Category Archives: Ornametos

CELOSIA

Consejos para cuidar la Celosía

Anuncios Patrocinados
Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referentes al cultivo de de la Celosía, tanto Celosia cristata como Celosia plumosa. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. pueden variar notablemente los resultados.



Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.

La Celosía es una planta de inflorescencias muy bellas. Si estas tienen aspecto de plumero pertenecen a la especie de Celosia plumosa. Si tienen aspecto de cresta… Celosia cristata.

El sustrato indicado para el cultivo de la Celosia es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,7 y 6,2. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1 y 1,5.

Las temperaturas ideales son entre 8 a 12ºC durante la noche y de 22 a 26ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.

La exposición de las nuevas plantas de Celosia recién plantadas será a pleno sol. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar la Celosia cerca de la ventana con la mayor luz posible. De lo contrario, sus flores no serán tan espectaculares y tendrán un color poco intenso.

Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, pulgón, mosca blanca y minador.

En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, el Pythium y la Rhizoctonia pueden ser los más propensos a manifestarse.

En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Celosia desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 6 a 8 semanas.
citronella

Conoce las citronella

No está en discusión: la planta de Citronella es una de las elegidas y predilectas a la hora de vestir porches, patios y terrazas con vistosas flores. Su nombre científico es Pelargonium graveolens y demás de lo ornamental se suma otra virtud no siempre tan conocida: su capacidad de ahuyentar mosquitos y otros insectos molestos.



Se trata de una planta anual, con vistosas flores color lavanda, poseedoras de una fragancia muy especial (precisamente la que espanta mosquitos) cuando sus hojas se frotan o se aplastan. De porte importante (capaz de crecer hasta unos 2 mt de altura), debe ser plantada en la primavera tardía e incluso al comenzar el verano, pero debes saber que es vulnerable a las heladas y ello es una limitante para plantarlas demasiado tarde.

Escoge un sitio que goce por lo menos de 6 hs por día y que tenga buen drenaje y cava un hoyo del doble de tamaño del “cepellón” con que viene la planta desde el vivero. Deposita el mismo, cubre una parte con tierra común y el resto con tierra especialmente formulada para macetas, preferiblemente enriquecida con fertilizante orgánico.

Riega generosamente pero sin exceso; ve retirando las hojas que amarilleen y prácticamente no habrá muchos más cuidados que implementar. Como mencionamos antes, el único cuidado habrá que tenerlo en otoño, pues es extremadamente sensible a las heladas pertinaces: si has elegido plantar en maceta debes moverlas a un lugar protegido y si plantaste en tierra plena, será necesario cubrirlas.
21389cuidados_de_la_dracena

Como cuidar la dracena

Aunque puede que muchos no las conozcáis por el nombre, basta echar un vistazo a imágenes como la anterior para reconocer este ejemplar que tanto hemos visto cultivar en el interior de los hogares.



Se trata de la dracena, una planta ornamental de origen tropical que puede ser fácilmente cultivada tanto en exteriores como en interiores.

Si quieres saber cómo cultivar esta palmera presta atención a los siguientes consejos, ¡es realmente fácil mantenerla siempre hermosa!

Aunque en realidad existen más de 150 especies de este ejemplar solo unas 20 o 30 tienen un uso ornamental, por lo que es específicamente a estas a las que nos referiremos con los siguientes consejos generales.

Estas plantas necesitan recibir abundante luz, lo que no significa que tengan que estar expuestas directamente a los rayos solares (de hecho deberías evitar esto en la medida de lo posible).

De este modo, lo mejor es mantenerla en entornos de ambiente húmedo y cálido con temperaturas alrededor de los 22ºC (si bien puede resistir temperaturas ligeramente más altas o bajas); si la temperatura asciende, las exigencias en humedad también lo harán. También en cuanto a su ubicación en el espacio debes evitar las zonas donde haya excesivas corrientes de aire o cambios bruscos de la temperatura.

Las dracenas no son de los ejemplares más exigentes en lo que al riego se refiere, por lo que para mantener su correcto desarrollo bastará con regarla de dos a tres veces por semana durante los meses más calurosos del año y una vez semanalmente durante el invierno.

En el caso de que la planta se encuentre en un espacio demasiado seco no estaría de más que pulverizases ligeramente de vez en cuando un poco de agua sobre las hojas, lo que las hidrataría y mantendría lleno de vitalidad ese precioso efecto multicolor.

Una última recomendación: Mantente alerta con las cochinillas, los ácaros y los trips y combátelos mediante el uso de fungicidas e insecticidas.
digebis

Plantas dañinas para tu familia (II Parte)

Aunque los vegetales decorativos ostentan también un lado menos amable, como demuestran las poco divulgadas pero muy frecuentes intoxicaciones con plantas ornamentales o de interior, la cuales deberían ser, según algunos expertos, una asignatura obligatoria para aquellos que más se exponen a este peligro: las familias con niños pequeños.

La sequedad de boca, la inflamación de los tejidos bucales, las náuseas, el dolor abdominal, la ictericia, la visión borrosa y las arritmias cardíacas, así como las convulsiones, la hipertermia, la hipotensión y la excitación, son algunos de los síntomas más habituales de las intoxicaciones por plantas, hongos y esporas, cuyo contacto, masticación, ingestión o inhalación son tóxicos.

Para el doctor Josep Piqueras, especialista en Hematología en el Hospital Universitario Vall d´Hebron, de Barcelona, hay “un aumento de las intoxicaciones por vegetales, porque los habitantes de las ciudades son más ignorantes sobre las plantas dañinas que los del medio rural y han perdido su desconfianza natural hacia éstas, y por la tendencia a utilizar y consumir plantas con fines curativos, medicinales o dietéticos”.

