Category Archives: Plantas Acuáticas

cultivo-plantas-acuaticas

Algunos consejos para plantar las plantas acuaticas

Anuncios Patrocinados
En plena etapa de recuperación y ¿por qué no? rediseño de nuestro jardín, pensar en un estanque es una muy buena idea. De inmediato, surge la necesidad de agregarle plantas acuáticas por lo que se vuelve imprescindible aprender acerca de su plantación.



Comienzo por señalar que estamos en el momento justo para pensar en la plantación de acuáticas, ya que ésta se puede hacer durante toda la primavera hasta mediados del verano. Una excepción a esta regla la constituyen los Nenúfares, que deben plantarse a partir de mediados de invierno y hasta su fin, siempre que tu zona no sea de inviernos nevados o con heladas demasiado severas.


¿Dónde se plantan? En tierra negra y fertilizada sí o sí en ausencia de químicos; este es un punto muy importante porque los químicos matarán la fauna del estanque una vez que las plantas sean trasladadas a él. La tierra ideal es la de las cercanías de ríos y arroyos.

La mayoría de las plantas acuáticas se reproducen simplemente por división vegetativa. Así, lo que debes hacer al tener una mata de otra planta, es recortar un poco las raíces antes de introducirla con mucha suavidad para que éstas no se dañen; cubre con tierra hasta el cuello de la planta.

Agrega grava en la parte superior de la tierra y luego sumerge el tiesto en el estanque, siempre respetando la altura del hábitat de la planta. Es decir si es flotadora, las hojas deben quedar en la superficie; si es una planta subacuática, el tiesto puede ir al fondo del estanque y si es una acuática aérea, todo su follaje debe quedar expuesto al aire.
jardines-acuaticos

Lo que debes saber de los jardines acuáticos

Existen múltiples opciones a la hora de planificar y desarrollar este espacio acuático. Todo dependerá del gusto del jardinero y de las posibilidades que ofrezca el territorio donde se va a construir.

El diseño puede ser natural o artificial. En el primero de los casos, se procurará integrar el jardín acuático en el espacio donde se va a introducir. Para ello, se intenta que se funda con el parterre terrestre y las características del patio o parcela, usando elementos decorativos naturales como troncos o piedras. Los troncos se pueden disponer rodeando el estanque, y las piedras creando formas circulares alrededor de conjuntos de plantas.



Las formas son también muy variadas. Pueden ser regulares o irregulares. Normalmente, los jardines de agua artificiales buscan las líneas simétricas y el orden y los naturales la espontaneidad.

Es muy importante la coordinación del estilo de la casa con el diseño y la forma del jardín acuático, persiguiendo su correcta combinación para evitar contrastes inadecuados.

Mantenimiento.- El mantenimiento de este tipo de espacios es muy sencillo. Lo primero que se debe hacer es instalar un buen mecanismo de drenaje para mejorar la limpieza del estanque o fuente, así como un sistema de recirculación que propicie la oxigenación del agua. Ambos son imprescindibles para el desarrollo adecuado de las plantas ribereñas.

También es importante aislarlo, para lo que se pueden usar los siguientes tipos de materiales: arcilla, cemento, piedras, PVC y polietileno. Para ello, se puede solicitar el servicio de un experto.

Qué plantas cultivar.- Son muchas las plantas acuáticas que se pueden plantar en un estanque. Si se posee un gran espacio, se pueden hacer bellas composiciones mezclando alguna de estas plantas. Por ejemplo, la ‘Nelumbo Sp’, que tiene flores rosas y precisa luz abundante, combina a la perfección con una ‘Calla Palustris’, que resiste muy bien los cambios de temperatura. También resulta ideal la mezcla de la ‘Nympahea Odorata’ con el ‘Iris Pseudacorus’ o el ‘Acorus Calamus’, puesto que las tres soportan el sol.

También hay otras de estas especies acuáticas muy interesantes como la ‘Primula Florindae’ o la ‘Thypa Minima’. La primera es óptima para plantar junto a un estanque, ya que necesita mucha humedad para desarrollarse correctamente. La segunda ha de crecer en aguas poco profundas y luce unas bellas hojas finas.

Si no se dispone de gran espacio, es posible cultivar un jardín acuático en un recipiente grande en el que se pueden tener algunos peces. Plantar nenúfares adecuados a la profundidad es lo mejor. Además, se pueden usar especies acuáticas ornamentales y plantas oxigenadoras.
fig111

Como construir un jardín acuático

Algo diferente y muy curioso es la jardinería acuática. Aunque parezca lo contrario, se trata de una técnica muy sencilla. Lo importante es conocer las propiedades del agua y de las flores y plantas que en ella se pueden desarrollar. También, es imprescindible saber los secretos del drenaje. Si se quiere crear un espacio único en el patio o jardín, es posible recurrir a las técnicas de la jardinería acuática para lograr un diseño personal y exótico.



