Category Archives: Cesped

Conoce la Cynodon Dactylon

Cynodon dactylon  verde
Cuando mencionamos y definimos el concepto de dormancia en las plantas, precisamente citaba como ejemplo a este tipo de césped. Se le conoce en diversas partes del mundo con muy distintos nombres comunes que citaré en la ficha que compartimos en este msmo post, pero entre los jardineros se le conoce habitualmente como “pasto del diablo”, ya veremos por qué.
Si me pides una característica irrefutable de es la de resistente. Es capaz de rebrotar incluso luego de incendios o condiciones extremas similares. Vale la pena entonces, conocerlo un poco más…
Nombre científico: Cynodon dactylon
Familia: Poaceae
Nombres comunes: Bermuda Grass,Pasto Bermuda,  Zacate Bermuda, pasto diente de perro, Bahama Grass, Devil’s Grass,Pasto del Diablo,  Gramón, Pata de perdiz, entre otros.
Descripción general: Se trata de una gramínea perennifolia, cuyo origen se conviene en acotar entre el sur de Europa y norte de África. Sin duda es la “maleza” más difundida en todo el mundo. Se caracteriza por una elevada resistencia, debida entre otras razones a que es capaz de desarrollar un sistema radicular muy profundo (hablamos de más de 2 m) por lo que soporta condiciones difíciles como intensa sequía o nevadas rigurosas.
Siembra: Se siembra desde semillas


Requerimientos: muy pocos requerimientos específicos; es resistente y crece con rapidez por lo que suele ser elegido incluso para campos deportivos. Como condiciones óptimas de crecimiento señalo climas templados de lluvias regulares.

¿Sabías que…? Este humilde pasto es un potente antiinflamatorio y diurético, que siempre, en todos los casos (enfatizo) debe ser preparado por un idóneo homeópata o comprarlo ya preparado en una herboristería de tu confianza.

Como seleccionar el césped ideal para nuestro jardín

El césped sintético o artificial vive en estos momentos opiniones encontradas y además totalmente opuestas. Ante ello y como en la mayoría de ocasiones, son fruto de escasas reflexiones y desconocimiento, con el añadido del uso inadecuado por parte de “profesionales del sector”.
Césped sintético o artificial
Sin ánimo de entrar en la polémica, simplemente aportaremos algunos conceptos sobre el césped sintético o artificial.
La procedencia de su fabricación es muy diversa, fabricándose en muchos países si bien, durante estos últimos años China ha experimentado un crecimiento brutal. Los importadores, vendedores e instaladores de este producto han basado en muchos casos su estrategia comercial asociada al menor precio posible y ello tiene sus consecuencias.
Un adecuado césped sintético o artificial debe de tener una calidad mínima en los materiales empleados, tanto el de la base sobre el que va cosido la fibra como esta misma. Una fibra sin tratamiento anti rayos UVA o de material poco estable, dará como resultado una degradación rápida del mismo y pérdida de color en pocos años e incluso meses.
Otro aspecto es el número de “puntadas” o fibras salientes por una determinada superficie ya que esto nos dará la densidad del mismo. También está la longitud de las fibras ya que nos simularán un “césped” más o menos alto, teniendo siempre que añadir más o menos capa de arena para su levantado. Y por supuesto la calidad de o las fibras en un mismo producto, que afectan ya no sólo al aspecto visual sino también al tacto, resistencia al pisoteo, etc.
Césped sintético o artificial
Hay muchos tipos de césped sintético o artificial y podríamos decir que cada necesidad tiene su producto adecuado. Por supuesto, este tipo de césped no es un sustituto del césped natural, simplemente es una opción más para dar respuesta a unas necesidades concretas.
Hay césped sintético o artificial especial para ser utilizado como decorativo. También lo hay deportivo para áreas concretas como fútbol y pádel, además de genéricos dentro del concepto de multisport. Y los mal llamados paisajísticos, que en realidad es más apropiado denominarles para obra civil, siendo utilizados en zonas donde el césped artificial es muy complicada su colocación y mantenimiento y se opta por una opción puramente estética.
Dicho de otro modo, un jardín en una rotonda no es un capricho sino una necesidad… es un “equipo de aire acondicionado” que aporte humedad al ambiente y retenga en la mayor cantidad posible de elementos de polución.
Pero también es cierto que una rotonda sin acometidas de agua, sin suelo fértil y de difícil mantenimiento, el césped sintético o artificial puede ser una opción que actúe sobre el sentido de la vista que también es importante.

Consejos para elegir un cortacesped

La llegada del buen tiempo siempre nos anima a trabajar en el jardín con mayor frecuencia. Generalmente, nuestros trabajos van destinados a mejorar su apariencia, ya que pasaremos más tiempo en el exterior, y por eso queremos que esté todo perfecto. El césped es, en estos casos, uno de los elementos clave. De su correcto mantenimiento dependerá, en gran medida, el aspecto del conjunto. No es de extrañar, por tanto, que la elección del cortacésped sea, en ocasiones, un verdadero quebradero de cabeza.

Cuando acudimos a una tienda especializada o a un gran centro comercial en busca de nuestra segadora, es frecuente que la cantidad de datos que nos proporcionan los vendedores nos confundan: altura de corte, ancho de siega, eléctrico o gasolina, manual o autopropulsado, kit de mulching… Por eso, en este reportaje vamos a intentar dejar claro en qué aspectos nos debemos fijar antes de llevar a cabo la compra, para no arrepentirnos el día en que decidamos estrenarlo sobre nuestro césped.

