Tag Archives: Consejos

4353855486_8ebbbcc52d_z1

Conoce la La menta de lobo

Anuncios Patrocinados
Eso es otro nombre para la menta de lobo! Es una gran cubierta del suelo y viene en diferentes colores de la hoja. Se propaga y se extiende para que pueda plantar sola o dejarla vagar a través de sus otras plantas perennes. 
Me encanta plantar delante de camas Hosta, también. Se evita que crezcan malas hierbas y el niño no se vea bonito cuando florece a finales de primavera! Una hermosa flor azul! Un de los espectáculos mas bonitos cuando florece
Crece bien en sol o sombra, no tiene problemas para crecer y ya que se propaga y puede desenterrar las plantas nuevas y mover a otro lugar. 
  • También conocido como: La menta de lobo, Bugle de alfombras
  • Colores: Azul
  • Altura: 2 – 6 “Ancho: Groundcover
  • período de floración: Finales de primavera / principios de verano
  • Exposición: Sol / parcial Sombra total
  • Notas: Se cultiva por su follaje. Todas las partes de la planta son venenosas si se comen.
Anuncios Patrocinados
ensalada-de-melon-y-tomates-11

Como almacenar las semillas de tomate

Anuncios Patrocinados
Muchas semillas de la planta se pueden guardar simplemente por su recogida ya que se secan. Los tomates tienen un poco más de trabajo. Las semillas de tomate están encerrados en un gel como saco que contiene inhibidores del crecimiento, la prevención de las semillas de germinación en el interior del tomate. La mejor manera de quitar esta cubierta de gel es permitir que los frutos se pudran y fermentan. En la naturaleza esto sucede cuando la fruta cae de la planta. Para los ahorradores de semillas, vamos a acelerar el proceso.
El primer paso es elegir los mejores tomates que buscan. ¿Quieres guardar semillas de los mejores frutos, por lo que la planta el próximo año tendrá buenos genes. [Recuerde que sólo debe guardar las semillas de polinización abierta tomates (OP). Eso incluye todas las reliquias.]
Cortar la fruta en medio de modo que el extremo del vástago está en un lado y el extremo de la flor en el otro. Esto expondrá las cavidades de semillas mejor que si se cortó el extremo del tallo. En un poco de pasta y tomates pequeños, las semillas están tan concentrados en la cavidad que se puede sacar hacia fuera y aún así ser capaces de utilizar la carne del tomate para la cocina. Muchos tomates requerirán ser rebanados sacando toda la carne con las semillas. Cualquiera que sea el caso, sacar las semillas en un recipiente limpio o frasco.
13625843418501

Planta medicinales para vencer la migraña

La migraña o jaqueca es una enfermedad cuyo síntoma es esencialmente el dolor de cabeza. Esta causa episodios de dolor agudo intercalados entre largos periodos sin síntomas.
Su frecuencia  y dolor varía en función del paciente. Puede afectar a la vista, la lengua, la mitad de la cara siendo más intenso en uno o en otro lado de la cabeza, sensibilidad a la luz y al sonido, vómitos, etc.
La migraña puede venir provocada por diversos factores como la genética, la alimentación, el estrés, menstruación y menopausia, trastornos del sueño, algunos medicamentos, etc.
Existen muchas plantas medicinales que ayudan a controlar y disminuir el efecto de muchas enfermedades. En el caso de la migraña, también existen algunas plantas que ayudan a este problema.
Por ejemplo, las plantas que mejoran la circulación sanguínea ayudan contra el dolor de la migraña. También ayudan aquellas analgésicas que calman el dolor, las antiinflamatorias y las tranquilizantes como la valeriana para reducir situaciones de estrés que aceleran la jaqueca.
Por ejemplo el jengibre es una planta que ayuda mucho contra este dolor  a nivel interno. Tomar cápsulas de esta planta por ejemplo favorece la desaparición de la jaqueca.
Podemos realizar infusiones con espino blanco o passiflora.  Beber un par de vasos al día con una o dos cucharas de la planta seca. Con una cucharada de romero en agua hirviendo también sentiréis la mejoría.
Se ha demostrado que la menta controla este tipo de dolores sobre todo cuando afectan a la mitad de la cabeza. Para ello, colocad una compresa con unas gotas de aceite de menta en alcohol, situadla sobre la sien y veréis el resultado.
Podéis comprar en farmacias extractos de algunas plantas cono en ginkgo, y como no, un aromático café. La cafeína ayuda a combatir el dolor de cabeza y se encuentra en muchos medicamentos para este tratamiento.
Aparte de la fitoterapia, existen muchos remedios populares y técnicas que ayudan a combatir esta enfermedad.
Por ejemplo los baños. Estos tienen efectos muy positivos contra las jaquecas cuando se incluyen aceites esenciales e hierbas medicinales. Con agua caliente  y una gotitas de algún aceite esencial, el efecto será increíble.
Algunos de los aceites que más mitigan la migraña son el aceite de melisa, manzanilla y lavanda.  Realizar un masaje sobre la sien con unas gotitas de estos aceites será fabuloso.
Los masajes en general ayudan a disminuir estos dolores sobre todos cuando son anti estrés. Algunas técnicas de relajación como el yoga o la meditación también favorecen la no aparición de las migrañas. 
412_680532_6220795_511942-1

Las plantas para áreas muy calientes

Dependiendo de la estación y el clima del lugar donde viváis, se recomiendan unas u otras plantas. Por ejemplo, en primavera y verano son buenos los bulbos como narcisos o tulipanes; y en invierno plantas perennes como el acebo.
Para saber qué plantas os convienen si vivís en una zona calurosa, hoy os dejamos algunas ideas para plantar aquellas adecuadas a los climas cálidos, con temperaturas altas y poca lluvia.
Las épocas de calor son buenas para las plantas herbáceas  como el romero, la albahaca, el perejil o el orégano. Estas crecen estupendamente bajo los rayos del sol.  Además, desprenden un aroma que os encantará y dejarán vuestro jardín perfumado.
Son especias perfectas para un clima cálido, que decoraran vuestro jardín, le darán una fragancia inigualable y estarán perfectas en los días de temperaturas extremas.
Existen algunas plantas con flores aptas para la época calurosa. Aquí os dejamos una selección de algunas flores que darán colorido y alegría a vuestro jardín cuando llegue el calor.
La verbena hibrida por ejemplo, es una planta a la que le encanta el sol y el calor. Cierto es que necesita un suelo drenado  y un riego constante, pero vivirá feliz bajo los intensos rayos del sol.  Con un riego cada siete días será suficiente para mantener estas preciosas flores lilas en el jardín.
Para zonas mediterráneas, la caléndula es una perfecta elección. Le encanta el sol y llenará vuestro jardín de color.
La petunia hibrida también es una opción para las zonas de calor que alternan temperaturas frías. Sorprendentemente aguanta  tantos las frías como las calientes: una flor prefecta para todo el año.
Como planta por excelencia para las zonas calurosas, hemos elegido el geranio. Proveniente de Sudáfrica, esta preciosa planta requiere una total exposición al sol. Las temperaturas altas son idóneas para esta maravilla, y es muy fácil de cuidar y conseguir. 
Sin lugar a dudas, es la opción más aconsejable para la época de calor: podréis encontrarla en cualquier lado y elegir dentro de una gran variedad. Os encantará.
Las épocas y climas de calor requieren cuidados específicos para que nuestras plantas estén sanas y relucientes.
Lo primero a tener en cuenta es que en las zonas con temperaturas más altas hay más plagas y por lo tanto, nuestras plantas son más propensas a padecer plagas y enfermedades. Debemos asegurarnos de que nuestras plantas están limpias y protegidas de estos agentes externos.
Tampoco podéis olvidar el riego. Aunque muchas plantas son resientes a la sequía, una falta de agua puede llegar a matarlas. Recordad pulverizarlas de vez en cuando sobre todo cuando haga mucho sol.  Es mejor regarlas a primera hora de la mañana o por la noche.
Si veis plantas débiles, realizarle una poda suave y quitad los tallos y hojas que veías mal.  Así, sus tallos aprovechan mejor el agua y el abono, y cercen con más fuerza.
laurel1

