Category Archives: Podar

462

La floración y cuando podar los árboles y arbustos

Anuncios Patrocinados
Cuando usted no puede esperar para empezar en el jardín de primavera, una buena tarea a emprender es la poda. La mayoría de los árboles y arbustos se benefician de la poda anual. Se les mantiene en forma, se deshace de la madera muerta y enferma y fomenta un nuevo crecimiento. Pero no todos los árboles y arbustos deben podarse temprano, especialmente algunos de los más florecientes.



La poda de los principios de la primavera significaría perder algunas flores y es una de las respuestas más comunes a ” ¿Por qué mis plantas no florecen ? . La mayoría de las veces esto no es lo que quieres. Sin embargo , hay excepciones. A menudo es más fácil podar cuando se puede ver la forma de la planta , antes de que las ramas están enmascaradas por las hojas. los árboles y arbustos que están en necesidad de una buena formación podían sacrificar unas cuantas flores para ser vigorizados por una poda primavera.

No hay reglas duras y rápidas , pero aquí es una de las lista de comúnmente crecidos árboles florecen en primavera y arbustos y la mejor época para podar ellos.

Árboles y Arbustos de podar a finales de primavera / verano, después de la floración

  • Azalea ( Rhododendron especies )
  • Beautybush ( Kolkwitzia amabilis )
  • Guirnalda nupcial Spirea ( Spirea x vanhouttei )
  • Floración Crabapple ( especies y variedades de Malus )
  • Forsythia ( forsythia x intermedia )
  • Hawthorn ( especies y cultivares de Crataegus )
  • Hortensia, de hoja ancha (Hydrangea macrophylla )
  • Lila ( Syringa vulgaris)
  • Magnolia ( especies y cultivares de Magnolia )
  • Mockorange ( Filadelfo coronario )
  • Laurel de montaña ( Kalmia latifolia)
  • Rododendro ( Rhododendron especies )
  • Serviceberry ( Amelanchier x grandiflora )
  • Slender Deutzia ( gracilis deutzia )
  • Weigela ( Weigela florida )


Árboles y Arbustos de podar en primavera, mientras Durmiente

Usted todavía puede obtener su podadora a cabo esta primavera para dar forma a la siguiente lista de árboles y arbustos , mientras que todavía están latentes.

  • Bradford Pear ( Pyrus calleryana )
  • Mariposa Bush ( Buddleia Davidii )
  • Crape Myrtle ( Lagerstroemia indica)
  • Floración Dogwood (Cornus florida )
  • Árbol de ciruelo ( Prunus blireana )
  • Brillante Abelia ( Abelia x grandiflora )
  • Oro Rain Tree ( Koelreuteria paniculata )
  • Madreselva ( Lonicera fragrantissiam )
  • Hortensia, Peegee (Hydrangea paniculata ‘ grandiflora ‘ )
  • Potentilla ( Potentilla fruticosa )
  • Redbud ( Cercis canadensis )
  • Spirea (excepto guirnalda nupcial ) ( japonica Spirea ) )
  • Wisteria (especie Wistera )
1

Algunos consejos para la poda en verano

Imprescindible si quieres que tus plantas sigan con el brío y la soltura que las caracteriza, la poda de verano es muy beneficiosa y muy aconsejable. En muchas ocasiones nos cuesta saber qué plantas lo necesitan, cómo se debe proceder con cada una de ellas. En portaldeljardin te facilitamos la tarea de podar las plantas en verano con cuatro ideas básicas.
Si lo que más te preocupa es saber cuando debes hacer la poda, tienes justamente sesenta días a partir de ahora para hacerlo. En general se debe hacer la poda de verano en el período que va de mediados de julio a mediados de septiembre. El objetivo es fortalecer las plantas y eliminar aquellos tallos que le están robando vigorosidad a la planta y que durante la época de verano.

Si por el contrario, lo que más miedo te da es qué partes debes cortar para no debilitar o estropear la planta, la indicación es que deberás eliminar aproximadamente dos terceras partes de la vegetación total de la planta, dejando esa última cuarta parte intacta.



Las ramas deberán quedarte siempre entre ellas a la misma altura, aunque tampoco está de más vaciar la planta por dentro eliminando todas aquellas ramas que toquen entre ellas y por decirlo de algún modo, se molesten entre ellas para crecer y desarrollarse.

Hay algunas plantas, como por ejemplo las hortensias, que requieren una buena poda en esta época, después de la explosión de flores que nos acaba de regalar, si nuestro objetivo es que durante la siguiente primavera nos vuelva a sorprender con un nuevo estallido de colores y flor. También debes proceder a podar los rosales, que después de la larga floración estarán bastante débiles. En el caso de las rosas, para eliminar el ramaje estropeado, deberás acortar los laterales entre un tercio y la mitad su la longitud. Asegúrate de hacer el corte a unos 7 centímetros de una yema.

Recuerda que cuando procedes a podar, las tijeras deberán estar muy limpias, puesto que corres el riesgo de contagiar enfermedades entre plantas. En el caso de los árboles, es muy importante evitar agujeros o tijeradas mal dadas, puesto que pueden dejar espacios en el árbol dónde aniden las plagas.
Si tienes algún incidente o si quieres proteger las heridas, puedes poner un poco de pasta cicatrizante para sellar los cortes de las ramas. La encontrarás en tu garden de confianza.
Otra norma a seguir en el caso de poda de verano, es aguardar a que termine por completo la floración de la planta. En ese momento será también muy indicado podar ligeramente los arbustos primaverales, retirar las flores pasadas de los macizos, de herbáceas o de jardineras.

