Proteger-plantas-de-heladas

Aislamiento de las plantas para protegerlas del frío

Tanto las plantas más pequeñas, como los arbustos o los árboles, se ven amenazados por el hielo formado a primeras horas del día. Entre los remedios más tradicionales, se encuentra el empleo de arpillera, cartones, paja, tierra, o cualquier otra cosa similar (alfombras viejas, mantos, papel de periódico…). La idea es abrigar la base del nacimiento de las plantas y que no incida ahí el frío.

Con campanas o pantallas protectoras se consigue formar barreras que las aislan e impiden que contacten directamente con el frío. Básicamente evitan que las azote el viento, lo cual influye para que se forme una capa de hielo sobre las plantas. 

Pese a todo siempre pueden amanecer con una fina capa de escarcha, ya que no se puede evitar que no haya humedad entre el final de la noche y el comienzo de la mañana. En este caso, el problema es menor y de fácil solución. Nosotros mismos podemos quitarla suavemente.