Category Archives: Girasol

Girasol

Algunos datos adicionales del girasol

Anuncios Patrocinados
Cuando mencionamos el nombre del girasol nos viene a la mente una flor gigante, con un tallo extremadamente grande y unos pétalos mayúsculos. Y no es para menos. Los girasoles pueden llegar a medir más de 3 metros de altura y sus flores alcanzar los 30 centímetros de diámetro. Como veremos, esta planta también es ideal para nuestro jardín y presenta una diversidad de variedades dividida entre dos grupos: los girasoles anuales y los perennes.



Se cree que el cultivo del girasol se remonta al año 3.000 a.C., en el territorio que hoy es el norte de México y el oeste de los Estados Unidos, donde las tribus indígenas de Nuevo México y Arizona lo utilizaban para su alimentación. Tras la colonización, los españoles llevaron el girasol a Europa, donde durante un largo tiempo se usó como planta ornamental por su llamativa inflorescencia. No fue hasta el siglo XIX que se explotó el cultivo para la extracción del aceite para la alimentación.

Los girasoles reciben el nombre científico genérico de Hellianthus, y se dividen en variedades anuales (Hellianthus annus) y perennes (Hellianthus decapetalus). El girasol comercial es del tipo anual, de los cuales existen diversas variedades: las gigantes como “Russia Giant” o “Tall Single” de hasta 3 m de altura y flores de 60 cm de diámetro; las enanas como “Sungold”, con sólo 60 cm de altura y flores dobles de color dorado; y una planta intermedia es la “Autumn Beauty”, de 1,5 m de altura y flores de colores variados desde el amarillo al rojo. Por lo que a los girasoles perennes se refiere, las variedades son muy abundantes: “Maximus”, de flores sencillas y hasta 2,4 m de altura; “Lodon Gold”, con flores dobles y una altura de 1,5 m; las “Triomphe de Gand” y “Soleil d’Or” son otras de las formas recomendables para jardinería.

El girasol es una planta poco exigente y muy adaptable también al cultivo de secano, aunque el riego aumenta su productividad. El tipo de suelo tampoco es esencial, aunque, como siempre, debemos realizar un buen aporte de materia orgánica así como un buen drenaje. Para la ubicación de nuestro girasol deberemos tener en cuenta que la planta esté en el sitio más soleado posible y preferiblemente a pleno sol. Sembraremos las semillas a principios de primavera, a unos 3 cm de profundidad, preferiblemente en grupos de dos o tres. Posteriormente, las aclararemos para dejar sólo una planta.

Durante la etapa de crecimiento, deberemos regarla evitando el estancamiento de agua y aplicar abono líquido si queremos que crezca mucho. Para las especies perennes deberemos tener en cuenta que, a lo largo del tiempo, las plantas degeneran y, por tanto, deberemos desarraigarlas y dividirlas con una frecuencia aproximada de cada tres años. El girasol es una planta que no aguanta bien los transplantes y por eso es recomendable sembrarlos directamente en el espacio donde deban crecer (macetas o jardín).

Ahora estamos en la época ideal para iniciar la siembra de nuestro girasol. Abonad la tierra, preparad un buen drenaje, haced un agujero, echad las semillas y… ¡a esperar! El girasol dará sus flores durante todo el verano y hasta incluso hasta el otoño. ¡Buena suerte!


Conoce mas del Girasol

El girasol (Helianthus annuus), también llamado calomjáquimamaravillamirasoltlapololote , maíz de teja es una planta herbácea de la familia de las Asteráceas, cultivada como oleaginosa y ornamental en todo el mundo. Debe su nombre común al hecho de que su inflorescencia gira a lo largo del día mirando hacia el sol. Las inflorescencias crecen al cabo de un tallo que puede alcanzar varios metros de altura y que tiene pocas hojas. Los pétalos pueden ser amarillos, marrones, naranjas y de otros colores.