No olvides que la poda es otro aliado que tienes si tu planta favorita ha sufrido un duro golpe de calor durante estos días de altas temperaturas. En muchas ocasiones, la poda será la única manera de salvarla, o sea que, toma nota.
Jazmin-seco

Pasos para cortar las hojas secas

Cuando las hojas de nuestras plantas empiezan a perder color y se vuelven de un tono marrón es porque se están secando. ¿Qué hacer con las hojas secas? ¿Es mejor dejar que se sequen y caigan por sí solas, o por el contrario las quitamos?



En general es mejor no quitarlas porque se suelen caer sin ayuda. La misma planta las eliminará para dejar paso a que crezcan otras nuevas. Ocasionalmente, si vemos que hay muchas hojas amarilleadas y tirando a marrón que están tapando luz para nuevos brotes, sí que podemos retirarlas. Pero sólo debemos hacerlo si no hay que hacer esfuerzo, así no dañaremos a la planta ni la dejaremos casi desierta.

Cuando tengamos que intervenir para quitar esas hojas ya mustias, debemos hacerlo con un corte en la parte más próxima a la inserción de la rama al tallo. En caso de que sólo una parte de la hoja esté afectada, debemos tener en cuenta que la parte todavía sana sigue haciendo su función, así que lo mejor es quitar nada más que la parte seca.

Sólo si la decoloración fuera consecuencia de alguna afección fúngica, habría que cortar la hoja, porque de lo contrario podría traspasarse a otras partes de la planta.
poda

El momento ideal para podar las plantas

Si quieres tener plantas másfloridas y vigorosas es imprescindible podarlas de forma correcta. Pero no todas las plantas son iguales, saber cuándo y cómo podar las plantas es fundamental para lograr su mejor desarrollo y que puedas presumir de las plantas más bonitastodoel año.



La poda de plantas te permite tener controlado su crecimiento y, en consecuencia, su floración, además de que les lleguemasluz y aire. Por ejemplo, es imprescindible podar frutales, de lo contrario crecerá en altura pero producirá menos frutos. Por eso te damos los mejores consejos para que sepas precisamente cuándo podar las plantas.  

Para podar plantas debes tener en cuenta varios consejos imprescindibles, ya que si las podas incorrectamente puedes causar la muerte de la planta. En primer lugar debes eliminar las partes dañadas o enfermas, las ramas secas y las que producen un crecimiento desordenado, pero evitando hacer unapodadrástica. La rama debes cortarla entera, sin desgarrarla, de lo contrario podrías producirle enfermedades a la planta.

Debes tener especial cuidado con la poda de rosales, de lo contrario podrías causar su muerte, y quitar inmediatamente las flores que se marchitan, esto debes aplicarlo a todas lasplantascon flores. La mejor época de poda es la de receso vegetativo de la planta, que generalmente suele ser en invierno, aunque dependerá del tipo de planta. Así que ya sabes, ésta es la mejor época para podar lasplantasde tuhogar¿ya lo has hecho?
poda_ficus

Consejos para podar el ficus benjamina

Cuando compramos un Ficus benjamina, lo hacemos con un aspecto de planta determinado para disfrutarlo ornamentalmente en el tiempo. Este puede ser de porte arbustivo, piramidal, arbolito, etc. y en diferentes tamaños.

Según su estructura de formación, debemos trabajarlo de tiempo en tiempo mediante la técnica de la poda, para conseguir que su aspecto original perdure el mayor tiempo posible.



Debemos de saber que hay tres tipos de podas:
Podas de mantenimiento
Podas de formación
Podas de rejuvenecimiento
Durante los primeros años de nuestro Ficus benjamina como planta de interior, lo normal es que realicemos simplemente podas de mantenimiento. Estas consisten en recortar aquellas ramas que sobresalgan más de lo razonable de la forma estructural inicial de la planta.

Estas podas, lo normal es realizarlas durante la primavera y verano ya que es durante este período, cuando el Ficus benjamina mantiene su máximo desarrollo. En otoño no es recomendable ya que la planta crea reservas sobre sus propias ramas y hojas para pasar el invierno y con la poda le estaríamos mermando de ellas. Y en invierno, el crecimiento es prácticamente nulo.

El corte de las ramitas, debe de realizarse con unas tijeras de podar bien afinadas para que los cortes sean limpios, sin llegar al no deseado “mascado” en el corte. Y en cuanto a la zona del corte, es sobre un centímetro por encima de una de las hojas elegidas. Si se deja más tallo se afea la estética de la planta… y si se arrima demasiado el corte a la hoja, podemos dañar la yema de brotación.



La savia que desprende el Ficus benjamina tras el corte es de aspecto lechosa y se llama látex. Esta se solidifica rápidamente cicatrizando el corte.

Recordemos que es preferible el realizar podas periódicas de mantenimiento que descuidar el aspecto de la planta durante muchos meses, para seguidamente someter al Ficus benjamina a podas más severas. Con ello, nuestro Ficus benjamina, además de no sufrir un severo strés, conseguiremos conservar mejor en el tiempo su atractiva estética.

cesped-25281-2529

Cada que tiempo se debe podar el cesped

El cesped es un ser vivo y como tal su alimentacion depende de el ambiente y en base al mismo ambiente tambien se da su crecimento.



Si esta en un lugar en el cual le da el sol todo el dia pues ente cada 2 ó 3 dias durante la tarde, noche. Por que por la tarde-noche por que tienen toda la noche para hidratarse y el sol no estara alli para evaporar el agua y asi la aprobecharan mejor ademas esta evaporacion no abrazara al cesped.

