Category Archives: Cultivos

im170659716-cerezas1

Datos importantes para el cultivo del cerezo

El cerezo tiene una gran capacidad de adaptación a distintas áreas edafoclimáticas de la zona templada. Se trata de una especie muy delicada en cuanto a climatología, aunque tolerante al frío.



Puede cultivarse desde la mínima altura sobre el nivel del mar hasta los 500 m de altitud, aunque su cultivo es más propio de situaciones más bajas, para poder garantizar la cosecha.
Es uno de los frutales más resistentes a las bajas temperaturas invernales.

Las yemas florales durmientes mueren con temperaturas entre -22 y -35ºC. Las flores son dañadas con temperaturas de -2ºC.

Requiere muchas horas-frío para la floración (900-1.800), de forma que florece muy tarde, escapando a las heladas primaverales a las que es sensible. Presenta escasas necesidades de unidades de calor para el desarrollo del fruto, que es muy rápido (100 días desde la floración a la recolección), lo que le permite ser el primero en el mercado.

Es el único fruto de hueso no climatérico, por lo que si se recolecta con antelación, no madura fuera del árbol. Prefiere inviernos largos y fríos y veranos cortos y calurosos pero de noches frescas y primaveras templadas, pues a partir de la floración y del cuajado del fruto un cambio brusco de temperatura puede comprometer la cosecha.

La exposición de las yemas a las altas temperaturas o a la radiación directa del sol durante la inducción floral tiene como resultado la formación de pistilos dobles. Si ambos pistilos de flores afectadas son polinizadas y los óvulos son fertilizados, los ovarios con semillas se funden a lo largo de las suturas ventrales y se hacen dobles. Algunos cultivares son más propensos a la duplicación que otros. El riego por aspersión cuando la temperatura pasa de los 30ºC ha reducido el problema.

Cuando las precipitaciones toman valores próximos a 1.200 mm/año es posible su cultivo sin llevar a cabo riegos, aunque el empleo de distintos patrones modifica los requerimientos hídricos, pudiendo cultivarse tanto en secano como en regadío. También hay que tener en cuenta los factores climáticos que afectan a las abejas para que se lleve a cabo una correcta polinización.

Cuando las precipitaciones son excesivas durante la maduración del fruto puede producirse su agrietado: el agua se mueve a través de las células epidérmicas y entran en el mesocarpo por ósmosis. Las células del mesocarpo aumentan rápidamente de volumen, provocando que la epidermis se estire, una vez que llegan a su límite de elasticidad se raja. El cultivar Lambert es el más resistente al agrietado. Las pulverizaciones de calcio solubles, orgánicas e inorgánicas, tiende a reducir el agrietado. El empleo de máquinas removedoras de aire (como las utilizadas para controlar las heladas) para eliminar el agua de la cavidad pedicelar de las frutas ha ayudado también a solucionar este problema.

Son preferibles los suelos con buen drenaje, ligeramente calizos, exposiciones con buena iluminación y aireación, laderas suaves de montaña y secanos frescos. Entre los factores edafológicos limitantes se encuentra la abundancia de suelos pesados y calizos con pH elevado, que ocasionan problemas de clorosis y asfixia radicular.
Los cerezos francos prefieren suelos ricos y profundos. Si el suelo es arenoso y de escasa profundidad es más apropiado el patrón Santa Lucía y en suelos pesados el guindo.
manzanas1-545x339

Clima y suelo propicio para cultivar la manzana

La altitud y clima ideales para la manzana se encuentra donde las temperaturas mínimas bajan de 7ºC. Estas condiciones no se cumplen en el Valle Central de Costa Rica, salvo en alturas superiores a 2.000 msnm pero en ellas el exceso de neblinas y lluvias generalmente compromete el éxito del cultivo. 



Para huertos comerciales se han establecido un ámbito de altitud situado entre los 1.3000 a 2.200 msnm, con la condición de que esos lugares tengan una época seca definida de unos cuatro meses de duración. La temperatura nocturna tiene influencia en la forma y color del manzano; noches más frías inciden en mejor calidad del fruto, expresada en forma alargada y color rojo. 

El viento es muy útil cuando soplan durante diciembre y enero, ya que ayudan a deshidratar las hojas y ala caída de hojas. Aparentemente, el viento baja la temperatura de las yemas y en consecuencia mejora la brotación. Los vientos moderados durante la floración pueden ayudar a la polinización, pero los vientos fuertes impiden el vuelo de abejas polinizadoras y pueden provocar la caída de las frutas. El régimen de lluvias es crítico para la calidad de la fruta y para asegurar altos rendimientos. 

Un verano (estación seca) definido, es necesario para asegurar el éxito del cultivo y combatir mejor la enfermedad venturia. Ello implica disponer de un aprovisionamiento de agua, suficiente para proveer con riego auxiliar el huerto en la estación seca, ya que cada árbol debe recibir 50 litros por semana; sin este requisito no se recomienda el establecimiento de huertos comerciales. La precipitación pluvial persistente y de baja intensidad en época de floración (febrero a marzo) perjudica la polinización de las flores ya que causa enfermedades, el aglutinamiento del polen, la disminución de la actividad de las abejas y la caída de las flores. La alta humedad ambiental favorece el ataque de la sarna o roña del manzano. 

A la hora de escoger el sitio para la siembra de manzana, se debe tomar en cuenta el número de horas de luz y la radiación ultravioleta, que es mayor en las alturas y existe también con cielos nublados. La forma del árbol influye en la luminosidad disponible para las frutas y las hojas. 

