Secretos para las hierbas aromaticas

Anuncios Patrocinados

Imagínate lo placentero que puede ser caminar por tu jardín rodeado del aroma único de las especias como el romero, perejil, albahaca, jengibre, orégano, tomillo y salvia. Además de enriquecer tu cocina, estas hierbas son buenas para tu salud y le dan un aspecto muy atractivo al paisaje. Y también sirven para decorar, como centros de mesa. Los cultivarás en un santiamén.
Los expertos en jardinería te alientan a cultivar estas hierbas multi uso que requieren mínimos cuidados:
  • Si las cultivas en tu jardín, la tarea será doblemente sencilla porque las plantas se dan en la sombra y en general, sufren de muy pocas enfermedades.

  • En cambio, si las cultivas en contenedores, deberás fertilizarlas y regarlas seguido, siguiendo las instrucciones de la planta.

  • Los contenedores te dan la oportunidad de inundar tu casa de ricos aromas. También, si tu jardín tiene mucha sombra, puedes mover la maceta hacia la franja que reciba sol.

  • Puedes usar distintos tipos de maceteros: terracota, madera o cualquier otro material que sostenga bien a la planta y tenga un buen drenaje.

  •  Asegúrate de ponerle una mezcla de tierra que drene bien.

  •  Puedes cultivar las hierbas de semilla, planta o brote. La forma más rápida es a través de plantas.
  • Para obtener una planta tupida y de larga vida, corta las puntas de las ramas para evitar que den flores. También arranca las plantas que demoran en crecer o crecen atrofiadas.

    Cosecha

    En los meses de frío, puedes optar por cosechar las hierbas que hayas obtenido y trasladar al interior tus plantas. Una vez cosechadas, las puedes secar o congelar. Cada planta tiene su método ideal de preservación.
    • Si quieres secar las hierbas, coséchalas justo antes de que florezcan. El método más común consiste en atarlas en pequeños ramilletes y colgarlas en un ambiente seco, oscuro y bien ventilado.
    • Otro forma aún más sencilla consiste en arrancar las hojas de los tallos y dejarlas secar en una plancha para secar.
    • También puedes congelarlas. Colócalas primero en una mezcladora o procesadora de comida y luego agrégales una pequeña cantidad de agua. Luego, vuelca la mezcla en una bandeja o molde de hielos.
    • Una vez que estén congelados los puedes sacar del molde y guardarlos en un refrigerador.
    • Para saber cuáles son las hierbas más saludables y cómo sacarles el mejor provecho, consulta al herbolario de tu vecindario.
    • Los expertos te recomiendan empezar cultivando tres o cuatro especias que te sean muy familiares  e ir agregando plantas nuevas cada año. Como resultado, obtendrás una hermosa combinación de plantas, flores y aromas.