El tamaño del jardín

cortacésped
Lo primero que debemos tener en cuenta es el tamaño en metros cuadrados que ocupa el césped. Esto es esencial porque, en función del número, nos decantaremos por una segadora manual, eléctrica o de gasolina. Para espacios muy pequeños, con un puñado de metros cuadrados, un cortacésped manual es suficiente. No cuentan con motor, y además tampoco recogen la hierba, pero son los más manejables y económicos. Si la superficie tiene ya un tamaño medianamente considerable, un segadora eléctrica será la mejor opción. Pesan menos que las de gasolina y son más silenciosas, pero cuentan con el inconveniente de llevar cable. Esto nos obliga ser muy cuidadosos en los giros, ya que podemos cortarlo sin darnos cuenta.

Los avances en este campo han permitido disponer de nuevos modelos con baterías, que eliminan la molestia delcable, pero con un precio mucho más elevado. La potencia del motor también es un aspecto que debemos tener en cuenta, especialmente si nuestro césped es de hoja dura. En el caso de los eléctricos, los de menor potencia rondan los 600 vatios, mientras que los modelos más avanzados llegan a los 1.600 vatios. Decantarse por uno u otro irá en función del tamaño de la parcela y, también, de nuestro bolsillo. Existen modelos autopropulsados, aunque estos últimos sólo interesan si el terreno presenta muchos desniveles.
Los cortacéspedes de gasolina son los más recomendables cuando el tamaño del jardín supera los 400 metros cuadrados. La mayoría son ya autopropulsados, lo que nos evita tener que empujarlos, y además cuentan con mayor libertad de movimiento que los eléctricos ya que no necesitan alimentación externa. Por contra, generan mayor nivel de ruido y nos obligan a disponer de una garrafa de gasolina sin plomo en algún lugar de la casa. Cuando el terreno que debemos segar sobrepasa los 2.000 metros cuadrados, lo mejor es buscar un modelo autoportante. Su precio es muy superior, pero el ahorro de tiempo es significativo..

¿Rotativo o helicoidal?

césped
Esta es otra de las dudas que suele surgirle a la gente que se enfrenta a la compra de su primer cortacésped. Si queremos que nuestra pradera presente un buen aspecto sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero, entonces las segadoras rotativas son la mejor opción. No permiten un corte excesivamente bajo (normalmente el límite está en 3 centímetros) pero a cambio el resultado es más que satisfactorio. Las cuchillas se desmontan con facilidad y podemos afilarlas nosotros mismos o llevárselas a un afilador. Su buen estado es vital para obtener una buena siega, tal y como aseguran desde Outils Wolf: “para que el césped conserve un buen aspecto, mantenga la cuchilla afilada. Mellada o desafilada, arranca las briznas en vez de cortarlas”.

Por otro lado, tenemos las segadoras helicoidales, utilizadas más por profesionales. Su sistema de cuchillas alrededor de un eje central permite cortes muy bajos, de pocos milímetros, por lo que son ideales para campos de golf o lugares que requieran una presentación muy cuidada. Este tipo de cortacésped lleva las cuchillas a muy baja altura, lo que obliga a revisar el prado previamente en busca de piedras u objetos que puedan atascar la máquina. Incorporan un rodillo trasero que produce un efecto de ‘rayado’ sobre la hierba, similar al que vemos en los campos de fútbol. Su mantenimiento es más elevado que los rotativos, y sus cuchillas tienen que afilarse en sitios especializados.

Otros aspectos que debemos considerar

Además del tipo de motor y la forma de las cuchillas, existen otros factores que pueden hacer que nos decantemos por un modelo u otro. El ancho de corte es algo esencial, especialmente para jardines grandes. Cuando mayor sea, más cantidad de césped podremos segar en el mismo tiempo. Por contra, los más estrechos serán más manejables y nos permitirán pasar por sitios con poco espacio. Tampoco debemos descuidar la altura de siega, ya que casi todos los modelos permiten variarla. Desde Honda recomiendan “elevar la altura de corte siempre que el césped se vea sometido a algún accidente (falta de agua, hongos, etc.). Ten en cuenta que, cuanto más baja sea la siega, más sensible será el césped”. Hay modelos que permiten variar la altura con una simple palanca, mientras que otros obligan a modificar cada rueda.
A día de hoy, también es casi indispensable que nuestro nuevo cortacésped incorpore una función que nos permita detener las cuchillas sin parar el motor. Esto es muy útil cuando tenemos en el jardín caminos, grava, tapas metálicas o riego automático, ya que podremos pasar por encima sin temor a destrozar algo. Tampoco debemos descuidar elmaterial de construcción de la carcasa. Los más económicos suelen estar realizados en plástico ABS, más ligero pero también menos resistente. Los modelos de mayor precio ya vienen con carcasa de fundición de aluminio, que pesan algo más pero a cambio soportan mucho mejor el paso del tiempo.
hierba cortando el césped

Por último, las empresas que fabrican este tipo de máquinas empiezan a sacar kits de mulching que podemos acoplar en cualquier momento. De este modo, la hierba no se deposita en la bolsa, sino que se tritura de nuevo y vuelve a depositarse sobre el césped, formando un acolchado. La ventaja del mulching es que crea una capa sobre la superficie que mantiene la humedad y hace que el césped tenga mejor aspecto. Este tipo de siega nos obliga a incrementar la frecuencia de corte, ya que si el césped está demasiado alto, la máquina no triturará bien la hoja y dejará trozos demasiado grandes. Por eso, lo ideal, es utilizar este sistema en momentos puntuales, cuando el césped sea más proclive a infectarse por algún hongo.