 Un árbol con formación en “espaldera” disfruta de más iluminación que un árbol formado en “copa”, sobre todo por el exceso de ramas, normalmente existentes en este último tipo de poda de formación. 

Los frutos que no reciban la suficiente cantidad de luz, no toman todo el color y las espuelas, que son las estructuras donde ocurre la floración y fructificación y tiene una vida entre ocho y diez años, en condiciones de sombra viven menos años. 

Además, los árboles sin iluminación suficiente sufren más de ataques de cochinillas y otras plagas o enfermedades. El suelo ideal para cultivar manzana debe tener textura franco arenoso y un buen drenaje, el pH es crítico, si es mejor de 5,5, y el aluminio intercambiable mayor de 0,3 meq/100 ml de suelo, se deberá corregir mediante encalado.

 Los excesos de agua en el suelo, favorecen el ataque de los hongos causantes de las podredumbres en la raíz y también produce la muerte de los arbolitos por asfixia, por lo cual sólo se puede plantar en suelos con excelente drenaje.
Zapallos-4

Consejos para cultivar Zapallos

Se vienen los meses de calor y comenzar a preparar el terreno para el huerto, es una labor indispensable, para nosotros los amantes de la jardinería. Hoy profundizaremos sobre el cultivo de zapallo, una opción muy interesante opción interesante por la diversidad de aplicaciones culinarias en la dieta familiar y las posibilidades de su uso para la fabricación de dulces.



Este cultivo es recomendado para las zonasmásalejadas de los principales mercados y para los productores con menor experiencia en la horticultura. Esto es debido a su rusticidad, es decir que tanto durante la fase de cultivo como de manipuleo después de la cosecha.

El zapallo, como la mayoría de las hortalizas de su familia, prefiere climas cálidos; las temperaturasmásadecuadas para el cultivo están entre 20 a 27º C, siendo sensible al frío y a las heladas, condiciones que generalmente se dan durante los meses de verano.

El suelo destinado al cultivo se debe preparar con suficiente anticipación, a fin de permitir la incorporación y descomposición de los rastrojos del cultivo anterior. Esto ayuda al reciclado de los nutrientes absorbidos por otras plantas, tanto cultivadas como aquellas consideradas como malezas.
PICT0616

Conoce mas del cultivo del poroto

El poroto pertenece a la familia Fabaceae, en la subespecie Papilonaceae. Su nombre científico es Phaseolus vulgaris L.



El poroto es una especie de origen americano, haciéndose evidente por hallazgos arqueológicos y por evidencias botánicas e históricas. Los indicios más antiguos datan del año 5000 a.C.

El cultivo del poroto en grano es considerado como un cultivo extensivo, mientras que el poroto verde se considera netamente hortícola. Aunque en los últimos años se ha reducido La superficie dedicada al cultivo del poroto en grano, debido a los cambios alimenticios de la sociedad y a su importación; los rendimientos se han mantenido prácticamente constantes.

En el caso del poroto verde, la reducción es también apreciable, pero mucho menos importante.

La poroto es una leguminosa con grandes posibilidades para la alimentación humana, por su doble aprovechamiento (de grano y de vaina) y por su aporte proteico.

Se trata de una planta anual, de vegetación rápida. Su tallo principal es herbáceo.

Las variedades enanas presentan un porte erguido y una altura aproximada de 30 a 40 centímetros, mientras que en los porotos de enrame alcanza una altura de 2 a 3 metros, siendo voluble y dextrógiro, es decir que se enrolla alrededor de un soporte en sentido contrario a las agujas del reloj.

La hoja es sencilla, lanceolada y acuminada, de tamaño variable según la variedad.

Su flor puede presentar diversos colores, únicos para cada variedad, aunque en las variedades más importantes la flor es blanca. Las flores se presentan en racimos en número de 4 a 8.

El fruto es una legumbre de color, forma y dimensiones variables, en cuyo interior se disponen de 4 a 6 semillas. Existen frutos de color verde, amarillo jaspeado de marrón o rojo sobre verde, etc., aunque los más demandados por el consumidor son los verdes y amarillos con forma tanto cilíndrica como acintada. En estado avanzado, las paredes de la vaina o cáscara se refuerzan por tejidos fibrosos.
cultivo-general

Como cultivar la habichuela en casa

Los productores de habichuelas deben tener muy claro que la elección correcta de la variedad es el factor más importante que determinará el rendimiento y la calidad del producto. Deben establecerse cuales son los materiales que mejor se adaptan a las condiciones locales.


  
Las habichuelas son susceptibles al ataque de hongos del suelo que causan pérdidas de plántulas en la emergencia. Las plagas también pueden afectar la plántula emergente causándole la muerte. La manera más simple y eficaz de prevenir estas pérdidas es aplicando a la semilla fungicidas e insecticidas. Las semillas de habichuelas ROYAL SLUIS vienen tratadas, sin embargo tratamientos adicionales pueden ser aconsejables en algunos casos.
  
Las habichuelas son sensibles a las condiciones de baja temperatura del suelo. Idealmente se deben sembrar en suelos francos, de buena textura, con un alto contenido de materia orgánica. Es importante  que una vez abiertos los surcos para sembrar, se tapen a la mayor brevedad especialmente si son suelos susceptibles al secado rápido ya que esto afectará negativamente la germinación.