Estos jardines resultan sumamente atractivos y originales. Para dar un toque oriental a un patio o parcela se pueden cultivar en un pequeño estanque o fuente. Hay que tener en cuenta que no requieren más atenciones que los jardines de tierra. En su diseño, que está abierto a numerosos estilos y tamaños, influyen básicamente tres factores: el espacio del que se disponga, el tiempo libre para cultivarlo y los gustos y preferencias del jardinero.

El agua es fuente de vida. Es un elemento indispensable para las plantas. Aporta vigor y movimiento a los espacios verdes. En el caso de los jardines acuáticos, es el medio en el que crecen y viven las plantas. Se trata de un entorno muy rico y es ideal para usarlo como jardín.

Materiales.- Siempre se han de ajustar las dimensiones del estanque o fuente a las propiedades del jardín. Además, hay que estudiar el terreno en el que se va a asentar. Los estanques pueden ser artificiales; en este caso, estarán construidos de hormigón, lámina de butilo o de un recipiente prefabricado que se enterrará en el suelo.

Existen otras posibilidades de fabricar un jardín acuático. Se puede usar un panel impermeable y forrarlo después con fibra de vidrio pegada con resina. En un patio, se pueden construir estanques con ladrillo revestido de hormigón. Sin duda, es imprescindible recurrir a un profesional ya que cada terreno posee unas características y puede ser que la presión ejercida por el agua sea excesiva.

Por otro lado, la profundidad del estanque debe ser tal que permita colocar los vasos en el fondo del mismo y albergar entre 10 y 20 centímetros de agua.
estanque_con_plantas_de_distintas_profundidades

Consejos para las plantas en los estanques

¿Has pensado en la posibilidad de incorporar un estanque en tu jardín? No es un proyecto utópico ni tan difícil de concretar; las plantas acuáticas requieren algunas consideraciones particulares, pero en ningún caso que tú seas un especialista en las mismas.

Hay algunas más conocidas como los Nenúfares, pero las no tan conocidas son tan bellas como fascinantes. Las plantas de estanque se clasifican en tres tipos: plantas flotantes, plantas de profundidad y plantas de borde u orilla; como es obvio esta clasificación tiene que ver con su ubicación en el estanque.
Más allá de esta clasificación y de que a veces tenemos la tendencia de elegirlas por estética más que por funcionalidad, las plantas acuáticas deben ser cuidadas, fertilizadas y expuestas al sol al igual que todas las otras. Es importante acceder a este conocimiento e informarse adecuadamente como punto de partida para un proyecto de estanque exitoso.

Conoce las propiedades del Fucus

En primera instancia, no debemos dejar de mencionar que cualquier receta o planta medicinal que recomendamos, deberá recibir la aceptación y el consentimiento tanto de un homeópata como de un médico, dado que es importante saber cualquier posible efecto negativo en nuestro organismo.



Siguiendo adelante y enfocándonos directamente en la planta en cuestión, comenzamos por su nombre científico: Fucus Vesiculosus. El Fucus, es una planta acuática que cuenta con determinados componentes eficaces para la pérdida de peso.

Los componentes a los que hacemos referencia como útiles y eficaces para el adelgazamiento, son el yodo y los mucílagos. El primero se destaca por contenido elevado, el cual actúa directamente sobre la tiroides. Este es uno de los aspectos por lo que se deberá acudir a un médico de forma previa al consumo del te de Fucus. En segundo plano, los mucílagos se caracterizan por su calidad de generar saciedad, evitando un consumo excesivo y aun así permanecer hambriento.

Té de Fucus

En lo relacionado a la forma de reparación del Té de Fucus, comenzando destacando la simpleza con que se elabora, así como la poca cantidad de ingredientes que se requiere; de hecho, los ingredientes para la preparación de la infusión son 30 gramos de algas de Fucus y ½ litro de agua.

En tanto al proceso de elaboración de la infusión, no hay granes variantes con las habituales. Lo primero es colocar las algas de Fucus en el agua, y ponerlo a hervir. Cuando lo haga, deberemos dejarlo en reposo durante 15 minutos, aproximadamente.

Posteriormente, después de dejarlo enfriar lo filtramos y la infusión está pronta para ser consumida. Habitualmente, el Té de Fucus se consume de forma dosificada, una vez luego del almuerzo, y otra luego de la cena.