Enemigos en casa

Según Piqueras “la mayoría de las intoxicaciones por ingestión de plantas tóxicas son accidentales y se presentan en niños, especialmente menores de 6 años, que con su natural curiosidad e imprudencia y atraídos por su aspecto, consumen frutos y bayas silvestres, en las excursiones al campo”. Pero a veces la amenaza está en la propia casa o el jardín: son las plantas ornamentales.

Entre las plantas tóxicas que causan trastornos más frecuentes figuran el Viscum album (muérdago), el Ilex aquifolium (acebo), las plantas aráceas (diefembaquia, potus, “Esqueleto de caballo”, filodendros, monstera y ruibarbo), el Nerium oleander (adelfa), la Hedera helix (hiedra), la Daphne mezereum (mezereón), la Poinsettia (“Flor de Pascua”) y el Teix (tejo).

Para reducir el riesgo de intoxicación, el doctor Piqueras y otros expertos recomiendan identificar la especie vegetal que se introduce en el hogar, consultando a quien se la vendió o en un libro, a través del nombre botánico en latín, ya que su denominación común varía según las regiones.

El nombre de la planta ha de apuntarse con tinta indeleble en una etiqueta plastificada, colgada en el vegetal.

Otra precaución clave es averiguar con seguridad si la planta que piensas colocar en tu casa o jardín es venenosa. Ciertas plantas nunca deben escogerse para hogares con niños, otras pueden colocarse en una casa con pequeños pero fuera de su alcance y algunas son ideales para una familia con niños.

También es importante que los padres enseñen a sus hijos, cuando tengan una edad suficiente para asimilarlo, que no deben llevarse a la boca o ingerir aquellas plantas que forman parte de la decoración del hogar o el jardín y que les expliquen la inconveniencia de tocar algunas plantas que ornamentan la casa en las fiestas navideñas (“Flor de Pascua”, muérdago, acebo).
madrono_flores_3

Conoce el Madroño


Hojas: Son ovaladas y con los extremos dentados y ligeramente rojizos. Su color es verde brillante por las dos caras. Se mantienen todo el año.

Flores: Son blancas o rosadas, acampanadas, pequeñas y muy atractivas. Se disponen en ramilltes.

Tallo: Presenta un tronco con la corteza escamada.

Estilo: Es un arbolillo o arbusto perenne.

Altura: Su tamaño es variable entre árbol y arbusto, con una altura entre 2 y 3 metros.

Cuidado:

Abono: Hay que abonar con frecuencia con un abono orgánico de calidad, especialmente durante la etapa de mayor crecimiento (desde primavera hasta otoño).

Riego: Al principio requiere riegos frecuentes y abundantes, pero a medida que va creciendo necesita menos cantidad de agua, pues se trata de una planta que soporta bien los periodos de sequía.

Luz: Debe cultivarse a pleno sol durante todo el año, pero hay que evitar la exposición prolongada durante la época de más calor y especialmente tras el trasplante, etapa en la que hay que situarlo en un lugar luminoso pero sin la luz del sol directa.

Temperatura: Cuando se encuentra en maceta, conviene protegerlo de las heladas para proteger sus raíces. Sin embargo, le conviene sentir el frío invernal.

Poda: Se trata de una tarea complicada, pues el madroño tiene frutos y flores durante todo el año y no resulta fácil determinar cuál es el momento ideal para realizar la poda. Pero el periodo más adecuado es la primavera, cuando las heladas ya han terminado. También hay que podar las raíces durante el trasplante. Lo importante es retirar:
– los brotes de la base del tronco
– las ramas que se cruzan
– las ramas opuestas
– las ramas que crecen en vertical o hacia el interior del tronco.
Sustrato: No debe ser muy compacto, sino más bien blando, arenoso y no calcáreo. Si se encuentra en macetero, es recomendable aplicar fertilizante líquido mensualmente.

Trasplante: Es una planta que no aguanta muy bien los trasplantes. Por ello, lo ideal es situarla directamente en el terreno del jardín o en un recipiente grande si la queremos mantener allí. Se realiza generalmente cada 2 ó 3 años, ya que es una especie de crecimiento lento.

Multiplicación: Puede ser mediante semillas o esquejes:

– Semillas: desde finales de invierno hasta principios de primavera. Se recogen de los frutos ya maduros y se sumergen en agua durante varios días para limpiarlos y extraerlos la pulpa. Después se pueden conservar en el frigorífico o en arena húmeda. La multiplicación mediante semillas es lenta.

– Esquejes: desde finales del otoño hasta principios de invierno. Debe ser de tallos jóvenes conservados en un ambiente húmedo y con una temperatura de unos 20ºC.
Floración: Se produce entre los meses de octubre y febrero.
Plagas y enfermedades: Es bastante resistente a las plagas, pero es vulnerable a estas enfermedades:

– Hongos en las hojas: manchas pequeñas. No hay ningún tratamiento eficaz para esta enfermedad, pero no es muy grave. la única solución es quitar las hojas afectadas.

– Hongos en el suelo: Provoca que las raíces se pudran, lo que afecta a las hojas, que pueden llegar a pudirse. La solución a esta enfermedad es mejorar el drenaje del suelo, ya que un exceso de humedad favorece la aparición de estos parásitos.

Otros datos de interés:

Se puede cultivar en cualquiera de los dos sustratos.
Posible usos culinarios, salud, cosméticos:

Su principal uso es el de planta ornamental, por la belleza de sus hojas y flores.