  
La semilla de habichuela debe ser sembrada a 2.5 – 4.0 cm. de profundidad, pero sobre suelo húmedo, por lo tanto profundidades de 5 – 7cm. pueden ser necesarias en algunos casos.
  
El riego antes de la floración es importante para incrementar en forma significativa el desarrollo vegetativo de la planta. El riego durante la floración de la habichuela y los primeros estados de desarrollo de las vainas es esencial, produciendo un incremento considerable del rendimiento. Nunca debe faltar agua en este estado.
  
De los tres principales macronutrientes, el Nitrógeno produce la mayor respuesta de la planta. El fertilizante más adecuado es el que presenta la siguiente relación de NPK: 3N:2P:1K. Se recomienda utilizar fertilizantes libres de cloro. La cantidad total de fertilizante  debería aplicarse al suelo al momento de la siembra o en la preparación del suelo. Aplicaciones de fertilizante  posteriores a la implantación del cultivo o durante el desarrollo de este deben considerarse solo en casos de deficiencia de Nitrógeno. En ese caso es recomendable aplicar 25 kg. N/Ha.
  
Las habichuelas determinadas producen sus máximos rendimientos en hileras poco espaciadas (14cm.). Generalmente estas distancias son recomendadas para cosechas mecánicas. En los casos en que solo se hace cosecha manual, espaciamientos mayores son necesarios. Distancias de 50 – 60 cm. entre surcos son recomendables.

Para calcular la dosis final de semilla por hectárea a utilizar es necesario conocer el número de semillas por Kilo, el porcentaje de germinación y dar un margen del 10% de plántulas perdidas. En general se puede hablar de dosis de semillas por hectárea de 80 kg. promedio.
  
Para obtener máximos rendimientos el control de malezas es primordial. Este puede ser efectuado en forma manual, mecánica y química. En la preemergencia se debe tener en cuenta que los productos químicos controlan las malezas presentes al momento de la aplicación o de semillas de malezas que germinen más tarde, sin embargo su efecto residual para que no afecte la semilla depende de una buena humedad en el suelo.
  

Hay una serie de enfermedades que puedan afectar a la habichuela. Ellas  son  causadas por bacterias, virus y deficiencias varias. En cuanto a bacterias la más importante es Pseudomonas phaseolicola que ocasiona puntos acuosos por el envés de la hoja, las lesiones son de color café con un halo amarillo de mayor tamaño. Se controla sacando del campo las plantasenfermas y aplicando oxicloruro de cobre a intervalos de 10 días. Esta enfermedad es trasmitida por la semilla por lo cual no se debe sacar semilla de lugares con incidencia de esta enfermedad. La semilla ROYAL SLUIS está libre de esta. Otras enfermedades son causadas por Botritys y Sclerotium.                

manincoffe

Como sembrar y cultivar el cafe (II Parte)

El género Coffea, consta de 25 a 40 especies en Asia y África tropicales; pertenece a la tribu Coffeoideae de la familia Rubiaceae. Géneros relacionados con ella y de valor económico u ornamental incluyen la Quina, Ixora, Pavetta y Gardenia, siendo la primera la fuente para la obtención de quinina.



Floración.

La floración del café arábigo es marcadamente estacional, efectuándose generalmente sólo con la presencia de tiempo húmedo, pero la periodicidad puede ser mucho menos distinta donde las condiciones climáticas son relativamente estables en todo el año. La cantidad de flores producidas y su tamaño dependen de las relaciones de agua prevalecientes. Las condiciones extremadamente húmedas pueden ocasionar la formación de distintas flores estériles de color verdoso, las llamadas “flores-estrella”. Las lluvias en la época de la polinización pueden reducir el cuaje de los frutos en forma considerable. 
Otras especies de café son mucho menos estacionales en sus períodos de floración y también menos sensibles, a las lluvias que evitan la polinización. 

Las flores del café son polinizadas por el viento y otros agentes; hay aparentemente un elevado porcentaje de polinización entre las plantas adyacentes. Las variedades de café arábigo pueden amarrar fruta con la autopolinización, mientras que las del grupo robusta no lo logran. Se dice que las flores del café liberiano se autopolinizan en el estado de botón, pero esto no evita que sean polinizadas en cruz por el polen extraño y de germinación más rápida después de que las flores han abierto. La tendencia hacia la heterostilia, que se observa con frecuencia en toda Rubiaceae, se ha presentado, según se informa, en varias especies de café, particularmente en el grupo robusta. Las, variedades de café arábigo y los híbridos de las formas arábiga y liberiana, son casi autocompatibles; mientras que la autoesterilidad es común en el grupo robusta.

El café presenta uno de los pocos casos de xenia, o sea, el efecto inmediato del polen en el endosperma como resultado de una doble fertilización en los géneros dicotiledóneos. El color del endosperma de las almendras de C.arabica es verde – azuloso, mientras que los de C.liberica es amarillo; los híbridos de estas dos especies muestras una mezcla de los dos colores, dependiendo la proporción de cual es el progenitor masculino. Por otra parte, los cruces, incluyendo C.liberica y C.stenophylla, no exhiben esta característica. 