Como abonar las plantas de los acuarios

Qué abonos para las plantas de acuarios son los más adecuados, es una de las preguntas más comunes y a su vez de difícil respuesta. Por una parte, se dice que cada acuario es un mundo… depende de la cantidad de luz, CO2 y por supuesto del tipo de plantas acuáticas que hay en él, así como de la rapidez de crecimiento de las especies elegidas. Y a todo ello hay que contar con los peces que viven en él.
Abonos para las plantas de acuarios
Entre los abonos para acuarios más utilizados se encuentran los complejos con macro más microelementos y si la mayoría de estos elementos nutritivos son quelatados mucho mejor, ya que serán asimilados por las plantas con mayor rapidez y eficacia.
Uno de los productos muy utilizados para el abonado de plantas en los acuarios es el Tarssan mix.
Tarssan mix es una mezcla sólida en forma de microgránulos de microelementos quelatados, preparada para la corrección y prevención de carencias múltiples. Su alta solubilidad y la forma del quelato EDTA, permiten a la planta una rápida asimilación y un total aprovechamiento del producto.
Las riquezas garantizadas de Tarssan mix son Boro 0,7% p/p, Cobre quelatado por EDTA 0,2% p/p, Hierro quelatado por EDTA 7,4% p/p, Manganeso quelatado por EDTA 3,5% p/p, Molibdeno 0,2% p/p y Zinc quelatado por EDTA 1,5% p/p.
Otro aspecto a tener en cuenta es la estabilidad de sus elementos quelatos que se sitúa entre un pH 4 y 9.
Tarssan mix se puede aplicar disuelto en el agua puesto que es un producto muy indicado para cultivos hidropónicos. Y otro aspecto a destacar es que se puede comprar en envases de 1 kilo, cantidad más que suficiente para fertilizar las plantas del acuario durante mucho tiempo como consecuencia de las bajas dosis utilizadas. Recordemos que al tratarse de un fertilizante de uso profesional también se suministra en envases de 5 y 20 kilos.

La belleza de las plantas acuaticas


Un estanque en el jardín refresca el ambiente y retiene la humedad. Sus proximidades y superficie nos sirven para cultivar plantas con grandes necesidades de agua. Constituye un ecosistema distinto al del resto del jardín y, según nos acercamos a su orilla, ubicaremos especies con distintas necesidades de humedad, que irán en aumento hasta llegar a las sumergidas. Existen muy pocos centros donde la oferta de plantas acuáticas sea suficiente. Uno de ellos es el centro de jardinería Los Peñotes. Hablamos con Rocío González, relaciones externas del mismo, para que nos ilustre un poco más sobre estas desconocidas.

Cuidado con las algas

Según nos cuenta Rocío “a la hora de planificar un estanque lo importante es conseguir un equilibrio natural. Para ello, es necesario tener en cuenta todos los elementos del mismo: los peces y caracoles van agotando el oxígeno, por lo cual son necesarias plantas sumergidas que produzcan el necesario”.

“Por otra parte, el agua es rica en sales minerales y si está expuesta a la luz directa del sol, en poco tiempo se llenará de algas. Para reducir su crecimiento, se debe  procurar que la luz del sol no incida directamente sobre el estanque, y en cualquier caso, llevar un control y erradicarlas según vayan creciendo. Para evitar la pérdida de oxígeno, que aumenta en verano a causa de una mayor evaporación por el aumento del calor, es conveniente colocar una bomba de agua que haga recircular la misma o provocar un salto que mejore la oxigenación del agua”, según González.

Las acuáticas más famosas

Existen numerosísimas especies de acuáticas, pero son pocas las que tienen una demanda considerable. Rocío González nos cuenta cuáles son las más apreciadas y cómo son: “teniendo en cuenta los tipos de plantación de las acuáticas (de superficie, totalmente sumergidas, o flotantes), las más demandadas en nuestra zona son las que constan de una parte sumergida y otra aérea“.

estanque cascada planta acuática
Con estas últimas podemos establecer, según la representante de Los Peñotes, una corta lista de las que pueblan comúnmente los estanques: nymphacea tuberosa, conocida como nenúfar. Se trata de una vivaz cuyas hojas redondeadas flotan en la superficie. Sus flores tienen forma de copa. El papiro es otra de las estrellas del estanque. Con sus ramas en forma de paraguas “tolera la luz solar, pero le perjudica el exceso de calor, y es sensible al frío. Puede alcanzar los 75 cm. de altura”.
También la cala con sus “hojas en forma de corazón y flores acampanadas. No teme al frío y puede alcanzar los 30 cm. de altura”. Por último, cita la “caltha palustres, excelente para colocar junto al borde de los estanques. Con hojas acorazonadas y brillantes y con flores blancas o amarillas, según la variedad. Su altura es de unos 20 cm.”
También existen ejemplares que flotan en el agua, es decir, que no tienen arraigo en la tierra, y otras variedades que son a la vez terrestres y acuáticas. Entre las primeras las más conocidas son: “eichornia o jacinto de agua, no aguanta el frío. También la Pistia o lechuga de agua, que es oxigenante y tampoco aguanta bajas temperaturas. Y lasalvinia, muy similar a la anterior”. Con respecto a las segundas, podemos citar éstas: “myosotis palustres, planta de rivera con flor de un azul claro. Otra opción interesante es el iris sibirica o lirio, que prospera en la mayoría de las situaciones y tolera los suelos alcalinos. Y por último, la typha latifolia, de grandes proporciones y muy rústica, es decir, que soporta bien el frío”.
planta acuática estanque

La ubicación en el estanque

Como ocurre con todas las familias de plantas, las acuáticas son distintas según el clima y la geografía del lugar en el que se encuentren. Quisimos saber cuáles son las plantas más adecuadas para cultivar en un estanque ubicado en un clima como el de la Península Ibérica.
Rocío González nos cuenta lo siguiente: “las mencionadas anteriormente son las más demandadas y también las más recomendables, tanto por sus cualidades estéticas de ornamentación, como por su función de formar un equilibrio vegetal en los estanques”.
“Hay que tener en cuenta que el clima de España no es templado, si no que es muy variable: clima atlántico en el norte, clima mediterráneo en la zona este y sur, y continental en el centro, que quizás es el más duro en cuanto a contrastes, y donde las plantas acuáticas lo pasan peor. Es decir, la mayoría se hielan durante el invierno, pero al sercomo las vivaces, en la temporada siguiente vuelven a brotar”, nos cuenta la relaciones externas de Los Peñotes.