También se emplea la madera de su tallo en ebanistería, además de que resulta muy eficaz como combustible en los hornos.

Tanto sus hojas como sus frutos contienen unas sustancias con propiedades astringentes intestinales.

Curiosidades:

Los frutos del madroño son comestibles, pero su sabor es muy desagradable. Además, su ingesta en grandes cantidades puede provocar un estado narcótico e irritación del tubo digestivo.

El madroño es uno de los símbolos del escudo de la Comunidad de Madrid, en la cual esta planta se encuentra protegida con carácter de especie amenazada.
Celosia-Kimono-Mix

Algunos datos de la Celosia

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referentes al cultivo de de la Celosía, tanto Celosia cristata como Celosia plumosa. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. pueden variar notablemente los resultados.



Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.

La Celosía es una planta de inflorescencias muy bellas. Si estas tienen aspecto de plumero pertenecen a la especie de Celosia plumosa. Si tienen aspecto de cresta… Celosia cristata.

El sustrato indicado para el cultivo de la Celosia es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,7 y 6,2. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1 y 1,5.

Las temperaturas ideales son entre 8 a 12ºC durante la noche y de 22 a 26ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.

La exposición de las nuevas plantas de Celosia recién plantadas será a pleno sol. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar la Celosia cerca de la ventana con la mayor luz posible. De lo contrario, sus flores no serán tan espectaculares y tendrán un color poco intenso.

Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, pulgón, mosca blanca y minador.

En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, el Pythium y la Rhizoctonia pueden ser los más propensos a manifestarse.

En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Celosia desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 6 a 8 semanas.

Conoce le Eucaliptus ornamental

El uso del Eucaliptus en arreglos florales como verde ornamental es muy recurrido por su bajo coste, gran resistencia y valor ornamental. El Eucaliptus ornamental no está basado a una especie determinada sino a varias y en su mayoría, sólo se utilizan las ramas cuando las plantas son jóvenes, ya que estas cambian su forma cuando el árbol se hace adulto.
Eucalyptus cinérea
Entre las especies utilizadas como Eucaliptus ornamental se encuentra el Eucalyptus cinerea, también llamado Manzano de Argyle o corteza fibrosa harinosa, y como todas las demás especies de eucalipto pertenecen a la familia de las Mirtáceas.
El Eucalyptus cinérea es originario de Australia y se le sitúa de forma natural desde el norte de Bathurst, en el oeste central de Nueva Gales del Sur, hasta el área de Beechworth de Victoria.
Se trata de un árbol de porte pequeño a mediano. Su corteza es áspera, ancha, fibrosa, longitudinalmente surcada de color café rojizo a café-gris.
Los árboles del Eucalyptus cinérea maduran pronto, pero como decimos, ornamentalmente se aprovechan las hojas que emite en la fase juvenil, redondeadas de color azul grisáceo y glauco.
Una vez adultas, sus hojas son pedunculadas y ampliamente lanceoladas, con un tamaño entre 11 centímetros de largo por 2 de ancho, también de color azul grisáceo y glauco.
Evidentemente, sus flores blancas que aparecen desde mediados de primavera hasta inicios de verano, no tienen valor comercial.

Como cultivar la zebrina

Planta trepadora o colgante con largos tallos rojizos y nudos abultados, de los que nacen hojas verdes oscuras con dos bandas plateadas de brillo metálico por arriba y púrpuras por debajo. 

Tiene gran valor ornamental.
  • Origen: procede de Centroamérica. Da flores blancuzcas por el interior de los pétalos y rosas por el exterior. 
  • Suelo: bien drenado (mezcla de turba, tierra de jardín y arena, en la misma proporción).
  • Riego y humedad: abundante en verano, sin provocar charcos. Menos en invierno. No dejar que la tierra se seque.
  • Sol: mucha luminosidad, pero sin sol directo, para que las hojas muestren todo su colorido.
  • Transplante: en primavera, si es necesario.
  • Abono: quincenal, durante el verano.
  • Cultivo: en el jardín o en una maceta colgante, sobre una repisa, con reserva de agua y en un lugar luminoso. En interiores, mantenerla alejada del calor del radiador.

El Abrótano macho, un arbusto aromático

Esta especie es originaria de Europa y Asia Menor, adventicia en muchas regiones del mundo, donde las condiciones climáticas son parecidas a las de sus lugares de su origen.


DESCRIPCIÓN BOTÁNICA 

Arbusto de hasta un metro de altura, glabro y ligeramente tomentoso. Tiene hojas muy divididas, con segmentos largos de color verde grisáceo. Las flores muy pequeñas de color amarillento están reunidas en capítulos que, a su vez, se agrupan en panojas. Las flores marginales del capítulo son femeninas y las del centro, hermafroditas.

CULTIVO 

El abrótano macho (o artemisa macho) se multiplica por semillas o por esquejes semileñosos. En invierno, puede perder parcial o totalmente las hojas. Esta especie se cultiva mucho en los jardines como planta ornamental.

USOS 

Culinario: Sus tiernas extremidades florecidas se usan como condimento, se lo consume en ensaladas y se prepara vinagre aromático, casero o industrial. El aroma de la artemisa macho es muy parecido al del limón, su sabor es acre y amargo. 

Medicinal: Con las hojas y las flores del abrótano macho se prepara una infusión que tiene propiedades espléndidas como emenagogo y vermífugo, estimula el apetito y es un excelente tónico para la anemia. Su aplicación estimula el crecimiento capilar. Precaución: Debido a su acción tónica, no se aconseja para mujeres embarazadas.

