Planta de uso cosmético, la Centella Asiática

Dado que el uso de la Centella asiática se ha restringido prácticamente sólo a fines cosméticos, tanta publicidad ha generado desconfianza y escepticismo sobre sus propiedades.
Sin embargo, esta pequeña hierba perenne, con tallos delgados rastreros a subterráneos y de hojas abovadas, presenta en su extracto alcohólico ácidos grasos, alcaloides y terpenoides, entre los cuales destacan los asiaticósidos, responsables de su capacidad cicatrizante, y el madecasicósido, con efecto antiinflamatorio. Dichos terpenoides también presentan actividad antiespasmódica.
Su uso es básicamente externo, en forma de polvos, ungüentos, cremas y jabones aunque también existen ampollas de uso intramuscular. Existen en el mercado cápsulas de ingesta oral, pero su administración se recomienda sólo bajo estricto control médico.