Recientes experimentos de campo tratan de averiguar la influencia de la temperatura en el crecimiento vegetativo y en la floración. Dichos ensayos revelan que existen unas temperaturas óptimas para la floración que oscilan entre los 33-28 grados en verano, potenciándose tanto el crecimiento vegetativo como el número de nudos florales. Cuando las temperaturas invernales oscilan entre los 23-18 ºC se ha visto que estas favorecen el desarrollo posterior de la planta además de favorecer la sincronización de la floración para desarrollar el máximo número de inflorescencias por nudo (Drinnan y Menzel, 1995). Otros ensayos tratan de ver el efecto del estrés hídrico en la sincronización de la antesis floral, los experimentos son bastante reveladores y prometen el uso de la irrigación y estrés hídrico en las últimas etapas del desarrollo floral para sincronizar la floración (Drinnan y Menzel, 1994).
cafe

Como sembrar y cultivar el cafe (I Parte)

El vocablo café se deriva del árabe “kahwah” (cauá), llegando a nosotros a través del vocablo turco “kahweh” (cavé), con distintas acepciones, según los idiomas, pero conservando su raíz. 



Se trata de un arbusto siempre verde originario de Etiopía. Es sin duda hoy uno de los vegetales más conocidos en el mundo entero. Una versión dice que el cafeto o café fue descubierto casualmente por un pastor al ver que sus cabras, que habían comido el fruto de esta planta, se ponían nerviosas e intranquilas. Otra versión, en cambio, afirma que el café lo descubrieron unos monjes que lo utilizaban para proporcionarse insomnio en sus horas de oración nocturna. Sea como fuere, el caso es que se conocen unas 30 especies de café. 

El café, la familiar bebida que se hace hirviendo los granos tostados y molidos de Coffea arabica L. y otras especies de Coffea, ha sido por mucho tiempo una de las bebidas más importantes en el mundo, siendo rivalizado sólo por el té, la cocoa y el mate. Durante el siglo XVII, el café se producía en áreas localizadas en Arabia y los países vecinos. para el consumo en toda la región musulmana. La popularidad de la bebida fue tal que su uso por los mahometanos fue prohibido por algún tiempo. Aunque fue introducido a los mercados europeos del sur por los comerciantes árabes, a fines de la Edad Media, el café no fue ampliamente conocido en Europa sino hasta que las rutas marítimas hacia el Oriente fueron abiertas por los navegantes holandeses e ingleses en el siglo XVII. Gran cantidad de cafés, los cuales en muchos casos estaban destinados a volverse centros renombrados de actividad social, literaria y política, se establecieron en Inglaterra, Holanda y otros lugares del norte de Europa, más o menos hacia 1650 y posteriormente en las colonias americanas. 

Arabia y las zonas cercanas permanecieron como las únicas fuentes de abastecimiento para el café hasta 1658, cuando los holandeses introdujeron la C. arabica a Ceilán y, en 1699, a Java. Unos veinte años después de establecerse en Java, los embarques de C. arabica, vía París, a la Martinica y otros países, proporcionaron el núcleo para una gran cantidad del café arábigo ahora bajo cultivo, incluyendo casi todas las plantaciones del Nuevo Mundo.
5829289843_9c0dd89bc3

Consejos para cultivar el pimiento

Para el cultivo del Pimiento debemos prestar atención a aspectos y labores como marcos de plantación, poda de formación, aporcado, tutorado, destallado, deshojado, aclareo de frutos y fertilización, además del control de sus plagas y enfermedades… si olvidar la recolección.



Para el cultivo del Pimiento, el marco de plantación es variable en función del porte de la planta, que a su vez dependerá de la variedad comercial cultivada.

En invernadero suele ser de 1 metro entre líneas y 0,5 metros entre plantas y si la planta es de porte medio se pueden poner un poco más juntas. También hay quien pone dos líneas más juntas (unos 70 centímetros) y deja más pasillo entre cada grupo de líneas (1,2 metros) con objeto de favorecer la recolección y demás trabajos, evitando daños indeseables al cultivo.

A nivel profesional se cultivan de 20.000 a 25.000 plantas por hectárea cuando se cultivan bajo invernadero y unas 60.000 plantas por hectárea cuando se hace al aire libre.

La poda de formación del Pimiento es muy útil para mejorar las condiciones de cultivo en invernadero y obtener producciones de una mayor calidad. Con ella se obtienen plantas equilibradas, vigorosas y aireadas, para que los frutos no queden ocultos entre el follaje, a la vez que protegidos por él de insolaciones.

Con la poda de formación se delimita el número de tallos normalmente a 2 ó 3 y se aprovecha para una limpieza de las hojas y brotes que se desarrollen bajo la ‘cruz’.

El aporcado del Pimiento consiste en cubrir con tierra parte del tronco de la planta para reforzar su base y favorecer el desarrollo radicular.

El tutorado del Pimiento es imprescindible para mantener la planta erguida, ya que los tallos del pimiento se parten con mucha facilidad, además de facilitar las labores de cultivo y mejorar la ventilación.

El tutorado se puede hacer al aire libre mediante cañas, creando una estructura a ambos lados de la hilera de la planta que permita su sujeción.

En invernadero se puede hacer colocando hilos de polipropileno (rafia) o palos en los extremos de las líneas de cultivo de forma vertical, que se unen entre sí mediante hilos horizontales pareados dispuestos a distintas alturas, que sujetan a las plantas entre ellos. Estos hilos se apoyan en otros verticales que a su vez están atados al emparrillado a una distancia de 1,5 a 2 m, y que son los que realmente mantienen la planta en posición vertical.

La técnica de destallado consiste en ir eliminando los tallos interiores para favorecer el desarrollo de los tallos seleccionados en la poda de formación. Esta técnica se realiza a lo largo de todo el ciclo de cultivo. Esta poda no debe ser demasiado severa para evitar en lo posible paradas vegetativas y quemaduras en los frutos que quedan expuestos directamente a la luz solar.