De su hidratacion depende su crecimiento ten esto en cuenta, si esta muy maltratado riega 2 a 3 horas y todas las noches y se recuperara pronto, si esta en buen estado de 1 a 2 horas con aspersor es suficiente.

Podalo cada 2 semanas corto en invierno para que se ventile y no le caigan plagas y un poco mas largo en verano para que sus hojas guarden la humedad pero la continuidad es la misma.

Si el lugar unicamente le da un pequeño lapso de sol en el dia pues su crecimiento es mas lento ocupa la mitad de agua crece mas lento por lo que se corta cada 3 semanas y el tipo de crte tambien depende de la epoca del año.

Por otra parte si vives en lugares donde se dan lluvias torrenciales en cierta epoca del año pues cortalo corto aunque sea verano para que se ventile y el sol evapore el agua y asi no le caigan plagas.

Fertilizalo con fertilizante triple 17 en otoño y primavera por lo general en la bolsa dice la cantidad por metro cuadrado.

La verdad un cesped bonito es un orgullo pero como ves es un arte ademas es el cuadro donde pintas tu jardin.
am_11141_3436132_427408

Consejos para podar la Orquídea


Corta las puntas negras que aparecen cuando la planta envejece.

Retira las hojas y flores marchitas.

Al finalizar la época de floración, corta por la base las varas de las flores. Si no la cortas, se fuerza la planta a que produzca otra de nuevo, lo que se traducirá en unas flores más pequeñas y el agotamiento de la planta.

Con el fin de evitar propagar enfermedades (hongos, bacterias y virus) es imprescindible que las herramientas de corte estén perfectamente desinfectadas. Para limpiarlas puedes hacerlo con agua y jabón. Para desinfectarlas lo más corriente es la lejía diluida en agua (1 parte de lejía por 9 de agua). Las herramientas se sumergen en esta solución 1 ó 2 minutos. Como la lejía oxida el metal, lava después con agua y jabón y seca.
neagari

Como podar las raíces del bonsai

Cuando hemos cultivado un pre bonsai desde la semilla, la primera poda de raíces se lleva a cabo, tal como lo hicimos con la parte aérea, en la época de reposo.



Tengamos la precaución de tener a mano el recipiente en el que vamos a colocar la unidad podada, las herramientas necesarias, la tierra húmeda a utilizar y agua suficiente para el trabajo.
En primer lugar debemos extraer el árbol del recipiente donde se encuentra y desprenderle todo el sustrato que se encuentra adherido a las raíces.

Es fácil hacerlo sumergiendo toda la zona radicular en un recipiente con agua limpia teniendo cuidado de que siempre las raíces permanezcan húmedas cuando trabajamos con ellas.
Las partes de tierras que se resisten a desprenderse con el agua debemos removerlas con un palito chino o brochet o pincel. Lo importante es no usar elementos punzantes para no lastimar las pequeñas raíces que han crecido y que, por lógica, son muy frágiles.

Cuando hemos desprendido todo el pan de tierra y las raíces se nos presentan limpias, vamos a cortar la raíz principal a la mitad de su longitud. El resto que se nos presenta es una cantidad de ramificaciones radiculares de distintos grosores y largos. Como norma general vamos efectuar la poda de todo lo que exceda los 5 cm. contando desde la unión del tronco y la raíz. Esto depende de las características del arbolito que tenemos.

Luego de efectuada la poda de raíces, llenamos con tierra hasta la mitad la maceta donde vamos a colocar el pre bonsai. Ubicamos el arbolito en ella y le agregamos sustrato hasta cubrir la totalidad de las raíces.
Para permitir que la tierra se introduzca por todas las partes y que la raíz quede bien adherida al pan de tierra utilicemos los palitos para remover y demos suaves golpes a la maceta.

Terminado este proceso, vamos a situar al pre bonsai en un lugar sombreado y protegido del viento y la lluvia. Lo regamos lo suficiente para que las raíces permanezcan húmedas.

No volveremos a regarlo hasta ver que no hay humedad en la parte superior del sustrato. Tener en cuenta que la planta esta en reposo y que sus necesidades y requerimientos de humedad se han reducido considerablemente.

Si deseas conocer mas del bonsai te recomendamos el siguiente tutorial que te incluye fabulosos trucos sobre como mantenerlo siempre saludable (Acceder).

Trucos para cuidar tu bonsai
Home-plan-ideas-aprende-a-podar-tus-plantas

La Jardineria: Paso 5 – Podar las plantas

• Los árboles, arbustos, trepadoras y rosales se podan en invierno, pero a lo largo del año también se pueden, y se deben, hacer intervenciones ligeras para eliminar elementos indeseables tales como:
– Ramas secas, rotas, enfermas.
– Ramas que estorben el paso de personas.
– Ramas que hayan crecido mucho (chupones).
– Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz.
– Flores y frutos pasados.
– Ramas que hayan salido totalmente verdes en las plantas variegadas. Si no lo haces, irá perdiendo el variegado amarillo o blanco de las hojas.

• Los setos formales precisan al menos 2 recortes al año, pero en climas más suaves, de tipo Mediterráneo, serán necesarios entre 3 y 5 para mantenerlos perfectamente perfilados.

• Las Plantas Vivaces y de Temporada si están larguiruchas y poco densas se deben recortar ligeramente las puntas de los brotes para provocar que se desarrollen tallos laterales y hacer una mata más compacta y ramificada. Así darán más cantidad de flores.