Como se cultiva el laurel

Recuerdo la fragancia del laurel, cuando mi abuela cortaba de la planta algunas hojas, para sus sabrosas salsas. Nada como la frescura y calidad de cultivar nuestra propia planta.
Eso sí, era tradición… el que encontraba la hoja de laurel en su plato, mientras saboreaba la preparación, era el comensal que debía lavar todos los platos al finalizar la comida.
Es MUY IMPORTANTE aclarar que estamos hablando del laurel cuyo nombre científico es Laurus nobilis y no se debe confundir con el Laurel-cerezo o Laurel real cuyo nombre es Prunus laurocerasus, que si bien son parecidos, éste último (Prunus laurocerasus) no se debe ingerir porque resulta tóxico.
Para que conozcamos un poco más del laurel, comenzamos por decir que se trata de un árbol originario del área mediterránea, donde crece en forma silvestre en diversos lugares. Su follaje es verde oscuro, perenne y sus hojas y flores son muy aromáticas.
Es de porte erecto y alcanza como máximo una altura de 10 mts. Pero no hay que alarmase sino tenemos tanto espacio en el jardín, porque es un factor que se controla con la poda.
No requiere grandes demandas en cuanto al suelo, sólo que tenga buen drenaje y se puede reproducir tanto por esquejes (de raíz o de tallo) como por semillas.
A lo que si es vulnerable es la las plagas (las más frecuentes son los pulgones y las cochinillas), por lo que hay que ser observadores y no minimizar su aparición.
Si lo haremos habitar en una zona fría, hay que protegerlo en un espacio interior en el otoño-invierno, ya que las heladas lo estropean.
Con el buen clima lo mejor es que goce del sol en el jardín o en la terraza, sin exponerlo al sol directo en las horas de mayor calor, porque se puede quemar.
Se cultiva sin ningún problema en macetones y es habitual darle forma de esfera, pirámide, cono, etc.
Si está plantado en tierra su riego es escaso. En maceta demanda un poco más.
acalypha-wilkesiana-rosea1

Plantas que le gusta el sol

Con la llegada del calor y las altas temperaturas, la temporada de las flores cambia y necesitamos adaptar nuestro jardín a la primavera-verano.
Existen algunas plantas que son muy resistentes al sol. Por eso, si tenéis un jardín al que le dé el sol todo el día o gran parte de las horas diurnas, hoy os dejamos algunos consejos sobre las plantas que mejor se adaptan a vuestras zonas soleadas.
Existe una variedad de plantas que  se desarrollan mejor cuando se encuentran bajo el sol, y que además son muy resistentes a este, y pueden durarnos  varios meses o incluso todo el año si las cuidamos correctamente. Obviamente, el clima ayuda. Es decir, cuanto más calor y sol haga, más tiempo durarán estas plantas y más largo será su periodo de floración.
Podéis crear una selección a vuestro gusto y elegir entre cultivarlas en suelo, jardineras o macetas. Podéis combinar varios tipos  de plantas para exprimir  al máximo su valor ornamental y crear fantásticos grupos decorativos.  Una combinación de colores veraniegos creará una explosión de color en vuestros jardines.
Algunas de las plantas más resientes a las zonas soleadas son:
Acalifa: Es un arbusto que puede medir 3 metros de altura y es muy ornamental. Sus diferentes tamaños, colores y formas crean una combinación estupenda para nuestros jardines.  Además podréis elegir entre una gama de colores muy amplia desde el verde, hasta el dorado o  el rojo.
Flor de seda: Óptima para cultivar por su increíble resistencia y su gran floración. Sus flores son grandes y llamativas, de colores primaverales, y con una gran gama entre la que poder elegir.
Lantana: Con más de 100 especies, la Lantana es una bellísima planta que puede llegar a medir dos metros, con hojas ovales y dentadas, y flores rojas, azules, amarillas… Se adapta a todo tipo de suelo y necesita la exposición a pleno sol. Sus alegres y abundantes flores duran gran parte del año.
Pensamiento: Una planta ornamental con colores muy vistosos. Perteneciente al género de las violetas, esta planta debe situarse al sol porque necesita iluminación natural.  Exige humedad en la tierra, y estar vigilada sobre todo en verano ya que es propensa al pulgón.
Al estar al sol, el riego es uno de los factores más importantes. En función de las temperaturas, el riego irá variando; pero es algo que tenéis que tener muy presente sobre todo en verano. Recordad que es mejor que falte agua a que se encharquen.
Asimismo, también es importante que quitéis de las plantas las hojas que no estén sanas o se hayan marchitado, tallos, ramitas, etc.  
El abono también es un punto a destacar. Debéis abonar cada diez días con uno rico en potasio. Existen abonos especiales para este tipo de plantas que favorecen la floración.
opt1340128911y1

Plantas y Flores para áreas semi oscuras

A veces nuestros jardines se encuentran en zonas bastantes cerradas donde el sol es prácticamente nulo o no es muy intenso. Esto no implica no poder tener  un jardín lleno de flores que den vida a nuestra casa. Por eso, os dejamos algunas ideas para cultivar en vuestros jardines, terrazas y balcones.
No sólo las flores que requieren del sol decoran nuestras casas y jardines. Es un error pensar que las flores son solo para climas soleados y cálidos, ya que existen un sinfín de plantas ideales para lugares sombríos y de climas más fríos.
Por ejemplo, las preciosas hortensias son plantas de sombra o semisombra. Su floración se produce en primavera y dura toda la época cálida aunque no haya mucho sol. Posee grandes flores que van variando de color y decorando nuestro jardín.
Otro ejemplo muy famoso y conocido por todos es la gardenia. Este arbusto de hoja perenne puede iluminar nuestros jardines con su belleza. Y es que sus hojas verdes intensas combinadas son esas flores blancas o amarillentas dan un toque de elegancia a cualquier lugar. Además, también disfrutaremos de su delicado aroma.
La camelia también es una planta que se adata a climas cálidos y fríos. De hecho, en climas muy calurosos se debe proteger del sol.  Cualquier lugar a la sombra es perfecto para ella.  Al mismo tiempo, podréis elegir entre colores como el amarillo, el rosa, o el rojo pasión.
Si queréis incluir arbustos en vuestro jardín, también es posible. Y es que algunos como el boj son perfectos para las zonas más sombrías.
Este es perenne y muy resistente, vive muchos años y puede medir hasta 6 metros de altura. Sus hojas son numerosas y brillantes, y en primavera produce flores sin pétalos de color amarillo.
Otro árbol o arbusto muy recomendado es el acebo.  Esta preciosidad de hojas grisáceas y verdes puede ser perfecto para un jardín elegante. Sus bayas de color rojo darán además un toque especial durante todo el invierno.
Las macetas y contenedores no necesitan regarse mucho cuando la zona es sombría.  Evaluad cuantas horas de luz tiene vuestro balcón para después seleccionar las plantas que se venden para sombra parcial o media sombra.
En este caso podéis optar por las begonias ya que les encanta la sombra y crecen perfectamente en maceta.  Podréis elegir entre una gran variedad con diversos pétalos, colores, etc.  Las más recomendadas son la begonia rex (con matices muy interesantes), la hibrido y la tigre.
También podéis inclinaros por algunas hiedras que se adaptan muy bien a vivir sin sol. Preguntad en vuestra tienda habitual cual es la más recomendada para vuestro clima y colocadla en vuestra terraza.
Os recomendamos mezclar diferentes plantas y alternar colores para crear una explosión de color  y naturaleza aunque el sol sea escaso. 
KIWI-PLANTACIÓ

