Category Archives: Sembrar

huerto_444535306-25281-2529

Consejos para la siembra en el huerto

Veamos a continuación cómo debemos efectuar la siembra.

Las bandas: la forma de organizar un huerto es formando bandas de 3 a 4 metros de largo por 1,20 metros de ancho y separadas entre sí 30 cm. Estas dimensiones y el sendero dejado entre las bandas nos permitirán pasar holgadamente con una carretilla.



La germinación: para que las semillas lleguen a germinar, deben tener calor, sino la humedad las pudriría. Todas las semillas deben ser sembradas durante el periodo que indica en su embalaje pero evitando los días lluviosos y prefiriendo los de tiempo suave y apacible.

Una cosecha precoz: hay variedades de verduras como las zanahorias de primavera, los rábanos o las lechugas que son de crecimiento precoz. Esto nos permitirá aprovechar más el huerto y plantar en otoño una segunda cosecha.

Pero para ello deberemos sembrarlas antes en unas cajas vidriadas para acelerar su crecimiento.

Las cajas vidriadas: para adelantar el proceso de crecimiento de las verduras y vegetales, las sembraremos en cajas vidriadas totalmente protegidas del frío. La caja vidriada la colocaremos en algún lugar bien soleado y la abriremos para airearla con el buen tiempo. De esta manera las siembras crecen de 3 a 4 semanas más rápido que al aire libre.

La calefacción: otro sistema para hacer crecer antes las siembras es hacerlas en recipientes que colocaremos cerca de una fuente de calor, como por ejemplo: en el interior de casa cerca de un radiador.
En plena tierra: para saber con exactitud el lugar de la siembra haremos unos surcos en línea recta con el rastrillo y los marcaremos con un cordel. Iremos esparciendo las semillas, las más gordas de 4 en 4, y después pasaremos el rastrillo para taparlas. Cuando esté seca la superficie regaremos con un difusor de lluvia.

Dato Curioso, siembra de patatas en el aire

Hola amigos. Hoy me he encontrado una noticia muy curiosa por internet: una empresa de Vitoria ha decidido sembrar patatas colgándolas en el aire, olvidándose de la tierra. Este experimento se basa en el sistema de la aeroponía.

La productividad con esta técnica se multiplica por cinco: se pueden conseguir hasta 20 tubérculos por planta, cuando lo normal es obtener tres o cuatro. Además, las enfermedades que se transmiten a través del suelo también desaparecen, y se ahorra en agua y fertilizantes… ¡Vamos, que todo son ventajas!

Imagen 0

Para que estas patatas voladoras crezcan, se necesitan invernaderos en los que mantener las raíces de la planta al aire y en total oscuridad. Éstas tienen que recibir nutrientes mediante un sistema de nebulización que pulverizaagua enriquecida con nutrientes. Las raíces se airean, y no se ven afectadas por agentes patógenos que hay en la tierra. 

Consejos para sembrar arboles para otoño e iniverno

Otoño e invierno son las dos mejores temporadas para plantar árboles. Durante los meses fríos, las raíces trabajan mejor en el suelo y emergen en primavera. La única dificultad por estos meses puede ser el suelo congelado y el tener que romper el suelo trabajando duro, pero una vez que se termina de picar el suelo, la plantación del árbol es simple.
1
Materiales necesarios:
  • Pala
  • Picota
  • Agua
  • Semillas
Instrucciones:
Escojan un árbol en un vivero local, ideal si investigan acerca de los árboles nativos de su zona, porque ese tipo de árboles tiene mayores posibilidades de supervivencia.
2
Localicen una parcela de tierra para plantar los árboles, tomando en consideración la forma del árbol y la altura a la cual puede llegar a crecer.
Caven un agujero de dos a tres veces más ancho que la semilla. Si la tierra esta dura, hay que picarla y romperla.
Hay que picar un espacio bastante más grande que el que ocupará la semilla, a fin que las raíces puedan crecer fácilmente en el suelo. Alrededor del agujero donde está la semilla, elaboren una berma y rieguen en suelo.
3
Rieguen la zona demarcada con la berma a fondo una vez cada dos semanas durante el otoño e invierno. No hay que sobrecargar con agua los agujeros ni dejarlos secarse, ya que la idea es que la tierra este siempre húmeda.
Otro punto de importancia a la hora de plantar árboles, es evitar las heladas, poniéndole protecciones de malla alrededor si es necesario a los pequeños arbolitos que recién germinan.