El deshojado del Pimiento se realiza sobre las hojas viejas y enfermas para facilitar la aireación, mejorar el color de los frutos y evitar que sean focos de infección con el tiempo.

En cuanto al aclareo de frutos del Pimiento, se comienza con la eliminación de los primeros frutos con el fin de obtener frutos de mayor calibre, uniformidad y precocidad, así como mayores rendimientos. Durante el cultivo, también se deben de eliminar los frutos muy pequeños y de mala calidad para favorecer el desarrollo de los mejores.

Hablar de fertilización, es hablar de fertirrigación, sobre todo en invernaderos. La fertilización va ser función del estado fenológico de la planta, así como tipo de suelo, condiciones climáticas, calidad del agua de riego, etc.

Alrededor del 75% del sistema radicular del pimiento se encuentra en los primeros 30-40 cm del suelo, por lo que deberemos concentrar la zona húmeda en esta área.

Tras el enraizamiento de la planta en el terreno es conveniente recortar riegos, con el fin de potenciar el crecimiento del sistema radicular. Durante la primera floración, un exceso de humedad puede provocar la caída de las flores.

El pimiento es una planta muy exigente en nitrógeno durante las primeras fases del cultivo, decreciendo la demanda de este elemento tras la recolección de los primeros frutos verdes, debiendo controlar muy bien su dosificación a partir de este momento, ya que un exceso retrasaría la maduración de los frutos.

La máxima demanda de fósforo coincide con la aparición de las primeras flores y con el período de maduración de las semillas. La absorción de potasio es determinante sobre la precocidad, coloración y calidad de los frutos, aumentando progresivamente hasta la floración y equilibrándose posteriormente.

El pimiento también es muy exigente en cuanto a la nutrición de magnesio, aumentando su absorción durante la maduración.

En fertirrigación no debemos sobrepasar la dosis de abono total de 2 gramos por litro, siendo aconsejable situarse sobre 1 gramo por litro o algo menos, según la frecuencia de riego.

El aporte de nitrógeno durante el cultivo es decreciente. Al comienzo el nivel de este puede ser el doble al aportado de fósforo y potasa, tras el cuajado de los primeros frutos con un equilibrio N-P-K de 1-1-1, que irá variando en función de las necesidades del cultivo hasta una relación aproximada de 1-0,5-1,5 durante la recolección.
sandia

Datos interesantes del cultivo de la Sandia o Melon de agua

El cultivo de sandía, melón de agua o patilla, cuyo nombre científico es Citrullus vulgaris, se desarrolla de muy buena forma en los climas mediterráneos. Las condiciones climáticas ideales para el cultivo de la sandía son temperaturas que oscilan entre los 15 y los 28 grados Celsius durante el día y por sobre los 8 grados Celsius, por la noche .



La sandía requiere de un riego abundante, sobre todo en la etapa de desarrollo del fruto, alcanzando incluso a necesitar 5 litros de agua por metro cuadrado al día. El riego constituye uno de los manejos más importantes que debemos realizar durante el cultivo de esta planta.

La planta de la sandía es trepadora, por lo que necesitaremos proveerle de una estructura a la cual pueda sujetarse para crecer de buena forma.

La sandía se reproduce a partir de semillas, es aconsejable iniciar la siembra de las semillas durante las últimas semanas del invierno. Para esto es necesario tener invernadero o un lugar donde podamos brindarle protección del frío y de las lluvias a las plantas pequeñas.
JITOMATE-HIDROPONICO-25281-2529

Las mejores plantas para el cultivo en el hogar

Estamos motivados y convencidos: como fundamentábamos en nuestro post anterior, la huerta en casa es un proyecto que nos dará todo tipo de satisfacciones, desde económicas (significa ahorro), hasta ganancia en salud (podremos consumir verduras frescas, cultivadas por nosotros mismos).
  • Una vez que tengas clara la disponibilidad de sectores de sombra y de luz adecuados para “soportar” cultivo de verduras y hortalizas, llega el momento de determinar cuáles serán las elegidas, partiendo de la base -por supuesto- de que no podrás cubrir el 100% de tu demanda, pero si una buena parte.
  • Comienza por elegir cuáles son las plantas que quisieras tener, por ejemplo basándose en cuál o cuáles son las más consumidas en tu hogar. En el mío, uno de los elegidos sería sin duda el tomate, y posiblemente el siguiente lugar lo ocupan los pimientos.
  • Te propongo una forma bien sencilla que te permitirá evaluar qué plantas vas a utilizar con el fin de ahorrar dinero evitando su compra durante el tiempo que la produzcas: atiende estas preguntas y elabora una lista con las respuestas
  • ¿Qué tan fácil es cultivar esa planta para que pueda crecer?
  • ¿Cuánto costaría el mismo alimento si lo obtuvieras en la tienda?
  • ¿Es posible conservar estos alimentos?
  • ¿Qué tanto de estos alimentos producidos por ti mismo podría usar tu familia para alimentarse?
  • ¿Cuánto espacio necesitarías en tu jardín para plantarlos?
  • ¿Tienes una calidad significativamente mejor al cultivarlos por tu propia cuenta?

En base a aquellas respuestas que en definitiva no hacen sino acotarte a tu realidad, elige las opciones más convenientes en tu caso y pon manos a la obra; las satisfacciones serán múltiples.
CELOSIA

Consejos para cuidar la Celosía

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referentes al cultivo de de la Celosía, tanto Celosia cristata como Celosia plumosa. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. pueden variar notablemente los resultados.



Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.

La Celosía es una planta de inflorescencias muy bellas. Si estas tienen aspecto de plumero pertenecen a la especie de Celosia plumosa. Si tienen aspecto de cresta… Celosia cristata.

El sustrato indicado para el cultivo de la Celosia es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,7 y 6,2. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1 y 1,5.

Las temperaturas ideales son entre 8 a 12ºC durante la noche y de 22 a 26ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.

La exposición de las nuevas plantas de Celosia recién plantadas será a pleno sol. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar la Celosia cerca de la ventana con la mayor luz posible. De lo contrario, sus flores no serán tan espectaculares y tendrán un color poco intenso.

Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, pulgón, mosca blanca y minador.

En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, el Pythium y la Rhizoctonia pueden ser los más propensos a manifestarse.

En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Celosia desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 6 a 8 semanas.
calabacin

Aprendiendo a cultivar la calavacin

El calabacín es un vegetal muy rico en agua, un 93%, y en minerales como el potasio. Además contiene vitamina C que es un potente antioxidante, y su consumo es esencial para el desarrollo y el mantenimiento del organismo.



Cultivo

Al tratarse de una planta de origen tropical no soporta las bajas temperaturas y por tanto debe cultivarse en primavera o principio de verano. Se trata de una planta de difícil cultivo, ya que la flor femenina es receptiva del polen apenas un día y, por tanto, es aconsejable tener varias flores para poder polinizarla. En nuestro caso, al tratarse de un huerto urbano, es habitual que no existan insectos para ayudar esta polinización y por tanto deberemos ayudar a la planta realizando la polinización de forma manual. Esta polinización manual la podemos hacer ayudándonos con un pincel o un bastoncillo de los oídos y colocando el polen de la flor macho dentro de la flor hembra.

También tenemos que tener en cuenta que se trata de una planta de gran tamaño y por tanto necesita espacio entre una planta y otra, unos 60cm.


Plagas y enfermedades

Araña roja: Es una araña que se desarrolla en el revés de la hoja provocando decoloración y manchas amarillas. En caso de tener una población de arañas rojas elevada existe riesgo para la planta de desecación. Las altas temperaturas y la falta de humedad favorecen el riesgo de padecer esta plaga. Para evitar la plaga de araña roja deberemos desinfectar las estructuras de cultivo, eliminación de malas hierbas y restos de cultivos, evitar los excesos de nitrógeno y vigilar las primeras fases de desarrollo que es cuando la planta es más vulnerable a esta plaga.

Mosca blanca: Es una plaga que se caracteriza por decoloración de las hojas (amarillentas) y debilitación de la planta. Las moscas adultas ponen las larvas en el revés de las hojas. Estas larvas se alimentan de la savia de las hojas provocando la debilitación de la planta. Para evitar esta plaga se debe hacer limpieza de las malas hierbas, no asociar cultivos en la misma zona, no abandonar los brotes al final del ciclo, ya que estos atraen a las moscas adultas que infectarán la planta. Los remedios naturales pueden ser útiles, por ejemplo, se puede plantar albahaca o manzanilla cerca del huerto que permitirá mantener a algunos insectos a raya.

Pulgón: Forman colonias que se dispersan entre primavera y otoño. Para evitar esta plaga se debe realizar limpieza de las malas hierbas y colocación de trampas. Se pueden utilizar elementos químicos para su control, pero los remedios tradicionales son mejores y menos nocivos para la tierra. Rociando la planta con agua y jabón podremos hacer que caigan al suelo y luego será realmente difícil que por si solos vuelvan a subir a la planta.
30036390

Aprendiendo a cultivar la berengena

La berenjena es una hortaliza rica en fibra y además nos ofrece vitaminas y minerales. Contiene muy pocas calorías por lo que es recomendable en caso de dietas hipocalóricas o bajas en calorías.

El 92% de su contenido es agua y de ahí su bajo valor calórico. Su contenido en vitaminas es bajo aunque contiene vitaminas A, B1, B2, B3 y C. El mineral que contiene más abundantemente es el potasio, aunque también contiene en pequeñas cantidades fósforo, calcio, magnesio y hierro.


Es una planta que no soporta el frío, por tanto, deberemos plantar las semillas en el semillero a 1cm de profundidad, a principio de primavera y en unas condiciones altas de humedad hasta que brote la planta. Cuatro semanas después de brotar la planta deberemos trasplantarla a nuestro huerto.


Plagas y enfermedades

Araña roja: Es una araña que se desarrolla en el revés de la hoja provocando decoloración y manchas amarillas. En caso de tener una población de arañas rojas elevada existe riesgo para la planta de desecación. Las altas temperaturas y la falta de humedad favorecen en riesgo de padecer esta plaga. Para evitar la plaga de araña roja deberemos desinfectar las estructuras de cultivo, eliminación de malas hierbas y restos de cultivos, evitar los excesos de nitrógeno y vigilar las primeras fases de desarrollo que es cuando la planta es más vulnerable a esta plaga.

Araña blanca: Es poco común en la berenjena, pero en ocasiones se ha detectado. Los síntomas son el rizado de los nervios de las hojas y curvaturas de las hojas más desarrolladas. Esta plaga puede provocar enanismo.

