Category Archives: Plantas Comestibles

planta

Como cultivar plantas comestibles en macetas

Anuncios Patrocinados

El cultivo de plantas comestibles en macetas no es nada complicado, pero necesitaremos un lugar soleado para casi todas las verduras y las frutas blandas. Las plantas altas y trepadoras, como las judías, tomates, guisantes y pepinos, aprovechan las zonas relativamente pequeñas de tierra. 



Las macetas necesitan una profundidad de al menos 30 cm, algo más para cultivos de raíces, como las patatas. Normalmente se debería adjudicar tres litros de abono por planta para favorecer una cosecha razonable. Las plantas pequeñas, como ciertas hierbas, rábanos y cebollas de primavera, se pueden cultivar entre otras más grandes. Plantar tomates con lechugas, es idóneo y muy decorativo.  

Algunas plantas son más fáciles de cultivar en macetas que otras. Es mejor evitar las coliflores, el maíz, el apio, los guisantes, las chirivías y los nabos suecos. Entre los cultivos más fáciles están muchos tipos de lechugas, judías trepadoras, rábanos, cebollas de primavera, remolachas, tomates, pepinos de exterior, calabacines, acelgas suizas, patatas y zanahorias.  

Las berenjenas, los pimientos y los chiles no son difíciles, pero necesitan unas temperaturas más cálidas y más sol para madurar. Las fresas, las moras y los arándanos están entre las frutas más fáciles de cultivar. Los árboles frutales, tales como los manzanos especialmente diseñados que tengan dos o tres variedades sobre un rizoma enano, son perfectos. 

Las bolsas de cultivo llenas de abono que contengan fertilizantes adecuados, son ideales para los cultivos temporales con un sistema de raíces poco profundas, incluidos los tomates en las lechugas. Si se tiene poco espacio, se puede cultivar los pepinos de exterior y lo tomates en cuerdas que estén contra una pared soleada. 

El cultivo 

Comenzar sembrando semillas para verduras tiernas a principios de primavera bajo cristal, fraguándolas y plantándolas fuera una vez que el peligro de heladas haya pasado. Regularmente alimentar y regar todas las verduras en macetas y comprobar constantemente que no haya plagas ni enfermedades. Con sólo un pequeño cultivo por el que preocuparse, podemos quitar cualquier plaga manualmente. 

Los maceteros tienden a secarse y el riego es por lo tanto de vital importancia, ya que la mayoría de las verduras están compuestas por un 90% de agua y sufrirán muy rápidamente en condiciones de sequía. Para mantener el buen crecimiento de todos los tipos de verduras y de frutas, el suministro de agua debe ser adecuado y regular. 

También merece la pena dedicar un par de jardineras de ventana a varias hierbas culinarias: el perejil, el tomillo, la albahaca, los perifollos, las cebolletas y el cilantro son todos excelentes. Las macetas más grandes, en el lado de la puerta, se pueden plantar como romero o laurel, pudiéndose adiestrar ambos para crear una vista atractiva
536

Información sobre el perejil

Se cultiva en todo el mundo y es raro que no lo haya en cualquier cocina. Con buenas condiciones, puede obtenerse en cualquier época del año, pero en primavera las garantías son mucho mayores y crece más rápido. Además, una vez ya desarrollado es más fácil mantenerlo y que siga siendo útil el resto del año. 

 Uno de sus grandes usos es como añadido en salsas: en la sarten junto con cebolla, ajo y aceite para las pastas, o machacado en un mortero con otros condimentos y un chorro de vino. También se puede espolvorear sobre el plato o simplemente utilizarl como aderezo decorativo. Es rico en hierro, calcio, yodo y magnesio.
412_79225_4265083_139638

El árbol del aguacate

Descripción 
 Su tronco es derecho, de corteza lisa, verde clara en su juventud y gris en la edad adulta. Puede alcanzar los 20 metros de altura. Las hojas son persistentes, ovaladas y verde oscuras, de 12 a 25 cms de longitud. Las flores son muy pequeñas (5-10 mm de diámetro) de color amarillo verdoso. Sus frutos tienen forma de pera y pueden pesar de 100 a 1.000 g. La piel es de color verde oscuro y en ocasiones morado oscuro casi negro, dependiendo de la variedad y grado de madurez. Su tamaño es de unos 7 a 20 cm de largo y su diámetro máximo de unos 6 cm, con una gran semilla central de unos 5 a 6,5 cms de largo.

Cuidados
Los suelos húmedos en exceso, como el arcilloso, y el calizo no se recomiendan. Los arenosos tampoco son los mejores si no se riega adecuadamente . El mejor suelo sin duda es ácido, poco fértil y superficial. El hoyo ha de ser de gran tamaño. Es muy sensible al frío. Las heladas le afectan bastante. El viento intenso también le perjudica por lo que hay que ubicarlo en una zona de abrigo. Riego moderado. Es necesario que la tierra este húmeda pero nunca saturada de agua. Si las hojas amarillean denota exceso. En zonas de invierno debe plantarse en época primaveral mientras que en zonas de inviernos más suaves el tiempo ideal es el otoño. A la hora de la plantación: Lavar el hueso del aguacate y cortar la punta con un cuchillo, se facilitará la salida del tallo. Introducir el hueso en un recipiente con agua con la punta más ancha hacia abajo. Entre 4 y 7 semanas brotarán raíces y tallos y será cuando alcance el tallo los 15 cms cuando deba trasplantarse a una maceta con tierra rica en materia prima. Gusta de abundante luz. Evitar la luz directa. Sólo es necesaria una poda de aclareo, quitando la menor cantidad posible de hojas y ramas. No se aconseja realizarla ni a finales de verano ni a comienzos de otoño. 