Les dejamos algunos trucos para una siembra exitosa

Mas conocimientos, hace que quienes sean principiantes consiganacercarse a la experiencia y buen desempeño de los jardinerosmás idóneos. Te invito a leer atentamente esta última serie deconsejos.


Acondiciona el espacio para semilleros, asegúrate de tener suficiente espacio bajo techo. Este consejo es bien válido para esta próxima temporada otoño invierno, ya que una vez obtenidas las semillas desde los frutos y flores del verano, estamos prontos a esta primera siembra. En caso de que siembres en exteriores, no permitas que el semillero reciba luz solar directa y cúbrelo durante la noche.
consejo semillero siembra
De la mano de la ultima parte del consejo anterior, viene el siguiente:destapa el semillero cada mañana. Si no lo haces, la humedad que se concentra por la propia respiración de las plantas es ambiente inmejorable para el desarrollo de hongos dañinos que simplemente aniquilarían tu semillero.
Una buena idea, si tienes posibilidades económicas y de infraestructura para hacerlo, es prevenir el problema de los hongos, dando una dosis de antifúngico especial para semilleros. Asesórate en una tienda de tu confianza, sobre marcas y dosis aconsejadas en cada caso.
Vigila el riego cercanamente: el sustrato nunca debe quedar seco pero tampoco anegarse. Es buena idea regar con pulverizador e inspeccionar reiteradamente especialmente los primeros días.
El sustrato debe ser rico en nutrientes y es posible proporcionarlos abonando, pero la regla es: nunca adiciones abono, por lo menos hasta pasar 10 días de plantar las semillas.
Por último, es una buena idea identificar los plantines de algún modo (por ejemplo como ves en la imagen); eso ayuda a organizarse mejor si además de la variedad de la planta incluyes por ejemplo la fecha en que fue sembrada.

Como sembrar una palmera en el interior de la casa

Las palmeras que se encuentran en macetas, en el interior del hogar, necesitan de mayores cuidados que las que se encuentran plantadas directamente en la tierra. Hay que prestar mayor atención al riego, al abono, al crecimiento (para cambiar la maceta), a la luz que recibe, etc.
Humedad. Como dentro de la mayoría de los hogares la humedad suele ser baja, la palmera puede comenzar a secarse (sus hojas se marchitan, pierden brillo y se secan en la punta). En este caso se recomienda pulverizar la planta con agua.
Luz. Como en la mayoría de los hogares la luz interna no es mucha, la planta puede sufrir esa falta de iluminación, por lo que dejará de crecer y sus hojas perderán su brillo habitual. Por esa razón se aconseja que las palmera se encuentren siempre cerca de una ventana; si esto no es posible, se pueden colocar cerca de la misma tubos fluorescentes y ubicarla cerca de paredes blancas.
Riego. En el caso de las palmeras es mejor quedarse corto con el agua que pasarse. Lo ideal es regarla 1 o 2 veces en el verano y cada 10 o 12 días en el invierno. El suelo debe permitir un buen drenaje para que no se acumule agua en el fondo de la maceta.
Abono. Como las palmeras que se encuentran bajo techo crecen poco, la cantidad de abono que necesitan es pequeña. Esta planta prefiere los fertilizantes de efecto lento, por lo que no se recomienda los fertilizantes líquidos. Se deben aplicar dos veces al año, una en otoño y la otra en primavera.
Limpieza. Cuando las hojas contengan polvo, deben limpiarse con una esponja húmeda o manguera.
Transplante. Para que crezcan con mayor rapidez, las palmeras deben ser transplantadas a una maceta mayor cada 2 años aproximadamente.
Aire fresco. En lo posible, se recomienda sacar la palmera al exterior (cuando el tempo sea bueno) y ubicarlas siempre en un lugar al reparo y con sombra.

Aprovecha la época para sembrar

En los inicios de la primavera, una vez pasado el peligro de heladas, las temperaturas son las adecuadas para sembrar. Recordemos los diferentes modos de siembra: Siembra en almácigo: con sustratos especiales, ya que harán que la plántula emerja con mayor facilidad. Cajones, bandejas y plugs son ideales para semillas chicas. Se siembra al voleo en los cajones; de a dos o tres semillas en los plugs o hueveras. La siembra en plugs evita el estrés del repique y, por lo tanto, del trasplante. 

Siembra directa: es el caso de semillas grandes o fuertes para germinar. La tierra debe estar correctamente trabajada, sin terrones. Se agrega compost, lombricompuesto, estiércol seco, etc. Puede realizarse en un surco, a chorrillo o al voleo. 