Cedro del Himalaya

Su nombre científico es Cedrus deodar, aunque es conocido mayormente como Cedro del Himalaya, Cedro llorón, Cedro deodara, pertenece a la familia de los Pinaceae y tiene su origen en el oeste de la Cordillera del Himalaya.


De todos es el cedro más ornamental, que crece en altitudes entre 1300-3500 m. Se da bien en todo tipo de suelos, aunque no aguanta los muy húmedos, éste Cedro resiste el frío y el calor, pero no las heladas muy prolongadas ya que estas producen caída de hojas.
Características
  • Puede alcanzar los 40-50 m. de altura, incluso en su lugar de origen se encuentran pies de 70 m.
  • Mantiene una silueta piramidal.
  • Las ramas crecen horizontalmente, con los ápices caídos.
  • Las hojas son individuales o en ramillete, de 2,5-4cm de largo, delgadas, blancas y flexibles.
  • Las hojas son de color verde grisáceo.
  • Puede llegar a vivir un milenio.
  • Su madera muy duradera que desprende un agradable aroma.
  • Requiere mucho espacio para desarrollarse. No puede plantarse en pequeños jardines.
  • No se debe regar mucho, ya que no le favorece la excesiva humedad en raíces, pudriciones y muerte.
UTILIDAD
Árboles ornamentales
Los cedros han sido introducidos en Europa allí donde son ampliamente utilizados como árboles de ornamento en parques públicos y jardines. Existen numerosas variedades hortícolas.
Una de las variedades más conocidas es el «cedro azul», que también existe con forma de sauce llorón.
Madera
Su madera tiene la cualidad de ahuyentar a insectos y gusanos, y un olor peculiar. Sin embargo, por ser una madera bastante frágil, su empleo en carpintería es muy limitado.
Sus propiedades de imputridez lo hacen idóneo en la construcción naval y la fabricación de sarcófagos.
Se usa en la construcción, sobre todo como recubrimiento de muros exteriores o tejas.
La noble madera de este árbol es útil también para crear instrumentos musicales, como guitarras, de gran sonoridad y belleza. También sirve a losartesanos para la confección de cofres, joyeros, etc.
Además la madera de cedro se usa habitualmente en la fabricación de lápices.
Esencia y resina
El aceite natural aromático del cedro del Atlas tiene propiedades antisépticas. No confundir este aceite con el «aceite de cedro» utilizado para la observación microscópica, extraído del enebro de Virginia, por eso llamado cedro de Virginia.

Conoce las Azaleas

Azaleas interior
Si me preguntaran por una linda planta con flores para tener dentro de casa, creo que de la que primero me acordaría es de la azalea, uno de los más bellosarbustosdel mundo.
En realidad no estamos hablando de una sola variedad, sino de un grupo de más de 800 especies y alrededor de 10.000 distintos híbridos creados por el hombre. ¿Y qué tienen en común tantas azaleas diferentes? Su impactante hermosura, sus flores coloridas y la posibilidad de utilizarlas como planta ornamental para decorar nuestro hogar.
azalea
Nombres científicos: Azalea japonica, Azalea indica, Azalea hybrida, Rhododendrum indicum
Nombre común: azalea
Familia: Ericaeae
Aspecto general: la azalea es un arbusto oriundo de China y alrededores, característico por su crecimiento lento -esta particularidad es muy conveniente para una planta de interior- y altura de entre 1 y 1,5 metro, por sus abundantes hojas perennes o caducas, y por sus flores de los más variados colores. Entre ellos rojo, rosa, púrpura, blanco, amarillo y naranja.
Requerimientos de cultivo: el mejor suelo para cultivar una azalea es ácido, húmedo y rico en materia orgánica. En cuanto al mantenimiento, la azalea debe recibir abundante luz solar -pero no debe ser expuesta al sol directo-, por lo cual es aconsejable tenerla siempre a la semisombra. Necesita además muchísima humedad ambiental y riegos constantes.
Uso: planta ornamental
¿A que no sabías? Las abejas producen miel de azaleas, una variedad que sólo los insectos pueden aprovechar, puesto que para nosotros es sumamente tóxica.

El cultivo de la Calisia

Las hojas pequeñas y abundantes son el mayor atractivo de esta planta, que suele cultivarse en cestos colgantes y también es una variedad muy apreciable para un terrario.
La calisia -especie proveniente de Latinoamérica- es una planta herbácea y rastrera, caracterizada por tallos tiernos que pueden llegar a medir hasta 20 centímetros y flores blancas de escasa importancia ornamental. Y es muy apreciada para la decoración de distintos estilos de jardines, principalmente los de rocalla.

Nombre científico: Callisia repens
Nombre común: calisia, callisia, zacate
Familia: Commelinaceae
Requerimientos de cultivo: al igual que las demás especies aptas para el cultivo en terrarios, la calisia necesita una buena cuota de luz solar todos los días, pero filtrada o indirecta. Y como prefiere los ambientes húmedos, es recomendable rociarla con agua frecuentemente, en especial cuando sube el termómetro. Se lleva mejor con los suelos fértiles y livianos, de buen drenaje.
Requerimientos de riego: aunque es una planta que aprecia el riego regular, necesita que el sustrato se seque antes de volver a mojarse. Tener en cuenta este dato si l cultivamos en terrario, donde el suelo a veces se presenta siempre húmedo. Si resultara necesario regar, hay que evitar mojar sus delicadas hojas.
Multiplicación: por esquejes de fragmentos de tallos
¿A que no sabías?  Según una creencia popular, la calisia atrae suerte y dinero a quienes la reciben de regalo.

