Category Archives: Diseño de Jardines

El jardin y la Familia

Disfrutar al aire libre de un rico asado, en familia o con los amigos, es uno de los panoramas más placenteros del fin de semana o de un atardecer después del trabajo.
Y en nuestra parcela una actividad que no puede faltar. Disponemos de espacio, árboles y la atmósfera ideal para crear un rincón destinado a reuniones en tomo a una parrilla, o mejor, a una barbacoa en el jardín , donde cocinar cómodamente un sabroso trozo de carne.
Por eso lo animamos a implementar un lugar especial para compartir en esta época de temperaturas altas y días largos, en que dan ganas de estar el mayor tiempo posible fuera de las habitaciones, en contacto con la vegetación, y aprovechar la refrescante brisa que a veces es un poco esquiva.
Si ya lo tiene, le queremos dar algunas ideas para que lo acondicione, dejándolo grato para quienes quieren demostrar sus dotes culinarias y, por supuesto, para aquellos que disfrutarán de la grata tarea de apreciarlas.
Para ello hay que tener en cuenta algunos simples factores, como el de dónde ubicarlo y con qué implementarlo, partiendo por el piso, el entorno, la luz y algunos muebles.

¿Dónde instalar la barbacoa?

La barbacoa, de cualquier tipo que sea, debe instalarse sobre una superficie pareja, ubicada cerca de la cocina o, por lo menos, en un lugar desde donde sea fácil acceder a ella. Igualmente, es recomendable que tenga la protección de la sombra de árboles cercanos, de modo de regular la temperatura ambiente para el cocinero o cocinera y los comensales. Además hay que instalar alguna luz sobre la parrilla y sobre el lugar donde se ubique la mesa, para cuando el asado se haga al anochecer.
Si la barbacoa queda tras algunos arbustos, según los más experimentados, este separador de ambientes natural ayuda a lograr un espacio diferente y más intimo, apropiado para comer y compartir. Sin embargo, hay que tener cuidado de que su proximidad no sea tanta como para que revista peligro de provocar alguna combustión indeseada.

Tipos de barbacoa

El nombre de barbacoa proviene de Centroamérica, en donde los indígenas llamaban así a la estructura de madera, con puntales que servían de patas, en que asaban la carne. Se entiende hoy por barbacoa a la parte sólida construida con ladrillos, piedra u otro material que sostiene la parrilla. En nuestro país, la denominación más popular es la de “poyo”, reservándose la de barbacoa a los más sofisticados.
Para nuestra tarea, comenzaremos por elegir el espacio, limpiarlo, apisonar el suelo, colocarle maicillo, ladrillos o construir un radier, entre otras soluciones, en donde instalaremos la barbacoa, que podremos diseñar de acuerdo a nuestros gustos y necesidades.
Las más corrientes aprovechan algún muro existente y toman forma con ladrillos princesa o fiscal y mezcla. El sector de la parrilla, que es el punto central de la barbacoa, puede complementarse con algunas pequeñas mesas laterales para cortar y aliñar la carne o, incluso, con un lavaplatos, que hace más fácil el servicio.
También pueden ser de piedra y mezcla y contar con una especie de techumbre que las cubra del sol, a través de vigas que crean un ambiente colonial.
Las ideas son casi infinitas. Una de las más originales es rodear la barbacoa construyendo un mesón circular cubierto de cerámica y que permite a los comensales ir sacando las porciones de asado que están cociéndose al centro, sobre la parrilla, y servírselas allí mismo.
La barbacoa, igualmente, puede servir de pretexto para edificar una cocina casi completa en el exterior, con fogón, lavaplatos, una mesa con sillas y un techo tipo kiosco o pérgola que permita a la familia disfrutar de su almuerzo o comida sin preocuparse de los rayos solares.
Si usted se construye una y gusta de los productos ahumados, existen también diseños tipo chimenea con una boca especial para colgar allí el jamón o las chuletas. Si la elige, sepa que para lograr un buen ahumado se requieren varios días y por ningún motivo se deben usar maderas resinosas ni, menos aún, de pino.
Cualquiera que sea el modelo por el que se decida, aquí van algunos datos de precios de materiales: el ladrillo fiscal está entre 55 y 65 pesos cada uno; el metro cúbico de arena, sobre los 4 mil pesos, y el metro cuadrado de cerámica oscila entre 3 mil y 6 mil pesos, según su calidad y características.

La parrilla

Suponemos que la barbacoa estará dotada de una parrilla de fierro, pero en realidad puede ser fija o portátil, a carbón o también a gas licuado, la última novedad en esta materia para nosotros los chilenos, aunque este sistema está ampliamente difundido en otros paises, ya que elimina la contaminación y tiene encendido instantáneo…, pero no da ese inconfundible sabor propio de nuestros asados.
En el mercado hay parrillas portátiles de todos los tamaños y valores, desde las más sofisticadas, que incluso cuentan con un horno anexo.

Un espacio al aire libre

Asimismo, vale la pena tener en cuenta que para disfrutar de los asados al aire libre requerirá de una mesa y sillas tipo terraza o rústicas. Estas últimas las puede hacer usted mismo con troncos especialmente acondicionados.
Además, tener un quitasol no es mala idea, sobre todo si los árboles que están cerca del lugar que eligió para instalar su barbacoa están todavía muy pequeños.
Lograr un rincón grato y acogedor para pasar momentos inolvidables con los suyos será la mejor recompensa a sus desvelos durante este verano.

El color Blanco en el jardín, un toque de paz

Símbolo de la paz y la pureza, el blanco es a la vez alegre y formal. Es el color de la luz y tiene la particularidad de absorber y reflejar los tonos que lo acompañan; por eso jamás resulta monótono. Admite combinaciones en perfecta armonía con casi todos los colores y permite que los tonos que lo acompañan se destaquen.