Como se cultiva el Kiwi

El otoño es la época ideal para plantar kiwis. El actinidia chinensis es una planta trepadora originaria de China. Su cultivo comenzó a extenderse a mediados de los años 70, con grandes plantaciones en Estados Unidos, pero fue su llegada a Nueva Zelanda, ya en los 80, la que impulsó al kiwi a adquirir su fama internacional. Sus hojas son alternas, simples, largas, redondas y caducas, de color verde claro en la zona trasera y más oscuro en la superior. Sus flores pueden ser masculinas, femeninas y hermafroditas. Estas últimas poseen a la vez ginoceo y androce, los dos órganos sexuales, permitiendo su autoreproducción.
Si conseguimos que germine bien y florezca, el kiwi nos obsequiará con unos frutos en forma de cápsula loculicida, de piel oscura y vellosa. Su fruto es una fuente natural de vitaminas C y E, además de ser rico en fibra y bajo en colesterol. Por si esto fuera poco, tiene efectos anticancerígenos, antioxidantes y refuerza las defensas de nuestro organismo. Sabiendo esto, es difícil resistirse a tener alguna planta de kiwi en nuestro jardín. Pero debemos saber que puede tardar hasta siete años en dar su primera cosecha. Tendremos que ser pacientes.
 A la hora de cultivar el kiwi, podemos optar por sembrar semillas o comprar las plantas en un vivero. La primera opción es más lenta, ya que tendremos que lograr una buena germinación para conseguir ejemplares fuertes y resistentes. Las semillas podemos obtenerlas directamente del fruto. Las esparcimos por una maceta convenientemente preparada con tierra rica en materia orgánica, y las regamos abundantemente, tapando la maceta con plástico transparente para conservar bien la temperatura. Es importante dejar el contenedor en un sitio con luz, pero sin que incidan los rayos del sol directamente.
Cuando empiecen a germinar las primeras plántulas, sácalas con mucho cuidado y plántalas en un tiesto individual. A partir de este momento, puedes dejar el kiwi en el exterior, pero ten cuidado porque las heladas fuertes pueden matarle si es demasiado joven. Evita también temperaturas muy altas, ya que es una planta de clima templado y no le vienen bien los excesos. El rango de 20º C a 30º C es su preferido.
A medida que vaya creciendo, es conveniente sacarla del tiesto individual y plantarla cerca de un árbol o estructura que le permita ir trepando. Es importante que esté protegida del viento, ya que puede convertirse en su peor enemigo. Busca un sitio cerca de una pared para ubicarla, será la mejor solución. Procura que sea un suelo sin presencia de cloruros; a ser posible franco arenoso, es decir, que retenga poca agua y drene rápido. Riega la planta con abundancia, especialmente en época de actividad vegetativa. Los expertos recomiendan el riego de microaspersión con baja presión, pero mide bien la cantidad de agua, ya que es sensible a la asfixia radicular.
Polinización del kiwi
Llegado el momento de plantar el kiwi, presta atención al sexo de cada planta. Si es hermafrodita, no tienes de qué preocuparte: ya se encargará ella sola de todo el trabajo. Hay que tener cuidado con algunos kiwis autofecundables que venden en los viveros, ya que suelen ser simples machos. Lo mejor a la hora de plantarles es poner un macho por cada cuatro o cinco hembras. De esta forma, siempre se poliniza alguna.
Entre las 13:00 y las 17:00 horas es el momento en el que existe mayor cantidad de polen suspendido; por esta razón, el fruto del kiwi es muy sensible a la efectividad de la polinización anemófila o a través del aire, e influirá decisivamente en su forma y tamaño.
Consejos prácticos
Aprovecha el invierno para hacer la poda de formación. Hay que ser paciente con el fruto del kiwi; no producirá en abundancia hasta pasado un mínimo de cinco años. En verano, reduce las nuevas ramas hasta cinco yemas. Busca el brote más robusto para conducirlo por el soporte. Es una planta muy resistente a plagas y enfermedades, pero conviene protegerla con una pequeña malla metálica de medio metro de altura. El viento puede arruinar tu plantación de kiwis: préstale mucha atención.
412_79225_2364626_9738831

Cultivo y Cuidado del Poto, una planta trepadora para interiores

A la hora de crear un ambiente acogedor en el hogar, los elementos vegetales son uno de los recursos fundamentales. Tallos cortados, arreglos con flores secas y, cómo no, todo tipo de plantas de interior nos ayudarán a crear un estilo propio en recibidores o salones. Entre las más populares encontramos el poto, del género epipremmum, que pertenece a la familia de las aráceas.
Si lo que buscamos es un ejemplar que no requiera excesivos cuidados, esta liana trepadora originaria de zonas tropicales de Asia y el Pacífico es una opción segura. Además, posee una alta resistencia a periodos de sequía y a la contaminación. Sus decorativas hojas de color verde con pequeñas manchas blancas o amarillas llenarán cualquier rincón en poco tiempo, gracias a su rápido crecimiento: puede alcanzar los 40 cm. en un solo año.
Un fácil cultivo
La reproducción de cualquiera de las variedades de poto, entre las que destacan la aureum y la pinnatum, se realiza en primavera, mediante esquejes. Para ello, cortaremos de la planta madre un tallo con nudo y varias hojas. A continuación, lo plantaremos en un recipiente, en un sustrato permeable preparado con mantillo, arena y turba.
Una opción más sencilla es introducir el esqueje en agua. La raíz aparecerá en unas tres semanas y ya podremos cultivarlo en la maceta. Cuando crezca, necesitará mayor espacio para desarrollarse; aunque no es necesario trasplantarlo anualmente, conviene realizarlo cada dos años, siempre en primavera. Asimismo, si colocamos un soporte alargado en el recipiente, los tallos irán trepando a medida que ganan altura.
Los cuidados adecuados
Para que el vegetal tenga un desarrollo óptimo es imprescindible la luminosidad, aunque no es recomendable exponerlo al sol directo, ya que las hojas perderían parte de su intenso color verde. Aunque el riego moderado es necesario, el exceso de agua y los encharcamientos no son apropiados para el poto: las hojas adquieren un tono amarillento y pueden llegar a pudrirse. 
Su salud será inmejorable si abonamos el sustrato durante el verano, para evitar la falta de minerales que provocarían enfermedades como la clorosis férrica. Además, las hojas lucirán todo su esplendor si limpiamos las hojas con un paño humedecido y si vaporizamos ligeramente. Para evitar que el crecimiento del follaje disminuya, podaremos regularmente los tallos
Atento a su salud
Aunque las plagas no suelen ser un problema para el poto, en ocasiones aparecen orugas o lombrices, que causarán agujeros en la superficie de las hojas, cochinillas, que las deforman y se combaten con alcohol o insecticidas, ácaros, que eliminaremos con acaricidas o rociando agua, y trips, a los que aplicaremos productos químicos específicos. 
Las enfermedades son más comunes en estos ejemplares de interior. Entre ellas destaca la clorosis férrica, una deficiencia en los niveles de hierro del sustrato que solucionaremos con abonos ricos en este mineral y regando de vez en cuando con agua de lluvia. Además, también le afectan el pynthium, una clase de hongo que provoca la putrefacción de la planta y erwinia, una bacteria que aparece por un aporte excesivo de abono o por la exposición a bajas temperaturas.
14274476-joven-mujer-de-jardineria-y-el-cuidado-de-las-plantas-en-verano1