Pocos estanques en los jardines

Según Rocío González; “así como estamos asistiendo a un aumento de la cultura de jardín, quizás por el tipo de viviendas que se han construido en los últimos años y que cuentan con más espacios exteriores que antaño, en el uso de los estanques estamos todavía un poco parados. Todavía son pocas las personas que deciden colocar un estanque en su jardín. Y la causa puede deberse al desconocimiento puro y duro sobre ello”.

plantas acuáticas plantas acuáticas 
“El colocar un estanque hoy en día no es tan complicado como hace unos años, en los que se hacían de obra. Ahora contamos con vasos prefabricados que nos garantizan la estanqueidad y nos facilitan su colocación permitiéndonos aumentar la sensación de vida que da un jardín. El agua es uno de los elementos fundamentales en cualquier jardín. Es imposible concebir un jardín árabe, japonés o francés sin la presencia del agua y además suponen un elemento decorativo apto para cualquier diseño paisajístico”.

Los cuidados mínimos

También quisimos que González nos aconsejara a aquellos que necesitan un empujón para colocar un estanque en su jardín. Esto fue lo que nos dijo: “debemos pensar primero en la adecuada ubicación del mismo. Para un correcto crecimiento de las plantas acuáticas, es necesaria un irradiación solar de entre 4 y 6 horas diarias que deberá tener el estanque en los meses de primavera y verano”.
“Es conveniente colocarlo a una distancia de 2 a 3 m. de árboles y arbustos, así como poder ser contemplado desde cualquier ángulo. En ocasiones vemos arbustos en los bordes de los estanques que dan un efecto ornamental muy apetecible, pero hay que valorar el trabajo que va a generar el tener que limpiar la superficie por los residuos de hojas que generen”.
“La forma y tamaño dependerá de los gustos, pero si se desea tener peces, hay que saber que la profundidad deberá ser de 60 a 80cm. Y a la hora de elegir las plantas, no hay que olvidar que debe haber un equilibrio biológico, es decir, que no podemos poner sólo especies ornamentales sin incluir especies oxigenantes”.
plantas acuáticas plantas acuáticas
Un estanque con plantas acuáticas en el jardín, constituye un remanso de paz donde huir del mundanal ruido. Sólo el relajante sonido del agua impregnará nuestro vergel, además dotará a todo el entorno de frescor y de belleza, gracias a unas plantas muy peculiares.

Conoce mas de las plantas acuáticas

Cuando nos referimos a las plantas acuáticas y el cuidado del medioambiente, lo hacemos desde un punto de vista de responsabilidad ecológica. Si consultamos nuestra relación de plantas acuáticas, encontraremos una gran diversidad de especies entre los grupos de plantas de rivera o margenplantas profundas y plantas flotantes. La mayoría de ellas son consideradas a día de hoy como cosmopolitas ya que durante estas últimas décadas, han viajado entre continentes en calidad de plantas ornamentales, desgeolocalizando su verdadera zona de origen.
Plantas acuáticas y el cuidado del medioambiente
Debemos de ser conscientes de que si se dan unas condiciones muy adecuadas para su desarrollo en un lugar determinado, distinto de su lugar de origen natural… y perdemos su control en el acuario o estanque y pasan a nuestro entorno natural como lagos o ríos… estas fantásticas plantas pueden llegar a ser peligrosas para nuestro medio ambiente.
En este sentido, en España ya hay ejemplos de plantas acuáticas como la Alternanthera philoxeroides(Lagunilla, hierba del lagarto o huiro verde), Azolla filiculoides y Azolla caroliniana (Azolla o helecho de agua), Cabomba caroliniana (Cabomba o cabomba verde), Crassula elmsiiEgeria densa (Elodea o maleza acuática brasileña), Eichhornia crassipes (Jacinto de agua o Lirio de agua), Elodea canadensis(Broza del Canadá o peste de agua), Hydrilla verticillata (Elodea de Florida o tomillo de agua),Hydrocotyle ranunculoides (Redondita de agua), Lagarosiphon major, Ludwigia grandiflora y L. peploides (Ludwigia), Myriophyllum aquaticum (Milenrama brasileño o cola de zorro), Pistia stratiotes(Lechuga de agua), Salvinia molesta y Salvinia natans (Acordeón de agua)… especies que son un problema medioambiental en determinadas zonas naturales.
Tirar los restos de podas o simplemente desprenderse de alguna especie que ha dejado de ser de nuestro gusto tirándolas a un lago, canal, rio, pantano… no es un buena idea sino todo lo contario. Inicialmente pensamos con ello que seguimos dándoles vida y lo que en realidad no sabemos es que podemos crear daños irreparables tanto a la fauna como a la propia flora autóctona del lugar.
Normalmente, estas especies “domesticadas” de plantas acuáticas tienen en uno de sus valores destacados el de su rusticidad. Y precisamente este factor es el que les hace jugar con ventaja en la competitividad por la supervivencia en su hábitat. Por otra parte, los ecosistemas naturales suelen tener un equilibrio muy frágil y ahí es donde reside el problema ya que las especies foráneas los rompen con gran facilidad.