El blanco en las plantas

Es una tonalidad presente en infinidad de flores y plantas y es el protagonista de un sinnúmero de jardines donde domina un solo tono. Ya en el siglo XIX, la célebre paisajista Jertrude Jelzill, en sus deslumbrantes jardines monocromáticos con plantas de variado follaje, utilizaba el blanco en sus diseños más impactantes, aprovechando esa mezcla de pureza y prestancia que produce la presencia dominante de este color.
  • La Nicotina: Una vez que se planta, se propaga espontáneamente en la maceta o el jardín. En otoño desaparece y, como por arte de magia, rebrota con mayor cantidad de ramas y flores en el mes de diciembre. Es pariente del tabaco y tiene llamativas flores tubulares. Da flores durante el verano y el otoño. Por no requerir demasiada dedicación y contentarse con el régimen de lluvias habitual, es una planta perfecta para casas de fin de semana o para quienes no cuentan con tiempo de sobra para dedicarse a sus rincones verdes.
  • El Nardo: Su nombre científico es Polianthes tuberosa y se caracteriza por tener flores perfumadas que aparecen en primavera y otoño. Debe vivir en una maceta de unos 30cm de profundidad, con un sustrato formado por tierra negra mezclada con arena. Hay que ubicarla donde reciba sol de mañana. Se propaga por división de matas (los tubérculos se levantan del suelo en agosto con el fin de dividirlos y así obtener nuevas plantas). Riéguela cada vez que la tierra se vea seca, pero no antes. Aumente la cantidad de agua por riego durante la floración.
  • El Raphiolepis: Sus flores son el blanco más llamativo de la primavera. Este arbusto se planta a pleno sol en una maceta profunda. Forma una mata tupida de hojas verdes y copa redondeada. Riéguelo cada 3 0 5 días en invierno y día por medio en verano. Basta con abonarla en otoño y primavera con una taza de humus de lombriz.
  • La Orquídea Phalaenopsis sp: Es una especie de interior, originaria de Indonesia, Filipinas e Indochina y caracterizada por sus flores blanquísimas y de larga duración. En otoño e invierno debe recibir buena luz, ventilación y riego cada 15 días. En primavera y verano, debe pasar mayor parte del tiempo a la sombra y recibir riego cada 3 días.

¿Cómo combinar el blanco?

El blanco combina con casi todo los colores. La que sigue es una lista de las posibilidades más atractivas.
  • Blanco y verde: se complementan a la perfección. El conjunto más atractivo se obtiene con las plantas verdes a la sombra, a las que el blanco parece iluminar. Resulta una combinación a tener en cuenta porque, además de quedar bien con todos los tonos de verde, permite enlazar otros colores. Por ejemplo, para dividir un grupo de Agapanthus de una mata de Rosas rosadas o rojas, se puede utilizar un manchón verde y blanco que funciona como descanso visual y permite disfrutar de los colores que separa.
  • Blanco y rojo: esta combinación produce un efecto cálido en el que ambos tonos se destacan sin competir. En espacios grandes, tiende a acercar a las plantas y en un lugar pequeño sirve para atraer la vista hacia un punto determinado. Resulta un dúo vistoso en cualquier momento del día.
  • Blanco y amarillo: al mismo tiempo que se destaca, el blanco sobre tonos amarillos se mimetiza y refleja a sus vecinos. Es una buena opción para llamar la atención en balcones pequeños o darle un toque de vivacidad a una mata en verde, sobre el cual el amarillo aparece más contundente pero el blanco pierde fuerza y se torna más verdoso.
  • Blanco y amarillo: juntos combinan perfectamente con otros colores: si sobre hojas amarillas (como las del Eleagnus y flores blancas de Margaritas) se agrega una pizca de azul, como el de las Lobelias, el conjunto resulta delicioso.
Blanco y gris: mezclado con gris claro, como en el caso de la Cineraria, el blanco puede resultar monótono. Pero si se lo combina con grises más azulados, como el del Teucrium, produce la misma impresión que unos tenues rayos de sol después de una tormenta.

Como mantener un jardín sin problemas

Mantener un césped no tiene porque ser algo difícil. En nuestra última encuesta sobre céspedes, casi la mitad de nuestros encuestados afirmó que pasarían más tiempo afuera en sus jardines este año. Aunque divertirse y la satisfacción personal son prioridad en su lista de actividades, perder tiempo y dinero, no lo son. Te damos 10 consejos para que aprendas a cuidar tu jardín.
Un mejor césped con menos trabajo y dinero no son ideas que se excluyan mutuamente. Nuestros expertos y especialistas en césped pueden ayudarte a reducir una hora o más del promedio de seis horas semanales que las personas emplean cuidando el jardín y cortando la hierba.
También puedes ahorrar $100 o más esta temporada y tener un césped mejor arreglado. 

Nuestra última prueba de cortadoras de pasto y tractores muestra que las mejores cortadoras más fáciles de usar, a menudo cuestan cientos e incluso miles de dólares menos que la competencia. Nuestros consejos informativos pueden ayudarte a mantener tu tractor y cortadora de hierba funcionando bien. También te ofrecemos consejos de seguridad para tractores y cortadoras con ruedas. 

1. Fertiliza menos

Frena el impulso de fertilizar tu césped tan pronto el clima empieza a volverse cálido. Una fuerte dosis de fertilidad primaveral reverdecerá tu césped rápidamente, pero también lo hace más vulnerable a las malas hierbas, plagas y al calor del verano, afirmó Martin Petrovic, profesor de ciencias del césped de Cornell University.
En lugar de almacenar fertilizantes, limpia tu jardín de desechos y haz un análisis del suelo. Encontrarás el pH del suelo, los nutrientes de que carece y la cantidad que necesita de cada uno, y cuándo aplicarlos. Una prueba de suelo puede ahorrarle a alguien obsesivo con sus plantas $50 ó más en materiales, además de varias horas de trabajo al año. También puedes evitar que el fósforo y otras sustancias químicas innecesarias se filtren al suministro de agua local.

Consejo: Las económicas pruebas para suelo ‘hazlo tú mismo’, que se venden en tiendas de jardinería y tiendas para el hogar, no proporcionan resultados lo suficientemente precisos según nuestras pruebas. Te conviene más pagar alrededor de $10 por su servicio cooperativo del área para que haga el análisis por ti.