Como preparar el césped para invierno

El invierno es una estación muy dura para las plantas y para el césped. Por ello, el otoño es el momento ideal para que el buen jardinero lleve a cabo una serie de operaciones de acondicionamiento. Estas tareas harán posible que la vegetación sobreviva al viento, a la lluvia, a la nieve y a las bajas temperaturas, de forma que vuelvan a brotar con vigor y belleza la primavera siguiente.


A lo largo del invierno, el césped, al igual que el resto de la flora, permanece vegetando. El mes de octubre es el más adecuado para prepararlo de cara al invierno. Con este fin se realizarán los siguientes trabajos: siega, abono, aireado y drenaje de la tierra y, por último, replantado.

Segar el césped

Durante los primeros días de octubre se llevará a cabo la última poda del césped. Se ha de procurar no cortar en exceso para evitar que éste sufra. Segarlo demasiado puede debilitarlo y ayudar a que crezcan el musgo y las malas hierbas. La temperatura media y la humedad característica de esta estación propiciarán que brote.

Es muy importante quitar las hojas que hayan caído de otros árboles y flores. Si el césped es fino se debe segar cada dos o tres días, si es medio, a intervalos de tres y cinco días. Y si es de otra clase, al menos una vez a la semana. Una vez se haya cortado, hay que retirar los restos con la ayuda de un rastrillo.

También hay que prestar atención a la dirección en la que se siega, para evitar solapamientos, dobles pasadas y cambios bruscos de dirección. Es necesario asegurarse de que el césped está seco, ya que la humedad atasca la máquina y la caja de la hierba por lo que la segadora tardará más. Cuando soplen vientos fríos no hay que cortarlo, ya que éstos pueden quemar los extremos de la hierba.

Cómo preparar la tierra

El aireado favorece el crecimiento del césped a través de la oxigenación. Se realiza con una horca de jardín introduciendo sus dientes hasta unos 7,5 cm. de profundidad. Hay que remover hasta que el césped se levante un poco y repetir la operación cada cuarto de hora. Se puede airear siempre que se crea necesario, aunque se suele realizar en otoño.

Además, se debe alimentar el césped con un fertilizante adecuado. La cantidad exacta de la que no se debe exceder es de 100 gr. por cada 0,8 m². En el otoño se aplica un abono con bajo contenido en nitrógeno en relación con el ácido fosfórico y el potasio.

Cómo replantar el césped

Las zonas del jardín que estén poco pobladas, necesitan una replantación. Ésta se puede llevar a cabo de dos maneras diferentes. Es posible sembrar a mano, para ello hay que conseguir unas estacas y unas cuerdas. Con ellas se ha de marcar el césped, formando franjas de 1 m. de ancho. La cantidad de semillas que se han de sembrar varía de un suelo muy fértil a un suelo menos rico. En el primer caso, a cada 0,8 m² le corresponde 16 gr. de semilla. En el segundo, se dobla la cantidad. También se pueden plantar tepes.

Los cuidados del Césped

Tener un jardín con un buen césped y que no parezca una simple zona verde, no es fácil, pero se puede lograr con ciertos cuidados. Si el césped está seco, amarillento o incluso no está bien delimitado, puede parecer un jardín desastroso. Para evitar esto es importante dedicarle algún tiempo al abono, la limpieza y al cuidado de sus riegos. Los siguientes trucos harán que disfrutes de un bonito jardín con pradera durante mucho tiempo.



Mejorar el drenaje

El suelo situado debajo del césped se compacta con facilidad. Al endurecerse impide que el agua del riego llegue a la raíz, por lo que dará sensación de que estar. Esto hará que lo riegues más, llegando a pudrirlo con el agua estancada.
– Solución: pincha con una horquilla la superficie de las zonas que parezcan secas o encharcadas. Realiza diversos agujeros dependiendo del estado del césped.

Eliminar las malas hierbas

Es habitual que crezcan las tan odiadas malas hierbas. No es recomendable utilizar herbicidas, ya que podrían perjudicar la pradera. Es preferible eliminarlas a mano y sacando hasta la raíz.
– Solución: utiliza las pequeñas herramientas de jardinería destinadas a estos quehaceres. Clávalas en el suelo y con cuidado extrae la mala hierba con su raíz.

Abonar

El césped necesita abono, principalmente en primavera, para conseguir reforzar su color y su raíz. Es importante repartir bien el fertilizante por toda la pradera, para que no quede acumulado en zonas concretas y queme las raíces.
– Solución: para realizar este proceso lo mejor es ir delimitando zonas. A continuación colocar el fertilizante en tiestos con agujeros de drenaje y espolvoréalo. Para acabar da un buen riego que empape toda la pradera.

Cultiva césped resistente a las sequias

Cuando hablamos de jardines, todos asociamos esta idea a un lugar verde y con flores que nos alegra y relaja el espíritu. De hecho, está comprobado que el color más relajante es el verde, de ahí que sea utilizado en quirófanos, recomendado por neurólogos y clínicas de relajación. Inevitable también al hablar del color verde refiriéndonos a un jardín, es hablar del césped, que dentro de un jardín siempre le da un toque de vida espectacular.
Actualmente, las sequías, la escasez de aguas y las altas temperaturas provocadas por el cambio climático han obligado a abrir nuevas alternativas a los céspedes y praderas: es el caso de las gravillas, cortezas, plantas cobertoras¿ Aún así, con todos estos “inconvenientes” no hay por qué renunciar al césped, ni siquiera reducirlo, siempre que conozcamos bien sus tipos y necesidades hídricas. Eligiendo bien la variedad no notaremos un gran consumo de agua.



