Category Archives: Hongos

hongos1

Conoce mas de los hongos

Anuncios Patrocinados
La característica que diferencia a los hongos del resto de los vegetales es la carencia de clorofila. Por este motivo han de vivir en simbiosis con otros seres o como parásitos, tomando de otros organismos las sustancias que requieren para su desarrollo, ya que no pueden realizar la función fotosintética que les convertiría en autótrofos.



Por esta razón, así como por no acumular almidón como materia de reserva, se relacionó a los hongos con las bacterias. En la actualidad, se sabe que difieren mucho ya que los hongos son eucariotas y las bacterias procariotas.

Los hongos se reproducen asexualmente por esporas flageladas (especies acuáticas) o por esporas que se forman dentro o fuera de órganos especializados (especies terrestres). La reproducción sexual se verifica por gametos unicelulares de distinto sexo, que se copulan para generar un zigoto uninucleado o por lamentos pluricelulares que originarán un zigoto plurinucleado.

Los hongos se incluyen en la división de los Micofitos, distribuida en cuatro clases, según la organización que han alcanzado: mixomicetes, ficomicetes, ascomicetes y basidiomicetes.
20070418klpcnaecl_247.Ies_.SCO_

Los hongos y las plantas

Los hongos no son plantas, aunque en muchas ocasiones se asemejan a ellas, sino que son organismos eucariotes. Esto significa que su ADN está contenido en el núcleo y que no fabrican su alimento a partir de la energía solar. Por ello, no se incluyen en el reino de las plantas, ni en el de los animales, sino que poseen su propio reino. Lo normal es que se aprecie mediante la vista, únicamente, la parte del fruto del organismo. Sin embargo, el micelio, la parte viviente, se encuentra bajo tierra, en la madera o en otras fuentes.



Por último, cabe señalar que el hongo se alimenta de los nutrientes del material orgánico en que se encuentra. En algunas ocasiones, esta relación es beneficiosa, pero hay casos en que perjudica seriamente el suelo, alimento o material en el que se encuentra. Incluso, hay hongos que ocasionan enfermedades al tomar algún organismo como alimento.

Tipos.- Hay hongos de una sola célula, capaces de sobrevivir de forma individual, como las levaduras, mientras que otros, como los mohos o los champiñones, son multicelulares. Por ello, es muy difícil apreciar las levaduras de forma individual y sólo se percibe por la vista cuando están agrupadas y presentan una capa de polvo blanco en la fruta o en las hojas de las plantas. Éstas presentan una forma similar a la de una gota redonda u ovalada.

Por el contrario, el moho es un filamento que forma largas cadenas de células denominadas hifas. Por su parte, las células hifas que forman el champiñón están conectadas de forma estrecha a las células de otros organismos, por lo que éste puede ser considerado un microbio.

Del mismo modo, se pueden clasificar los hongos en función del material del cual obtengan el alimento. Así, si esta fuente de alimento es un animal muerto o material de plantas, los hongos se conocen como saprofitos, mientras que si se alimentan de algún organismo vivo, al cual infectan sin proporcionarle ningún beneficio, se denominan parásitos. Por último, si el hongo se alimenta de un organismo vivo, como la raíz de una planta, formando con él una asociación beneficiosa para ambos, reciben el nombre de micorrizas.

Cómo se reproducen.- Los hongos aparecen con mayor facilidad en ambientes con cierta acidez o en sustancias con baja humedad. No obstante, hay que señalar que son capaces de sobrevivir en múltiples superficies, desde el suelo hasta la piel, pasando por animales, plantas, alimento y agua. Aunque son estáticos, poseen la capacidad de reproducirse por esporas transportadas gracias al viento o a la lluvia.

Asimismo, se puede reproducir gracias a la extensión o crecimiento de sus hifas, por lo que es difícil frenar o detener su crecimiento, ya que las hifas son los suficientemente fuertes como para abrir huecos a través de la pared celular del organismo de que se trate. Y es que el hongo absorbe nutrientes del organismo vivo o muerto en el que habite a través de la pared celular.

Hongos perjudiciales.- Aunque existe gran cantidad de hongos útiles para proporcionar nutrientes a las plantas o fabricar algunos elementos como los antibióticos, hay otros que sólo perjudican al organismo del cual obtienen el alimento. Así, muchos de ellos causan enfermedades a las plantas, a los animales e, incluso, a las personas. En el caso de los hongos del suelo, en el bosque, estos organismos son causantes de putrefacción, descomponen materia orgánica o parasitan algunas plantas.