2. Mantén tu cortadora en buen estado

Mientras esperas los resultados de las pruebas de suelo, emplea algunas horas (o entre $50 y $150) para el mantenimiento de tu cortadora o tractor. Más de la cuarta parte de las personas que encuestamos admiten que nunca han afilado la cuchilla de su cortadora de pasto.
Las cuchillas desafiladas estresan el césped, haciéndolo susceptible a enfermedades. Además, una cuchilla afilada y equilibrada corta más rápido y de forma más precisa, así que obtendrás incluso un corte más uniforme y reducirás el tiempo que te lleva cortarlo. Junto con los cambios de aceite y mantenimiento básico de motor, las cuchillas afiladas pueden reducir los costos de combustible hasta el 25 por ciento.



Consejo: Afila y equilibra las cuchillas tres veces durante la temporada de crecimiento e invierte en una segunda cuchilla (entre $15 y $20) para que puedas usarla mientras la otra está en mantenimiento.


3. Haz más espeso su césped


En el caso de un césped, eso significa que la mala hierba rápidamente cubrirá las parcelas vacías. A menos que tu jardín esté lleno de mala hierba o tenga grandes espacios vacíos, sembrar en el césped existente ayudará a que este crezca más.
Escoge un césped que se adecue a su clima, condiciones de suelo y estilo de vida. Su organización cooperativa local debe tener una lista de especies y variedades recomendadas, que incluyen aquellas que necesitan la menor cantidad de fertilizantes y riego.
Por ejemplo, la variedad fescue alto es una buena alternativa de bajo costo para las gramíneas de Kentucky y centenoperenne de la parte noreste. El pasto búfalo es la opción preferida que no genera problemas al oeste del Mississippi, y la zoysia y chepica blanca son las novedades populares en el sur.

Siempre revisa la etiqueta de las semillas para que veas con claridad las variedades que tiene. También busca una fecha de germinación que sea menor de un año. Y compra semillas “que no tengan hierbas”.

Consejo: Cubre la semilla con una capa de tierra fina, abono orgánico o aserrín. Agrega fertilizante básico y apisona bien la tierra con la parte de atrás de un azadón o una pala. A las semillas les va muy bien con tierra ligeramente compacta.

4. Corta el césped con menos frecuencia

Dejar el césped corto es como un ahorrador de tiempo, pero debilita las raíces. Nunca cortes más de un tercio de la altura total de la brizna. Asegúrate también de aumentar la altura de corte. Corta el césped con menos frecuencia a medida que el mercurio aumente, ya que es en ese momento cuando el jardín crece más lento.
Con esto promocionarás un sistema de raíz más profundo y evitarás que crezcan malezas y otras malas hierbas de temporadas cálidas. “Si sigues cortando el césped en temporadas frías durante periodos de estrés extremo, sólo conseguirás exterminarlo”, dice Mike Goatley, especialista en césped del área de tecnología de Virginia. Asimismo, deja la hierva un poco larga en los lugares con sombra para maximizar el área de la hoja de la planta en donde ocurre la fotosíntesis. 



Consejo: Si tu césped presenta un color blanquecino, probablemente estés cortando mucho de la parte superior. 



5. Añade abono orgánico

La aplicación de un cuarto de pulgada de capa de abono orgánico una o dos veces al año mantiene saludable el césped mejorando la tierra y eliminando plagas y enfermedades. Además, ahorra dinero al reducir el uso de fertilizante y agua. Echa abono después de que tu césped haya reverdecido, con aireación de césped para ayudar a mezclar la materia orgánica con la tierra.
Puedes comprar abono orgánico en las tiendas, pero algunas veces puedes conseguirlo de forma gratuita en algunos lugares donde se ofrece abono orgánico municipal. Aplícalo utilizando un abonador con un remolque en la parte trasera, unido a su tractor. Si tu jardín no es muy grande, córtela de forma manual.



Consejo: Un contenedor de abono orgánico proporciona una cantidad de abono orgánico a su césped y le permite reciclar desechos de alimentos orgánicos. Smith & Hawken’s Biostack Composter, una opción de mejor compra según CR, fue excelente por su comodidad y durabilidad a un precio de $130.  


6. Cubre las hierbas cortadas con mantillos


No creas el mito de que las hierbas cortadas se convierten en paja. Cubrir estas hierbas con mantillos en lugar de meterlas en una bolsa devuelve los nutrientes naturales a la tierra, ahorrando tiempo, bolsas y más del 30 por ciento en costos de fertilizantes. “Piensa en las hierbas cortadas como un fertilizante de dispersión lenta sin ningún costo”, dice Goatley. Sin embargo, no cubras con mantillos si el jardín está en pleno brote de una gran plaga.

Consejo: Utiliza una manguera para lavar las cuchillas de la segadora y la parte inferior de la cubierta de esta después de cada uso para una mejor cobertura con mantillo y un corte más ordenado.

7. Riega con prudencia

Nuestras encuestas han descubierto que la mayoría de personas riegan con demasiada agua o no riegan en el momento adecuado. Esto puede hacerle gastar más de 25 mil galones de agua anuales, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA). El riego adecuado ahorra dinero y ayuda a prevenir las enfermedades y plagas.
Riega de forma profunda y poco frecuente: una pulgada a la semana es la regla general, aunque podría necesitar regar con abundante agua y con frecuencia durante las temporadas cálidas. Y no tengas miedo de dejar que el césped esté aletargado durante una temporada seca; se volverá verde de nuevo cuando la temporada de lluvias regrese.
Para diferenciar si está aletargado o muerto, parte un tallo por la mitad. Si se ve blanco, carnoso y fuerte significa que está aletargado. Por el contrario, si el tallo se despedaza, significa que está muerto.


Consejo: Riega temprano en la mañana, antes de que el sol y el viento eviten que el agua llegue a las raíces. El riego en la noche causa la aparición de moho.




8. Mejora la eficiencia del sistema de riego por aspersión



Los sistemas de riego te facilitan la tarea con el césped, pero algunos son más eficaces que otros. Para los arbustos y plantas, los sistemas de riego por goteo obtienen los más altos puntajes porque ellos depositan el agua directamente al sistema de raíz, donde el agua no se pierda debido al viento, la escorrentía y la evaporación.
En los sistemas de riego por aspersión existentes, instala un sensor de lluvias que se active sólo cuando el aire esté seco, o un sensor de humedad de tierra que se active únicamente cuando la tierra está seca. En los nuevos sistemas, las tecnologías de control avanzadas usan informes climáticos locales para determinar los horarios de hidratación. 