Conoce la Typha angustifolia

Totora, Espadaña, Anea… son nombres comunes con los que se conoce a la Typha angustifolia, una planta herbácea del género Typha perteneciente a la familia de las Typháceas.
Typha angustifolia
En el Hemisferio Norte se puede encontrar de forma silvestre en lugares pantanosos conviviendo en su rango con la Typha latifolia. De forma ornamental se cataloga dentro de las plantas acuáticas… en el grupo de plantas acuáticas de rivera o margen.
La Typha angustifolia es una planta perenne y rizomatosa que tiende a expandirse con facilidad y en condiciones óptimas puede superar fácilmente el metro de altura. Por ello, es recomendable utilizarse en estanques de dimensiones importantes.
De tallos cilíndricos, sus hojas son casi todas basales y lineares. En cuanto a sus flores, emergen sobre el follaje en una especie de tallo y son unisexuales dispuestas en un espádice compacto con aspecto de puro. Sus flores femeninas están situadas en su parte inferior, es la parte más ancha y de color castaño oscuro o negro. Las flores masculinas se sitúan en la zona superior que es algo más estrecha y amarillenta. Las dos partes de la inflorescencia aparecen normalmente contiguas y sin dejar espacio entre ellas.
La Typha latifolia florece en España en la estación cálida, entre los meses de mayo y agosto. Es fácil encontrarla de forma silvestre en casi todo el territorio peninsular de forma salvaje, en los suelos inundados de las orillas de cursos de agua, charcas y canalizaciones.
Como decimos, en jardinería es factible el ser plantada en zonas perimetrales en estanque y lagunas. Pueden estar sumergidas total o parcialmente, aunque evitando que supere el nivel del agua los 30 ó 40 centímetros.
También es una planta de crecimiento rápido, muy rústica y al desarrollarse fácilmente por rizomas, la podemos catalogar como planta invasora. Por ello debemos controlar que no invada el espacio de otras plantas que también queramos preservar.
Su multiplicación es muy sencilla mediante la división de matas, fraccionando sus rizomas. La época ideal puede ser después de su floración. También puede reproducirse por semilla, pero se recomienda la primera opción por su facilidad, rapidez y seguridad.
Como curiosidad, antiguamente, al igual que con la Typha latifolia, se han utilizado sus hojas para la elaboración artesanal de canastos y bases de sillas y sillones. Y también, sus escapos florales, suelen ser recolectados antes de su madurez para ser utilizados como adornos ornamentales. Si se recolectan en su madurez, se deshacen con cierta facilidad.

Planta cobertora del genero Cornus

cornus canadensis
En el contexto del tema que estamos desarrollando, vinculado a plantas tapizantes o plantas cobertoras, hoy presentamos a esta variedad del género de los Cornus. Hablamos de un género que abarca por lo menos entre 30 a 50 especies de plantas de hojas caducas, de porte arbustivo e incluso arbóreo.
Un detalle pintoresco a señalar es que la flor del Cornus está declarada la flor oficial de la provincia canadiense de British Columbia. En nuestro caso, la elegimos como planta cubresuelos de gran vigor y efectividad en ese sentido, por lo que vamos a compartir una ficha con sus principales datos técnicos.
Nombre científico: Cornus canadensis
Familia: Cornaceae
Nombre común: cornejo, siendo sinónimos sanguiñuelo,  cerezo silvestre, sanguino,bunchberries,  cornejo enano, cornizo o corno
Cultivo: Crecerá con mayor comodidad en suelos ricos, de tendencia ácida y buena humedad. La exposición solar es mejor moderada, media sombra es lo ideal. Requierepodaatenta, para “gobernar” su crecimiento horizontal.
Flores y frutos: Florece al principio del verano y poco tiempo después la planta presentará los vistososfrutosque se aprecian en la imagen anterior.
Multiplicación: Puedes plantarlo a partir de semilla, pero crecerá más rápidamente multiplicando por injerto.