Consejos para proteger tu jardín en el Verano 2013

Igual que para nosotros, para nuestras plantas el verano puede ser estresante. Las altas temperaturas y el sol directo en los terrenos hace que muchas plantas sufran de deshidratación entre otros males.
Para nosotros los humanos es fácil resolver este dilema, ya que nos tiramos en la piscina o pileta, nos refrescamos con una limonada o nos protegemos dentro de la casa con sombra y aire acondicionado. Pero para las plantas, la tarea no es tan fácil. Con sus raíces ancladas en la tierra ellas dependen totalmente de nosotros y de cuanto las protegemos. Así que es buena práctica planificar cómo contrarrestar el sol del verano, no sólo para nosotros, pero también para nuestras plantas y jardines.
Siembra plantas autóctonas
Lo ideal es que nuestros jardines estén compuestos por plantas autóctonas a la región donde vivimos. Por lo menos debemos asegurarnos de que estén bien adaptadas a los cambios de clima de esta región antes de plantarlas. Esto te facilitará la tarea cuando llegue el intenso verano.
Aunque algunas plantas pueden soportar climas diferentes al de su hábitat natural, cuando llegan las temperaturas extremas del invierno o verano éstas muestran sus límites de resistencia y muchas mueren. Sembrando plantas autóctonas comenzarás con una gran ventaja.
Agrega “mulch”, viruta o pajote orgánico
Una de las formas más comunes para mantener la humedad en el terreno es esparciendo una buena capa de pajote orgánico sobre la superficie del terreno. Según pase el tiempo éste se irá deshaciendo y servirá de fertilizante para tus plantas.
También, el pajote ayuda a controlar las malas hierbas típicas del verano. El pajote o viruta se consigue en variados colores y le agrega vida a cualquier área donde lo coloques.
Riega temprano en la mañana
Mientras más temprano en la mañana, mejor. Regar los terrenos antes de que el sol caliente le da tiempo al terreno a absorber el agua sin sobrecalentarse. Por ende, le permite a las plantas tomar sus sorbos antes de que el sol la evapore. Además, no hay mejor sensación que levantarse temprano, cuando aún el clima está fresco y regar el terreno.
Si no te gusta levantarte muy temprano es un buen momento para instalar un sistema de riego ya sea por gota o aspersión (sprinklers). Estos se pueden programar y encargarse del riego mientras tú sigues durmiendo.
Hidrata profundamente el terreno
Antes de que llegue el verano es bueno hacer algunos riegos profundos, siendo más efectivos que los pequeños riegos diarios. Así una vez llegue el verano el terreno estará bien hidratado (asumiendo que el mismo tenga buen drenaje), entonces sólo tendrás que hacer riegos esporádicos una vez a la semana.
Usa la lógica, si vez que no ha caído una gota de lluvia en tiempo y las temperaturas están al máximo, es hora de darle un riego profundo al terreno. Mirando las predicciones de clima en la tele podrás saber cuando se aproxima una sequía e irte preparando.
Almacena agua de lluvia
Antes y durante la época de verano caen aguaceros esporádicos… ¡Aprovéchalos! El agua de lluvia es la mejor forma de hidratar tus plantas, y si la almacenas en barriles o envases bien tapados tendrás agua de lluvia para esos días en que no cae una gota.
Agrega composta orgánica
Un terreno fértil es más fácil de hidratar que uno desprovisto de materia orgánica. La mejor forma de fertilizar durante el verano es con composta orgánica, ya que ayuda a que el terreno retenga mejor el agua. También provee a las plantas los nutrientes necesarios para resistir los embates del sol. Los fertilizantes químicos puede ser contraproducentes al unirse a las altas temperaturas y los fuertes rayos solares.
Mantén el césped más largo
A la hora de podar el césped, mantén sus hojas más largas de lo normal. Esto no sólo proveerá más sombra al terreno manteniéndolo más hidratado, pero ayudará a que el césped no se seque con tanta facilidad.
Agrega tierra nueva
Hay terrenos redundantemente faltos de tierra. Con las lluvias y los azotes del clima los terrenos se erosionan y pierden no sólo nutrientes pero a veces capas del mismo. Esto hace que las raíces de muchas plantas queden expuestas y sean más susceptibles al clima, plagas y demás elementos naturales.
Reponer y regar tierra fresca fértil a través del terreno ayuda a proteger las plantas y a mantener el terreno más húmedo y en mejores condiciones para el fuerte verano.
En realidad los cuidados del verano están basados en lógica y preparación, si hay sequía, riega. Pero procura hacerlo antes de que el sol caliente al máximo. También trata de almacenar agua para tiempos de sequía y agrégale nutrientes orgánicos a las plantas para que estén fuertes y resistan los embates del verano.
Perfect_Petunias1

La belleza de las petunias, te dejamos algunos consejos

La petunia es una de las principales y más conocidas especies del grupo de las denominadas ‘plantas de temporada’, apreciadas por su facilidad de cultivo, resistencia y belleza de las flores. 
Su principal función la encontramos en la decoración de jardines, tanto públicos como particulares, en la época de floración que se produce entre los meses de mayo y septiembre. Lo más apreciado de esta planta es sin duda su flor, de forma acampanada, y que desprende un dulce olor al que no podemso resistirnos. 
Tipos de petunias
En el mercado existen muchas clases diferentes, pero predominan las denominadas ‘grandifloras’, mientras que las ‘floribundas’ no suponen ni el 2% de las que se comercializan en España. 
El cultivo de la ‘grandiflora’ se desarrolla en macetas de 10 u 11 centímetros de tamaño. Los viveros prefieren adquirir el material de partida en forma de plugs o miniplantel, en lugar de la semilla o el semillero tradicional. Además, existen otros tipos de flores más pequeñas, como la ‘Surfinia’ o la ‘Senator’, que han dado lugar a las denominadas minifloras y multifloras en países como Holanda.
Su flor, de mil colores
La principal ventaja de la petunia es que dispone de una amplia gama de colores en sus flores, aunque los más demandados por el público son los puros y fuertes, frente a los pasteles o colores más suaves, que tienen menos éxito. Dentro de los puros el preferido es, con diferencia, el rojo, seguido del blanco, del rosa y el azul.
Esta planta cubre toda la gama cromática y las mezclas entre los diferentes tonos. La excepción la encontramos en los naranjas y amarillos, que existen, pero no están tan bien conseguidos. En lo que al tamaño de la flor se refiere, hay que indicar que predominan las vistosas pero inferiores a los 10 cm. de tamaño. Por último, señalar que existen flores dobles, aunque no son muy abundante
Cómo plantarlas
Para plantar petunias se emplea una mezcla compuesta por media parte de tierra, media parte de compost, dos cucharadas de harina de hueso y un 10% de perlita. Posteriormente, hay que poner una capa de perlita que llegue hasta el primer hueco de la maceta y hay que colocar las plantas empezando por la parte interior. Luego, se completa con sustrato cada hueco y se afirma la planta.
Es preferible escoger una combinación de ejemplares que sean de un solo color o de dos. Las mezclas demasiado variadas producen una sensación artificial y recargada, y la impresión de masa colorida se consigue mejor con pocos tonos cromáticos. Una vez plantada, se debe situar la maceta al sol así como cuidar el riego regular.
Cuidados y mantenimiento
Lo primero que hay que hacer para lograr que la petunia alcance su desarrollo óptimo es analizar el lugar en el que se va a plantar, ya que necesita ubicarse en espacios muy soleados, con temperatura templada y protegida del fuerte viento y de la lluvia excesiva. Tampoco es conveniente que se encuentren en zonas de clima seco y muy cálido.
Por otro lado, la fertilización es una de las tareas imprescindibles en su cuidado, ya que éstas necesitan grandes cantidades de nitratos. Así, con el objetivo de que la producción de flores sea óptima, conviene eliminar las que se han secado y sus tallos, así como aplicar fosfato diamónico cada 30 días.
En cuanto al riego, es conveniente que el terreno no esté excesivamente húmedo o encharcado, aunque el agua ha de ser bastante abundante. Se puede averiguar que la planta necesita agua cuando se observe que está inclinada o ablanda sus hojas. No obstante, la petunia no necesita excesivos cuidados en el cultivo. Simplemente hay que intentar que las plantas se encuentre a una distancia de entre 25 y 40 centímetros entre ellas y vigilar la incidencia del sol y el agua.
Ginkgo-biloba1