Consejo: Incluso si usas sistemas de riego sencillos, revisa la distribución uniforme al colocar recipientes de plástico a lo largo del jardín mientras esté regando. Y asegúrate de no regar los senderos o la entrada del garaje.

9. Piensa más allá del jardín

Los jardines exuberantes y extensos lucen grandiosos en los anuncios pero no crecerán en ninguna parte. En lugar de ellos, considera cubiertas para dar sombra al jardín o jardines y plantas ornamentales. No te olvides de los árboles, flores y arbustos que atraen pájaros y otras especies, creando unecosistema equilibrado. Si es posible escoge especies nativas, ya que ellas ya están adaptadas a su área.

Consejo: Coloca los arbustos y plantas que tengan las mismas necesidades de riego juntas. También planta flores y arbustos propensos a las plagas cerca de las plantas que las repelan. La mayoría de las organizaciones cooperativas brindan información sobre siembra asociada a través de sus Programas de Jardineros Maestros.


10. Realiza una caminata semanal

Si dejas huellas en el jardín, necesita más agua. Verifica si el césped y las plantas de tu jardín están estresados. Estos son los más propensos a las plagas y enfermedades que luego pueden esparcirse en áreas sanas. Retira las plantas enfermas y traslada las plantas estresadas a un lugar más adecuado. 
Busca lugares descubiertos, que originen la aparición de malezas y otras malas hierbas. El retiro semanal de mala hierba puede facilitar la tarea. Busca tierras compactas con un destornillador; si no las encuentra fácilmente, la tierra es compacta y se debe ventilar. Alquila una máquina en aproximadamente $65 o $75 diarios.

Consejo: Temprano en la mañana es el mejor momento para inspeccionar. El rocío en el jardín resaltará los signos de daño y estrés.

Como sembrar un jardín herbáceo

El jardín que tenemos en casa puede ser un excelente proveedor de víveres, y tener uno que cuente con hierbas frescas evitará la necesidad de ir al supermercado en busca de especias frescas. Por ello te damos unos sencillo tips para que puedas tener en casa un saludable jardín herbáceo.

Muchos se preguntarán ¿qué es una planta herbácea? Son todas aquellas hierbas frescas como el tomillo, orégano, albahaca, romero, cilantro, perejil, salvia y menta que son usadas para cocinar, para la aromaterapia y para hacer tés con propiedades medicinales. 

Vanessa Cohorn-Brown, horticultor del hotel JW Marriott Resort and Spa en Scottsdale, comentó que para poder plantar un jardín herbáceo se necesita de un gran filtro de luz y contar con un clima cálido, para que puedan crecer de manera óptima 

En caso de que en el lugar donde vivas no haya buen clima, puedes optar plantar hierbas que toleren la sombra como cebollín, cilantro (o coriandro), eneldo y menta.

Materiales y herramientas

  • Elige hierbas anuales como la albahaca, cilantro, hierba de limón y perejil y perennes como el laurel, manzanilla, lavanda, menta, orégano, romero, salvia y tomillo.
  • Un jardín con tierra fértil o una maceta grande.
  • Etiquetas hechas en casa para poner los nombres de las hierbas que plantarás.
  • Espátula.
  • Regadera y guantes de jardinería. 

Pasos básicos para plantar en un jardín:

  • Elige la correcta ubicación. El terreno que elijas de tu jardín debe tener un espacio soleado y contar con un buen clima. Una vez hecho esto cava un agujero.
  • Preparación del suelo. “Es importante preparar correctamente el suelo. Se debe elegir una zona libre de malezas y mezclar en ésta composta y fertilizante. Aplana el suelo con un rastrillo de jardinería para eliminar los grumos, luego déjalo reposar por una semana antes de la siembra. Los resultados serán muy buenos y los frutos se darán de forma rápida”, expresó Virginia Monteforte, supervisora de ventas de los Viveros Hicks, Westbury en Nueva York.
  • Plantación. “Elige las semillas adecuadas y plántalas de tal manera que queden totalmente cubiertas por la tierra y reafirma el terreno pisándolo”, comentó Lance Walheim, experto en jardinería y horticultura, y autor de Western Garden Book y co-autor de Gardening for Dummies.
  • Un correcto riego. Riega hasta que la tierra esté húmeda y permite que les de el sol. La mayoría de las hierbas necesitan mantenerse húmedas pero no mojadas, propicia un drenaje correcto. No abuses del agua, ya que podrían echarse a perder las raíces.
  • Infórmate sobre sus cuidados. “Lee las instrucciones e infórmate sobre el cuidado  y crecimiento de las plantas”, comentó Vanessa Cohorn-Brown.
  • Protege tus plantas. Evita que cualquier animal se acerque a ellas, puedes colocar una tela metálica para evitar que las destrocen.
  • Evita las plagas. “Es importante que revises a menudo tus plantas y detectes la posible existencia de plagas, de ser así puedes usar un insecticida en aerosol que no sea dañino para el medio ambiente”, expresó Virginia Monteforte.
  • Disfruta ver cómo crecen tus plantas. Si tienes los cuidados necesario podrán crecer sanas y fuertes y en unas cuantas semanas disfrutar de su sabor en una buena comida.

Los expertos de Home Depot nos dan ocho consejos para plantar un jardín herbáceo en una maceta:

  • Cubre el fondo de las macetas con una pulgada de piedras para facilitar el drenaje.
  • Llena la maceta hasta la mitad con tierra.
  • Saca cuidadosamente las plantas de sus envases y ubícalas en la maceta, dejando espacio entre ellas.
  • Llena el resto de la maceta con tierra.
  • Riega hasta que la tierra esté húmeda y coloca la maceta en un sitio soleado.
  • Confecciona etiquetas para cada hierba plantada y colócalas en la maceta.
  • Riega las plantas cuando se seque la tierra, aproximadamente una vez a la semana. 