La familia de las gramíneas, que es una de las más importantes dentro del mundo vegetal, es la que proporciona la mayoría de las especies que se utilizan para la implantación de praderas de césped. Esta familia comprende unos 600 géneros y unas 5.000 especies distribuidas por todo el mundo. De todas ellas, sólo unas 20 han sido utilizadas para el césped. Los géneros más relevantes son Agrostis, Cynodon, Festucas, Lolium, Poa y Zoysia.
Dentro de cada género hay muchas variedades; así, dentro del género Cynodon, podemos encontrar el Cynodon dactylon, Cynodon transvalensis, Cynodon magennisii, Cynodon incompletus¿ Analizando este género en cuestión vemos que en la Península Ibérica sólo se ha utilizado el Cynodon dactylon.


Si bien el resto es mucho más resistente a la sequía, en España no ha sido comercializado hasta ahora. Actualmente se importan dichas semillas de Oregón, Arizona o Texas, lugares donde la sequía es extrema, dando resultados extraordinarios. Es el caso de Viveros Aranjuez, empresa que comercializa tanto para particulares, zonas deportivas o campos de golf.

Césped con poco riego

Para las personas que no quieren renunciar al césped y tengan previsto integrarlo en su Jardín, recomendaremos las siguientes especies como las más resistentes a la sequía:

  • Cynodon Dactylon: una de las gramíneas más duras y resistentes a la sequía, llegando a necesitar el 50% menos de agua que cualquier otro césped, o incluso menos. Conocida como “Grama de las Bermudas”, no requiere ningún cuidado, es inmutable al pisoteo y los juegos mas fuertes. Prospera en toda clase de suelos (de pH 5 a pH 9). En invierno se agosta volviendo a rebrotar en primavera con renovado brío.
  • Lolium Perenne: un raygrassexcepcional que reduce las siegas a la mitad dado su lento crecimiento. Reduce el consumo de agua al 40 % de lo normal. No es recomendable sembrarla sola sino en mezcla con otras gramíneas.
  • Pennisetum Clandestinum: cubre rápidamente el terreno, dando ramificaciones de hasta dos metros de longitud en una temporada. Es muy resistente a la sequía, necesita hasta un 60% menos de agua que un césped normal. Es muy conocida por ¿Grama¿ y confundida por muchas gentes con la “Grama de las Bermudas” (Cynodon dactylon).
 
Festuca Arundinacea: gramínea muy resistente al calor y al frío extremos. Crece a la sombra también. Tiene muy poco mantenimiento y un ahorro de agua del 40%. Conviene mezclarla con Lolium perenne.
  • Festuca Arundinacea Bonsai: es la variedad “enana” similar a la anterior pero de crecimiento más lento. Muy resistente a las enfermedades y plagas ya que contienen hongos endófitos que la previenen de ellas. Se establece con rapidez gracias a su sistema radicular. No solo soporta la sequía sino la aridez más fuerte. Ahorra hasta el 60 % de agua y no necesita casi siegas.
  • Zoysia Japonica: crece en los suelos más pobres. Esta variedad presenta la ventaja frente a la Zoysia común su lento crecimiento lo que le hace disminuir sus siegas y mantenimiento. Más resistente a la sequía reduce sus necesidades de agua al 40%.

Mezclas adecuadas de césped

Una vez descritas las características de las gramíneas mas resistentes en la creación de céspedes para climas con sequía extrema y escasez de aguas, detallamos mezclas recomendables para distintos puntos de la Península Ibérica:

Zona centro (Clima continental semiárido):
  • 40% Lolium perenne.
  • 25% Festuca rubra commutata.
  • 15% Poa pratensis.
  • 10% Agrostis stonolifera.
  • 10% Agrostis tennuis.
O bien
  • 15% Cynodon dactylon.
  • 50% Festuca arundinacea.
  • 35% Lolium perenne.
Levante y Baleares (Clima mediterráneo templado):
  • 40% Lolium perenne.
  • 20% Festuca rubra commutata.
  • 20% Poa pratensis.
  • 20% Agrostis stolonifera.

Canarias y Andalucía (Clima mediterráneo cálido):
  • 100 % Cynodon dactylon.

O bien

  • 90 % Cynodon dactylon.
  • 10 % Lolium perenne.
Cataluña:
  • * 80 % Lolium perenne.
  • * 20 % Poa pratensis.
Norte Peninsular (Clima atlántico):
  • * 40 % Lolium perenne.
  • * 35 % Festuca rubra rubra.
  • * 25 % Poa pratensis.
Aparte de estas mezclas estandarizadas en Viveros Aranjuez (tlfno. de contacto: 649 392 085), situados en la localidad madrileña del mismo nombre, realizan mezclas personalizadas a cada tipo de Jardín y Suelo, para que el ahorro de agua sea el mínimo.