Como cultivar hongos Comestibles

El cultivo de hongos comestibles, es muy distinto al cultivo de cualquier otro tipo de planta. Los hongos no son verdes son distintos de las otras plantas, porque no contienen clorofila, y eso los hace depender de otras materias vegetales, tales como la madera, el heno, la paja y la corteza para nutrirse.
1
Cultivar hongos comestibles puede ser todo un reto si lo hacen todo, desde el principio, pero no es necesario hacer las cosas difíciles, ya que venden kits donde se puede mantener hongos cultivados en una tierra especial, aunque cuando ya tengan más experiencia en su cultivo, pueden armar ustedes mismos el terreno para cultivarlas.
Los kits de hongos, se pueden comprar en las tiendas naturistas o en internet. Para cultivar los hongos, todo lo que se necesita es mantenerlos con su tierra húmeda.
En cuanto a estos kits que les menciono, hay que tener en cuenta algunos puntos:
1. Cuando encarguen su kit de cultivo, sean específicos con la variedad que pidan. Hay variedades estándar y gigantes.
2. Chequeen el número de hongos que rinde el kit y el número de días que tardan en crecer.
3. Hay que seguir las instrucciones de cultivo al pie de la letra, y ser muy cuidadosos en cuanto a la humedad que requieren para sobrevivir, ya que los hongos dependen de la humedad.
4. Hay kits de hongos que llegan a producir 5 libras de hongos en un par de semanas, y cada kit se puede reutilizar unas 3 o 4 veces.

Problemas con los hongos en el jardin

Hongos perjudiciales para el jardín
Hongos perjudiciales para el jardín, que viven de forma parasitaria y pueden enfermar nuestras plantas.
Para alimentarse, los hongos utilizan los nutrientes presentes en el local donde se alojan, como las hojas de las plantas o el suelo. Estas verdaderas plagas, que se multiplican cuando la humedad del ambiente es elevada, debilitan los cultivos y favorecen la aparición de enfermedades fatales.
Algunos de los más perjudiciales hongos para las plantas son: roya, tizón, tiña o negrilla, los géneros Penicillium y Aspergillus, micelio y oidio. Combatir los hongos a veces resulta muy complicado, y la sustancias presentes en algunos fungicidas es perjudicial para la naturaleza, lo cual hace resaltar la importancia de la prevención de estos habitantes indeseables.
Hongos
Te daré a continuación dos recetas, a base de té y aspirinas, para combatir los hongos perjudiciales, que no dañan las plantas y resultan efectivas si las aplicas hasta la desaparición del problema.
Prepara una infusión con ocho bolsitas de té en un litro de agua. Una vez frío, pulveriza este líquido sobre tus plantas para que puedan beneficiarse de las propiedades antibacterianas y antifúngicas del té.
Aún más fácil: disuelve dos aspirinas en un cuarto litro de agua, y rocía tus cultivos con este líquido quincenalmente.

Cuidado con los Hongos de primavera y verano

Planta con oídio
Oídio, hongo de primavera y Verano que ataca nuestras plantas y les provoca una enfermedad que se localiza en las partes aéreas de los cultivos. Se puede identificar fácilmente, porque su presencia está asociada a la formación de un polvillo de color blancuzco sobre las hojas.
El comienzo la época primaveral es justamente el que más favorece el surgimiento de este hongo, debido al aumento de la temperatura y la humedad del ambiente. Si no se trata, el oídio puede provocar serias consecuencias, incluso la muerte de la planta.
Oídio
Hay que tener mucho cuidado con el oídio: si inicialmente la enfermedad se limita a ubicarse de manera espaciada, la falta de detección y cuidado precoz facilita su expansión a todo el cultivo, amarilleando las hojas y luego secándolas. Más tarde, puede causar malformación de brotes y ausencia de floración; la planta día a día se vuelve más débil.
¿Cómo tratar el oídio? Lo ideal sería que prevengas la formación de este hongo, evitando el riego por aspersión y pulverizando tus plantas con fungicidas en invierno y al comenzar la primavera. Si ya has localizado la enfermedad, corta los brotes enfermos para evitar que se propague a todo el cultivo.
Rosal con oídio