Walheim concluyó haciendo hincapié sobre la importancia de los cuidados una vez que tu jardín se haya dado: “Elimina todas las flores marchitas, con esto evitarás que se contagien otras y se caigan, usa mulch en aquellos lugares donde hayas sembrado, ésto servirá para regular la temperatura del suelo, conservar la humedad, evita la erosión y el crecimiento de malas hierbas por falta de luz”.

Entre otros cuidados Home Depot recomendó: 

  • Sigue las instrucciones: No todas las hierbas son iguales, por ello debes agrupar las hierbas con instrucciones similares de cuidado para que puedas atenderlas mejor.
  • Conocimientos sobre la tierra: Para un jardín en interiores opta por tierra ligera, con alto contenido de arena para garantizar un drenaje apropiado.
  • Tiempo de cosechar: El mejor momento para cortar las hierbas es justo antes de que florezcan, temprano en la mañana, debido a que los aceites ya se han asentado en las hojas y flores durante la noche, y están en su nivel máximo de sabor y aroma. Córtalas entre el brote y la hoja, donde ésta comienza. Esto ayudará a que vuelvan a crecer. 

Arboles ideales para el jardin

El primer aspecto que se debe de tener en cuenta a la hora de plantar un árbol en nuestro jardín, es el del espacio que se dispone para hacerlo. Esta primera característica es la que determinará el tipo y la especie de árbol, pues, está claro, no se puede cultivar uno que exceda las dimensiones del espacio verde doméstico.
El lugar en que se plantará el árbol también es muy importante. Las características del suelo, el sitio dentro del jardín, son detalles más que importantes, pues debe contar con una buena humedad, con una importante cantidad de luz y con el alimento indispensable para que crezca.
También, otra consideración relevante a la hora de plantar un árbol, es la de no afectar a las demás plantas y flores que crecen en nuestro jardín. El árbol, después de crecido, puede interrumpir la luz de sol que éstas necesiten, así como puede quitarles el alimento que requieran.

Especies de árboles adecuados para el jardín

Por las razones explicitadas en los párrafos anteriores, es que el lugar propicio para plantar el árbol, es tanto o más importante que la especie de árbol que se plante.
Siguiendo adelante, destacaremos ciertas características generales de los árboles. Categorizando, los árboles pueden ser cónicos, llorones, extendidos o fastigiados. Estas diferencias hacen referencia a las formas de los árboles. El espacio del que se disponga determinará el tipo de árbol.
En un espacio chico, los árboles fastigiados pueden ser la mejor opción, mientras que si se cuenta con un espacio mayor, los árboles extendidos son también propicios.
En el orden estético, es importante saber sobre las formas y los colores que tomarán una vez crecidos. Una muy buena opción puede ser las coníferas. Dentro de estos, el enebro, el arce, el ciprés, el pino, el cedro y el arce. Los árboles ornamentales también son clásicos para el jardín. El Guillomo, el Cerezo Japonés y el Gingo, le darán un toque de color y calidad al ambiente.

Diseña tu propio Jardin

La creación y el diseño de un jardín a nuestra medida se pueden dar en cualquier espacio verde con el que se cuente. No es necesaria una gran extensión de terreno para hacerlo, sólo se requieren ganas y predisposición, recordando que el mejor resultado llegará si lo hacemos nosotros mismos, armándolo de la manera que queramos. En primera instancia debemos estudiar el espacio, marcar divisiones y sectores, pensando en la forma que le vayamos a dar al jardín.
A grandes rasgos, los tres elementos fundamentales que interfieren en el jardín son el césped, el cielo y las plantas. Estos tres elementos son los que mayormente se vinculan en el tono del diseño del jardín. Sin embargo, en lo que refiere al color y la utilización y combinación de distintas gamas, también se debe contar con la arquitectura de la casa y los colores de las construcciones aledañas
La combinación de los colores se puede dar de infinitas maneras. Aconsejamos no abusar de la diversidad, pues esto puede ser contraproducente, sino que se recomienda el uso de pocos colores, centrándose en las diversas gamas de un mismo color, generando espacios particulares dentro de la generalidad del jardín.

La forma del jardín

En gran medida, el diseño del jardín obedece a los colores de las especies de plantas y las flores que crezcan, pero también de las formas que adquiera el jardín. Proyectar al futuro el aspecto de una planta, nos ayudará a llegar al objetivo. Debemos pensar en las formas que la planta tomará cuando crezca y manejar los espacios de acuerdo a esto. 
Debemos evaluar las sombras que darán las plantas más grandes, como los árboles. Plantar especies frágiles debajo de los árboles puede ser una buena opción de resguardo y protección de las mismas. Los arbustos también son efectivos como cubierta y barrera de vientos. Es importante realizar una buena agrupación de las especies. Generar microespacios dentro del jardín nos otorgará diferentes opciones de disfrute del mismo, pudiendo destinar cada rincón a una tares específica.

Crear un camino de piedra en tu jardin

Existen diferentes opciones, formas y materiales útiles para la construcción de sendero en el jardín. En este artículo le informaremos sobre una de dichas alternativas, la cual puede ser de su agrado, basada en la piedra natural. Esta opción de camino para el jardín, se caracteriza por una fuerte impronta rústica, la cual puede combinar perfectamente con la atmósfera del jardín y con las construcciones cercanas, además de contar con una forma irregular.
Básicamente, esta forma de camino que le proponemos no está determinada por baldosas o por líneas rectas y superficies compactas, sino que busca un aspecto más rústico y adecuado para el jardín. Los tipos de piedra que recomendamos son el mármol y la piedra caliza, de hecho, son lajas de dichas piedras; trozos irregulares y medianos. También puede ser arenisca, basalto y granito.
La realización del camino consiste una tarea relativamente sencilla, pues las lajas de piedra se colocarán irregularmente, separadas entre si pero no mucho, cuestión de que el tránsito sea óptimo.