Otra hierba acuatica, Juncus acutus

El Juncus acutus es una planta que la podemos catalogar como cosmopolita ya que se encuentra muy difundida en toda el área Mediterránea y Canarias encontrándose hasta en Sudáfrica, California y América del Sur. Pertenece a la familia de las juncáceas y su hábitat ideal está en zonas húmedas de alta tasa de salinidad, suelos con capa freática superficial, arenales costeros, bordes de laguna, humedales, arroyos y terrenos encharcados. Se puede incluir dentro del grupo de plantas acuáticas.
Plantas de Juncus acutus
El Juncus acutus también se le conoce como Junco redondo principalmente, aunque también tiene nombres populares como hunco, ira, juncia, junco, junco con borla, junco con flueque, junco espinoso, junco silvestre, junquera, junquilla, Jonc marí, etc.
Es una planta rizomatosa vivaz densamente cespitosa, perenne de hojas de color verde oscuro que forma céspedes densos, alcanzando una altura entre los 75 y los 200 centímetros. Sus hojas son aciculares, rígidas y puntiagudas que crecen desde la roseta basal.
Como decimos vive en terrenos húmedos o encharcados tanto en humedales costeros como en el interior. Produce inflorescencias constituidas por pequeñas flores hermafroditas de color pardo rojizo y brácteas muy pinchudas entre los meses de abril y agosto en el hemisferio norte. Sus frutos son cápsulas ovales de color bruno rosado.
El Juncus acutus se diferencia del Juncus maritimus por su inflorescencia compacta con frutos en forma de cápsula pequeña, ovoidea y brevemente mucronada, más larga que el perianto. Además elJuncus maritimus es rizomatoso y normalmente forma céspedes, y su inflorescencia es muy laxa.
En España, el Juncus acutus comparte hábitats con las planta típicas palustres o de ribera comoPhragmites Australis, Thypha dominguensis, Iris pseudoacorus, Scirpus holochoenus, Juncus inflexus, Tamarix gallica… y en otros países con especies típicas de esos mismos hábitats como por ejemploIpomoea pes-caprae, Hydrocotyle bonariensis, Senecio crassiflorus, Muehlenbeckia florulenta, Atriplex semibaccata, Halosarcia pergranulata, Mimulus repens, Ludwigia peploides, Phragmites australis, Paspalum vaginatum, etc.
Soporta bien la salinidad, lo que la hace una planta interesante en la restauración de zonas húmedas tanto costeras como salinas interiores.
El Juncus acutus ha tenido usos domésticos utilizándose su paja para tejer cestos y como fibra vegetal para el atado.

Algunas plantas de suelos húmedos

Plantas para suelos húmedos

Para cada tipo de suelo hay determinadas plantas que se adaptan excelentemente bien: no te preocupes si el de tu jardín no te parece el más adecuado para las plantas, simplemente trata de conocer las variedades que mejor se desarrollarán y cultívalas.

Suelos húmedos son aquellos que no drenan bien el agua ypermanecen encharcados durante mucho más tiempo que el habitual; son los llamados suelos arcillosos, cuya textura es suave y fina cuando están secos, pero bastante pegajosa cuando reciben agua.
Sauce llorón


Esta característica perjudica el crecimiento de la mayoría de las plantas, y a menudo termina pudriendo sus raíces. ¿Qué plantas puedes plantar en suelos arcillosos? Algunas aromáticas como melisa y menta, además árboles como el gingko, sauce llorón, nogal, roble pato, roble de los pantanos y el ciprés calvo.

Entre las plantas bulbosas, tienes achira, calla e iris; y otras perennes como colocasia, lobelia y houtinia. Más variedades hay entre las gramíneas: acorus, bambú, carex elata, cortaderia selloana, cyperus, juncos, miscanthus, molinia caerulea y thypia latifolia son ideales para los suelos húmedos.
Cortaderia selloana

Conoce la uncus maritimus

El Juncus maritimus es una planta pluriregional al igual que el Juncus acutus, ambos pertenecientes a la familia de las Juncáceas. En España es muy fácil encontrarlo en las provincias litorales al mar Mediterráneo e islas Baleares, en zonas de suelos salobres y húmedas, a veces inundadas como ríos, áreas pantanosas y marismas. También está incluida dentro del grupo de plantas acuáticas.
Juncus maritimus
El Juncus maritimus es una planta rizomatosa que puede formar céspedes bastante extensos, aunque también lo podemos encontrar aislado.
El Juncus maritimus se puede confundir facilmente con Juncus acutus, porque sus hojas son largas y están endurecidas, por lo que pueden pinchar; pero se diferencia por su estructura rizomatosa y porque la inflorescencia es muy laxa, en lugar de ser densamente compacta como en la otra especie.
Como planta vivaz crece alcanzando una altura entre los 50 a los 150 centímetros.
El Juncus maritimus comparte hábitats con las planta típicas palustres o de ribera como Phragmites Australis, Thypha dominguensis, Iris pseudoacorus, Scirpus holochoenus, Juncus inflexus, Tamarix gallica… Soporta bien la salinidad, lo que la hace una planta interesante en la restauración de zonas húmedas tanto costeras como salinas interiores.
Su floración se realiza durante la primavera y el verano, entre los meses de mayo a septiembre.