 Plagas y enfermedades
 Es recomendable usar insecticidas y repelentes de mosquitos cuando se necesite eliminar alguna de sus plagas habituales que son los pulgones, la araña roja, las cochinillas y los pequeños insectos trips.
tomates

Consejos para la plantación de tomates

Las tomateras son hermosas de cultivar y la mejor parte es conseguir tomates frescos, jugosos y sabrosos de lahuertadirecto a nuestro plato, no hay nada mejor que ello.

A continuación la forma correcta de hacer germinar las semillas de tomate y sacar el máximo partir de sus semillas.

Las plantas de tomate se puede iniciar en casi cualquier tipo de envase, siempre y cuando haya agujeros en el fondo para el drenaje.

Llene el recipiente con una mezcla de 2 partes de tierra esterilizada y una parte de compost pasteurizado. (Las semillas de tomate germinan mejor cuando el suelo está entre 23 y 30º C.

El espacio de la semilla de manera uniforme en los agujeros de 8 cm con 4 semillas en cada agujero, chapado en aproximadamente 1 ,5 cm de profundidad.

Mantenga en algún lugar   cálido y oscuro hasta que las planta saparezcan. (Está bien para poner en algún lugar oscuro, porque hasta que las  plantas nacen no necesitan luz , sino sólo el calor.) Ellos nacen en 6-14 días.

Tan pronto como brotan, las plantas se mueven en un lugar luminoso, pero fresco, por lo que durante el día son alrededor de 15º C durante el día y no menos de 4ºC en la noche. (Haga esto por lo que su planta no va a crecer a altas temperaturas y da tiempo para que las raíces se desarrollan.)
perejil

Conoce datos del perejil

El perejil, de lafamiliade las umbelíferas, es una planta aromática muy cultivada por sus aplicaciones encocinay por sus múltiples beneficios para la salud.



A continuación veremos cómo cultivar y cuidar el perejil durantetodoel año.

Las flores del perejil carecen de interés, salvo para conseguir las semillas con las que plantar nuevas plantas. La semilla se siembra directamente en el terreno de cultivo. Se puede sembrar durantetodoel año en climas templados. Es imprescindible regar abundantemente el semillero para que la semilla germine. Puede recogerse para su utilización a los 30 días de la brotadura.

Elcultivodel perejil es muy sencillo. Requiere riegos moderados, exposición a pleno sol y la limpieza de las malas hierbas. Aunque se da bien en tierra de jardín, crece de manera espectacular en terrenos ligeros ricos en materia orgánica.

En cuanto a los cuidados, es necesario proteger laplantadel perejil del ataque de hongos, los cuales producen manchas amarillas en las hojas. La aparición de los hongos se evita cultivando estaplantaen lugares soleados y ventilados.
FOTO-25C3-2591AME-2

Algunos datos del Ñame

El Ñame es una de varias especies de plantas del género Dioscorea (de la familia Dioscoreaceae), nativo a regiones cálidas de ambos hemisferios. Este tubérculo tropical cuya parte expuesta es en forma de enredadera, es muy popular en centro y sur América, al igual que en el Caribe, Africa y partes del Asia.  Diversas variedades de Ñame se cultivan a través de los trópicos y en parte de las regiones sub-tropicales y templadas. En el Africa occidental y en Nueva Guinea el de Ñame es uno de los principales cultivos primarios. 

Aunque el Camote (“Sweet Potato”) y el Ñame son similares en muchas formas, (y por ello en países como los EE.UU. y Canadá se presta a confusión), estas son plantas de diferentes especies.  Existen mas de 150 especies de Ñames en el mundo, y algunas raíces de Ñames (de variedades diferentes a las que se producen en Panamá) pueden llegar a tener mas de 2.25 mts. y mas de 54 kgs.

Dependiendo de la variedad del Ñame, la parte carnosa puede ser de diferentes tonalidades de blanco, amarillo, púrpura o rosado, y la piel desde blancuzca a chocolate oscuro.  La textura de este tubérculo puede variar de suave y húmedo a áspero, seco y harinoso.  En nuestro medio el Ñame se presenta por regla general en trozos y se vende por peso.
ajo_002