Características del camino de piedra

La forma del camino ha hacer está determinada por las características generales del jardín, el espacio del que se disponga y los gustos personales. Lo más importante al momento de la elaboración de un camino de piedra para el jardín, radica en el tiempo que se le otorgue al diseño de dicho camino, es decir la forma que tendrá y cómo se sucederán las piedras. Pues la colocación de las piedras no requiere mucho trabajo.
Una buena opción para la ubicación de las piedras y la composición del camino, es situarlas previamente a su colocación, buscando el diseño que más nos guste. No debe haber mucha distancia entre las piedras, debe ser justa. Las piedras mejor terminadas pueden ser funcionales para los bordes y extremos del sendero. Por último, recalcamos lo importante del diseño del camino, pues el mejor resultado llega si los hacemos de acuerdo a nuestros gustos.

Muebles para el Jardin

Es la madera un material de construcción antiguo, pero al mismo tiempo con una vigencia enorme. En el caso de los muebles de jardín, nos permite disfrutar de la belleza natural del hogar, siempre y cuando se cumpla con los mantenimientos correctos.

Si lo que quieres es un mueble funcional, con una eficaz construcción, la especie de madera que necesitas es la teca. Tiene buena resistencia a la oxidación, el cuidado se debe focalizar aplicando aceite de teca (para así mantener el aspecto autentico) y jabón neutro.

El mantenimiento de la madera

Más allá de los argumentos relacionados con la estética y el estilo, existen aspectos que son dejados de lado incluso luego de haber adquirido el accesorio para el jardín. Casi nadie toma en cuenta las condiciones climáticas de la casa, y esto origina un alto riesgo de resistencia.

Los mejores muebles de jardín en madera

Los diferentes tipos de materia prima presentan diversas características, por lo tanto, tendremos que analizar previo a decidir que mueble adquirir, la resistencia de la madera en relación a las condiciones adversas que se pueden presentar en el jardín.

Es fundamental estudiar y observar que tortillería utilizar, para que estos elementos no se trasformen en el causante de la durabilidad de la madera.

Nos recomendamos el pino como material para muebles de jardín, su delicada estructura no logra defenderse de los agentes exteriores, y esto que genera que rápidamente se afee su figura. Para lograr preservar la madera de las condiciones externas hay que cuidarla con barnices y ceras.

Si lo que queremos es ahorrar esfuerzos y preocupaciones, lo correcto es elegir muebles fabricados con maderas que tengan los poros cerrados (iroko, bangkirai o teca).

La limpieza de los muebles de jardín

Se debe realizar siempre con jabón neutro, ya que permite eliminar fácilmente la suciedad aglutinada, y además en espacios en los que no exista una considera exposición solar, para así impedir que el sol queme la madera. Al final es importante aplicar aceite de teca sobre la superficie.

Crear un Banco para tu Jardin

Deléitese en el jardín de su hogar desde el bienestar de un banco que usted mismo fabricó. Si lo que usted quiere es una tarde de tranquilidad y recreación, este mueble es ideal. A continuación le ofrecemos una serie de concejos, que funcionan como base para la fabricación de su propio accesorio de jardinería.

Herramientas

  • Sierra circular
  • Sierra de mesa
  • Rebajadora
  • Escuadra de combinación
  • Taladro con puntas de destornillador
  • Sierra caladora
  • Nivel
  • Lijadora manual
  • Sargentos
  • Cinta para medir
  • Mascarilla contra polvo
  • Lentes de protección

Materiales

  • 1″x4″x8′ de roble:
  • 12 unidades
  • Pegamento para madera
  • Clavos sin cabeza
  • Tornillos galvanizados de 1 1/4”
  • Papel de lija

Método de construcción

  • Fabrique los marcos laterales.
  • Instale los barritas del asiento y los puntales del asiento del centro.
  • Instale los listones del asiento.
  • Instale el respaldo.
  • Fije los brazos del banco.

Jardines Hornamentales

Los jardines ornamentales se caracterizan por la elección y la mixtura de diferentes tipos de plantas y flores, buscando un sentido fuertemente estético, tanto en sus formas como en su diseño. Las plantas ornamentales, en general se presentan como plantas autóctonas. Esto refiere a plantas ya adaptadas al clima en donde se las va a plantar y dejar crecer.
La característica fundamental de los jardines ornamentales, se manifiesta en la mezcla de vegetación de climas similares. Lo que se busca es la mixtura de plantas del mismo clima, pero con características y detalles propios y exóticos.
Lo que se procura es la combinación tanto de formas, colores, textura y aromas. Los jardines ornamentales no se corresponden directamente a una corriente estética, sino que por sus características de diseño, los motivos parten de gustos personales y combinaciones que parten de quien las hace.

Elementos que se utilizan en los jardines ornamentales

Como decíamos, uno de los elementos más frecuentes en los jardines ornamentales son las plantas y las flores autóctonas, propias de un mismo clima, o resistentes al que se le adjudica. Por lo tanto, la variedad de vegetación que se puede utilizar es muy amplia y muy diversa.
A su vez, no todo se reduce a plantas o flores, sino que también se puede optar por arbustos o arboledas. En muchos casos, se da la particularidad de que las plantas que se eligen y se pretenden conservar, haya que mantenerlas con mucho agua.
En estos casos, lo que se debe hacer si no se dispone de una buena cantidad de agua, es optar por alguna especie diferente o decidirse sólo por algunos tipos.
La variedad, como decíamos anteriormente, es muy diversa, por lo que siempre se va a poder conseguir alguna especie de planta o flor que pueda llegar a buen puerto.

Como se hace un Jardin?

Al momento de los primeros fríos intensos, las primeras heladas y los vientos fuertes, es importante comenzar con alguna serie de medidas en nuestros jardines de balcón, sobre todo si el balcón está a una altura considerable. En primera instancia, una buena medida inicial es la de colocar una especie de pared con especies de plantas o árboles resistentes.
Para esto se recomiendan especies coníferas, como las tuyas, los cipreses, las juniperus. En cambio a árboles que funcionen como barrera de vientos o fríos, también se puede optar por arbustos como el cotoneaster y el callistemon. Otra alternativa es la de decidirse por algún elemento decorativo que, a su vez, cumpla la función de barrera.
Paredes de madera, cortinas de esterillas, cañas entrelazadas o telas media sombra, son algunas de las opciones que pueden ser funcionales al efecto de cubierta o resguardo de las especies que contengamos en el jardín del balcón.