Physalis Peruviana y Physalis Alquequenje

Las variedades Physalis Peruviana y Physalis Alquequenje pertenecen a la familia de las Solanáceas. En el género Physalis se incluye más de cien especies, algunas comestibles y otras de uso simplemente ornamental.
Fruto de Physalis Alquequenje
Centrados en las comestibles, una de las más populares es la Physalis Alquequenje, fruta originaria de las zonas cálidas de Sudamérica que fue introducida en Europa tras el descubrimiento de América. Actualmente es una planta cosmopolita y se cultiva sobre todo en Sudáfrica, Colombia y Perú. España también la cultiva en la provincia de Huelva (Andalucía).
El fruto del Physalis Alquequenje es una baya pequeña, globosa y lisa que contiene en su interior numerosas semillas, muy parecida al de una cereza o tomate cherry. Este fruto está rodeado de su cáliz que curiosamente adopta una forma a modo de especie de vejiga membranosa con marcadas nervaduras no comestible. Su color, según la variedad, es rojo o anaranjado en su madurez. En cuanto a su sabor es agridulce.
Normalmente lo vemos como elemento de decoración en los postres e incluso en ensaladas, pero también lo podemos encontrar en tiendas especializadas de frutas y hortalizas. En este caso se presentan en el interior de bandejas transparentes. Para su correcta elección debemos fijarnos en que la textura del fruto sea firme, uniforme y exenta de golpes o magulladuras. Una vez en casa podemos conservarlos en la nevera dentro de la zona menos fría.
Aunque la mayor parte del fruto del Physalis Alquequenje es agua, aporta una cantidad importante de hidratos de carbono, muy pocas grasas y proteínas, por lo que su valor calórico no es elevado. Es muy rico en provitamina A (la provitamina A o beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita) y en menor proporción vitamina C y las del grupo B. También contiene ácidos orgánicos (cítrico y málico), pectina (fibra soluble) y, en menor cantidad, taninos que le confieren una cierta astringencia.
El consumo óptimo del fruto del Physalis Alquequenje es en su madurez, cuando la pulpa está completamente coloreada. Solamente se come la baya y estas se pueden tomar tal cual o como ingrediente de diversas ensaladas.
Destacar que una de las principales aplicaciones de esta fruta es la elaboración de mermeladas, compotas y productos de repostería. También se la puede utilizar en la preparación de salsas, guisos, helados, tartas, confituras, zumos… y combina muy bien con chocolate y, por su original envoltorio, resulta excelente como elemento decorativo para todo tipo de platos.

Propiedades medicinales de la valeriana

Es una de las plantas medicinales más conocida y apreciada. Las propiedades sedantes y contra el nerviosismo de valeriana officinalis se conocen desde hace más de 2.000 años. Los griegos y romanos ya la utilizaban, y Galeno ya recomendaba su uso en el siglo II a.C. En EE.UU. y Europa comenzó a hacerse popular a partir de 1800. Se cree, aunque no a ciencia cierta, que su nombre proviene de la palabra latina valere, que significa saludable. También se le llama hierba bendita.

Su origen lo encontramos en Europa y Asia, en entornos de bosques húmedos y márgenes de ríos. También se cultiva profusamente en estos lugares, aunque para su uso terapéutico se prefiere recolectar ejemplares salvajes. Existen aproximadamente 200 especies de valeriana en el mundo, repartidas entre las zonas templadas, tropicales y subtropicales.

Su fisonomía

Se trata de una planta herbácea vivaz, aunque se cultiva como anual si se hace por trasplante o división, o como bianual, si es por siembra directa. En este último caso, sus pequeñas flores blancas o rosadas, no crecerán hasta el segundo año de vida, y lo harán distribuidas en inflorescencias. Llegará a medir hasta 2 m. de altura.

No se suele cultivar como planta ornamental, sino para su uso en herboristería. Su aspecto es campestre, bucólico y salvaje. El cultivo de valeriana por particulares tiene que ver con el amor y la seducción que suscitan las plantas medicinales, y ese halo místico y mitológico que las rodea.

Algunas pistas para que se encuentre a gusto

Para un correcto desarrollo de la valeriana, debemos proporcionarle un terreno con ciertas condiciones. Debe ser unsuelo humífero, es decir, rico en humus, lo que se traduce en una necesidad de nutrientes. El terreno debe mantenerse siempre fresco y húmedo. Debe tener buenas condiciones de drenaje, ya que el encharcamiento para ella es fatal. 

Esta planta no es muy exigente en cuanto a las condiciones de mantenimiento. En cuanto al riego, debemos tener en cuenta un parámetro muy importante: que el suelo ha de estar siempre ligeramente húmedo, por lo que tendrá que reducirse en épocas más frías y lo aumentaremos al subir las temperaturas. Esta especie se desarrolla sin problemas en condiciones de exposición total al sol, y también en semisombra. 

La multiplicación podemos hacerla por semillas o por división. En el primer caso, mantendremos las plántulas a cubierto, en un vivero si es posible, para proteger de las heladas, y trasplantaremos al terreno final cuando midan 10 cm, normalmente a mediados del invierno. La división la realizaremos en otoño. Florecerá entonces en primavera, como hemos dicho, después de dos años de cultivo, si lo realizamos por semillas. La recolección se realiza en otoño. Dejaremos secar las raíces, que es la parte que se utiliza para preparar infusiones.