• Orégano, Menta, Melisa, Lavanda, Tomillo, Salvia, Santolina… recórtalas tras la floración para provocar un nuevo desarrollo sano; si no, se harán leñosas.
topiaria

Consejos para podar los Setos

Las plantas tienen que ser podadas desde sus primeros años : es indispensable para que la parte baja del seto esté bien guarnecida. El objetivo de la poda es simple: las plantas se ramificarán entonces al máximo, inclusive a ras de suelo, formando un seto bien espeso.



Los setos “adultos” también se tienen que podar regularmente. Una plantación espaciada tendrá suficiente con una sesión al año, pero una formación compacta se tendrá que mantener muy cuidadosamente, a razón de dos veces al año. Podas múltiples espesarán el seto.

Los setos tupidos forman verdaderos muros que impiden las miradas. Se tendrían que componer idealmente de arbustos cónicos : una cabeza afilada dejará pasar suficiente sol para las hojas de abajo, que podrán desarrollarse igual de bien que las de arriba. Los arbustos de crecimiento rápido como la haya, el carpe, la alheña y el lauroceraso se pueden podar a voluntad, porque crecen a lo largo de todo el año. Poden los coníferos preferentemente en el mes de junio. Su crecimiento primaveral acabado, cicatrizarán más rápido.

Los setos de plantación espaciada (rosales) tienen un objetivo más de decoración que de protección. Su poda se efectúa individualmente, según el método que conviene a cada una de las plantas. Existen numerosas especies que pueden componer tales setos, así que les daremos algunas reglas generales. Las especies que florecen sobre madera vieja (al menos de un año), se tienen que podar después de la floración (forsythia, jeringuilla). Aquellas cuyos jóvenes brotes llevan las flores (rosales) se podan mejor en invierno. Si sus arbustos llevan frutos decorativos, esperen a que éstos se hayan estropeado.

Si tu seto coge demasiado volumen, febrero y marzo serán los meses de poda ideales. Corten primero las ramas gordas con las tijeras de podar, y corten después el cuerpo del seto con cizallas. Para obtener una línea bien horizontal, sírvanse de una cuerda tendida a la altura deseada.
poda_viveros_alegre

La poda de Plantas y Arbustos

La operación de poda más sencilla consiste en cortar (pellizcar) entre dos dedos el brote terminal de la planta, para favorecer el crecimiento y la florescencia de los otros tallos. Nuevas ramitas y capullos se forman entonces, aprovechando las sustancias nutritivas que por este procedimiento quedan ahora disponibles.



Corten las flores marchitas de sus plantas vivaces, para evitar que se agoten y favorecer el desarrollo de nuevas flores, ofreciéndoles una agradable florescencia de final de temporada. Utilicen unas tijeras de podar, o para trabajar más rápidamente una cizalla.

A la mayoría de las especies se les pueden limpiar sus ramas muertas durante todo el año: corten la rama muerta o enferma justo encima de un nudo o de una yema, en la parte sana de la rama. Acorten a la mitad los tallos largos. Tengan en cuenta la época de floración.

Los arbustos que florecen en invierno o en primavera forman, durante el verano, las ramas que llevaran las flores al año siguiente. Si se podan antes de la floración, se corre el riesgo de suprimir algunos brotes. Procedan justo después de la floración, a finales de la primavera o a principio del verano.

Cuando la floración tiene lugar en verano o en otoño, las flores se marchitan al final de la época de vegetación. Hay que efectuar pues la poda durante el invierno, en febrero – marzo. El largo de las ramas a podar varía según las especies de arbustos.

Tendrán que cortar justo por encima de un nudo o de una yema, los tallos próximos al tronco o a las ramas principales (con las tijeras de podar o la cizalla). La cicatriz tiene que quedar limpia (afinen con la podadera), y se debe untar de alquitrán o de un producto cicatrizante.
arboles-poda

Coo podar y limpiar los Arboles Frutales

En el vergel, la poda tiene como objetivo conducir el árbol lo más rápidamente posible a su edad adulta, y a su vez retrasar su envejecimiento. Cuiden de que sus frutales tengan suficiente aire y luz para desarrollarse armoniosamente.



A parte del equilibrio de su “armazón”, la poda de los frutales sirve igualmente para mejorar su fertilidad. Pero es importante saber qué se hace de forma diferente si el árbol lleva frutas con huesos o con pepitas.

Los árboles que dan esta clase de frutas, como los melocotoneros, se tienen que podar cuando sus ramitas tienen más de 5 hojas. Corten la extremidad de los brotes cercanos a las frutas, para que estos últimos aprovechen toda la savia. La vegetación se renueva rápidamente: poden durante varias semanas.

Los árboles con huesos fructifican sobre madera formada el año anterior; los árboles con pepitas sobre madera de 2 años y más. Conserven 3 yemas (ó 2 yemas y un pistilo) por rama, así tendrán más savia. Durante el verano pellizquen las ramitas que producirán en cuanto tengan 5 hojas.

Para incrementar todavía más la fructificación de los árboles jóvenes, se pueden rodrigar sus ramas (atando una cuerda para obtener una posición horizontal): las flores crecerán mejor bajo las hojas y en la base de las ramas. Para frutales más viejos hay que rodrigar sobre todo las ramas de arriba.

Cuando el follaje presenta “vacíos”, por ejemplo después de una tormenta, se pueden colmar fijando hacia arriba ramas laterales que podrán así desarrollarse bien. Una vez la brecha invisible, rodriguen de nuevo estas ramas para mejorar su fructificación.