Especies apropiadas para balcones

En el caso de que se opte por plantar algún árbol en el balcón, tanto los cítricos como los nísperos son buenas opciones. Estas especies florecerán y fructificarán en macetas mayores a la media de 50 centímetros cuadrados. Por otro lado, también se presentan especies de árboles ornamentales.
Por otro lado, el jazmín en diversas especies es una buena flor para balcones. Si se decide por el jazmín, se recomienda una poda en los meses otoñales, con el fin de que mantengan una buena forma. Las violas, las caléndulas, las coquetas, las prímulas, los pensamientos y las violetas, son flores aptas y elegantes para los meses fríos.
Por último, en el caso de arbustos que florecen en el verano, se deben cuidar con productos férricos y fertilizantes granulados.

Como crear los Jardines Botanicos

Los Jardines Botánicos son instituciones que se presentaron desde tiempos antiguos. Esta forma de jardín parte, en la actualidad, de posibles diferentes organismos públicos o privados. En los jardines Botánicos se busca alcanzar el fin de conservar, estudiar, preservar y difundir algún grupo de vegetación, en ocasiones selecta o casual, cuidándola y manteniéndola, ofreciendo información al respecto de las plantas que allí se encuentran y estudiando sus particularidades.

Los jardines Botánicos, generalmente se encargan del cuidado y mantenimiento de plantas de todo el mundo, con la intensión de generar un interés en los visitantes, ofreciendo diferentes tipos de vegetación de diversos lugares.

Sin embargo, algunos no se encargan de plantas de todo el mundo, sino que se centran en tipos de vegetación concreta, estudiando a fondo sus características y sus derivaciones, perfeccionándose en plantas en particular.

¿Cómo funcionan los Jardines Botánicos?

Como decíamos, los objetivos y las formas de acción que se dan en los jardines Botánicos están muy marcados. Tras el fin de la preservación, el cuidado y la difusión de información, la cual se genera mediante estudios realizados en el mismo lugar.

Mediante la conservación de plantas y formas de vegetación, los jardines Botánicos cuentan en sus instalaciones con especies locales y especies exóticas. En algunos de estos jardines, el objetivo principal ha variado, centrándose únicamente en la conservación de plantas en riesgo de extinción.

Por otro lado, en los jardines Botánicos también se lleva a cabo la investigación. De esta manera se estudian los comportamientos de la vegetación, su adaptación a un hábitat extranjero, entre otras cosas. La información que se consigue, habitualmente resulta útil para la agricultura o la medicina.

Como Aplicar el Feng Shui en los Jardines

Como sabemos, el Feng Shui busca mediante sus formas y su filosofía, el buen y acorde relacionamiento entre el hombre y la naturaleza. Mediante elementos, decoración o situación de los objetos o la combinación de colores y formas, se intenta alcanzar una armonía entre los elementos naturales.

Es importante destacar que el Feng Shui se destaca y sobresale, ejecutándose con mayor eficacia en entornos naturales. Las locaciones y ambientes urbanos, muchas veces no se prestan para el Feng Shui, siendo más dificultoso, aunque no imposible, adaptarlo con buen efecto.

En general, el Feng Shui busca llegar a espacios de armonía y paz, en donde el propietario disfrute con tranquilidad de estos atractivos.

Diseño de Jardín al Feng Shui

Los elementos y as formas que más se utilizan y se trabajan en el diseño de un jardín bajo el estilo del Feng Shui, son las esculturas, las plantas, las macetas, el agua, las paredes, son algunos de los más importantes. En su conformación y ubicación dentro de la habitación o el espacio en el que se encuentra.

Dentro de sus formas, se trabaja sobre los colores, las texturas, los aromas, los brillos, la ubicación, son puntos que se tienen en cuenta a la hora de la elaboración del jardín. Analizando estas características, se adaptan y se combinan los elementos.

¿Cómo elaborar el jardín?

Es importante elaborar el diseño del jardín en conjunto con las personas con que se vive. Buscar la combinación exacta y las formas más correctas para alcanzar una armonía y una atmósfera que se adecue a todos.

Lo fundamental es que se alcance un entorno tranquilo y agradable para todos, en donde se pueda estar con tranquilidad. Que todos los que viven en el lugar o hagan uso del jardín contribuyan en la elaboración, es indispensable para alcanzar los objetivos.

Como crear jardines modernos

Las corrientes o las diferentes formas y diseños de elaboración y confección de jardines son muy amplios y diversos. Los elementos que son parte e influyen a la hora de la modificación o creación de un jardín son diferentes y particulares, generando en sus variadas combinaciones o recursos, ámbitos y atmósferas de diferente calidad y efecto.

La particularidad que se nos presenta con los jardines modernos, es la ampliación de los márgenes, en lo que refiere a la diversidad de elementos que se pueden utilizar para la elaboración del jardín. En la mayoría de los casos, las formas clásicas de diseño y decoración de jardines, se mueven dentro de cánones y elementos ya establecidos, con combinaciones acertadas pero repetitivas.

Los jardines con toque modernos, permiten vincular y relacionar diferentes métodos de confección de un jardín. Los elementos clásicos se pueden vincular con objetos o formas modernas, alcanzando de esta manera una conjunción original, y perfectamente adaptable a nuestros gustos.

Elementos que se pueden utilizar en los jardines modernos

Los elementos que pueden utilizarse a la hora del diseño de un jardín son cuantiosos. Los arbustos, las plantas y los árboles, enredaderas o las flores, son vegetación habitual en los jardines. La combinación de formas y cualidades puede ser una buena opción para lograr un buen ambiente.

La naturaleza se puede mezclar con elementos creados por el hombre. Las fuentes, los bancos, las formas de los caminos o los estanques, pueden influir de buena manera en un jardín.

Es importante trabajar sobre los aspectos que nos interesan, buscando alcanzar un entorno y un espacio agradable y ameno, en donde se pueda disfrutar de la naturaleza de forma tranquila y armoniosa. El agua, las rocas, la combinación general de los elementos es lo que va a generar una linda atmósfera.