Adiós a los nervios

Las propiedades más conocidas de la valeriana son calmantes y contra el insomnio. Para trastornos nerviosos: prepararemos una infusión con 15 gr. de raíz seca. Dejaremos reposar durante la noche. Como sedante: cogeremos raíz fresca y prepararemos con ella una infusión que tomaremos antes de acostarnos. Esta propiedad sedante ha sido corroborada en estudios clínicos. También está indicada contra el estrés, irritabilidad, trastornos emocionales y digestivos.

Es conveniente no abusar de su uso. Si sois amantes de la tradición de la fitoterapia y os gusta cultivar vuestras propias plantas medicinales, no puede faltar un ejemplar de valeriana en vuestro vergel.

Conoces el Ruscus aculeatus?

Aparentemente el Ruscus aculeatus parece una planta normal muy utilizada como verde ornamental en la confección de ramos de flores. Hasta aquí todo parece normal, hasta que cuando entramos en detalles vemos que algunas cosas no son lo que parecen y otras son simplemente curiosas.
Rama de Ruscus aculeatus

Originario de Eurasia y en Europa, el Ruscus aculeatus crece principalmente en el sur del continente. Es un arbusto perenne, siempre verde, perteneciente a la familia de las liliáceas que emite largos tallos que superan fácilmente el metro de longitud. Su nombre científico es como decimos Ruscus aculeatus, aunque también es conocido popularmente con otros muchos nombres como por ejemplo ‘Rusco’, ‘Acebillo’, ‘Brusco’, ‘Acebo menor’, ‘Arrayán salvaje’, etc.
Entrando en sus curiosidades, la primera es que mantiene plantas masculinas y femeninas por separado, aunque ambas son semejantes en su aspecto.
Otra curiosidad, quizás la que llama más la atención, son sus ramas falsas hojas. Sus verdaderas hojas son prácticamente invisibles y lo que parecen hojas son, en realidad, los filocladios, unas extensiones de los tallos en forma de hojas oval-lanceoladas acabadas en una pequeña espina.
Su floración es emitida precisamente sobre estas extensiones de los tallos. Son de color verdoso-blanquecinas y pasan casi desapercibidas, sin valor ornamental. Las flores femeninas presentan seis segmentos florales y las masculinas tres estambres soldados y como decimos, en plantas diferenciadas.
Tras su fecundación, sus frutos se transforman en bayas globosas de unos 10 milímetros de diámetro y de un color rojo brillante muy atractivo, que al estar en esta posición parece que salen directamente en mitad de las hojas (falsas hojas).
Otra de las curiosidades del Ruscus aculeatus la tenemos en el jarrón con el arreglo floral del que forma parte. Al no ser verdaderas hojas y sí una extensión del tallo, vemos como con los días el resto del ramo se va marchitando mientras que el Ruscus aculeatus continúa siempre verde y durante varios meses. El tiempo parece no pasar para él y lo hace aparentar una planta inmortal.

Conoce el árbol del amor

Denominado científicamente cercis siliquastrum, esta especie ornamental es oriunda de la región mediterránea oriental, Asia y zonas del Sur de Europa, y se suele localizar en las orillas de los ríos formando grupos. Su llegada a Europa tuvo lugar en la época de las cruzadas -año 1200- y su primer destino fue Francia. Desde ese momento su extensión por el continente fue muy rápida. Recibe el nombre de árbol del amor por la forma de corazón que muestran sus hojas y el color rosáceo de las flores.



También se conoce históricamente como árbol de Judas, ya que existe la creencia de que Judas Iscariote se sirvió de uno de ellos para ahorcarse. Desde tiempos remotos se ha empleado para la jardinería, recomendado para paisajistas y es que, además de la belleza de sus atractivas flores y hojas, los frutos resisten todo el invierno en el árbol, realizando una sugerente función decorativa.

Conócelo a fondo

Se trata de una especie de escasa altura; oscila entre los seis y los ocho metros, el tronco presenta la corteza lisa, en tonos rojizos, y la copa es abierta e irregular.

Perteneciente a la familia de de las leguminosas (fabaceae), destaca por el encanto de sus hojas caducas. Las flores, de color rosa con matices violetas, hacen su aparición en la primavera, precediendo a los frutos. El árbol se cubre enteramente de ellas, que crecen directamente sobre el tronco y las ramas en grupos hasta de seis.

Los frutos son legumbres que miden de 6 a 10 cm, conteniendo numerosas semillas. El color es variable; según el grado del proceso de maduración en que se encuentren oscila entre gamas rosas, rojas y marrones.

Aprende a cultivarlas

Su multiplicación se lleva a cabo por semillas. El árbol suele florecer pasado el tercer año en los meses de abril y mayo. Estas semillas se alimentan de forma interna, por ello en determinados momentos requieren la ayuda de agua caliente o de ácido sulfúrico.

Respecto al clima, el árbol se decanta por lugares cálidos; los largos y calurosos veranos le benefician, aunque es un ejemplar resistente de igual manera al frío y las épocas de sequía. Necesita que los suelos estén bien drenados y contengan cal, así como que cuenten con cierta profundidad.

Para que nuestro cultivo alcance un óptimo desarrollo habremos de exponerlas a la luz de forma continua y regarlas regularmente, con precaución para que no se encharque. Alcanza su crecimiento pleno aproximadamente a los 20 años.

La importancia de la poda El proceso adquiere, en el caso del árbol del amor, una importancia decisiva a la hora de obtener unos resultados satisfactorios. Tiene que realizarse desde la formación con el objetivo de obtener un tronco erguido ya que la tendencia que desarrollan es la de ramificar en forma de zig zag.

¿Para qué podemos emplearlo?