Mosca blanca: Es una plaga que se caracteriza por decoloración de las hojas (amarillentas) y debilitación de la planta. Las moscas adultas ponen las larvas en el revés de las hojas. Estas larvas se alimentan de la savia de las hojas provocando la debilitación de la planta. Para evitar esta plaga se debe hacer limpieza de las malas hierbas, no asociar cultivos en la misma zona, no abandonar los brotes al final del ciclo, ya que estos atraen a las moscas adultas que infectarán la planta.
lechuga-seguridad

Aprendiendo a cultivar la lechuga

La lechuga es una planta con muy poco valor nutritivo y un alto contenido el agua (entre el 90% y 95%). Contiene muchas vitaminas A, B1, B2, B3, C, E y K, junto con minerales como fósforo, hierro, calcio y potasio. Es ideal para comer cruda en ensaladas y existen muchas variedades.

Puede servir como tranquilizante utilizadas en infusión gracias a un componente que posee llamado alcaloide.

Cultivo

Se trata de una planta bastante dura, pero que no soporta las heladas, por tanto es posible cultivarla casi todo el año. El cultivo de la lechuga nos puede llevar entre 2 y 3 meses. Si realizamos plantel, podremos empezar con la siembra en invierno e ir trasplantando a nuestro huerto un mes después. Para evitar que la lechuga amargue la recolección no debe ser superior a los 3 meses que hemos comentado anteriormente.

Plagas y enfermedades

Trips: Se trata de una plaga muy dañina para las lechugas. El principal daño que ocasiona es indirecto al transmitir el virus del bronceado del tomate. Este virus provoca en las plantas necrosis foliares provocando la rápida muerte de la misma.

Mosca blanca: Es una plaga que se caracteriza por decoloración de las hojas (amarillentas) y debilitación de la planta. Las moscas adultas ponen las larvas en el revés de las hojas. Estas larvas se alimentan de la savia de las hojas provocando la debilitación de la planta. Para evitar esta plaga se debe hacer limpieza de las malas hierbas, no asociar cultivos en la misma zona, no abandonar los brotes al final del ciclo, ya que estos atraen a las moscas adultas que infectarán la planta.

Pulgón: Forman colonias que se dispersan entre primavera y otoño. Para evitar esta plaga se debe realizar limpieza de las malas hierbas y colocación de trampas. Se pueden utilizar elementos químicos para su control, pero los remedios tradicionales son mejores y menos nocivos para la tierra. Rociando la planta con agua y jabón podremos hacer que caigan al suelo y luego será realmente difícil que por si solos vuelvan a subir a la planta.
cotoneaster-franchetii

Las bandejas de cultivos

Las bandejas para plantas de restauración son bandejas de cultivo, normalmente para plantas forestales y autóctonas, en las que se cultivan plantas que tiene como destino la restauración paisajística.

Las bandejas para plantas de restauración deben de contemplar una serie de requisitos si en verdad se pretende tener resultados satisfactorios tras la plantación en destino.

Todas las plantas autóctonas y forestales con este destino deben contar con un sistema radicular de gran calidad.



Una bandeja para plantas de restauración es semejante a las bandejas forestales de cultivo que se usan habitualmente en los viveros para producir la planta autóctona y forestal. Entre sus características cuentan con unos sistemas que garantizan una raíz proporcionada y una buena respuesta cuando la planta pasa al suelo. Además, la facilidad de su manejo las hace muy interesantes cuando el número de plantas que hay que colocar es elevado.

Pero además de esto y ahí reside su diferencia, las bandejas para plantas de restauración tienen un número menor de alveolos y una capacidad mayor de los mismos, lo que permite producir planta autóctona con un sistema radicular de calidad y un acabado similar al que se consigue con el contenedor manteniendo la facilidad de manejo de la bandeja forestal.
Acelgas

Conoces las Acelgas

Entre los datos de cultivo de las Acelgas están:
  • Nombre botánico: Beta vulgaris
  • Familia: Quenopodiáceas
  • Número de semillas por gramo: 60 – 90
  • Modalidad de siembra: Directa o semillero
  • Peso de semillas por hectárea: De 3 a 4 kilos
  • Temperatura de germinación: 19 – 22 ºC (mínimo 8,5 ºC)
  • Tiempo de germinación: De 7 a 10 días
  • Profundidad de siembra: 2 centímetros
  • Densidad de plantación: 5 – 7 plantas metro cuadrado
  • Distancia entre filas: 0,4 – 0,6 metros
  • Distancia entre plantas: 0,2 – 0,4 metros
  • Duración de cultivo: De 3 a 5 meses
  • Plantas útiles: 200 por cada 100 gramos

En cultivo:
  • Temperatura óptima diurna: 19
  • Temperatura óptima nocturna: 14
  • Humedad relativa: 60%
  • PH óptimo: 5.6 – 8
  • Calendario de plantación: Jugando con las variedades, durante todo el año, si bien, el cultivo vegeta mejor durante los meses de otoño, invierno y primavera.
margaritas1

Los cuidados y cultivo de la margarita

La margarita es una especie conocida por todos, con atributos que e descubren solo con verla florecer en nuestro jardín de verano. Abocarse al cultivo de la margarita es una tarea de jardinería que nos regalará en los meses más cálidos, hermosas flores y un colorido sin igual, el cual deberemos aprovechar en el plano de la decoración del jardín, saber combinarla con otras plantas y otros tonos.



La margarita es una especie que idealmente se debe cultivar en primavera. Para su cultivo, existen diferentes opciones entre las cuales decidir, dependiendo de cada uno cuál sea la más provechosa o práctica en el momento. Por un lado, la margarita se puede plantar por corte directo, sembrándola por semillas o por división de matas.