Conoce la historia de los Jardines

Si lo que queremos es recoger lo más importante de la historia de los jardines debemos analizar a los grandiosos parques romanos, que buscaban satisfacer las necesidades de cada ciudadano, fuera sedentario o itinerante, intelectual o deportista, y ser dignos del ombligo del mundo de entonces, buscaban los romanos con la construcción de sus grandiosos parques y jardines.

Para decirlo en una palabra, las áreas verdes del apogeo del imperio fueron monumentales. Consecuencia, al decir de los entendidos, de su megalomanía a gusto por lo grande, en contraposición con el cuidado por la armonía y la belleza del pueblo griego.

En el paisajismo -arte que se ocupa de poner en orden distintos elementos dentro de un lugar- los romanos combinaron hermosura con utilidad, En aquella época, los sitios eran de dimensiones espectaculares, auténticas fincas, y al planificar un jardín o parque, el desafío era enorme, pues había que armonizar prados, árboles y flores con una serie de construcciones que tenían un sentido práctico además de estético. Entre ellos estaban el acueducto, que llevaba el agua de un lugar a otro; el teatro, donde se realizaban los espectáculos para el pueblo; el templo, destinado a los dioses; las termas para bañarse, los puentes y la biblioteca.
Los primeros jardines aparecieron en la Campania, cuyos puertos comerciaban con Delos y oriente. Según se sabe, las casas allí se abrían sobre un pórtico que daba al parque o, en su defecto, se intentaba crear en el interior uno ilusorio, por medio de frescos.

Justamente estas pinturas, junto a textos literarios, especialmente de Plinio el Joven, y descubrimientos arqueológicos como los de Pompeya y Herculano, han permitido conocer cómo eran los jardines romanos. La mayoría utilizaba la sombra, los juegos de agua, el artificio de la rocalla, avenidas flanqueadas por arbustos hábilmente cortados y pabellones aislados, de tal modo que podría hablarse de un “barroco flavio”.

Parques públicos del Imperio Romano

Los magníficos parques públicos creados en Roma se explican por factores de tipo cultural y político. Entre ellos están la influencia de la quinta, el aporte del elemento rural emigrado a la ciudad, una nueva preocupación por la higiene ciudadana y, sobre todo, consideraciones políticas como el deseo de dar al ciudadano un cuadro de ocio, y al pueblo, una capital capaz de competir con las grandes metrópolis helenísticas.

El jardín romano llega a ser una realidad viva para satisfacer las necesidades de cada habitante, por disímiles que sean sus intereses.

La villa del emperador Adriano en Tiburio resume su evolución, con herencias griegas y orientales.

Admirador de los primeros y viajante infatigable, Adriano quiso construir su residencia en el campo, de manera de inscribir en ella los nombres de los sitios célebres que había visitado. Edificó un palacio con una vivienda reducida, apropiada para la vida cotidiana. Sin embargo, el exterior era muy diferente: un juego de terrazas, con pórticos y estanques de mármol, desde donde se descendía a través de una rampa hacia los parterres, salvaba la depresión del terreno. Delante se levantaban diferentes edificaciones, entre ellas departamentos oficiales y salas de audiencia, además de los elementos que se consideraban indispensables en la decoración de grandes parques: piscinas, termas, zonas de juego y teatros, al menos tres de la villa de Adriano. También había un estadio destinado al atletismo y un sitio consagrado a los placeres intelectuales.

En la residencia imperial, también se ve claramente el artificio de la sorpresa, argumento esencial en el arte de la jardinería, que se aplica hasta nuestros días. Con este recurso, se conduce al paseante a través de un trayecto propuesto con una monotonía calculada, hasta un punto donde él descubrirá, de repente, un espectáculo inesperado. ¡A cuántos visitantes ilustres habrá sorprendido Adriano con su “Poecille”, imitación de un monumento de Atenas, su ciudad admirada, que se erguía orgulloso en medio de la campiña romana.

Diseño de Jardines

Lo interesante es encontrar un método de diseño que permita aprovechar al máximo la superficie del jardín, y asimismo crear un efecto de ampliación, gracias a un considerado manejo de los elementos y accesorios que componen el jardín.

Integrar las paredes, los árboles, todo lo que influye en el conjunto del jardín, para así generar pequeños espacios interrelacionados. El propósito fundamental de todo trabajo enfocado en el diseño de jardines, es generar un multiespacio, destinado no sólo a la recreación, sino también a la circulación o el reposo. Es importante que el jardín exprese la personalidad del conjunto de miembros del hogar, para que sea junto a la casa otro dispositivo más de caracterización e identificación.

¿Qué método de diseño elegir?

Son miles los métodos que podemos elegir, todos están determinados por el terreno y los accesorios que se quieran usar. No obstante, el método de diseño de jardines que vallamos a elegir debe cumplir con estas tres reglas.

  1. El jardín debe combinar con las líneas rectas que existen a su alrededor y con los ángulos que delimitan la zona.
  2. Los árboles y arbustos forman la estructura del jardín, mientras que el césped es el elemento que debe poseer el mayor porcentaje de superficie.
  3. Mientras mayor sea el espacio mas deberán predominar los árboles.

En síntesis, lo importante al momento de realizar el esquema del jardín, es observar minuciosamente el sitio en donde éste se va a construir; estudiar las características del suelo, los vientos, la luz natural y la sombra. Es por lo tanto, un equilibrio entre lo que se quiere realizar y las características físicas del espacio.

El estudio del suelo del jardín

Se recomienda realizar un estudio del suelo que permita definir las características y acomodarse a ellas cuando se empiece a cultivar. Si ya existió un jardín en la zona en donde queremos trabajar, lo mejor es plantar y generar la estructura tomando la mayor cantidad posible de elementos previos.

El presupuesto debe dividirse en dos, por un lado, el gasto para ponerlo en pie, y por el otro, lo materiales necesario para su mantenimiento. Existen otros factores, que también influyen diseño de jardines, como son la figura frecuente de niños y animales, o si se proyecta colocar una piscina o cualquier otro dispositivo de decoración.