Información de los ajos


Entre los datos de cultivo del Ajo están:
  • Nombre botánico: Allium sativum
  • Familia: Liliáceas
  • Peso del diente: entre 2 y 4 gramos
  • Modalidad de siembra: Directa (un diente de Ajo por unidad de planta)
  • Peso de los dientes por hectárea: de 300 a 600 kilos.
  • Temperatura de germinación: 7 – 12ºC
  • Tiempo de germinación: de 7 a 10 días
  • Profundidad de siembra: unos 2 centímetros
  • Densidad de plantación: 20 – 30 plantas metro cuadrado.
  • Distancia entre filas: 0,25 – 0,60 metros,.
  • Distancia entre plantas: 0,10 – 0,15 metros
  • Duración de cultivo: De 6 a 9 meses
  • Fecha de plantación: en octubre y noviembre para los Ajos blancos y de enero a marzo para los Ajos morados (hemisferio norte).
  • Fecha de recolección: de de junio a agosto.
En cultivo:
  • Temperatura óptima diurna: 20ºC
  • Temperatura óptima nocturna: 10ºC
  • PH óptimo: 5,5 – 6,5
arroz1

8 pasos para cultivar el arroz

El arroz viene en grano largo, texturas de grano corto y mediano. Crece fácilmente en tu propio patio trasero, en una cama del jardín o en cubos, dada la cantidad de suelo, agua y otros nutrientes. 



De grano corto, mediano y el arroz de grano largo se desarrollan en condiciones húmedas, especialmente de pie en charcos de agua o condiciones pantanosas. Una vez que los granos de arroz se desarrollan, el agua en el que crecen se debe drenar de manera que se pueda cosechar y moler la cosecha. Después de los procesos de recolección y molienda, se puede comer el arroz.
  • Compra semillas de arroz en cualquier tienda de jardinería o en una tienda de suministros de los agricultores. También puedes comprar las semillas de arroz de un productor de suministro de la siembra en línea.
  • Elije tu lugar de plantación. Asegúrate de que el suelo en esa zona se compone de arcilla ligeramente ácida para los mejores resultados. También puedes plantar tus semillas de arroz en cubos con el mismo tipo de suelo. Escoge un lugar que reciba pleno sol, porque el arroz crece mejor con luz brillante y temperaturas cálidas de al menos 70 grados Fahrenheit (unos 21 grados centígrados). Asegúrate de que tu área permita de 3 a 6 meses de crecimiento de plantas y flores.
  • 3Reúne por lo menos 1 a 2 onzas (28,3495 a 56,6990 gramos) de semillas de arroz para sembrar. Remoja las semillas en agua para la preparación de la siembra. Déjalos en remojo durante al menos 12 horas pero no más de 36 horas. Quita las semillas del agua después.
  • 4Planta las semillas de arroz en todo el suelo, empezando cuando las temperaturas todavía estén calientes, durante el otoño o la primavera. Si estás utilizando baldes, llénalos con al menos 6 pulgadas (15 cm) de suelo húmedo. A continuación, añade las semillas de arroz. Añade composta o abono a la tierra, cubriendo ligeramente los granos de arroz. Sin embargo, está bien que se expongan los granos de arroz para que obtengan un montón de nutrientes del sol.
  • 5Llena los cubos o el espacio del jardín con un mínimo de 2 pulgadas (5,1 cm) de agua.
  • 6Observa los niveles de agua del área de siembra. Mantén por lo menos 2 pulgadas (5,1 cm) de agua del arroz para crecer. Espera a ver los brotes de los granos, crecen después de 1 semana.
  • 7Da espacio a las semillas de arroz para evitar el hacinamiento. Para obtener los mejores resultados, disipa las plantas del semillero no más de 4 pulgadas (10,2 cm) en las filas que oscilan entre los 9 a 12 pulgadas (22,9 a 30,5 cm). Deja que las semillas crezcan hasta 7 pulgadas (17,8 cm) de altura, que será el promedio en alrededor de 1 mes.
  • 8Espera a que los granos de arroz maduren. Esto tomará alrededor de 3 ó 4 meses. Deja que el agua se seque o drena el exceso de agua antes de remover el arroz para la cosecha.

21438_sandia

Como cultivar la Sandia (II Parte)

La mejor forma de sembrar es en las tradicionales hileras y usando las semillas que podemos encontrar dentro de la pulpa de la sandía. Dejaremos espacio suficiente entre plantas, y en cada golpe, introduciremos unas seis semillas. En zonas cálidas, la mejor época de siembra es en noviembre.


Los climas templados, ligeramente calurosos, son los mejores para el desarrollo de la sandía, que germina en una semana perfectamente con 25º C de temperatura. El desarrollo de la planta será bueno si hace calor, aunque la floración requiere temperaturas más frescas que no superen los 20º C. Una humedad del 60% es óptima para estas plantas.  
La cosecha de la sandía es manual. Sabremos que una sandía está madura para ser recolectada si la piel brilla y si la parte que se posa sobre la tierra adquiere un tono amarillento y consistencia dura. Otro truco infalible es golpear la corteza con la mano: si la fruta está madura, la corteza vibra. Si la sandía cumple estos requisitos, coséchala por la mañana y córtala a 3 cm. de distancia del pedúnculo.
Suelos y abono para la sandía
Esta planta se desarrolla adecuadamente en suelos fértiles y profundos, mejor si son levemente ácidos. Normalmente la sandía tiene dificultad para crecer en suelos arcillosos y alcalinos.
A la hora de aplicar fertilizantes, es mejor recurrir a productos que no incrementen el pH del suelo y, a ser posible que sea abono de fondo, para que la planta se vaya dosificando poco a poco los nutrientes que necesita. Comúnmente, estas plantas necesitan potasio en abundancia, más que nitrógeno.
La sandía puede verse seriamente perjudicada por un exceso de agua. La escasa floración, una producción escasa y un desarrollo vegetativo exagerado suelen ser síntomas de algunas carencias o excesos en su cultivo.
Consumo de sandía
El 93% de la sandía está compuesta de agua, de ahí que sea una de las frutas de verano más conocidas y más consumidas. Sus propiedades refrescantes hacen de ella un producto ideal para el calor. Además, tiene vitaminas y antioxidantes, es nutritiva y su aporte calórico es mínimo, por lo que se la considera un aliado importante en las dietas de adelgazamiento.
dia1