Su principal aplicación es la ornamental, muy valorada gracias a la colorida floración que comportan y al atractivo de sus hojas. Lo podemos encontrar de forma frecuente adornando plazas pequeñas o alineando estrechas calles.

Como presentan una escasa altura, se demandan a la hora de engalanar jardines de reducidas dimensiones, especialmente en la zona mediterránea. Además, su mantenimiento es muy sencillo. En forma de arbusto también cumple una excelente función artística.

Otras aplicaciones secundarias que ofrece son, por ejemplo, los frutos, que cuentan con propiedades astringentes y las flores, que se degustan en algunas zonas. La madera no alcanza una buena calidad, se corrompe prematuramente.

La catalpa, un árbol de hojas grandes

El diseño de jardines concede un lugar de importancia a los árboles ornamentales. Uno de ellos es la catalpa, que debe su nombre a la antigua denominación otorgada por los indios americanos. La catalpa bignonioides es la variedad más extendida en el continente europeo, aunque existen numerosas especies dentro del género. Ésta procede del sur de Estados Unidos. Aunque puede medir hasta unos ocho metros, lo habitual es que tenga un tamaño menor.


De especie caducifolia, su copa ancha está formada por ramas pobladas de hojas de gran tamaño, con forma de corazón, aunque otras variedades presentan formas diferentes. Se caracterizan por un color verde brillante, que se convierte en amarillo a comienzos del otoño.

Aunque se extiende de forma espontánea en las zonas cálidas del continente americano, es utilizada de forma habitual en parques y jardines de todo el mundo, ya que aguanta bien los climas fríos (no los extremos). Los vientos fuertes pueden quebrar sus ramas, por lo que ha de estar protegida de ellos. Es apropiada para el cultivo en las ciudades, ya que no se ve muy afectada por la contaminación.

Fácil cultivo y floración

La reproducción de este árbol se realiza mediante semillas. Éstas las obtendremos, a finales del verano o en otoño, del fruto, alargado y de color marrón, y podremos almacenarlas en buenas condiciones hasta dos años. La germinación de la catalpa está prácticamente asegurada, pero se necesitan suelos fértiles y bien drenados. Asimismo, es conveniente evitar los terrenos demasiado secos. Una vez que la simiente ha arraigado, el crecimiento es rápido.

catalpa
Algunas variantes pueden propagarse, gracias a la reproducción vegetativa, a través de esquejes, trozos de rama que darán lugar a un nuevo ejemplar una vez que han echado raíces, o mediante injertos de púa, que se realizan cortando la parte sembrada de modo que en el tronco quede una superficie plana, en la que, en un pequeño orificio, se introducirá una rama de otra planta.

Las flores surgen a finales de la primavera o principios del verano; con forma de campana presentan sus extremos parcialmente rizados. Son de color blanco y en ocasiones poseen manchas púrpuras, amarillas o anaranjadas.

Mantener los cuidados adecuados

Para un crecimiento óptimo y una floración abundante, la catalpa debe estar situada en lugares soleados o con sombra parcial. La poda es necesaria para dar al árbol la forma deseada, pero ésta no ha de realizarse de forma intensa, ya que las ramas crecerán demasiado a lo largo, las hojas serán de un tamaño mayor al habitual y se impedirá la vistosa floración.

También es conveniente prestar atención a las plagas. Le afectan las cochinillas, que deben eliminarse con insecticidas y los hongos, que aparecen a menudo debido a un exceso de riego -producirán manchas en las hojas-; el procedimiento más indicado es eliminar las que se hayan dañado e iniciar un tratamiento con sulfato de cobre, durante la época de frío.
Mediante una poda adecuada, y gracias a sus grandes hojas, es posible crear perfectas formas esféricas. La catalpa, bien cortada, será un árbol ornamental muy adecuado para jardines pequeños, dado que su tamaño no es muy grande y proporciona una excelente sombra natural que agradeceremos en los meses de calor.

Conoce el árbol de Jupiter

 
De origen asiático, pero perfectamente adaptada a los climas templados, podemos encontrar esta planta (Lageostremia indica) en los centros de jardinería como arbusto, de hasta 3-4 metros, cuando es adulto, o como pequeño arbolito. Perteneciente a la familia de las Lythraceae, son apreciados especialmente los ejemplares de tronco completamente recto y con follaje compacto y denso, signo inequívoco de que han sido cultivados por un productor de calidad.
Se trata de una especie de follaje caduco (tira la hoja en invierno). Su corteza es grisácea, con una capa que se va soltando y deja una madera lisa muy particular a la vista y agradable al tacto, lo que le da gran belleza en invierno, cuando está desprovisto de hojas. Las ramas nuevas son cuadrangulares; sus hojas se presentan simples, cortamente pecioladas, alternas, opuestas o incluso en verticilos en número de tres, de 2-5 cm. de longitud. El ápice es agudo y la lámina es de color verde oscuro, pubescente en los nervios del envés.

Las flores destacan por su color rosa, blanco o púrpura, dispuestas en inflorescencias terminales o axilares de 6-20 cm. de longitud. Tienen seis pétalos rizados y florecen de julio a septiembre. Su fruto, que muchas veces queda sujeto en las ramas finales de la floración pasada, es una cápsula dehiscente globosa de 5-8 mm. de diámetro con numerosas semillas aladas.

Inconvenientes y soluciones

Hablamos de una planta que brota muy tarde. Muchas veces llegan consultas a Arte y Paisajes Urbanos S.L. de clientes que temen por su lageostremia, al ver que el resto del jardín ha comenzado la brotación y ella no. No hay que preocuparse, poco a poco sus pequeños brotes se empezarán a hinchar para surgir definitivamente ya pasado el mes de abril.