Algunas plantas para tratar la migraña o jaqueca

La migraña o jaqueca es una enfermedad cuyo síntoma es esencialmente el dolor de cabeza. Esta causa episodios de dolor agudo intercalados entre largos periodos sin síntomas.
Su frecuencia  y dolor varía en función del paciente. Puede afectar a la vista, la lengua, la mitad de la cara siendo más intenso en uno o en otro lado de la cabeza, sensibilidad a la luz y al sonido, vómitos, etc.
La migraña puede venir provocada por diversos factores como la genética, la alimentación, el estrés, menstruación y menopausia, trastornos del sueño, algunos medicamentos, etc.
¿Cuáles son las plantas adecuadas?
Existen muchas plantas medicinales que ayudan a controlar y disminuir el efecto de muchas enfermedades. En el caso de la migraña, también existen algunas plantas que ayudan a este problema.
Por ejemplo, las plantas que mejoran la circulación sanguínea favorecen el dolor de la migraña. También ayudan aquellas analgésicas que calman el dolor, las antiinflamatorias y las tranquilizantes como la valeriana para reducir situaciones de estrés que aceleran la jaqueca.
Por ejemplo el jengibre es una planta que ayuda mucho contra este dolor  a nivel interno. Tomar cápsulas de esta planta por ejemplo favorece la no aparición de la jaqueca.
Podemos realizar infusiones con espino blanco o passiflora.  Beber un par de vasos al día con una o dos cucharas de la planta seca. Con una cucharada de romero en agua hirviendo también sentiréis la mejoría.
Se ha demostrado que la menta favorece este tipo de dolores sobre todo cuando afectan a la mitad de la cabeza. Para ello, colocad una compresa con unas gotas de aceite de menta en alcohol, situadla sobre la sien y veréis el resultado.
Podéis comprar en farmacias extractos de algunas plantas cono en ginkgo, y como no, un aromático café. La cafeína ayuda a combatir el dolor de cabeza y se encuentra en muchos medicamentos para este tratamiento.
Otros remedios alternativos
Aparte de la fitoterapia, existen muchos remedios populares y técnicas que ayudan a combatir esta enfermedad.
Por ejemplo los baños. Estos tienen efectos muy positivos contra las jaquecas cuando se incluyen aceites esenciales e hierbas medicinales. Con agua caliente  y una gotitas de algún aceite esencial, el efecto será increíble.
Algunos de los aceites que más favorecen la migraña son el aceite de melisa, manzanilla y lavanda.  Realizar un masaje sobre la sien con unas gotitas de estos aceites será fabuloso.
Los masajes en general ayudan a disminuir estos dolores sobre todos cuando son anti estrés. Algunas técnicas de relajación como el yoga o la meditación también favorecen la no aparición de las migrañas. 
abonosorganicos-1-420x3001

Como fertilizar mi jardín orgánico

Si alguna vez se preguntó: “¿Cómo puedo fertilizar mi jardín orgánico? entonces no está solo. La mayoría de los jardineros orgánicos tienen dificultad en la elección de los mejores fertilizantes para su jardín orgánico. Sin embargo, si se conoce el tipo de abonos orgánicos disponibles, entonces será más fácil seleccionar el producto adecuado.
La primera tarea es identificar el tipo de planta que tiene. Lo siguiente es encontrar el fertilizante orgánico que es más adecuado para este tipo de planta. Incluso si el fertilizante se prepara a partir de materiales orgánicos, no es necesario que sea adecuado para todos los tipos de plantas.
En su mayor parte, hay tres tipos de fertilizantes orgánicos que se pueden utilizar para su jardín orgánico.
Estos fertilizantes naturales, los fertilizantes en base de plantas, animales y minerales. El compost es el más común a base de plantas de fertilizantes que se pueden preparar fácilmente con los materiales disponibles localmente. En este tipo, hay una comida de semillas de algodón fertilizante que proporciona una buena fuente de potasio y nitrógeno.
Comidas de gluten de maíz, soja, alfalfa y algas son también beneficiosos para estimular el crecimiento de las plantas.
Fertilizantes basados en animales se obtienen a través de las aves y los peces. La mayor parte de estos fertilizantes son nitrógeno rico y bueno para las plantas de hoja verde. Con este tipo de abono, el más común es el estiércol de los animales.
Debe evitar el uso de estiércol fresco que puede dañar las raíces tiernas y semillas. Fertilizante basado en Guano de murciélagos  es una buena alternativa que usted puede comprar en forma de gránulos o polvo. Las plantas que necesitan el calcio y el fósforo pueden usar fertilizantes huesos.
Los diferentes tipos de subproductos de pescado se utilizan como fertilizantes. En algunos casos, los subproductos de pescado se mezclan con algas marinas o algas. Mineral basados ​​en fertilizantes son obviamente muy buenas fuentes de minerales y nutrientes. Ayuda a las plantas reciben el calcio, fósforo, fosfato de azufre y otros minerales.
Cuando se utiliza correctamente, estos minerales se mantiene el suministro de micronutrientes a la planta por años sin necesidad de una segunda aplicación. En algunos casos, es necesario primero poner a prueba el suelo para el nivel de pH y utilizar solamente los apropiados a base de minerales fertilizantes.
Los fertilizantes orgánicos suministran micronutrientes necesarios para las plantas. Ayuda a mejorar la fertilidad del suelo sin contaminar las frutas y verduras con restos de productos químicos no deseados. Antes de elegir un fertilizante orgánico, debe saber cómo un fertilizante se define como orgánico o sintético.
Los fertilizantes orgánicos se derivan generalmente de ya descompuesto o descomponer los restos animales o vegetales. También puede proceder de materias extraídas naturalmente que generalmente no han sido puestas a través de procesos como molienda, trituración o lavado.
También existen leyes locales que definan claramente lo que puede considerarse como abono orgánico. En la mayoría de las áreas, existen leyes estrictas sobre el tipo de fertilizantes sintéticos que pueden ser utilizados por los efectos dañinos estos productos químicos tienen sobre las aguas subterráneas.
Antes de comprar cualquier fertilizante orgánico, se debe comprobar que el envase tiene la etiqueta adecuada. El detalle debe indicar claramente el nivel de nitrógeno, potasio y fósforo en el producto.
Dependiendo del tipo de abono, el detalle puede incluir también el porcentaje de otros minerales y nutrientes tales como azufre, magnesio y calcio.
Si deseas tu mismo elaborar tus fertilizantes naturales, te recomendamos que adquieras esta guía, la cual te explica paso a paso de como debes elaborar tus fertilizantes orgánicos. 
Uvas21

Conoce algunas variedades de uvas y su uso en las gastronomía

La uva es una de las mayores influencias en la obtención de vinos de calidad. Detrás de cada caldo hay siempre una o más variedad de uva que ceden lo mejor de sí mismas: olor, cuerpo o color.
Cada vino tiene características especiales que le son dadas por el tipo de uva utilizada para su elaboración. Existen dos tipos fundamentales de uvas para hacer vino: las rojas (o tintas) y las blancas.
Tipos y variedades de Uvas rojas (tintas):
  • Cabernet Sauvignon: La Cabernet Sauvignon es la uva roja más famosa del mundo. Los aromas más típicos de este vino son a violetas, bayas, frambuesa, moras y café sin tostar. Acompaña bien a las carnes roja, asadas o a la parrilla, así como pimientos rellenos, entre otros.
  • Merlot: Originaria de Francia, esta uva se ha popularizado mucho en California y Argentina. Sus vinos tienen un color rubí muy intenso, de graduación mediana y envejece rápidamente sin perder calidad. Vino fino y suave, sin dejar de ser aromático y carnoso. Se puede combinar perfectamente con platos de arroz y carnes rojas.