Como cultivar la Sandia (I Parte)

Las frutas estivales destacan por ser frescas y deliciosas. Sin duda, entre las reinas del verano está la sandía, un alimento exquisito en esta época del año. ¿Sabías que sembrar esta fruta es una tarea muy sencilla? Sólo necesitas un pequeño terreno y aprender a cuidarla como se debe.


La sandía es una planta de secano. Su origen lo encontramos en las áridas tierras de África, de hecho, los egipcios fueron ávidos consumidores de esta fruta. Desde el valle del Nilo viajaría a China y Europa, donde sería muy apreciada, especialmente por los comerciantes, que encontraban en ella un sustento refrescante para los largos días de viaje.
En el Viejo Continente, la sandía comenzó a cultivarse fundamentalmente en la cuenca del Mediterráneo. Aunque se cree que durante la Baja Edad Media se extendería su consumo por toda Europa y que los conquistadores la llevarían a Las Indias, algunos expertos coinciden en afirmar que el verdadero origen de la sandía está en América y que fueron los franceses los que la descubrieron en las tierras fértiles del Mississippi.
Las distintas variedades de sandía
Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que existen numerosos tipos de sandías, muchos más que las tradicionales sandías de color verde oscuro y pulpa roja, o las de piel rallada. Hoy en día, gracias a la investigación de agricultores y productores, podemos encontrar en el mercado muchas variedades: alargadas, redondas, jaspeadas, lisas, de pulpa roja, anaranjada o amarilla, incluso cuadradas. El gusto del consumidor es el que tiene que elegir en estos casos.

Para muchos, las semillas de la sandía son una incómoda molestia a la hora de degustar esta fruta. Los avances científicos permiten hoy encontrar en la frutería sandías sin pepitas, donde toda la pulpa se aprovecha y no hay problemas a la hora de masticarla. A pesar de esta ventaja, las sandías sin semillas no acaban de cuajar en el mercado, porque a la mayoría de los consumidores les resulta extraño comerla sin el ritual de quitar las pepitas de la pulpa.
florescomestibles_thumb

Flores que se pueden comer

El listado de flores comestibles es enorme, algunas son tan comunes en nuestra dieta que ni siquiera nos damos cuenta que estamos comiendo flores, como por ejemplo la alcachofa, la coliflor o el brócoli. Otras son utilizadas en la cocina como especias para condimentar, como la flor del azafrán, o el clavo.



Flores de azahar

De entre las flores comestibles más conocidas, destacan la flor de la calabaza, alimento común en la gastronomía de diversos países como Italia (zuccini) y México donde se pueden encontrar en cualquier mercado y la rosa, que viene siendo consumida desde la antigüedad, cuando ya se preparaban las ambrosías más sabrosas a base de pétalos de rosa.

Las flores comestibles forman parte de nuestra cocina desde hace siglos. Fueron utilizadas en la gastronomía de muchas y diferentes culturas como la romana, griega, hindú, medieval y en España sobre todo en la cocina andalusí, que nos ofrece una importante herencia de recetas con flores comestibles.

Hoy en día las flores comestibles son un producto fetiche de la cocina creativa de los nuevos restauradores. Capuchinas, el clavel indio o las begonias, son algunas de las flores utilizadas para ofrecer un toque distintivo de aspecto, olor y sabor a los platos en la cocina de vanguardia.

Caléndulas, lavandas, geráneos, pensamientos, tulipanes, violas, crisantemos, romeros, hinojos, manzanillas, tréboles, claveles, clavelinas, malvas, gladiolos, violetas, borrajas, capuchinas, coquetas, amapolas, jazmines, salvias y las flores de azahar (Flor del naranjo), entre muchas otras, completan la lista de flores comestibles.
412_79225_2366398_192501

Aprende a sembrar y cultivar las fresas

La fresa es la variedad de fruta más popular en los meses estivales; de hecho en los Países Bajos es llamada ‘la pequeña reina del verano’. Son sabrosas, fáciles de cultivar e incluso se pueden cosechar en macetas en la terraza o el balcón. A los niños, sobre todo, les parece emocionante contemplar cómo las bonitas florecitas blancas se transforman en deliciosos frutos rojos.