Huerta en almácigo 

Puede fallar. A pesar de haber seguido paso a paso todas las recomendaciones, existe la posibilidad de que nuestras siembras no prosperen. Habrá que rever el lugar de emplazamiento, intentar con otras semillas, cambiar el sustrato, etc. 
Pero, a no desesperar. Es posible comprar plantines de hortalizas y aromáticas de diferente tamaño y, por ende, precio. Pueden estar presentados por unidad, como los plantines de florales, o a granel, es decir, en plugs de 50 a 288 celdillas. 

Se recurre a los plantines en los siguientes casos: 

– Fracaso de los almácigos propios 
– Épocas de temperaturas extremas: cuando hace mucho calor o mucho frío, las plantas se retraen, las semillas demoran en germinar y las plantas en crecer. 
– Si tenemos nuestros cultivos en una casa de fin de semana, lo que impide un seguimiento adecuado. 
– En caso de necesitar resultados rápidos . 
– Por haberse pasado la época de siembra. 
– Por no tener tiempo para dedicarle al armado y cuidado de los almácigos. Este es el período más crítico: imaginemos al almácigo como una nursery. 
– En el caso de variedades difíciles. 
– Simplemente, por ansiedad. 
De todos modos, es interesante insistir con los almácigos para aprender a tomarles la mano, reemplazar plantas en mal estado y tener qué plantar tras la cosecha para lograr cultivos escalonados. 

Una buena siembra en 10 pasos

Las plantas son bastante difíciles, pero como nuestro objetivo es hacerles la vida más fácil en lo relativo al cuidado del jardín, aquí van algunos consejos para hacer una siembra perfecta:
1
1. Mantengan pala, rastrillo, tenedor, abono y regadera. Si están plantando árboles, estacas y lazos.
2. Miren cuidadosamente las plantas que tienen, y verifiquen que tienen suficiente espacio para crecer en el lugar donde las han plantado.
3. Limpien el sitio de las malezas y la basura.
4. Si están plantando un área extensa, hagan bifurcaciones en el suelo con las herramientas. Mientras más pequeñas las plantas que tengan, más finas debieran ser las líneas que hagan.
5. Si las raíces de las plantas están un poco secas, sumerjan la planta, con maceta y todo, en un cubo de agua. Si el suelo está muy seco a la hora de plantar, añadan un galón de agua al hoyo y dejen drenar.
6. Un salpicado de fertilizantes cada cierto tiempo es lo mejor que pueden hacer por sus plantas.
7. Corten las ramas y raíces que se vean dañadas y enfermas.
8. Las raíces, al momento de plantar una planta, no deben quedar ni muy abajo, porque se pudren, ni muy expuestas, porque se secan. Basta con plantarlas guiándose por la última ramita de la planta. Ese sería el límite.
9. Los árboles grandes deben afirmarse con una estaca. Para plantarlos se requiere ayuda, ya que llenar el hoyo y afirmar el árbol a la vez no es fácil.
10. Por último, hagan una especie de taza con tierra alrededor de la planta, de modo que cuando la rieguen, el agua se quede dentro de esa taza y no se vaya esparciendo por todo el jardín.

Algunos secretos para sembrar

Estamos deseosos de sembrar y obtener excelentes resultados. ¿No es así? ¡Por supuesto!
Entonces debemos tener bien en cuneta que un buen resultado se obtiene haciendo las cosas correctamente desde un comienzo. Teniendo en cuenta algunos detalles antes de comenzar y siendo cuidadosos además de estar atentos.
Con los primeros resultados positivos, luego amaremos el proceso de por vida. Ya verán.
Antes de sembrar las semillas, lo que debemos hacer es regar los surcos donde las colocaremos. Algunas semillas, son tan sensibles a los hongos que existen productos que se agregan al agua de riego para que ellas no sufran ningún problema de este tipo.

Algunos consejos que describiremos a continuación, le servirán para obtener una buena germinación.
En el caso que se encuentre sembrando semillas de tamaño muy pequeño, conviene tomar un puñado de estas mezcladas con arena para que la distribución en el suelo sea más uniforme.
Las semillas de tamaño mediano, se esparcen por el surco en línea recta y las grandes se pueden agrupar de a 3 o 4 a distancia como indique su envase.
Una vez depositadas tus semillas, solo queda tapar esos surcos con la misma tierra que has extraído anteriormente de ese lugar para luego alisar con la parte plana del rastrillo.