  • Tempranillo: Uva utilizada sobre todo en España. Se suele mezclar con otras uvas tipo Garnacha, Cabernet Sauvignon, entre otras. Posee un color es rojo rubí y sus aromas más representativos son los de frutos del bosque, bayas, ciruela y tabaco, además acompaña bien a las carnes rojas, guisos, quesos manchegos y platos picantes.


  • Pinot Noir: Elegante uva originaria de Borgoña (Francia). Este tipo de uva se adapta bien a distintos climas y cuyo cultivo se ha extendido por todo el mundo (desde Francia, Alemania, Australia, Surafrica, entre otros). Posee un color rojo rubí cuando son jóvenes, y color teja u ocre en su maduración. Pinot Noir produce un vino extremadamente suave, fresco y frutado, que se combina bien con queso fresco, carnes blancas, pastas, champiñones, entre otros.
  • Syrah: El origen de la uva también conocida como Shiraz, Sirah o Syrac, es incierto. Los vinos que produces son sabrosos, de color intenso y de aroma a frutas silvestres y a violetas. Va bien con quesos maduros, carnes de caza, cordero, entre otros.
  • Nebbiolo: Es originaria del Piemonte italiano. Da vinos muy duraderos, fuertes con una nota de cereza en el aroma. Ideal para carnes rojas, caza, pato y pastas con salsas espesas.
  • Otros variedades son: Malbec, Garnacha, Lagrein, Zinfandel, Cabernet Franc, Corvina, Pinotage, Sangiovese, Trollinger, entre otras.




Tipos y variedades de Uvas blancas:

  • Chardonnay: El origen de la uva blanca más famosa es Francia, concretamente, la región de Borgoña donde es ampliamente empleada. Tiene un color de reflejos verdosos. Presenta un olor a piña , melón y  vainilla. Es ideal para acompañar  platos con pescado frescos, además de la pizza, pollo, carnes de ave, y quesos azules.


  • Riesling: Típica uva alemana difícil de cultivar y que es una de las más buscadas por el consumidor. Su color es amarillo paja con reflejos verdosos. Presenta aromas a manzana verde, durazno y cítricos. Sus vinos se pueden tomar tanto como aperitivo, como para acompañar carne de pollo, carne de cerdo, platos orientales o postres.


  • Sauvignong Blanc: Procedente de Francia (Burdeos), se encuentra también en vinos SurAmericanos y Australianos. Se combina tradicionalmente con pescados, quesos de cabra y ahora con platos picantes asiáticos.


  • Palomino: Uva de la que sale el famoso Jeréz (Sherry). Apto como aperitivo, para tapas con queso, aceitunas, entre otros, y para postres.


  • Albariño: Uva de Galicia y Norte de Portugal. Su sabor es fresco y suave, con aromas frutados, ideal para tomar con marisco y platos de pescado.

  • Verdejo: Uva blanca española, de alta calidad. Sus vinos muestran tonos amarillos verdosos y son  muy aromáticos a florales tipo jazmín, rosa, nardo, entre otras, y es apto para aperitivo y postres.
  • Otros variedades son: Chenin Blanc, Sémillon, Airen, Albillo, Godello, entre otras.

jardines-colgantes-en-tu-casa-3_590x3951

Los jardines colgantes para decorar tu hogar

Este accesorio te ayudará a ahorrar tiempo y esfuerzo, pues al estar de cabeza sobre techo de la cocina el dispositivo regará las hierbas y sólo tendrás que regarlas cada quince días. El diseñador británico Patrick Morris creó unas macetas al revés para regar tus plantas.
La tapa circular que actúa al revés como barrera para evitar que el agua caiga al suelo se cuando se enciende el dispositivo.
El accesorio de cerámica gradualmente libera agua por lo que sólo tendrás que rellenar de agua a la horticultura una vez cada 15 días.
Morris, creador de este invento está revolucionando la experiencia de cocinar mientras tienes plantas colgando de cabeza a tu alrededor.
Los dispositivos no ocupan mucho espacio, además de ser generadores del ahorro de agua, lo cual hacen de este accesorio de mucha ayuda a los amantes de las plantas.
El dispositivo es completamente de cerámica y cuenta con una maquina interna que libera gradualmente el agua sobre las plantas.
Esto hace que el agua caiga lentamente en las plantas, dándoles la cantidad exacta de agua a tus hierbas.
Patrick Morris ahora están luchando para mantenerse al día con la alta demanda de este ingenioso accesorio, pues se ha convertido en el favorito de los amantes de la ecología..
banyan1

Conoce las bondades del Bonsai

Mucha gente se pregunta sobre el significado detrás del árbol de los bonsai. Bueno, vamos a empezar con el significado de la palabra misma. Bonsai, en primer lugar, es una palabra japonesa y se podría traducir como “un árbol en una maceta”. El arte de crecer bonsai  no se originó en Japón, sino en China. Todo comenzó hace más de mil años atrás,  en ese momento los árboles se llamaban “Pun-sai”.  
  
Se cree que en esos días, la gente estaba tratando de crear los árboles que parecen dragones, serpientes, pájaros y otros animales. Todas estas formas están profundamente enraizadas en los mitos y leyendas chinas.
  
Más tarde, cuando los japoneses aprendieron de esta nueva forma de arte, el significado cambia también. Los monjes budistas que llevaron a Japón el bonsai creciente vieron estos árboles como símbolo de la armonía entre la naturaleza, el hombre y el alma. Con ello, la forma de los árboles también han cambiado. Habían desaparecido las formas extrañas y grotescas de serpientes retorcidas y dragones feroces. A partir de entonces el bonsái eran todos acerca de la armonía, la paz y el equilibrio. Comenzaron a representar todo lo que era bueno.
  
Los monjes budistas tenían una gran influencia en el arte y la práctica del bonsai creciente de que nunca se ha desaparecer. Incluso en estos días una gran cantidad de libros que se dedican a la jardinería bonsái y aparecen en la comidilla del mundo occidental acerca de la meditación y el zen. Ellos describen cómo hacer crecer un bonsai requiere de un estado de meditación y cómo toda la poda y el corte debe ser abordado con un estado zen de la mente.
  
Dicho esto, la mayor parte de los sinificados del  árbol bonsai se perdió para el público en general en el último par de décadas. La mayoría de los occidentales ahora miran estos árboles como una mera decoración, un pequeño toque de Asia para poner en nuestros hogares.  
  
Sin embargo, si se convierten en un artista de bonsai y comenzar a crecer sus propios árboles, en vez de simplemente observar o comprar árboles que alguien más ha hecho por usted,  encontrará que el cuidado de los bonsai aún poseía una nota espiritual. Usted tendrá que conectar con el árbol, entenderlo, ver a dónde quiere crecer y luego dirigir suavemente en la dirección deseada. Usted tendrá que encontrar el equilibrio entre lo que quiere y lo que un árbol está dispuesto a dar. Usted tendrá que encontrar la paciencia dentro de ti y dejar a un árbol para dictar la rapidez con que quiere desarrollar. Y a través de todo este proceso, es posible descubrir algo nuevo dentro de vosotros. Usted podría descubrir que algo indescriptible que ha cautivado a muchos. Con eso, sólo debe encontrar su propio significado de árboles bonsái.
Si deseas dedicarte a esta practica del bonsai te recomendamos este libro electrónico que te muestra las técnicas más elaboradas para que puedas sacarle provecho a este fantástico arte milenario. Para ver mas información del libro electrónico puedes dar clic AQUÍ
cilantro1