Estas pequeñas frutas se comen desde tiempos inmemoriales. Si bien en la Prehistoria se recolectaban como fresas silvestres, desde la Edad Media se empezó con el cultivo organizado. A partir del siglo XVII, gracias a hibridaciones con el fresal salvaje de América y las variedades con frutos más grandes de Chile, surgieron poco a poco las especies que conocemos hoy en día.
Condiciones para una rica cosecha
La planta gusta de un tipo de suelo ligeramente ácido, con un buen drenaje. Sobre todo en los meses estivales, no se puede quedar agua alrededor de las raíces, ya que esto causaría inmediatamente su putrefacción. Si cultivas los fresales en arriates en el huerto, resulta práctico levantar un poco el terreno.
Para evitar enfermedades, es aconsejable crear cada año un arriate nuevo y dividir los ejemplares, quitar las partes más viejas y cultivar las plantitas recién formadas. Para obtener una rica cosecha es imprescindible abonar bien. En el otoño puedes aplicar un abono orgánico como estiércol o un granulado de estiércol seco.
Los fresales en arriates se suelen plantar en filas, con una distancia intermedia de aproximadamente 25 cm. La mejor época para crear un arriate nuevo es el mes de agosto. En la plantación es muy importante que el corazón de la planta (la parte leñosa más gruesa, justo debajo del punto donde brotan los tallos), se encuentre por encima del suelo.


Después del cultivo, es necesario pisar bien la tierra y regar. Con un tiempo muy soleado, es mejor cubrir temporalmente las plantitas jóvenes con unos periódicos viejos, por ejemplo. Vuelve a quitarlos por la noche, porque si no, las plantas se secarían.
Durante los meses invernales, hay que cubrir las plantas con paja, por ejemplo. En la primavera debes quitar las hojas viejas que se han vuelto marrones. Tan pronto como empiecen a florecer, hay que regar con regularidad. Durante la floración puedes abonar adicionalmente con un abono potásico diluible en agua. Cuando los frutos empiecen a madurar, es buena idea echar una capita de paja alrededor que mantenga limpias las fresas.
El fresal también se deja cultivar muy bien en macetas o jardineras. Las recomendaciones arriba nombradas también son válidas para este modo de crecimiento. Puedes elegir el fresal común, pero, sobre todo, en la terraza y el balcón se recomiendan los fresales colgantes. Debes tener en cuenta los siguientes puntos:
Procura que haya buenos agujeros de drenaje. Usa tierra de maceta de calidad. Existe incluso tierra especial para fresales. Riega diariamente, sobre todo en la época de floración. Con un tiempo caluroso las macetas pueden secarse en un solo día. Coloca los tiestos y jardineras en un lugar soleado y no expuesto al viento. Durante los meses invernales sí que tendrás que meter dentro de casa las jardineras.

Época de cosecha
Dependiendo de la variedad, puedes cosechar la fruta desde finales de junio y hasta bien entrado agosto. Especialmente en el caso de las variedades de larga fructificación, la cosecha está garantizada.
Recolecta con cuidado las que ya están maduras, es decir, sólo las que estén totalmente rojas. Coge siempre las fresas incluyendo los petalitos. Esto evita enfermedades en la planta y conserva la fruta durante más tiempo, si es que esto es posible. Porque, ?quién es capaz de resistir la tentación de meterse inmediatamente a la boca este cálido fruto maduro del sol con su rico aroma? !Que aproveche!
bfi1182107814w

Como cultivar oregano, albahaca y menta

Compra plantones de pimientos de distintas variedades crecen muy bien en maceta. guisantes dependendiendo de donde vivas tambien podrias intentarlo, judias verdes unas de mata baja y otras de enrame, lecgugas, o cogollos de tudela ajos cebollas Pon una mata por maceta no quieras abarcar mas que despues vienen los problemas. Tambien en aromaticas puedes tener lavanda tomillo romero, ajedrea….yo que sé….todo lo que se te ocurra. Cuando tengas mas experiencia entonces puedes poner calabacin o melon pequeñito, pepinos calabacitas….coloflor.

Cuidado con los nutrientes al regar no lo hagas en esceso y manten alimentada la planta con humus de lombriz cada cierto tiempo, tambien algun preventivo antiplagas vas a necesitar, por lo menos azufre, jabon de potasa disuelto en agua. si les dá demasiado el sol ponle un acolchado de algo que se te ocurra. 
zumo-de-manzana-y-caqui-para-poner-en-forma-el-cerebro

Como debe prepararse el suelo para cultivar la manzana

En la actualidad se destinan a este cultivo principalmente suelos montañosos muy quebrados. En este caso se deberá preparar el suelo en terrazas de banco trazadas en curvas de nivel con un ancho de 2 a 2,50 m. 



 La pendiente de estas terrazas debe ser entre 1 a 2% a lo largo, con desagüe y gaveta que rompan la fuerza del agua de lluvia que correrá, también deben tener pendiente hacia la pared de la terraza para evitar la erosión y evitar en lo posible, el empozamiento de agua alrededor del árbol. Los bordes de las terrazas se deben proteger con plantas apropiadas, si es posible con tréboles, cubaces, zacate de limón y otros. 