Algunos consejos para podar tu jardín adecuadamente

Si pensaste que para tener un hermoso jardín se trataba solo de plantar y dejarlo crecer a su libre albedrío te equivocaste de ‘hobby’. La poda es la misma esencia de la jardinería. Con unas ténicas adecuadas podréis obtener lo mejor de los árboles y arbustos que hayáis plantado en vuestro vergel. 

Existen diversas razones por las que podamos: para estimular la floración y el fruto, para aumentar el crecimientodel follaje, potenciar el color del tallo…etc. En este reportaje podrás ver las distintas técnicas de mantenimiento de tu jardín adaptadas a tus necesidades.

La poda del vigor

¿Quieres mantener la producción de nuevos brotes de tu árbol o arbusto como en sus mejores tiempos? Entonces, al comienzo del otoño, tendrás que deshacerte de la madera vieja que lastra su crecimiento podándola 
sin miedo dejando tan solo un tercio de las ramas más antiguas alrededor de la base.
poda   poda
 Estas ramas pueden ser una vía de entrada de enfermedades indeseables por lo que conviene eliminarlas. Verás en la primavera su potente crecimiento y las alegrías que te darán sus frutos y brotes. 
La poda de copa se realizará en el primer año. Se debe podar la rama principal de la copa para favorecer la ramificación.

    

La poda de la flor y la fruta

 Si quieres que tu jardín esté inundado de flores y rebose fruta de las ramas de tus arboles sigue este sencillo pero eficaz consejo. Multiplicarás por dos la cantidad de capullos de flor y fruta si podas los arbustos de floración temprana cuando han terminado de florecer, esto es al final de la estación, y los de floración tardía tendrás que podarlos alprincipio. Notarás un aumento de color notable en tu jardín.
poda   poda
Si quieres estimular el follaje poda severamente la planta: todas las ramas secundarias, ramitas y ramas muertas dejando solo las ramas principales. A partir de ahí crecerá la planta con vigor renovado. También puedes cortarla desde la base.
    

La Poda de la Renovación

 Cuando un arbusto va haciéndose viejo tiende a hacerse leñoso lo que a veces lleva al jardinero a cortarlos, por desconocimiento. Existe otra alternativa que es podar el arbusto a conciencia, dejando una mínima estructura, manteniendo en su parte baja algo de follaje. Por último añadir abono y acolchar el suelo para facilitar el rebrote.

Consejo para cortar una rama: Deja al menos 30 cms de rama al cortar para que el peso de la rama no destruya la planta. Una vez recortada poda desde el nacimiento sin llegar al ras. No uses ningún componente para que el corte cicatrice, se ha demostrado que perjudican a la planta y la expone a enfermedades.



Poda de rosales

Hay una sensación extendida entre los amantes de la jardinería de que es difícil no fastidiar un rosal al podarlo, pero eso no tiene porque ser así. Son mucho más resistentes de lo que alguna gente cree.

poda

Siguiendo las siguientes pautas conseguiremos el rosal mas envidiado: hay que procurar podar durante el invierno o al comienzo de la primavera, que es cuando los rosales se mantienen inactivos en su floración y crecimiento.
Deben cortarse por una yema orientada hacia afuera. La yema es una pequeña hinchazón en el tallo. La razón es para crear una planta con forma de copa, evitando una aglomeración arbustiva con pocas corrientes de aire que favorezca la aparición de enfermedades. 
Además así facilitaremos un crecimiento más horizontal y menos descontrolado de los rosales trepadores y de enredadera.

Las herramientas filosas para el jardin

Todas las herramientas con las que cuidas tu jardín, pueden ser más eficientes y tener una mayor duración, si les brindas los cuidados necesarios.
Limpiar la cubierta con limpiador de grafito te puede ser muy útil para evitar que la hierba se pegue en la superficie de las cortadoras de césped. La limpieza de la cubierta debe realizarse una vez al año para uso regular, y al final de la temporada, sólo tienen que aplicar nuevamente aerosol de limpieza de cubierta. La aplicación de lubricante no es muy eficaz porque debe hacerse cada vez que se utilizan las herramientas y equipos, mientras que un limpiador con grafito dura todo el año.
Los lubricantes o limpiadores de grafito permiten un ahorro significativo en la mantención de tus equipos de jardinería, ya que el grafito entrega un recubrimiento que genera una capa resbaladiza de larga duración, protegiendo las herramientas del óxido y la corrosión.
Para hacer que el trabajo de podar sea más liviano, hay que elegir las herramientas que hagan tu esfuerzo más eficiente. Por lo general, para podar un arbusto o pequeñas plantas, lo mejor es tener una tijera de podar de dos manos y otra de una sola mano.
Como las tijeras de podar se usan para todo, vale la pena invertir algún dinero en un par. Las tijeras de dos manos son idóneas para hacer cortes limpios, mientras que las tijeras de una sola mano, son idóneas para cortar ramas muertas. Una sierra plegable será de gran ayuda para cortar las ramas más gruesas. Un rastrillo es finalmente, lo que ayuda a limpiar de modo más eficiente si están trabajando en una parcela muy grande, además de una pala y un carrito.
La poda es un trabajo duro, por lo mismo, hay que procurar mantener una posición cómoda, con los pies separados. No hay que trabajar con las manos sobre la cabeza, de modo que nunca caiga una rama cortada sobre ti. Hay que mantener las muñecas rectas y guantes para proteger las manos de las ampollas y espinas.