Algunos consejos para sembrar Cilantro o Culantro

Coriandrum sativum, llamado popularmente cilantro, es una hierba anual de la familia de las apiáceas (antes llamadas umbelíferas). Es la única especie del género Coriandrum, que es también el único miembro de la tribu Coriandreae.
Planta anual que alcanza unos 40 o 60 cm de altura. Tiene tallos erectos, hojas compuestas, flores blancas y frutos aromáticos. Es de uso común en la cocina mediterránea, india, latinoamericana, china y del sureste asiático. Todas las partes de la planta son comestibles, pero generalmente se usan las hojas frescas y las semillas secas.
Es de hábito anual y bajo condiciones normales, el cilantro alcanza de 40 a 60 cm de altura. Se da bien en suelos flojos y permeables y en climas templados o de montaña en la zona tropical. Aunque es bastante resistente al frío, no sobrevive en terrenos encharcados.
Es una hierba poco complicada que puede plantarse en jardines o macetas. Sus flores, pequeñas y blancas aparecen en verano.
Las semillas se siembran en hileras, a 30 cm unas de otras, poniéndolas a 1 cm de profundidad; a más profundidad no germinan pues necesitan claridad. A las tres semanas brotan las plantas y hojas.
A escala industrial, generalmente se siembra en hileras separadas de 30 a 50 cm con la misma maquinaria utilizada para los cereales. Se usan de 20 a 40 kg de semillas por hectárea.
Sus principales problemas son el pulgón del coriandro (Hyadaphis coriandrii) y los hongos si hay excesiva humedad.
– El cilantro es una de las plantas aromáticas más fáciles de cultivar en casa, ya sea en maceteros o en un rincón del jardín.
– Luz: mucha ilurninación.
– Crece bien en terrenos calcáreos y sueltos en zonas protegidas de los vientos.
– No sobrevive en terrenos encharcados.
– Se siembran las semillas de cilantro en hileras, a 30 cm unas de otras, poniéndolas a 1 cm de profundidad; a más profundidad no germinan pues necesitan claridad. A las tres semanas brotan las plantas.
– Cuando están crecidas, se escardan y se dejan 12 cm entre cada planta, Es necesario escardar a menudo hasta que las hojas alcancen las de la planta próxima, Va muy bien abonada con potasio, pero, al contrario, el nitrógeno es mortal.
– Es conveniente, si se ha abonado con estiércol, esperar un año para sembrar el culantro.
– Al final de temporada, se dejan secar sus pequeñas flores en la matita y luego se cosechan las semillas, que se guardan limpias y bien secas en papel de aluminio hasta la próxima temporada.
– Esta planta anual de exterior se cultiva facilmente de semillas plantadas al exterior al final de la primavera.
412_79225_5973004_4421891

La importancia del cuidado de los jardínes

En nuestros días, dado el aumento de viviendas unifamiliares adosadas que cuentan con un pequeño espacio a ajardinar, ha hecho que se hable a pie de calle, “del Jardín de Pedro” o “estuvimos cenando en “el jardín de Ana”.
Yo, cuando voy no solo a viviendas unifamiliares adosadas, sino a viviendas independientes e incluso a grandes fincas de recreo compruebo con tristeza que ni Pedro ni Ana tienen jardines y que a cualquier cosa hoy día se le llama jardín.
Un jardín, como siempre hemos dicho muchas veces, es una obra de arte y precisamente lo que se dice una obra de arte no es lo que yo veo. Pongamos un ejemplo, una obra de arte es un cuadro al óleo donde un artista ha dejado su tiempo y su talento plasmado en un trabajo original y que toca la fibra de las emociones humanas pero no podemos llamar en ningún momento obra de arte a una lámina de papel que hemos comprado plastificada y enmarcada. Pues esto justamente es lo que está ocurriendo hoy día en el panorama actual paisajistico-urbano de los jardines. Es lógico que haya ocurrido esto ya que el impacto urbanístico ha sido gigantesco tocando un nuevo perfil de vivienda que cuenta con una serie de prestaciones que hasta ahora no se habían dado, como es el jardín.
Así pues cuando alguien desea realizar un Jardín toma como referencia la “lámina plastificada” de su vecino, amigo o compañero de trabajo y nadie toma como referencia el original cuadro al óleo, porque nadie poseía un cuadro al óleo y no existían referencias correctas que seguir o copiar.
Nos encontramos pues en un momento donde estamos perdidos porque las referencias que se toman son erróneas, referencias que a su vez sirven de guía a un tercero o cuarto en adoptarlas, es por ello por lo que los paisajistas estamos aunando todas nuestras fuerzas para hacer ver lo que realmente es un jardín, por pequeño que este sea.
Son tantas las referencias erróneas que se siguen…. de lo cual no culpo a absolutamente a nadie porque no he analizado de donde proviene el error ni merece la pena ello, ha sucedido así y lo que tratamos ahora es de que las gentes tomen conciencia  de lo que realmente es un jardín, una de esas referencias mal tomadas es la de poner césped en lugar de pradera. ¿Recuerdan el artículo que les presenté hace tiempo en esta misma web? Reléanlo por favor: “La pradera, alternativa al césped”. 
Mis únicos consejos y en los que haría hincapié serían que si adquieren una casa con Jardín por pequeño que este sea:
– No solar con ningún pavimento para convertirlo en patio.
– Que recurran a un paisajista ( que son los verdaderos artistas de los jardines ) y él les aconsejará mejor que nadie, recuerden que la diferencia entre un viverista y un paisajista es la misma que entre un farmacéutico y un médico, el primero vende el producto y le puede dar profundos consejos pero nunca planificar y proyectar un jardín hispano-morisco, un jardín Shintoísta-zen, un jardín mediterráneo, un jardín inglés ó minimalista con el mismo acierto y estilismo que el primero.
Los paisajistas, por muy diferentes que sean sus estilos, son los únicos que contemplamos el jardín como un refugio para el espíritu y un bálsamo para el alma. Veamos a continuación una serie de imágenes que nos ayuden a visualizar estas ideas:
Diente-de-leon1