En todos los casos se deberá eliminar previamente las malezas, sobre todo el zacate kikuyo. En suelos que lo permitan, se deberá arar a profundidad, rasterar, emparejar y luego preparar los hoyos de plantación. El tamaño del hoyo deberá ser de unos 60 cm x 60 cm x 60 cm de profundidad por l menos, preferiblemente más. Por ser muchos de los suelos del Valle Central ácidos y pobres en calcio, se recomienda mezclar el suelo con, por lo menos 250 gramos de un abono completo, que contenga magnesio y boro, un kilogramo de cal apagada y unos kilogramos de boñiga seca u otro material orgánico. 

Esta mezcla se coloca en el fondo del hoyo y se cubre con una capa de suelo de la superficie que evite, el contacto directo con las raíces del nuevo árbol.directo con las raíces del nuevo árbol.
manzanas1-545x339

Clima y suelo propicio para cultivar la manzana

La altitud y clima ideales para la manzana se encuentra donde las temperaturas mínimas bajan de 7ºC. Estas condiciones no se cumplen en el Valle Central de Costa Rica, salvo en alturas superiores a 2.000 msnm pero en ellas el exceso de neblinas y lluvias generalmente compromete el éxito del cultivo. 



Para huertos comerciales se han establecido un ámbito de altitud situado entre los 1.3000 a 2.200 msnm, con la condición de que esos lugares tengan una época seca definida de unos cuatro meses de duración. La temperatura nocturna tiene influencia en la forma y color del manzano; noches más frías inciden en mejor calidad del fruto, expresada en forma alargada y color rojo. 

El viento es muy útil cuando soplan durante diciembre y enero, ya que ayudan a deshidratar las hojas y ala caída de hojas. Aparentemente, el viento baja la temperatura de las yemas y en consecuencia mejora la brotación. Los vientos moderados durante la floración pueden ayudar a la polinización, pero los vientos fuertes impiden el vuelo de abejas polinizadoras y pueden provocar la caída de las frutas. El régimen de lluvias es crítico para la calidad de la fruta y para asegurar altos rendimientos. 

Un verano (estación seca) definido, es necesario para asegurar el éxito del cultivo y combatir mejor la enfermedad venturia. Ello implica disponer de un aprovisionamiento de agua, suficiente para proveer con riego auxiliar el huerto en la estación seca, ya que cada árbol debe recibir 50 litros por semana; sin este requisito no se recomienda el establecimiento de huertos comerciales. La precipitación pluvial persistente y de baja intensidad en época de floración (febrero a marzo) perjudica la polinización de las flores ya que causa enfermedades, el aglutinamiento del polen, la disminución de la actividad de las abejas y la caída de las flores. La alta humedad ambiental favorece el ataque de la sarna o roña del manzano. 

A la hora de escoger el sitio para la siembra de manzana, se debe tomar en cuenta el número de horas de luz y la radiación ultravioleta, que es mayor en las alturas y existe también con cielos nublados. La forma del árbol influye en la luminosidad disponible para las frutas y las hojas. 

 Un árbol con formación en “espaldera” disfruta de más iluminación que un árbol formado en “copa”, sobre todo por el exceso de ramas, normalmente existentes en este último tipo de poda de formación. 

Los frutos que no reciban la suficiente cantidad de luz, no toman todo el color y las espuelas, que son las estructuras donde ocurre la floración y fructificación y tiene una vida entre ocho y diez años, en condiciones de sombra viven menos años. 

Además, los árboles sin iluminación suficiente sufren más de ataques de cochinillas y otras plagas o enfermedades. El suelo ideal para cultivar manzana debe tener textura franco arenoso y un buen drenaje, el pH es crítico, si es mejor de 5,5, y el aluminio intercambiable mayor de 0,3 meq/100 ml de suelo, se deberá corregir mediante encalado.

 Los excesos de agua en el suelo, favorecen el ataque de los hongos causantes de las podredumbres en la raíz y también produce la muerte de los arbolitos por asfixia, por lo cual sólo se puede plantar en suelos con excelente drenaje.
Zapallos-4

Consejos para cultivar Zapallos

Se vienen los meses de calor y comenzar a preparar el terreno para el huerto, es una labor indispensable, para nosotros los amantes de la jardinería. Hoy profundizaremos sobre el cultivo de zapallo, una opción muy interesante opción interesante por la diversidad de aplicaciones culinarias en la dieta familiar y las posibilidades de su uso para la fabricación de dulces.



Este cultivo es recomendado para las zonasmásalejadas de los principales mercados y para los productores con menor experiencia en la horticultura. Esto es debido a su rusticidad, es decir que tanto durante la fase de cultivo como de manipuleo después de la cosecha.

El zapallo, como la mayoría de las hortalizas de su familia, prefiere climas cálidos; las temperaturasmásadecuadas para el cultivo están entre 20 a 27º C, siendo sensible al frío y a las heladas, condiciones que generalmente se dan durante los meses de verano.

El suelo destinado al cultivo se debe preparar con suficiente anticipación, a fin de permitir la incorporación y descomposición de los rastrojos del cultivo anterior. Esto ayuda al reciclado de los nutrientes absorbidos por otras plantas, tanto cultivadas como aquellas consideradas como malezas.
PICT0616

Conoce mas del cultivo del poroto

El poroto pertenece a la familia Fabaceae, en la subespecie Papilonaceae. Su nombre científico es Phaseolus vulgaris L.