Respecto a sus exigencias de desarrollo, es bastante rústica, gusta del sol y cierta humedad en el suelo. Posee un crecimiento medio y es de las pocas especies que está en flor en pleno verano. Esta característica, junto con su corteza tan original y desarrollo compacto, hacen de este árbol un ejemplar muy apropiado para jardines pequeños, alineaciones de calles o pequeños árboles de ornamento.

Para el aficionado, hemos de mencionar que se multiplica por semillas y por esquejes, aplicando hormonas de enraizamiento. No necesita poda; si acaso, una vez pasada la floración, hemos de cortar los restos de las inflorescencias que se han quedado en las ramas, o bien eliminar aquellas que, por su crecimiento, estorben.

El Rosmarinus officinalis de monte

El Rosmarinus officinalis de monte es muy similar al Rosmarinus officinalis ornamental tradicional, sin embargo hay diferencias notables desde el punto de vista de su estética. El de monte es más desgarbado y ’salvaje’ mientras que el ornamental es fruto de selecciones genéticas hasta llegar a ser de porte más compacto tanto en ramas como en número de hojas. A partir de aquí, hay dos tipos de romeros ornamentales: el de porte erecto y el denominado rastrero. Todos ellos pertenecientes a la familia de las Labiadas.
Plántula de Rosmarinus officinalis de monte

El Rosmarinus officinalis de monte, como su nombre indica es el que se puede encontrar en  pleno bosque y se comporta como un arbusto de hasta 2 metros de altura, de forma erecto e incluso ascendente, abundantemente ramificados y pubescentes al menos en las partes más jóvenes.
Sus hojas son de dimensiones de 10 a 36 por 1 a 4,3 milímetros, lineares o linear-lanceoladas, con el haz verde, glabro o pubérulo, mas o menos rugoso y envés densamente tomentoso.
Los pedicelos florales de este popular romero son puberulentos y sus flores son de color azul-claro, rosa o blanquecinas dependiendo de la variedad.
El Rosmarinus officinalis de monte habita en todo tipo de suelos, aunque prefiere los calcáreos. De hecho forma parte de los matorrales que se desarrollan en sitios secos y soleados, principalmente en ambiente de encinar.
Resiste perfectamente etapas degradadas por la tala o quema o laderas pedregosas o erosionadas. Y vegeta en altitudes variables que oscilan entre los 0 y 1.500 metros. Lo podemos encontrar fácilmente en la Región Mediterránea, extendiéndose hasta Portugal y el Noroeste de España.
El Rosmarinus officinalis de monte florece en dos períodos del año. Uno de marzo a mayo y otro de septiembre a octubre. Su semilla madura en su floración primaveral de mayo a junio, momento ideal para la recogida de los frutos mediante el sistema de ‘ordeño’.
Su fruto tiene forma de cáliz (núcula) con un tamaño de 2 a 2,8 milímetros, glabras, formado por cuatro pequeñas nuececillas transovados y de color parduzco.
En cuanto a sus semillas son de 2 a 2,8 milímetros de aspecto globosas, con cubierta seminal lisa de color marrón oscuro.

La Thuja, una conífera ornamental

En el sector ornamental, el mercado de la flor cortada amplía constantemente su gama de flores… y también la de verdes ornamentales. Este subsector incluye un amplio grupo de especies y variedades que vienen a complementar los arreglos florares desde diferentes aspectos: ayudan a crear volúmenes, resaltar la belleza o particularidad de las flores protagonistas… en definitiva son un complemento con gran protagonismo.
La Thuja, una conífera como verde ornamental
Dentro de este grupo denominado ‘verdes de corte’ o ‘verdes ornamentales’, se encuentra la Thuja, una planta que aporta intensidad de color, volumen y participa activamente en la estructura del ramo.
La Thuja, cuyo nombre común es la ‘Tuya occidental’, ‘Árbol de la vida’… y de nombre científico Thuja occidentalis (el término ‘Thyou’ significa ‘árbol que produce resina’), es una conífera que pertenece a la familia de las Cupresáceas. Es originaria del nordeste de las montañas rocosas de Estados Unidos y sudeste de Canadá.
Como árbol, crece muy bien en bosques húmedos, siendo particularmente abundante en pantanos donde otras especies grandes y de rápido crecimiento no compiten exitosamente. Actualmente y como consecuencia de la globalización, la Thuja crece en cualquier parte del mundo con las temperaturas y suelos adecuados, cultivándose como árbol ornamental en muchos parques y jardines tanto privados como públicos.
Para verde de corte, se plantan en campos de cultivo donde son podados constantemente como consecuencia de la recolección de sus ramas. Estas ramas crecen de forma ascendentes y horizontales y ramilladas dispuestas en planos. A sus hojas se le denominan técnicamente escamiformes e imbricadas.
Las ramas de las Thujas recién recolectadas, son introducidas inmediatamente en las cámaras frigoríficas del vivero con agua en su base. Por lo general son enviadas en cajas de cartón a las floristerías mediante camiones frigoríficos y una vez allí, son desembaladas y conservadas de igual forma, en cámaras, esperando ser cogidas en función se necesiten para la confección del arreglo floral.
La Thuja como conífera de verde ornamental suele utilizarse en arreglos florales potentes dada su rusticidad. Normalmente, su longevidad en el jarrón es muy superior a las flores a las que acompaña y por ello, hay quien las utiliza en posteriores composiciones florales cuando se componen en el mismo hogar.