El Girasol es nativo del Continente Americano y su cultivo data de 1000 A.C. Las evidencias más antiguas indican que el Girasol fue domesticado primero en México al menos 2600 años A.C. En muchas culturas amerindias, el Girasol fue utilizado como un símbolo que representaba a la deidad del sol, principalmente los Aztecas y Otomies en México y los Incas en Perú.
Francisco Pizarro lo encontró en Tahuantinsuyo (Perú), donde los nativos veneraban una imagen de girasol como símbolo de su dios solar. Figuras de oro de esta flor, así como semillas, fueron llevadas a Europa a comienzos del Siglo XVI.
Helianthus, como se le conoce científicamente, significa “flor que gira con el sol” en griego, debido a su capacidad heliotrópica.



En la Mitología griega aparece una ninfa de agua llamada Clytie, hija del dios Océano y de la diosa del mar Tetis (titánide). Clytie se enamoró de Apolo y lo observaba diariamente desde que salía de su palacio por la mañ
ana hasta que llegaba al oeste por la tarde. Según la leyenda, tras unos días Clytie se transformó en girasol y aún hoy no olvida el objeto de su amor y sigue al sol en su recorrido diario. De todas formas, la palabra “girasol” y sus cognados existían desde mucho antes que se trajera el Helianthus annuus a Europa. Algunos eruditos piensan que el mito de Clytie, al cual se refiere Ovidio en Las metamorfosis, en realidad hace referencia al Heliotropium o Caléndula.



El nombre se refiere a que la flor gira según la posición del sol y a su formación. Las hormonas vegetales son las que dan fototropismo positivo al girasol, permiten un mayor crecimiento de los tejidos en un sentido, lo que facilita el giro de la planta. Las hormonas vegetales controlan todas las funciones de la planta: crecimiento, maduración de frutos, floración, fototropismo, etc., las más conocidas son las de la familia de las auxinas (crecimiento y geotropismo), las giberelinas (proliferación celular), las citoquininas (germinación y floración), el ácido abscísico (aletargamiento) y el Etileno (maduración y floración). El control de las hormonas vegetales se debe a la interacción de diferentes factores como el sol, la luz directa, la gravedad, el calor, las cantidades de rayos UV, o a la relación con otros agentes químicos hormonales o no hormonales.

Las pipas o semillas de girasol suelen ser consumidas tras un leve tostado y, en ocasiones, un leve salado; se consideran muy saludables ya que, como el aceite de girasol son muy ricas en dextro α-tocoferol (Vitamina E natural) y minerales, sin embargo debe evitarse su ingesta por parte de niños pequeños ya que pueden provocar atragantamientos en ellos; por su parte el aceite de girasol virgen, aunque no posee las cualidades del aceite de oliva sí posee una cantidad cuatro veces mayor de vitamina E natural que el aceite de oliva.



La época de siembra para el cultivo de secano varía según la latitud, pero dura aproximadamente un mes a contar del inicio del verano. La siembra se debe efectuar en hileras separadas a 0,70 m, con una densidad de siembra de cuatro plantas por metro lineal.
Es un cultivo poco exigente en el tipo de suelo, aunque prefiere los arcillo-arenosos y ricos en materia orgánica, pero es esencial que el suelo tenga un buen drenaje y la capa freática se encuentre a poca profundidad.
La germinación de las semillas de girasol depende de la temperatura y de la humedad del suelo, siendo la temperatura media de 5 °C durante 24 horas.
La profundidad de siembra se realiza en función de la temperatura, humedad y tipo de suelo.
  • En zonas húmedas con primaveras cálidas con suelos pesados y húmedos, la profundidad de siembra es de 5 a 6 cm.
  • En zonas con primaveras secas con suelos ligeros y poca humedad, la profundidad de siembra es de 7 a 9 cm.
  • Si el terreno es ligero y mullido la profundidad de siembra es mayor, al contrario que ocurre si el suelo es pesado
Las plantas que proceden de siembras superficiales germinan y florecen antes que las procedentes de siembras profundas.



Algunas variedades desarrolladas recientemente tienen cabezas decaídas. Estas variedades son menos atractivas para los jardineros que crían las flores como ornamento, pero atractivos para los granjeros, porque pueden reducir los daños producidos por los pájaros y las pérdidas por enfermedades vegetales.
El girasol es procesado para extraerle el aceite. La harina que queda como residuo de la extracción del aceite sirve como alimento para el ganado.