Como cuidar el Diente de León

Un libro del siglo XVI rezaba: “los magos dicen que sí una persona se frota a si misma con un diente de león será bienvenido en todas partes y obtendrá lo que desee”. La astrología y la alquimia se mezclan con la fantasía y con los hechos reales cuando hablamos de esta misteriosa flor.
Existe una doctrina antigua que habla acerca de las plantas como auténticos instrumentos de curación basándose en su apariencia. Cuando se aplica esta creencia a una planta como el diente de león, debemos tener en cuenta que estamos frente a un ‘superviviente’: llega a niveles muy profundos de la tierra siendo inmune al fuego y a las madrigueras de los animales.
El color amarillo brillante de la flor corresponde al hígado, y por lo tanto, explica su uso en el tratamiento de los cálculos biliares y la ictericia. Al igual que el hígado, un órgano que ha sufrido ataques a causa de las sustancias químicas de nuestro medio ambiente, el diente de león continúa adaptándose y ayuda a su vez al organismo humano a adaptarse.
Práctica de la medicina ayurvédica
‘Ayurveda’ se traduce como ‘ciencia de la vida’ y se trata de un sistema tradicional hindú de curación. En la práctica de estas enseñanzas, el diente de león se usa para detener la energía en el hígado y la vesícula biliar, a la vez que contribuye a reducir los malestares de la bilis.
Según los adeptos de la ciencia de la vida, el diente de león también es beneficioso con los problemas de pecho, tumores, quistes e inflamación de las glándulas linfáticas, etc. En concreto, la hoja de esta planta se usa sobre todo para los estados agudos y la raíz para los crónicos, como forúnculos, carbunclos, gota y cáncer.
Se considera astringente, fortificante para todo el cuerpo, así como un tónico refrescante y benéfico para el tratamiento de infecciones.
Las infusiones con hojas de diente de león incrementan la movilidad de nuestras articulaciones y reduciremos la rigidez, a la vez que el colesterol y el ácido úrico.
También se ha usado mucho tiempo en el tratamiento contra el cáncer, dado su alto contenido en clorofila y antioxidantes como el betacaroteno y los flavonoides.
En cuento al beneficio emocional que nos puede llegar a reportar esta planta, señalar que contribuye a calmar la ira, la depresión, los celos, la hipersensibilidad y el resentimiento.
Ensayos clínicos y descubrimientos científicos
Los estudios con un nuevo medicamento pueden llegar a suponer costes solamente accesibles a las grandes compañías farmacéuticas. Es comprensible el hecho de que no haya muchos estudios sobre el valor medicinal de una hierba que crece en ambientes tan libres y silvestres y que, casi siempre, se puede conseguir sin dificultades. No obstante, sí existe alguna investigación sobre sus efectos positivos y sus usos.
El escritor y botánico Christopher Hobbs, relata que durante un estudio realizado en Italia en 1938, a 12 personas que padecían síntomas de una disfunción en el hígado, se les inyectó 5 milímetros de extracto de diente de león durante 20 días. De estas 12 personas, 11 tuvieron una bajada significativa del nivel de colesterol y todas ellas se sintieron mejor.
K. Faber, autor de una obra de referencia sobre esta planta, afirmó que las pruebas clínicas realizadas en China a mediados del siglo XIX, demostraron que era efectivo contra la bronquitis, la neumonía, las anginas y otros problemas respiratorios.
Existe un estudio de 1974 realizado por Elizabeth Racz-Kotilla, Gabriel Racz y A. Solomon en el que se suministró a ratas y a ratones 50 mililitros de infusión de diente de león durante todo un mes. Los animales perdieron el 30% de su peso original debido a la función diurética, al suave efecto laxante y al fortalecimiento de la función del hígado.
Por último, señalar que de acuerdo con un estudio de 1979 llevado a cabo por K.K. Kotobuki Seiyaku, cuando los polisacáridos y los extractos acuosos del diente de león se administran a los animales, éstos desarrollan una actividad antitumoral.
Algunas recetas útiles
A la hora de utilizar esta planta para evitar algunas dolencias comunes, podemos emplear el diente de león, bien en infusión o bien por decocción. Por ejemplo, para calmar la inflamación y hacer que el cuerpo sea más resistente a las alergias, realizaremos una decocción mezclando una porción de raíz de diente de león, otra de raíz de malvavisco y media de regaliz.
Si lo que queremos es metabolizar las grasas, mejorar la eliminación de residuos y luchar contra la celulitis, podemos tomar hojas de diente de león y hojas de ortiga en infusión.
La decocción de la raíz de diente de león es útil para la limpieza del hígado, el fortalecimiento de los nervios, la mejora del estado de ánimo, la descongestión de fosas nasales y pulmones, prevenir gases y calmar el dolor de estómago.
o141

Datos importantes del árbol de Olivo

El árbol del olivo, es un árbol muy alto, que puede llegar a medir unos 15 metros de altura. Su tronco de color gris claro, está lleno de protuberancias y fisuras, que van en aumento a medida que se hace mayor.
  • Sus hojas son opuestas, blanquecinas por el revés y de color verde brillante por su frente. Con flores pequeñas y de gran fragancia.
  • Tiene por fruto las mencionadas aceitunas. Presentan tamaños diferentes, según las variedades. En sus comienzos son de color verde, y a medida que maduran se vuelven negras.
  • En España este árbol es muy común en la cuenca mediterránea y en las regiones de clima suave. Actualmente, el 95% del terreno mundial cultivado se encuentra en el área mediterránea, por lo que resulta más que evidente la importancia que esta especialidad tiene en nuestro pais, ya que (repito) su fruto es quizás la base de nuestra cocina.
  • El olivo se ramifica a escasa altura y sus ramas tienden a dispersarse. Requiere mucho sol y rehuye la humedad. El suelo debe ser profundo pero seco.
  • Orígen y desarrollo del árbol del olivo:
  • El olivo es uno de los cultivos tradicionales más antiguos de la cultura mediterránea. No se puede precisar el sitio exacto donde se cultivó por primera vez. Aunque según las investigaciones sus orígenes se encontrarían 4000 años AC.
  • La figura de este magnificente árbol aparece en monumentos egipcios, como la tumba de Tutankhamon. En la cultura judía, en el episodio de crucifixión, que fue llevado a cabo en un campo de olivos.
  • Fue considerado por griegos y fenicios un árbol sagrado y mágico. En la ciudad de Atenas, el olivo era la planta principal y decoraba completamente los jardines. Quién hiriese o cortara éste árbol, sufría la pena del destierro.
  • Así es como el creador de un fruto tan común entre nosotros, tiene historia y mágicas anécdotas, que debemos preservar con un buen cuidado. Para ello es necesario conocer sobre sus faenas. Uno de las practicas de se deben llevar a cabo de una forma adecuada, es la poda.
  • El olivo, al igual que el resto de los árboles necesita y tiene épocas de poda. Existen varias clases de poda. La poda de instalación; una de reforma, otra poda de rejuvenecimiento, y una poda productiva y en algunos casos una poda total.
  • Además lo habitual es que se pode en el mes de septiembre, y siempre de manera anual o bianual dependiendo de crecimiento.
  • Cuando el árbol es todavía joven le podemos dar lo que se conoce como la “poda de instalación” y que es una primera poda para que las ramas y el árbol no sólo cojan forma, sino que además para que las ramas vayan creciendo.
  • Si  el árbol ya tiene unos años, le podemos dar una poda de reforma o de producción,  poda que es leve y que principalmente nos permitirá el poder obtener su fruto sin lastimar al árbol.
  • Si el árbol es viejo, se le da una poda más drástica para rejuvenecer el árbol,lo que se conoce como la mencionada “poda de rejuvenecimiento”.
  • Existen distintos factores a tener en cuenta a la hora de podar el olivar o un olivo, ya que tenemos que saber que suele hacerse de modo que podamos conseguir que el ejemplar tenga una forma uniforme y equilibrada. Para ello eliminaremos aquellas ramas que sobresalgan del diseño general.
  • Las principales ramas a eliminar serán aquellas que impiden acceder al interior del mismo, imposibilitando faenas de cultivo como la fumigación o la recogida de la aceituna. Además, también se tienen que eliminar aquellas ramas entrecruzadas que cierran la copa en el interior de la misma.
  • La poda permite además que se facilite la entrada del sol, necesaria para el buen crecimiento de los frutos y para una floración abundante. En este caso deberémos seguir lo antes mencionado para saber qué ramas son las que se tienen que eliminar.
  • Al margen de la poda y otros cuidados que tiene que recibir el olivi, tenemos que decir que es importante el que se realice una fase de abono.
  • Para ello se ha de hacer mediante un abono granulado y que esté compuesto y que sea rico en nitrógeno, fósforo y potasio, y una vez al año, en la época del invierno entre los meses de noviembre y marzo.
  • En cuanto a la cantidad de abono que tenemos que utilizar, hay que decir que depende de muchos factores, aunque lo que podemos hacer para que resulte efectivo es el echar medio kilo por árbol durante el primer año, y de abono rico en nitrógeno, y espolvoreando por todo el alrededor del tronco y por debajo de la copa.
  • En el segundo año ya podremos utilizar un kilo por árbol. Si tenemos un olivo de grandes dimensiones, tendremos que abonar con cantidades más grandes y según consideremos, y combinando el nitrógeno con el fósforo y el potasio.
  • Para los árboles del olivo más grandes se ha de espolvorear  fuera de la copa para evitar que la hierba crezca junto al tronco. Eso sí, este tipo de abono no lo podemos utilizar los dos o tres primeros años ya que las raíces son muy cortas para alcanzar el abono que queda a cierta distancia del tronco.
  • Y si tenéis estiércol es mejor abonar con ello cada dos años.