Ideas para fomentar la resistencia a la sequía del césped

  1. Regar profundamente y no con mucha frecuencia, permitiendo que el césped sufra un poco de estrés antes de dar el riego, con el fin de fomentar que las raíces se desarrollen con profundidad.
  2. Evitar un crecimiento vegetativo excesivamente vigoroso ya que utilizaría mucha agua. Por ello, no se debe caer en el error muy extendido de fertilizar con niveles altos de nitrógeno. Éstos deben ser bajos, al contrario que el potasio, que hemos de subirle algo más de lo normal.
  3. Fertilizar en septiembre y en la primera quincena de diciembre.
  4. Elevar en lo posible las alturas de corte. Si se recomienda segar un césped de 4 a 6 cm, cortarlo a 6 cm.
  5. En general, potenciar un césped con raíces profundas en lugar de favorecer el crecimiento de brotes. Con ello se logra mejorar la resistencia a la sequía y ahorrar grandes cantidades de agua.
  6. Por último, cambiar el concepto de un césped verde en invierno. Cuando la gran mayoría de los vegetales quedan dormidos y en estado latente, ¿por qué el césped debe quedar verde? Los más resistentes a la sequía, como medida vegetativa natural, también amarillean en otoño, quedan pardos en invierno y vuelven a brotar en primavera.

El césped artificial como una alternativa

Muchas veces, al imaginarnos un jardín espectacular, no podemos dejar de tener en mente una bonita pradera de césped. No es raro que la idea se trunque cuando somos primerizos en jardinería, ya que este tipo de plantaciones requiere mucho trabajo y esfuerzo, así como altas dosis de paciencia. Por no hablar del gasto económico que supone en mantenimiento y agua. Por eso, cada vez más personas se decantan por la opción del césped artificial, una alternativa cómoda y barata que, además, sorprende por su belleza y similitud con las variedades naturales.

Por otra parte, la sequía que está sufriendo desde hace meses España, convierte esta opción en la idónea para lugares donde las precipitaciones son pocas. Su mínimo mantenimiento y la escasez de agua (incluyendo normativas que restringen en algunas zonas los riegos privados) están llevando a que se imponga cada vez más la instalación de césped artificial en rotondas, piscinas públicas y jardines privados.

La investigación industrial ha conseguido obtener materiales que ofrecen un aspecto y suavidad muy similar a los del césped natural, pero sin los inconvenientes que supone su cuidado y gastos. Por eso, es una elección cada vez más extendida.

Cómo ponerlo en casa

La instalación del césped artificial es muy sencilla y rápida. Normalmente son los mismos encargados de vendernos el material los que pueden colocarlo en tu jardín. La ubicación se puede hacer sobre tierra que drene adecuadamente, así como hormigón, terrazo o cualquier superficie lisa que tenga caída o drenaje.

El proceso es el siguiente: se instalan los rollos unos junto a otros y se unen por debajo con una malla geotextil y cola, siempre con la caída del pelo en la misma dirección. Una vez recortados bordes y parterres que pudiera haber, se esparcen 20 kilos de sílice por cada 10 m² y se ‘peina’ bien con cepillo barrendero en dirección contraria al pelo, para enderezarlos. La sílice impide que el césped se tumbe y ofrece frescor al ambiente si lo regamos igual que una pradera natural.

Ventajas del césped artificial

Se puede colocar sobre tierra, hormigón o terrazo.Perfecta imitación de césped natural (aspecto, tacto, color).Nulo mantenimiento: ni siegas, ni abonos, ni riego.Resistencia climática: verde todo el año. Sin malas hierbas.Acabado limpio y agradable para los usuarios.Económico: ahorro en el mantenimiento y en el consumo de agua.Durabilidad.

El césped en el otoño

Sembrar césped, tarea de otoño en el jardín
En la llegada del otoño es el mejor momento para plantar céspeden zonas cálidas se puede sembrar cuando la estación es avanzada.
Los primeros pasos son, preparar el terreno eliminando rastrojos y malas hierbas, una vez eliminado, se debe delimitar el área a sembrar con hilo y estacas, la cual nos servirá de guía a la hora de sembrar.
Se debe proceder a labrar el suelo a una profundidad de unos 30 cm, antes de sembrar las semillas, es recomendable echar una capa de tierra mezcla de materia orgánica y arena para que la semilla una vez que germine, genere una raíz que se expanda rápidamente.
Antes de comenzar la siembra es bueno humedecer la tierra, en forma de lluvia, para evitar lavar el suelo. Una vez realizada la siembra, volver a aplicar otra capa fina de la mezcla de tierra y luego esperar a que germine.
Los primeros riegos deben realizarse frecuentemente, de dos a cuatro veces por día, para mantener la humedad. Luego de dos o tres semanas, la hierba empezará a geminar, después de la siega, es conveniente aplicar un pesticida para evitar enfermedades.

Fertilizacion del Cesed

Aparentemente, el césped crece de forma natural y parece ser que simplemente debemos cortarlo regularmente para mantener su calidad. Esta es una creencia muy popular, sin embargo, todas las tareas son muy importantes y una de ellas es su abonado.
Vista de un césped vigoroso
Entre los aspectos básicos de fertilización del césped, está el que no sólo se abona para mantener el verde. Los fertilizantes hacen mucho más en este sentido y su principal objetivo es mantener un césped sano y tupido, que dificulte el establecimiento de malas hierbas y facilite su recuperación en el caso de deterioro.
Los fertilizantes de uso más común en la fertilización del césped, se encuentran asociados a tres elementos y su denominación se realiza a partir de la fórmula asociada a tres cifras, denominadas en el orden N-P-K. En términos generales, la ‘N‘ primera, expresa en porcentaje su riqueza en nitrógeno y este interviene aumentando el verde y la estimulación del crecimiento foliar. La ‘P‘ segunda, expresa lo mismo pero sobre el fósforo. Este favorece la formación del sistema radicular. Y la ‘K‘ tercera es elpotasio, siendo este elemento el que “endurece” el césped, haciéndolo más resistente a sequías, fríos intensos y lo hace menos propenso a contraer enfermedades y decolorarse.
Pero debemos de saber que una fertilización correcta del césped debe de contemplar todos los elementos nutritivos, tanto los denominados macroelemento antes referidos, como los microelementos como son el hieromanganesomagnesioborozinc, etc.
En cuanto a la aplicación de estos fertilizantes en pequeños jardines, se puede hacer manualmente al voleo o mediante abonos solubles disueltos en el agua de riego. Es recomendable que al fertilizar, se divida la cantidad total a aplicar en dos mitades y distribuya el fertilizante en dos pasadas cruzadas, de esta manera disminuye los riesgos de superposición o ausencia de fertilizante.
También es preferible abonar de forma lo más repartida posible en el tiempo. De esta forma evitaremos sobre dosificar el terreno y evitar el riesgo de quemaduras. Con ello optimizaremos estos abonos y el césped crecerá de forma más armoniosa.