Una variedad de planta acuática

Dentro de las plantas acuáticas, incluida en el grupo de plantas oxigenadoras, se encuentra el Myriophyllum aquaticum. Nativa de la cuenca del Amazonas (Sudamérica), pertenece a la familia de las Haloragaceas y forma parte de las 45 especies que engloba el Género Myriophyllum. También conocido popularmente con nombres como por ejemplo “milenrama brasileño”, “parrot feather”, “watermilfoil”, “milhojas acuáticas, etc. es una de estas plantas acuáticas de agua dulce de distribución cosmopolita.
Myriophyllum aquaticum
La planta de Myriophyllum aquaticum la podemos describir como perenne de tallo erguido, con hojas pinnadas, dispuestas alrededor de un tallo robusto en grupos de 4 a 6 hojas. Estas hojas miden de 1,5 a casi 4 centímetros, tienen alrededor de 25 divisiones en forma de segmentos filiformes por cada hoja, dándole ese característico aspecto plumoso. La distancia entre los verticilos es mayor en la base… acortándose a medida que llegan a la punta.
El sistema radicular que desarrolla está adaptado para anclarse al sustrato, aunque también puede desarrollar raíces adventicias desde sus tallos. La longitud de los mismos puede ser de escaso tamaño en acuarios y llegar fácilmente a superar el metro y medio en lagos y grandes estanques.
El Myriophyllum aquaticum tiene flores macho y flores hembra que nacen en las axilas de las hojas emergidas. Las flores hembras son blancas, sin pétalos, con 4 sépalos y estigmas prominentes y un tamaño total de apenas 1,5 milímetros. Sus flores machos tienen 8 estambres.
Como planta es susceptible de emerger y sumergirse, en cuyo caso cambia su morfología. Estos cambios son una menor división de sus hojas, mayor rigidez y mantener un verde más oscuro que las hojas sumergidas, de tacto suave y color verde claro. Debemos de saber que en su primera etapa de vida es netamente acuática (sumergida).
El Myriophyllum aquaticum es una planta de rápido crecimiento que en condiciones apropiadas puede crear grandes masas, hasta el extremo de que en muchos países esté catalogada como planta invasiva por obstaculizar el fluir normal del agua, y llegan incluso a alterar seriamente los ecosistemas de lagos y ríos. Precisamente por esta rapidez de crecimiento, es una voraz devoradora de nitratos.
Su reproducción es muy sencilla. Como planta de flor puede reproducirse por semilla, aunque la forma más rápida y segura es mediante la fragmentación de sus tallos, siendo ideales aquellos que ya poseen raíces adventicias bien desarrolladas.
Destacar su rusticidad con una gran capacidad de adaptación. Así lo demuestra el que pueda vivir con temperaturas entre los 10ºC a 30º C. y pH 5.5-8.0. En cuanto a iluminación puede hacerlo a pleno sol.
El sustrato preferido debe de ser nutritivo, aunque crece perfectamente en tierras ferruginosas y turbosas. Paradójicamente, el Myriophyllum aquaticum también puede crecer con las raíces en el agua.
Destacar que es una planta excepcional como formadoras de “pantallas refugios” para peces, siendo muy apropiada para el desove de estos.

La flor de Lotus

El Lotus es una planta muy singular, aunque conviene saber muy bien de qué especie se trata, ya que bajo la palabra ‘Lotus’, se encuentran varias especies entre las que nada tienen que ver sus flores y aspecto de la planta.

De igual forma, es muy común el confundir el concepto de ‘Lotus’ y ‘Loto’… y como consecuencia directa… a qué planta nos referimos cuando los utilizamos. Cuando decimos flor de Lotus, estamos hablando de una flor de planta de jardín bastante utilizada en rocallas, mientras que cuando hablamos de ‘flor de loto’, nos referimos a una planta acuática… como son los nenúfares.


En este caso, nos referimos concretamente a la flor de Lotus. Y dentro de ellas hay varias especies como el Lotus berthelotiiLotus maculatusLotus corniculatos y Lotus tetragonolobus por ejemplo. De todos ellos, el Lotus berthelotii y Lotus maculatus son los más utilizados en jardinería, sobre todo en la mediterránea y en la modalidad de rocallas.

En plena floración, cuando esta es abundante, las formas y el aspecto de las flores de Lotus trasmiten un espectáculo visual como si la planta estuviese en llamas.

Plantas acuáticas o para suelos húmedos

Plantas para suelos húnedos; muchas veces nos toca lidiar con este tipo de suelos y no siempre tenemos éxito con las plantas.  Ello no se debe necesariamente al tipo de suelo, sino a que no hemos elegido las plantas adecuadas.
plantas para suelos humedos
Para cada tipo de suelo habrá una planta adecuada, así como hay plantas para suelos arcillosos, las hay para suelos húmedos. Comencemos por definir a qué llamamos suelo húmedo: hablamos de este tipo de suelo cuando se verifican problemas de drenaje, y por tantoo el agua no se escurre correctamente.
Esta retención no es nada bienvenida por la mayoría de las hierbas y plantas comunes, quienes no toleran dicha condición dado que se pudren sus raíces. Pero la naturaleza es sabia, y como sabemos muy bien hay plantas silvestres que crecen en lugares muy húmedos.
Veamos qué plantas puedespues provos en los que el agua es retenida. Si tu suelo es húmedo te sugiero optar por Angélicas (Angelica archangelica) una planta con muchas propiedades medicinales pero también tóxica, por Berro (Nasturtium officinale) una hortaliza rica en minerales y vitaminas, por Valerianas (Valeriana officinalis)  o por Malvaviscos también conocidos como falsos hibiscos (Malvaviscus arboreus).