La podra de arboles frutales

Los árboles frutales requieren una poda especial para una cosecha rica y sana. Tómate tu tiempo para observar bien ese querido manzano, peral o cerezo que una vez más te ha facilitado un lugar a la sombra el pasado verano. Se merece esa atención adicional, porque ha llegado el momento de podarlo. Si sigues nuestros consejos, el año que viene tendrás un árbol frutal sano que producirá una abundante cosecha.

Para empezar, es importante proveerte de los siguientes útiles imprescindibles:


Tijeras de podar. Los árboles frutales son sensibles a las enfermedades. Unas heridas de poda lisas y limpias impiden la penetración de enfermedades. Esto sólo se puede conseguir trabajando con unas tijeras de podar bien afiladas.


Sierra de podar. Para las ramas más gruesas hace falta una sierra de podar bien cortante.


Escalera. Escoge una de mano fuerte (¡y segura!).

árbol frutal
En el peral y el manzano, has de mantener cinco ramas principales en la copa del árbol, que empiecen a diversas alturas del tronco y que apunten en diferentes direcciones. Si fuera necesario, hay que inclinar las ramas hacia abajo y fijarlas con cuerdas o con cinta. Al año siguiente se pueden quitar estas cuerdas o la cinta empleada. Poda las ramas laterales cada año hasta la mitad.
Para estimular el crecimiento de la copa con más rapidez, puedes recortar ya en el verano. Poda las tres cuartas partes de los brotes y deja intactos aquellos que sean la prolongación de las ramas principales en la copa del árbol. Inclina las ramas horizontalmente y átalas, ya que esto estimula la formación de botones. Elimina sobre todo las ramas que crecen hacia dentro.

Los requerimientos del ciruelo y el cerezo

ciruelo

Para el ciruelo valen casi las mismas reglas que para el manzano y el peral. La diferencia consiste en que el ciruelo se poda en el verano y que, al hacerlo, hemos de mantener 3 ó 4 ramas principales en la copa. Si fuera necesario, agrandaremos la distancia entre las ramas, colocando un palito entre ellas como cuña, de modo que no crezcan en vertical una al lado de otra.
Cada dos años, el ciruelo necesita una poda de mantenimiento. Retiraremos sólo las ramas que crezcan en vertical a lo largo del tronco, para que siga habiendo una bonita corona abierta. Podaremos exclusivamente las ramas que impiden el ángulo de luz.
En cuanto al cerezo, éste se desarrolla hasta convertirse en un árbol robusto que enseguida resulta demasiado grande para un jardín de tamaño medio. Si de verdad queremos probar las cerezas, hay que podar el árbol en forma de eje. Para ello,

– No podaremos después de la plantación.Mantendremos la forma de eje a una altura de 2,5 a 3 metros.
– Podaremos el cerezo en agosto, así las heridas se curarán mejor.
– Mantendremos 5 ó 6 ramas principales. 
– Las elegiremos de tal manera que las ramas inferiores del tronco también reciban luz.

Podar de viejo a joven

También un frutal viejo se puede rejuvenecer. Serraremos del todo las ramas que crecen hacia dentro (y todas las ramas dañadas y enfermas). Al año siguiente, en invierno, les toca el turno a las ramas principales en la copa del árbol. Podaremos todas ellas aproximadamente a la misma longitud. Si esto provoca heridas grandes, utilizaremos entonces un bálsamo especial para cubrirlas. Nacerán muchos brotes jóvenes, que se tratan del modo descrito a continuación.
naranja limón

Poda de mantenimiento de una copa madura

Es importante mantener un equilibrio adecuado entre el número de ramas frutales y ramas de crecimiento. Procuraremos también que las ramas laterales que surgen de las principales en la copa del árbol (que son las que forman el esqueleto del árbol) no sean más pesadas que las propias ramas principales. Es importante para la salud del frutal mantener su esqueleto siempre del mismo tamaño aproximadamente.

Conoce mas del bonsai

Es conveniente cultivarlos en el exterior durante todo el año. En el caso de las especies tropicales y subtropicales, éstos han de protegerse de las temperaturas bajas durante la época más fría, protegiéndolos en un invernadero frío muy bien iluminado. En todo caso, si se cultiva en el interior de casa, debe estar lejos de fuentes de calor y junto a una ventana muy luminosa, sin sol directo, sólo durante la época fría del año (otoño/invierno).



Riego

Se ha de regar cuando la superficie de la tierra comienza a secarse y de forma abundante, es decir, hasta que salga por el drenaje. Esto suele suceder dependiendo de muchos factores (época del año, clima de la zona, actividad del árbol, situación, etc.) y, por tanto, el riego puede ser necesario varias veces al día en verano o cada dos o tres días en invierno.
Se debe emplear una regadera de agujeros finos, para así aportar más oxígeno, evitar degradar el sustrato y no alterar su granulometría ni el drenaje del mismo. La primera vez, se riega para humedecer la tierra por encima y una segunda vez al cabo de unos minutos, a fondo, hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje de la maceta, evitando el encharcamiento de la tierra.
La mejor agua que se puede utilizar es la de lluvia, ya que es la que absorben las raíces de los árboles en su estado natural. Al utilizar agua de uso corriente se recomienda dejarla reposar como mínimo 24 horas, ya que de este modo gran parte del cloro y demás elementos químicos nocivos quedan en el fondo del recipiente. También es recomendable el uso de agua con un pH de 6,5.
La pulverización de las hojas sólo debe emplearse cuando se haya aplicado un tratamiento fungicida preventivo en primavera y otro en otoño, de lo contrario aparecerán los hongos, especialmente si el cultivo es en interior o invernadero.
Si la maceta está muy seca, o el agua no penetra bien en el suelo, es conveniente sumergir la maceta en agua y dejarla reposar unos minutos. No obstante, este sistema de riego sólo se debe utilizar en caso de emergencia y nunca como un método habitual de riego.