Tipso de Ces[ed Artificial: Bermuda

Bermuda césped artificial
Los avances tecnológicos marcan una presencia cada vez mayor en la jardinería y paisajismo, y prueba de ello es Bermuda, un césped sintético muy diferente a todos los demás.
¿Por qué? Las fibras del césped Bermuda se comportan como las de la hierba natural: además de ser bicolores y de apariencia extremamente similar a las del césped natural, poseen una sección cóncava y vuelven a su posición después de ser pisadas. Es un césped ideal para todo tipo de instalación: jardines, piscinas, rotondas, terrazas, interiores…
Césped Bermuda
Además de un parecido extraordinario al césped natural, la base de Bermuda está fabricada en polipropileno y cuenta con un efectivo sistema de drenaje. Sin contar que está entre los más resistentes del mercado y que su mantenimiento es muy sencillo, porque sus fibras acumulan muy poco polvillo. En definitiva, un producto de calidad y duración garantizadas.
El césped artificial Bermuda viene en rollos de 25 metros de largo y 2 de ancho, aunque es posible encomendarlos en otros formatos. Y para la instalación, un relleno de arena de sílice es el más recomendado, que permitirá disfrutar a pleno de todas las ventajas que esta moderna grama puede ofrecer.

Como elegir el mejor cesped

Cómo elegir césped para jardín
Cómo elegir césped para el jardín. Si la experiencia de disfrutar un día al aire libre en el jardín con las agradables sensaciones que proporciona el contacto con el césped te parece irresistible, es bueno que conozcas acerca de las diferentes variedades de hierba entre las cuales puedes elegir para el cultivo.
Todo dependerá del uso que harás del césped, porque hay diferentes gramíneas y cada una de ellas tiene distintas cualidades. Si buscas un excelente césped para un área deportiva o de recreación, por ejemplo, éste deberá ser resistente al uso intensivo.
Cuidado del césped
También debes tener en cuenta cuánto tiempo dispones para el mantenimiento: en este sentido los céspedes tampoco son iguales. Algunas hierbas más rústicas apenas dispensan cuidados, mientras que en otros casos el césped escogido requiere especial dedicación para conservarlo siempre perfecto.
A grandes rasgos, se dividen los tipos de césped entre rústicos, de fácil adaptación y menos exigencias; ornamentales, muy bonitos pero que te demandarán mucha más dedicación; y deportivos, los más resistentes de todos. Además, hay variedades más propicias para los climas cálidos y otras para el frío, de sol y de sombra, otros datos importante para considerar antes de la instalación o siembra.

El cultivo de Cesped

Qué son los tepes de césped
Cultivar césped es una tarea tan gratificante para quienes lo mantienen y tan placentera para quienes lo disfrutan, que sólo pensar que a partir del momento en que se siembra hay que esperar más o menos dos meses hasta que esté en su mejor momento nos parece demasiado tiempo.
Más aún ahora que el verano se ha instalado en todo su esplendor, y queremos aprovecharlo al máximo. Antes que te arrepientas de no haber plantado el césped en la primavera, ¿no has pensado en instalar en tu jardín unos tepes de césped?
Los tepes son planchas de césped que permiten un cultivo y adaptación inmediatos al espacio donde se instalen. Son desarrolladas por firmas especializadas y se compran por encargo, puesto que son cortadas de acuerdo a las dimensiones del terreno y luego enrolladas hasta el momento de su colocación.
Tepes de cesped
Según donde vayan a instalarse, pueden elegirse distintas variedades de tepes: gramillón cultivado, gramillón de campo, grama bahiana, kikuyu, dichondra repens, bermuda… Para todos los terrenos siempre hay una especie de césped que responde perfectamente a las demandas y expectativas.
Aunque los tepes de césped pueden colocarse en cualquier época del año, los mejores momentos para hacerlo coinciden con los más adecuados a su siembra, es decir, otoño o comienzos de primavera. La tarea es muy sencilla, y si tu jardín no tiene desniveles importantes y su tamaño lo permite podrás instalarlos tú mismo. ¿Cómo se hace?
El primer paso consiste en nivelar el terreno, tarea que se realiza con un rastrillo. Luego hay que cubrirlo con una capa de arena y turba, que ayudará a enraizar el césped y mejorar el drenaje del suelo. Entonces será el momento de instalar los tepes; tarea que después se completará con una pasada de rodillo para afirmarlo y un riego.
Tepe de cesped

Que césped es mejor, el natural o el artificial?