El bambu de la Suerte

 La planta perfecta para ambientes minimalistas y de estilo oriental es el bambú de la suerte. Muy original y de aspecto estilizado, no es verdaderamente un derivado del bambú, aunque su aspecto sea muy similar a las varas de este planta.
bambusuerte.jpg
El bambú de la suerte es una planta acuática de familia de la agaváceas, cuya altura varía entre los 10 cm. y un metro. Su crecimiento es lento (10 cm. anualmente). Para que crezca adecuadamente coloca las varas de bambú en un jarron de cristal con agua y piedras.
Esta planta de interior, prefiere la luz intensa, pero no la exposición directa a los rayos solares. La tempertura ideal para su cultivo es entre 10 y 30 grados centígrados. Resiste perfectamente a ambientes extremadamente secos.
Para su buen crecimiento, el agua en el que esté sumergida debe cubrir solamente hasta el inicio del nacimiento de las raíces. En verano se debe cambiar el agua semanalmente, mientras que en invierno cada dos semanas, dejando antes resposar, para que pierda frío. En los meses de calor se pueden pulverizar las hojas, para quitarles el polvo. La fertilización se realiza añadiendo todos los meses unas gotas de fertilizante al agua.
Los tallos de bambú pueden ser de forma recta o en espiral, en este caso, se utilizan también como parte de arreglos florales orientales (ikebana).
Cuando adquieras tu bambú de la suerte, ten en cuenta que debe tener el tronco verde, las raices clara y brotes recientes.
Llena tu casa de buenas energías y atrae la suerte con esta planta, que es considerada dentro del Feng-Shui como fuente de felicidad para el hogar.

Aprende a crear un espejo de agua en el jardín

espejo-de-agua.jpg
No hay mejor alimento para la vegetación que una buena dosis de agua que la refresque y le permita absorber toda la energía y brillo del sol. Por eso, al momento de diseñar nuestro jardíndebemos considerar no solo el tipo y cantidad de plantas, sino también la posibilidad de adecuar un espacio para contener al líquido elemento. Hay varias posibilidades para construir un jardín acuático. Y una de las que más atractivo e integración ofrecen son los espejos de agua. Como su nombre lo indica, tienen la función de reflejar el paisaje a su alrededor, para lo cual deben estar al mismo nivel de las plantas.
6espejoagua.jpg
 Para ello hay que construir una especie de pequeña alberca que dé forma al espejo y proteja al jardín de posibles inundaciones. Lo más importante es adaptar una base de tela impermeable en el contorno y contar con un desagüe para renovar el agua, así como un sustrato vegetal que cubra la superficie.
A propósito de las plantas, para crear un efecto más natural, de preferencia hay que combinar las de que crecen dentro del agua (acuáticas), las que solo tienen sus raíces dentro de ella (ribereñas) y las que están en el suelo húmedo alrededor de la construcción (palustres).
Para los bordes podemos utilizar cintas de madera y/o piedras medianas, que a la vez sirva de barrera para evitar accidentes, sobre todo cuando hay niños en casa. Del mismo modo, es aconsejable ubicar los espejos de agua en las zonas donde no pase mucho viento y completamente alejados de las instalaciones eléctricas y de gas.

Cuidados de las plantas acuaticas

En algunas casas grandes, especialmente las antiguas, se cuentan con estructuras tipo fuentes, pozas o estanques. Estas estructuras son ideales para mantener peces exóticos o, en caso que se quiera algo que no necesite de tanta atención, se pueden colocar plantas acuáticas.
Las plantas acuáticas tienen unas estructuras herbáceas similares a las plantas terrestres pero que sobreviven en agua debido a que los tallos son huecos y por ahi se transporta el oxígeno hasta las raíces.
Entre las plantas acuáticas más comunes para cultivar en pozas y estanques están las flores de loto y nenúfares, que se caracterizan por sus amplias hojas flotantes; los papiros caracterizados por sus tallos altos y delgados; entre otras.
La mejor época para cultivar plantas acuáticas en la primavera ya que las horas de luz se hacen más largas.
Las plantas acuáticas no requieren de muchos cuidados, pero sí es necesario oxigenar el agua de la poza agitándola, y así evitar que se pudra y adicionalmente huela mal.
Crear un jardín acuático es una detalle muy atractivo para aquella poza vacía y descuidada al final del patio.
fig111.jpg
fig26.jpg