Abono

El más adecuado es el abono orgánico sólido (hechos con harinas, de soja, de sangre o huesos). Hay que abonar especialmente durante los períodos de crecimiento y formación de yemas (primavera y otoño). Si se usa fertilizante químico líquido se deberían seguir las instrucciones del fabricante, ya que si se utiliza en exceso se pueden quemar las raíces. En período de reposo vegetativo, es preciso dejar de abonar, salvo que su cultivo sea en interior. No se deben abonar plantas débiles o enfermas, ni durante los treinta días posteriores a un trasplante o poda.

Poda

Se realizan de dos clases:
  • Poda de mantenimiento: sirve para formar poco a poco el bonsái y para acentuar las formas deseadas. Para hacerlo se podan las ramitas cuando tienen 7 u 8 pares de hojas, cortando por encima de los 2 ó 3 primeros pares de hojas. Se han de quitar las hojas amarillas y los brotes del tronco.
  • Poda drástica o de formación: consiste en podar drásticamente para darle la forma deseada. La forma de poda más drástica es la que se realiza a los ejemplares en escoba: cuando se quiere crear este estilo se debe cortar el tronco con una navaja afilada en bisel o cóncavamente para que las ramas que surjan lo hagan desde el mismo punto. Y para que éstas crezcan hacia arriba conviene rodear el corte con un cartón opaco que sobresalga unos 5 cm para que las ramitas se dirijan hacia arriba disimulando la cicatriz. La herida del corte se debe untar con una pasta cicatrizante.

Trasplante

Cuando la tierra se haya agotado (cada 2 ó 3 años) es necesario trasplantarlos, dependiendo de la especie y situación de cada ejemplar. Se ha de recortar a la vez parte de las raíces y podar las ramas en una proporción similar. En general, suele hacerse al comienzo de la primavera, justo cuando las yemas están hinchadas pero los brotes aún no han abierto, cortando entre 1/3 y 2/3 de las raíces, aunque puede haber casos en los que no sea necesario. Hay dos clases de raíces: las de sostén y las de alimento. Se deben cotar las primeras. Estas pueden reconocerse porque son largas y más gruesas. Las de alimento son más finas y con pequeños filamentos parecidos a cabellos. Estas no se deben cortar. Esta operación es delicada y si no se está seguro de que el bonsái sobreviva es mejor no podar las raíces o consultar con un profesional. En cualquier caso, el volumen de raíces que dejemos debe ser 1/3 superior al volumen de copa o parte aérea.

Musgo

El musgo es una parte decorativa opcional que aporta una textura sedosa a la superficie del suelo, aunque también es útil para mantener más la humedad en la tierra durante la época seca.
No obstante, aunque el musgo resulta agradable visualmente, es necesario que no cubra más del 50% de la superficie de la maceta para que las raíces puedan respirar adecuadamente y se pueda realizar un riego correcto observando la situación en la que se encuentra la superficie de la tierra. En ningún caso se debe cubrir parte del tronco.


Si deseas conocer mas del bonsai te recomendamos el siguiente tutorial que te incluye fabulosos trucos sobre como mantenerlo siempre saludable (Acceder).

Trucos para cuidar tu bonsai

algunso tipos de poda para Rosales

Por lo general, la poda durante el reposo vegetativo del rosal se realiza en zonas geográficas como España desde finales de diciembre a mediados de febrero. La intensidad de esta poda dependerá de los propósitos que se persigan: si la poda es enérgica el número de flores es más limitado pero de mejor calidad… y si por el contrario es más ‘suave’, el número será mayor pero de menor tamaño. Paralelamente, se trabajará esta poda para dar a la planta de rosal una forma ornamental más adecuada a nuestros propósitos.
Rosales podados de tipo arbustivo
Rosales podados de tipo arbustivo
Básicamente se pueden realizarse varios tipos de poda dependiendo de la modalidad de rosal de que se trate. Los hay arbustivos de tallo bajo, de copa o llorones, trepadores y sarmentosos. Por lo tanto, la poda de formación varía según el tipo de rosal y el fin ornamental que se persiga.
Poda en rosales arbustivos
En el caso de los de los rosales de tipo arbustivos. Ya sean de porte arbustivos bajo o de tallo alto, se podan muy poco durante el primer o segundo año, con objeto de observar y tutelar su desarrollo, ala vez de permitir el afianzamiento del rosal en el terreno.
Como norma general, durante estos dos primeros años se deben dejar sólo tres o cuatro ramas formando el esqueleto estructural del rosal, únicamente podando durante el primer año aquellas ramas muy ahiladas, eliminando algo del follaje central si es muy denso, así como las flores ya pasadas; éstas deberán retirarse a lo largo de toda la floración junto con la denominada poda en verde.
Debemos de tener en cuenta que este tipo de rosal, sus flores sólo nacen de los tallos que se hayan producido en el año. Y con respecto a los tallos que broten por debajo del punto injertado deben ser eliminados ya que restan fuerza al rosal y además son de la variedad del porta injertos y no de la variedad comercial que deseamos disfrutar.
Poda en rosales de copa
La poda en los rosales de copa tiene como objetivo el de mantener su ‘forma de arbolito’ con copa redondeada. Los tres primeros años se mantendrá una poda muy corta dejando solamente dos brotes como base estructural, aumentando uno más cada año siguiente. También se deben de eliminar aquellas ramas que desequilibren la copa estéticamente.
Como en los rosales arbustivos, emiten tallos en la base y tronco que corresponden al porta injertos y que deben ser eliminados nada más asomen las yemas.