Césped natural vs. Césped sintético
Césped natural vs. Césped sintético. Usar césped artificial para recubrir el jardín es, sin lugar a dudas, mucho más económico que el cespecultivo natural, ¿pero será más beneficioso para el medio ambiente?
Aunque nada jamás podrá compararse a la experiencia apreciar la hierba natural, mantenerla cuesta mucho más: el césped natural consume agua para sus riegos, y el muchos casos también es necesario el uso de productos contaminantes como insecticidas y pesticidas. Además, para evitar que se malogre son necesarias constantes tareas, como la aireación y escarificación.
Otro punto importante a resaltar es que algunas carpetas de césped sintético poseen una base fabricada en caucho ecológico, queademás de otorgar estabilidad fomenta el reciclaje de neumáticos. Y, cómo no decirlo, el césped sintético soporta el uso intensivo sin el mismo desgaste que el natural.
Por otro lado, las ventajas a corto plazo del uso de césped artificial pueden ser contrarrestadas ampliamente: el césped natural genera oxígeno, mejorando la contaminación del aire y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. También absorbe el agua de la lluvia, mejorando los suelos y demás cultivos, y regula las temperaturas, entre muchos otros beneficios.

Un tipo de césped brasileño o brasilero

grama bahiana cesped
Grama bahiana, también conocida como césped brasileño o brasilero, es una de las especies de césped para jardín más requeridas y valoradas por los especialistas. Para identificarla bien comienzo por mencionar su nombre científico: Axonopus affinis.
En Europa es aún una especie poco usual pero en América,especialmente en Sudamerica es muy utilizada en pequeños y grandes jardines. Entre sus principales virtudes a destacar señalo el hecho de que es una especie vigorosa y fuerte y además que su propagación rastrera es muy rápida, por lo que resulta especialmente valorada cuando se trata de cubrir grandes superficies en poco tiempo.
Crece bien en todo tipo de suelos, incluso arenosos, los que con el tratamiento y cuidado adecuados, rápidamente se trasforman en alfombras verdes y frescas. Es un césped de hoja gruesa, cuyo color es verde intenso y brillante, muy resistente al alto tránsito de personas y mascotas.
Uno de sus pocos inconvenientes es que es poco tolerante al frío, de hecho su origen es de climas bien tropicales, típicamente húmedos y cálidos. Lo que debes hacer en estos casos es mantener un buen ritmo de resembrado. Fertilízalo de vez en cuando (excepto en épocas cálidas y húmedas, para desestimular desarrollo de enfermedades) y mantén buen nivel de riego.

Como cortar adecuadamente el cesped

Corta el césped sólo cuando esté seco. No sólo señalo el peligro de que es resbaladiza la hierba húmeda y por tanto peligrosa para caminar; el corte no será efectivo porque la cuchilla del cortacésped tenderá a deslizarse,  resultando en la hierba que se daña y estira en lugar de ser cortada.
El corte de cesped debe hacerse cuando la temperatura esté fresca: la primera hora por la mañana o las primeras de la tardecita /  noche es el mejor momento. Eso sí, debes esperar a que evapore completamente el rocío  de la mañana  y estar atento que la humedad por la noche no haya caído todavía.
Cambia el patrón de corte cada vez que cortes el césped, el objetivo es evitar la creación de senderos en el césped y que las cuchillas no realicen el corte siempre en una dirección particular.
Por último: asegúrate de mantener las cuchillas bien afiladas. Una cuchilla sin filo destruye el pasto en lugar de cortarlo, lo lastima y deja vulnerable a enfermedades microbianas, la más frecuente hongos.

Como seleccionar el mejor césped para tu jardin

cesped.jpg
La vegetación llena de vida un espacio. Y el mejor lugar para concentrar su diversidad y buena vibra es el jardín. Al igual que con una construcción en concreto, hay que tener en cuenta la base sobre la que va a desarrollarse, que en este caso es el césped.
También conocido como pasto o grass, la hierba que crece en toda el área del jardín determina no solo su visión estética, sino que puede representar un gran peligro para el resto de especies si no recibe el mantenimiento adecuado.
Pero antes de la siembra, es mejor conocer qué tipo de césped conviene tener en nuestro jardín, teniendo en cuenta factores ambientales como el espacio disponible, el clima, el grado de penetración de luz y sombra y el paso diario. Así mismo, características propias del pasto, como su textura, color y periodo de regeneración.
Uno de los tipos más populares es el gramillón cultivado, que es ideal para el jardín lateral a la entrada de la casa, por donde las personas no suelen pisar. El gramillón requiere de un ambiente templado (término medio de luz y sombra) y mucho riego, debido a que no tolera las sequías ni fuertes fumigaciones.
Para un jardín trasero es más recomendable la grama brasilera, que tiene una tonalidad verde claro y se recupera más fácilmente de los deterioros que otras especies, además de dificultar el crecimiento de la maleza. No obstante, necesita un riego abundante y un nivel bajo de fertilización para evitar cualquier inconveniente.
Si queremos un jardín interior o un pequeño huerto en la cocina, podemos sembrar un césped como la bermuda cultivada -que se adapta a todos los ambientes y soporta fumigaciones- o la dichondra, que puede crecer en zonas con sombra y humedad.
Aunque si deseamos un jardín como zona de esparcimiento (ambientar una terraza o jugar algún deporte), es mejor optar por un césped artificial o sintético, que tiene la apariencia de un pasto natural pero ofrece mayor resistencia a las pisadas.

