a comerse algunas plantas, ya lo he pasado yo con mis plantas de casa, que sobreviven apenas un mes. Lo mejor es proteger las plantas cubriendo la tierra con cascaras de naranja recién cortada. El olor a cítricos no les gusta a los gatos.
Perros: Como no se puede andar envenenando a los perros que pasan por ahí, ni torturarlos libremente si se les sorprende rompiendo las plantas, lo mejor es acudir a una cerca.
No puedo decir que un perro o un gato caigan dentro de la categoría de parásitos, pero se añaden de todos modos, porque causan los mismos daños que ellos.

Como ahuyentar las plagas con plantas aromáticas

Hace unos días hablabamos de las plantas aromáticas que neutralizan olores, Mariangel, lectora del foro e interesada en el tema pero con respecto a las plagas, me ha enviado al mail este artículo de plantas aromáticas en la lucha contra hongos, hormigas, moscas, polillas y pulgones.
Taco de reina
Nos comenta, que si observamos debilidad en hojas, tallos decaídos y escasa vitalidad en las flores y los frutos, son claros síntomas de que hay plagas y debemos meter manos en el asunto para no perder la salud de nuestra huerta o jardín.
Es aquí donde lo conveniente es sembrar alrededor algunas plantas, esas hierbas aromáticas tales como lavanda, romero, salvia o ruda, que actúan como protectores contra las plagas, e intercalar entre los cultivos plantas como el estragón,tomillo, albahaca y menta.
Cada planta aromática tiene su poder específico, la albahaca protege, a la vez que estimula el crecimiento y el sabor de los tomates, el ajo se utiliza para impedir el ataque de pulgones a las rosas y a frambuesas.
Cerca del repollo se debe plantar romero y salvia, ya que repelen esas moscasque afectan a las zanahorias.
Como excelentes hormiguicidas encontramos las plantas de sésamo,se colocan en los extremos de las hileras de la huerta.
Para alejar las polillas y las moscas blancas de las zanahorias no hay nada mejor que el romero y el ajenjo.
El taco de reina se asocia con rábanos, coles, zapallos, así como debajo de los árboles frutales para ahuyentar los pulgones, que son insectos de color verde amarillento, rojo o negro y además las chinches.

Cuidado con las hormigas en el jardin

La presencia de hormigas en el jardín es un verdadero trastorno que la mayoría de nosotros conoce muy bien. Los daños que provocan son múltiples, a veces son de menor alcance pero en otras ocasiones el impacto es tal que se tardan meses en recuperarlo (y en el caso de ciertos árboles como los fresnos jóvenes, una temporada entera).
En esta serie de dos post, veremos primero, una lista de los daños más frecuentes que causan estas criaturas, y en la segunda entrega, analizaremos qué medida son las más eficaces a tomar, tanto para prevenir su presencia como para combatirla.
Es importante pues, controlar a las hormigas porque potencialmente pueden…
  • Comer literalmente partes de hojas u hojas enteras.
  • Producir debilitamiento y deformación del terreno por construcción de hormigueros.Devorar yemas de crecimiento tiernas (un verdadero estrago que no tiene reparación)
  • Dañar flores, destrozándolas por completo e impidiendo funciones de reproducción si el daño se produce a nivel de los órganos reproductores.
  • Depredación de semillas: literalmente las “roban” y llevan a sus hormigueros, lo cual es un daño de importantes dimensiones por ejemplo a nivel de césped.