Como decíamos, depende de cada uno, del tiempo que se disponga, del mantenimiento que se le pueda, cuál elegir. Quizás la forma más simple y práctica es la de cultivarla por división de matas. En el caso de decidirse por esta opción, la forma de hacerlo es mediante la adquisición de una planta ya adulta. Posteriormente, los pasos son sencillos.

El cultivo de la margarita

Como decíamos, lo primero es hacernos de un ejemplar de margarita adulto y en saludable. Luego, de tal ejemplar debemos tomar una parte que cuente con tierra y raíces, y pasar a plantar.

El lugar en dónde se plantará la margarita es fundamental para su futuro crecimiento y buena salud. En primer lugar, la tierra en donde se cultive debe mantenerse con constante luz solar; a su vez, el suelo debe ser fértil, liviano y aireado, así como ser regado con regularidad, debe ser mantenido húmedo aunque no en exceso.

Por último, lo único en que debes prestar atención es en el crecimiento de los tallo, optando por algún tutor en el caso de que crezca mal. Por lo demás, manos a la obra, y disfrutar de las margaritas.
wpid-Gazania

Como se cultiva la gazania

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referente al cultivo de la Gazania. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. pueden variar notablemente los resultados.

Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.
La Gazania es una planta de flor que con el tiempo va cubriendo el suelo, creando grandes manchas de color, tanto por su vegetación como por sus abundantes flores.
El sustrato indicado en este caso es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,5 y 6,5. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1.5 y 2,5.
Las temperaturas ideales son entre 2 a 8ºC durante la noche y de 25 a 30ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.
La exposición de las nuevas plantas de Gazania recién plantadas será a pleno sol.
Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, pulgón y minador.
En cuanto a las enfermedades más frecuentes son el Pythium y la Rhizoctonia.
En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Gazania desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 12 a 16 semanas.
flores-de-zinnias

Como cultivar la Zinnia

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referente al cultivo de la Zinnia. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. puede variar notablemente en los resultados.
Flores de Zinnias
Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.
La Zinnia es una bella planta de grandes flores ideal para crear parterres en el jardín. También puede disfrutarse como pequeña planta de flor en maceta.
En sustrato indicado en este caso es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,8 y 6,5. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1,5 y 2.
Las temperaturas ideales son entre 10 a 12ºC durante la noche y de 25 a 30ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.
La exposición de las nuevas plantas recién plantadas de Zinnia será a pleno sol. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar la Zinnia cerca de la ventana con la mayor luz posible. De lo contrario, sus flores no tendrán tanta intensidad de color.
Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thripspulgón y la mosca blanca.
En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, AlternariaMildiu yBotrytis pueden ser las más propensas a manifestarse.
En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Zinnia desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 6 a 8 semanas.
cultivo-de-calabacines

Consejos para cultivar calabacín

El calabacín es un vegetal muy rico en agua, un 93%, y en minerales como el potasio. Además contiene vitamina C que es un potente antioxidante, y su consumo es esencial para el desarrollo y el mantenimiento del organismo.



Cultivo 


Al tratarse de una planta de origen tropical no soporta las bajas temperaturas y por tanto debe cultivarse en primavera o principio de verano. Se trata de una planta de difícil cultivo, ya que la flor femenina es receptiva del polen apenas un día y, por tanto, es aconsejable tener varias flores para poder polinizarla. En nuestro caso, al tratarse de un huerto urbano, es habitual que no existan insectos para ayudar esta polinización y por tanto deberemos ayudar a la planta realizando la polinización de forma manual. Esta polinización manual la podemos hacer ayudándonos con un pincel o un bastoncillo de los oídos y colocando el polen de la flor macho dentro de la flor hembra.


También tenemos que tener en cuenta que se trata de una planta de gran tamaño y por tanto necesita espacio entre una planta y otra, unos 60cm.



Plagas y enfermedades 


Araña roja: Es una araña que se desarrolla en el revés de la hoja provocando decoloración y manchas amarillas. En caso de tener una población de arañas rojas elevada existe riesgo para la planta de desecación. Las altas temperaturas y la falta de humedad favorecen el riesgo de padecer esta plaga. Para evitar la plaga de araña roja deberemos desinfectar las estructuras de cultivo, eliminación de malas hierbas y restos de cultivos, evitar los excesos de nitrógeno y vigilar las primeras fases de desarrollo que es cuando la planta es más vulnerable a esta plaga.


Mosca blanca: Es una plaga que se caracteriza por decoloración de las hojas (amarillentas) y debilitación de la planta. Las moscas adultas ponen las larvas en el revés de las hojas. Estas larvas se alimentan de la savia de las hojas provocando la debilitación de la planta. Para evitar esta plaga se debe hacer limpieza de las malas hierbas, no asociar cultivos en la misma zona, no abandonar los brotes al final del ciclo, ya que estos atraen a las moscas adultas que infectarán la planta. Los remedios naturales pueden ser útiles, por ejemplo, se puede plantar albahaca o manzanilla cerca del huerto que permitirá mantener a algunos insectos a raya.


Pulgón: Forman colonias que se dispersan entre primavera y otoño. Para evitar esta plaga se debe realizar limpieza de las malas hierbas y colocación de trampas. Se pueden utilizar elementos químicos para su control, pero los remedios tradicionales son mejores y menos nocivos para la tierra. Rociando la planta con agua y jabón podremos hacer que caigan al suelo y luego será realmente difícil que por si solos vuelvan a subir a la planta.