El poroto es una especie de origen americano, haciéndose evidente por hallazgos arqueológicos y por evidencias botánicas e históricas. Los indicios más antiguos datan del año 5000 a.C.

El cultivo del poroto en grano es considerado como un cultivo extensivo, mientras que el poroto verde se considera netamente hortícola. Aunque en los últimos años se ha reducido La superficie dedicada al cultivo del poroto en grano, debido a los cambios alimenticios de la sociedad y a su importación; los rendimientos se han mantenido prácticamente constantes.

En el caso del poroto verde, la reducción es también apreciable, pero mucho menos importante.

La poroto es una leguminosa con grandes posibilidades para la alimentación humana, por su doble aprovechamiento (de grano y de vaina) y por su aporte proteico.

Se trata de una planta anual, de vegetación rápida. Su tallo principal es herbáceo.

Las variedades enanas presentan un porte erguido y una altura aproximada de 30 a 40 centímetros, mientras que en los porotos de enrame alcanza una altura de 2 a 3 metros, siendo voluble y dextrógiro, es decir que se enrolla alrededor de un soporte en sentido contrario a las agujas del reloj.

La hoja es sencilla, lanceolada y acuminada, de tamaño variable según la variedad.

Su flor puede presentar diversos colores, únicos para cada variedad, aunque en las variedades más importantes la flor es blanca. Las flores se presentan en racimos en número de 4 a 8.

El fruto es una legumbre de color, forma y dimensiones variables, en cuyo interior se disponen de 4 a 6 semillas. Existen frutos de color verde, amarillo jaspeado de marrón o rojo sobre verde, etc., aunque los más demandados por el consumidor son los verdes y amarillos con forma tanto cilíndrica como acintada. En estado avanzado, las paredes de la vaina o cáscara se refuerzan por tejidos fibrosos.
cultivo-general

Como cultivar la habichuela en casa

Los productores de habichuelas deben tener muy claro que la elección correcta de la variedad es el factor más importante que determinará el rendimiento y la calidad del producto. Deben establecerse cuales son los materiales que mejor se adaptan a las condiciones locales.


  
Las habichuelas son susceptibles al ataque de hongos del suelo que causan pérdidas de plántulas en la emergencia. Las plagas también pueden afectar la plántula emergente causándole la muerte. La manera más simple y eficaz de prevenir estas pérdidas es aplicando a la semilla fungicidas e insecticidas. Las semillas de habichuelas ROYAL SLUIS vienen tratadas, sin embargo tratamientos adicionales pueden ser aconsejables en algunos casos.
  
Las habichuelas son sensibles a las condiciones de baja temperatura del suelo. Idealmente se deben sembrar en suelos francos, de buena textura, con un alto contenido de materia orgánica. Es importante  que una vez abiertos los surcos para sembrar, se tapen a la mayor brevedad especialmente si son suelos susceptibles al secado rápido ya que esto afectará negativamente la germinación.


  
La semilla de habichuela debe ser sembrada a 2.5 – 4.0 cm. de profundidad, pero sobre suelo húmedo, por lo tanto profundidades de 5 – 7cm. pueden ser necesarias en algunos casos.
  
El riego antes de la floración es importante para incrementar en forma significativa el desarrollo vegetativo de la planta. El riego durante la floración de la habichuela y los primeros estados de desarrollo de las vainas es esencial, produciendo un incremento considerable del rendimiento. Nunca debe faltar agua en este estado.
  
De los tres principales macronutrientes, el Nitrógeno produce la mayor respuesta de la planta. El fertilizante más adecuado es el que presenta la siguiente relación de NPK: 3N:2P:1K. Se recomienda utilizar fertilizantes libres de cloro. La cantidad total de fertilizante  debería aplicarse al suelo al momento de la siembra o en la preparación del suelo. Aplicaciones de fertilizante  posteriores a la implantación del cultivo o durante el desarrollo de este deben considerarse solo en casos de deficiencia de Nitrógeno. En ese caso es recomendable aplicar 25 kg. N/Ha.
  
Las habichuelas determinadas producen sus máximos rendimientos en hileras poco espaciadas (14cm.). Generalmente estas distancias son recomendadas para cosechas mecánicas. En los casos en que solo se hace cosecha manual, espaciamientos mayores son necesarios. Distancias de 50 – 60 cm. entre surcos son recomendables.

Para calcular la dosis final de semilla por hectárea a utilizar es necesario conocer el número de semillas por Kilo, el porcentaje de germinación y dar un margen del 10% de plántulas perdidas. En general se puede hablar de dosis de semillas por hectárea de 80 kg. promedio.
  
Para obtener máximos rendimientos el control de malezas es primordial. Este puede ser efectuado en forma manual, mecánica y química. En la preemergencia se debe tener en cuenta que los productos químicos controlan las malezas presentes al momento de la aplicación o de semillas de malezas que germinen más tarde, sin embargo su efecto residual para que no afecte la semilla depende de una buena humedad en el suelo.
  