Como realizar la poda de mantenimiento

La poda de mantenimiento tiene como objetivo eliminar todo aquello que estorbe o de mal aspecto a la planta, por ejemplo ramas secas, ramas que estorben a los cables de la luz o por el contrario, al paso de la gente, ramas rotas o que corren riesgo de romperse, rebrotes que salgan a la altura de la base, etc.
En algunas especies de árboles, la poda de mantenimiento también se realiza para evitar las flores o frutos, ya sea porque pueden producir alergias o porque ensucian mucho el suelo (moreras, siempre verdes, etc.).
Para realizar la poda demantenimiento, hay tres técnicas: aclaramiento de ramas, reducción de copa y topiaria (dar forma a las copas). Vamos ahora a explicar cada una de ellas.
Aclareo de ramas
Este tipo de poda consiste en reducir el ramaje de la copa para que gane en transparencia. Con los años, las ramas crecen y se empiezan a enredar entre ellas, tantas ramas, impiden la entrada de luz al interior de la copa y las mismas se secan. Con este tipo de poda, logramos dar mas luz al interior y no modificamos el tamaño de la copa.
El único aspecto a tener en cuenta, es que el aclareo no debe ser demasiado excesivo, ya que quitar de golpe una gran cantidad de ramas y hojas, pueden lastimar el árbol, debilitándolos y haciéndolo más propensos a los hongos. Por esta razón se aconseja no dejar pasar varios años entre poda y poda, sino mas bien hacerla todos los años, de esa forma serán pocas las ramas que deberemos cortar y el árbol crecerá con mucho mas vigor.
Reducción de copa
Esta poda es la que se realiza cuando el árbol ha crecido demasiado “adueñándose” de espacio que no le corresponden, como tocar cables, impedir el paso de la gente, etc.
Esta reducción se realiza cortando la rama sobre la axila de una de sus ramitas laterales. Lo ideal es realizarla cada 2 o 3 años, de esta forma las ramas que se cortarán serán de un diámetro pequeños y cicatrizan mucho mejor que las ramas mas anchas., aparte el trabajo será mucho menor.
En ocasiones, cuando el árbol no ha sido controlado por años, crece demasiado y muchos piensan que la única solución el es desmochado. Pero en realizada podemos solucionar el problema sin lastimar de tamaña manera el árbol Lo ideal es que en los casos de un crecimiento exagerado, proceder a un aclarado de ramas y luego una poda de mantenimiento, todo en el mismo momento.
Topiaria
Esta poda es la que se realiza para darle forma a los arbustos o árboles. Ya sean formas geométricas o artísticas, como animales, canastas, frutas, etc.
Esta técnica es muy antigua y a la vez decorativa. En muchas ocasiones las formas son simplemente maravillosas.
Este tipo de poda debe realizarse, para que la forma no se desvirtúe, entre 2 a 4 veces al año, ya que necesita de un mantenimiento constante.

Como podar las hortensias

Las hortensias son plantas hermosas para el jardín, simplemente porque dan flores  grandes, voluminosas y fragantes, además de coloridas y alegres.
1
Es muy decepcionante ver que las hortensias no han florecido durante una temporada que debieran haberlo hecho. Esto, en caso de pasar, puede deberse a tres cosas, una podría ser la falta de sol, una helada sobre los pequeños brotes o una poda hecha en un momento equivocado.
Lo más complicado es saber distinguir entre cada diferente tipo de hortensia, ya que cada tipo requiere de diferentes tiempos de poda. Veamos cuales son los diversos tipos de hortensia.
Hydrangea macrophylla: Este tipo de hortensia se reconoce porque su flor cambia de color de acuerdo al PH del suelo. Las flores se ponen azules cuando el PH es ácido y rosadas cuando el suelo es alcalino.
2
Las hojas de este tipo de hortensia es dentada y gruesa. Esta variedad dehortensia es la mayoría, y la poda corresponde hacerla a final del verano o a comienzos del otoño. Los brotes de la hortensia hay que cuidarlos de las heladas y el frio del invierno.
Quercifolia: El follaje de este tipo de hortensia es con forma de hoja de roble. El mayor atractivo de este tipo de hortensia es su follaje, que debe podarse a finales del invierno o a comienzos de la primavera, mientras esta en reposo vegetativo, para ir eliminando los restos de planta muerta.
Serrata: Esta hortensia se caracteriza por ser un arbusto pequeño con flores aplanadas y hojas estrechas. Este tipo de hortensia debe podarse a finales del invierno o comienzos de la primavera.
Existen otras variedades de hortensias, sin embargo, éstas son las principales y las más comunes; las que sí o sí deben conocer.

Como Podar las Setos

poda de setos
La poda de setos requiere algo más que unas buenas tijeras y buenas intenciones. Hay que saber cuándo hacerlo, cómo y de qué forma, para que esta parte de nuestros jardines se vea bella y saludable.
Un primer paso es determinar si un seto necesita poda, es decir si está bien podado. Ese, precisamente, es uno de los primeros datos que revela el vídeo.

Suma otros aportes interesantes, como por ejemplo una forma sencilla de que una pared de setos nos quede pareja y bien podada.El punto es que una vez que hagas una primera poda bien hecha ésta sólo requerirá un mantenimiento.
Por último ¿cuántas veces debo podar el seto? ¿con qué herramientas?. Estas respuestas de la mano de este vídeo ágil y muy bien propuesto con conceptos sintéticos y claros.