Como mantener un buen césped

Como muchas de las cosas que adquirimos, no solo deben ser disfrutadas en el momento de poseerlas sino que uno debe aprender a disfrutar de su mantenimiento y cuidado.
Ya tenemos el césped plantado y ahora llega el momento de mantenerlo siempre hermoso y fresco. 
Te comentaremos algunos pasos para que recuerdes al momento de mantener su aspecto y salud.

Un abono de lenta liberación que se disuelva con la temperatura y la cantidad de agua que se utilice es adecuado para conseguir que nuestro césped mantenga los nutrientes adecuados y siempre tenga buen aspecto. Muchas veces pensamos que a nuestro césped le falta agua porque su color se encuentra algo apagado o algo amarillento, peor lo que realmente sucede es que está necesitando abono.
¿Qué es lo que muchas veces hacemos erróneamente? Pensar que lo que le falta es agua.
Por otro lado, debemos airear el césped pinchándolo con un cilindro hueco de plástico, sacándolo lleno de tierra y tapando estos agujeros con arena para lograr un mejor drenaje del agua y ahorrar agua también.
Otro de los pasos importantes en el momento de cuidar nuestro césped, es una de los trabajos más importantes para el ahorro de agua que es la escarificación del césped.
Esto se logra con unas cuchillas que ingresan en la tierra 5 cm. verticalmente y “cepilla” el césped. Con esto limpiamos lo que se llama “fieltro” ( residuos y raíces muertas) y de esta manera quitaremos todo aquello que impide el correcto filtro de agua.
Esperamos que disfrutes de tu nuevo césped y que estos consejos te hayan sido de utilidad.

Cuidados del Césped junto a la piscina

Si tenemos una piscina en casa o nos encontramos construyendo una en ella, es importante que también definamos el tipo de superficie que la acompañe en sus exteriores, y qué mejor opción que la de contar con un hermoso césped que le ofrezca el complemento adecuado para este lugar de reposo y distracción.
Para empezar debemos decirle que por una cuestión de seguridad, así como de estética e higiene, se recomienda que el césped se ubique a un mínimo de metro y medio del borde de la piscina.
516fa7837c702c291aa2e8e03917debb
Pero, ¿cómo escoger el tipo de césped que podemos tener junto a la piscina? Pues para ello debemos tener en cuenta que éste sea resistente a los excesos de humedad propios de estas áreas, así como también a las constantes pisadas de las que será objeto y que no se deteriore al recibir los residuos de cloro y otros componentes que se utilizan para tener piscinas de buena calidad y en perfecto estado.
Es importante además contar con un punto de drenaje para que el agua en exceso no dañe el césped, y así de esta forma evitar la aparición de hongos, aunque cada cierto tiempo igualmente se va a hacer necesario un fungicida apropiado. Se aconseja también cada cierto tiempo oxigenar el campo, para lo cual, se deberán abrir algunos orificios en distintos sectores del jardín para darle el respiro adecuado.
El césped que se coloca alrededor de las piscinas debe ser siempre tupido y a la vez fino, aún si es que se ha optado por contar con algún tipo de césped artificial.
Los entendidos en estos temas sugieren muchas veces usar una mezcla de semillas que contengan ray grass inglés, agrostis tenuis, festuca rubra cespitosa y poa pratensis, ya que se ha comprobado que ellas son las que mejores resultados en conjunto proporcionan cuando hablamos de este tipo de entornos.
Un detalle muy importante a tener en cuenta en cualquier tipo de césped, es el mantenimientoque le demos a éste, el cual consiste básicamente en el recortado mensual, así como en la eliminación de maleza y el uso de sustancias que lo libren de enfermedades u hongos.

El césped artificial, conocelo

Muchas veces la rutina diaria nos quita la posibilidad de darle un cuidado merecido a nuestro jardín, en especial a nuestro césped, ya sea por falta de tiempo, porque el tipo de suelo no lo permite o las condiciones climáticas son adversas para poder sembrar césped, y la solución más viable es asfaltar o en todo caso colocar un piso de madera.
Actualmente ya no es necesario dejar de tener un jardín ya que la fachada de su casa siempre necesita ese color verde y el césped artificial ha evolucionado fugazmente, por lo que dista mucho de esas maquetas verdes de la década de los 90.
cesped-artificial
Los fabricantes con sus grandes avances tecnológicos han logrado un producto estupendo. Entre todos ellos encontramos a la empresa Royal Grass que brinda un césped artificial con un efecto extraordinario ya que parece un verdadero césped natural. Incluso, cuando es utilizado en grandes extensiones se asemeja mucho a una pradera recién podada, siendo posible el uso de agua en su superficie, el juego de niños y cualquier otra actividad que usted desee.
pradera
Esta hierba artificial es de la más alta calidad; con este producto la zona del jardín dispone todo el año de un césped verde en su totalidad en cualquier tipo de clima. Es tan resistente que se desgastará dificilmente así esté colocado en los espacios donde se transita con mayor frecuencia como junto a la piscina o espacios públicos.
fachada
Su instalación es sencilla. En primer lugar, se coloca un capa de arena especial de cuarzo, esto permite el drenaje del agua en caso de lluvia, también es apropiado cuando se trata de soportar pesos o colocar una piscina portátil ya que la presión no lo altera y ni el agua o el sol hacen cambiar su siempre verde natural.
original
Como verán, el césped artificial es una de la mejores opciones para darle ese realce que tanto busca en  la fachada de su casa, y lo mejor de todo es que no necesita cuidados especiales gracias a su resistencia a las inclemencias del clima, no necesita abono, es dócil al tacto, es bueno para el juego de los niños, soporta grandes cantidades de peso y cuenta con una vida útil muy larga.
cesped1