Hay una serie de enfermedades que puedan afectar a la habichuela. Ellas  son  causadas por bacterias, virus y deficiencias varias. En cuanto a bacterias la más importante es Pseudomonas phaseolicola que ocasiona puntos acuosos por el envés de la hoja, las lesiones son de color café con un halo amarillo de mayor tamaño. Se controla sacando del campo las plantasenfermas y aplicando oxicloruro de cobre a intervalos de 10 días. Esta enfermedad es trasmitida por la semilla por lo cual no se debe sacar semilla de lugares con incidencia de esta enfermedad. La semilla ROYAL SLUIS está libre de esta. Otras enfermedades son causadas por Botritys y Sclerotium.                

57_4

Como cultivar el casa los frijoles

Con la proximidad del calor o para los países donde siempre hay climas cálidos, les recomendamos sembrar ahora los frijoles. Es tan satisfactorio, porque crecen como enredaderas, tienen lindas flores y alegran el ambiente de un jardin tanto como de una terraza. Además que casi todos ya tienen las semillas en casa!

Lo primero que necesitas es espacio: ya sea una maceta, jardinera o en el jardin. Escoges tus legumbres: arvejas, frijoles rojos, blancos, negros, los que quieras. Y siembras con una distancia de 15 cms entre cada planta y a 60 cms entre cada hilera de frijoles. Les gustan los suelos fertiles y bien drenados y estar al sol.  Si temes que la temporada de heladas persista, es recomendable hacer almácigos, pero la verdad es que estas plantas prefieren no tener sus raíces muy manipuladas, por lo que entierras 1cm cada semilla directo al suelo de cultivo y las mantienes bien regadas.

Cuando las plantas tengan 5 cms o menos, será recomendable ponerles soportes para que sigan creciendo. A medida que suben por los palos, debes ayudar a la planta a  mantenerse enroscada en la vara para que sea más estable su crecimiento.

Podrás cosechar cuando las vainas estén de tamaño uniforme y recuerda que mientras más constante eres para cosechar, más vainas salen de la planta.
ia1

Datos curiosos de la Zanahoria

La zanahoria es una especie originaria del centro asiático y del mediterráneo. Ha sido cultivada y consumida desde antiguo por griegos y romanos. Durante los primeros años de su cultivo, las raíces de la zanahoria eran de color violáceo. El cambio de éstas a su actual color naranja se debe a las selecciones ocurridas a mediados de 1700 en Holanda, que aportó una gran cantidad de caroteno, el pigmento causante del color y que han sido base del material vegetal actual.



Los estudios de mejora genética en zanahoria se basan en la obtención de nuevas variedades ausentes de cuello verde, piel lisa, buen comportamiento frente a ala subida a flor, resistencia a enfermedades y mejora de los rendimientos y calidad del producto final. Además se está ensayando con la fortaleza de la hoja y la raíz para facilitar la recolección mecanizada.

Es una planta bastante rústica, aunque tiene preferencia por los climas templados. Al tratarse de una planta bianual, durante el primer año es aprovechada por sus raíces y durante el segundo año, inducida por las bajas temperaturas, inicia las fases de floración y fructificación. La temperatura mínima de crecimiento está en torno a los 9ºC y un óptimo en torno a 16-18ºC. Soporta heladas ligeras; en reposo las raíces no se ven afectadas hasta -5ºC lo que permite su conservación en el terreno. Las temperaturas elevadas (más de 28ºC) provocan una aceleración en los procesos de envejecimiento de la raíz, pérdida de coloración, etc.

Prefiere los suelos arcillo-calizos, aireados y frescos, ricos en materia orgánica bien descompuesta y en potasio, con pH comprendido entre 5,8 y 7. Los terrenos compactos y pesados originan raíces fibrosas, de menor peso, calibre y longitud, incrementándose además el riesgo de podredumbres. Los suelos pedregosos originan raíces deformes o bifurcadas y los suelos con excesivos residuos orgánicos dan lugar a raíces acorchadas.

La zanahoria es muy exigente en suelo, por tanto no conviene repetir el cultivo al menos en 4-5 años. Como cultivos precedentes habituales están los cereales, patata o girasol. aunque los cereales pueden favorecer la enfermedad del picado; como cultivos precedentes indeseables otras umbelíferas como por ejemplo el apio. Son recomendables como cultivos precedentes el tomate, el puerro y la cebolla.

La preparación del terreno suele consistir en una labor profunda (subsolado o vertedera), seguida de una labor más superficial de gradeo o cultivador. El lecho de siembra se prepara con una labor de rotocultivador y un conformador adaptado dependiendo si el cultivo se realiza en llano, surcos o meseta. Normalmente suelen utilizarse mesetas de 1.5 m. y cuatro bandas de siembra.

Se realiza prácticamente durante todo el año. Si la siembra se realiza a voleo, se emplearán por área unos 80 g de semilla, quedando la distancia definitiva entre plantas de 15 x 20 cm, lo que hace suponer que si se quedan a distancias inferiores tendrá que procederse al aclareo de plantas. La semilla deberá quedar a una profundidad de unos 5 mm.

Normalmente la siembra se realiza con sembradora neumática y semilla desnuda o calibrada en bandas, a una dosis que oscila entre 1.8-2.3 millones de semillas por hectárea.