Category Archives: Arbustos

462

La floración y cuando podar los árboles y arbustos

Anuncios Patrocinados
Cuando usted no puede esperar para empezar en el jardín de primavera, una buena tarea a emprender es la poda. La mayoría de los árboles y arbustos se benefician de la poda anual. Se les mantiene en forma, se deshace de la madera muerta y enferma y fomenta un nuevo crecimiento. Pero no todos los árboles y arbustos deben podarse temprano, especialmente algunos de los más florecientes.



La poda de los principios de la primavera significaría perder algunas flores y es una de las respuestas más comunes a ” ¿Por qué mis plantas no florecen ? . La mayoría de las veces esto no es lo que quieres. Sin embargo , hay excepciones. A menudo es más fácil podar cuando se puede ver la forma de la planta , antes de que las ramas están enmascaradas por las hojas. los árboles y arbustos que están en necesidad de una buena formación podían sacrificar unas cuantas flores para ser vigorizados por una poda primavera.

No hay reglas duras y rápidas , pero aquí es una de las lista de comúnmente crecidos árboles florecen en primavera y arbustos y la mejor época para podar ellos.

Árboles y Arbustos de podar a finales de primavera / verano, después de la floración

  • Azalea ( Rhododendron especies )
  • Beautybush ( Kolkwitzia amabilis )
  • Guirnalda nupcial Spirea ( Spirea x vanhouttei )
  • Floración Crabapple ( especies y variedades de Malus )
  • Forsythia ( forsythia x intermedia )
  • Hawthorn ( especies y cultivares de Crataegus )
  • Hortensia, de hoja ancha (Hydrangea macrophylla )
  • Lila ( Syringa vulgaris)
  • Magnolia ( especies y cultivares de Magnolia )
  • Mockorange ( Filadelfo coronario )
  • Laurel de montaña ( Kalmia latifolia)
  • Rododendro ( Rhododendron especies )
  • Serviceberry ( Amelanchier x grandiflora )
  • Slender Deutzia ( gracilis deutzia )
  • Weigela ( Weigela florida )


Árboles y Arbustos de podar en primavera, mientras Durmiente

Usted todavía puede obtener su podadora a cabo esta primavera para dar forma a la siguiente lista de árboles y arbustos , mientras que todavía están latentes.

  • Bradford Pear ( Pyrus calleryana )
  • Mariposa Bush ( Buddleia Davidii )
  • Crape Myrtle ( Lagerstroemia indica)
  • Floración Dogwood (Cornus florida )
  • Árbol de ciruelo ( Prunus blireana )
  • Brillante Abelia ( Abelia x grandiflora )
  • Oro Rain Tree ( Koelreuteria paniculata )
  • Madreselva ( Lonicera fragrantissiam )
  • Hortensia, Peegee (Hydrangea paniculata ‘ grandiflora ‘ )
  • Potentilla ( Potentilla fruticosa )
  • Redbud ( Cercis canadensis )
  • Spirea (excepto guirnalda nupcial ) ( japonica Spirea ) )
  • Wisteria (especie Wistera )
412_79225_5985627_726480

Datos interesantes sobre el dato de la Uva

La uva es el origen del vino y el cava, bebidas con las que probablemente muchos brindarán en Nochevieja para recibir el Año Nuevo. Si los campos no estuvieran poblados por enormes viñedos rebosantes de jugosas y dulces uvas, más de uno tendría que llenar su copa esta Navidad con algún tipo de zumo, agua o sustancia similar. 




La vid es un arbusto leñoso, y como tal, puede tener una vida muy longeva, llegando incluso a sobrepasar el centenar de años, aunque tarda entre 3 y 5 en madurar. Hasta entonces es incapaz de producir frutos y ha de ser mimada para que crezca sana y vigorosa.

Tiene que soportar tanto el frío del invierno como las épocas de sequía, por eso no puede vivir en regiones con temperaturas extremas: ni a demasiada altitud, ni cerca de los polos o desiertos.
El tronco y los sarmientos sólo sirven para transportar el agua y los componentes minerales. Sus enormes hojas, conocidas en algunos lugares como ‘pámpanas’, son la principal fuente de energía de la planta.

Su importancia en la Historia
El cultivo de la vid ha condicionado la evolución de la humanidad a lo largo de los años. Como necesita cuidados prácticamente durante todo el año, favoreció el sedentarismo entre sus primeros explotadores, y con ello contribuyó a la formación de aldeas y ciudades.
Su importancia se ve reflejada en las referencias que, con el predominio de las distintas civilizaciones, nos han ido quedando a través del tiempo. Las primeras surgieron ya en el Antiguo Egipto: representaciones gráficas del vino o la vid sobre tablillas y papiros funerarios.

Los griegos, 1.000 años antes de Cristo, exportaron la vid, junto con su cultura y sus costumbres, allá donde se extendía su área de influencia. De esta forma se originó, en todo el Mediterráneo occidental, una tradición vitivinícola que llega hasta nuestros días, y que alcanza su máxima expresión en Francia, Italia y España.
Ellos fueron los primeros en venerar a un Dios de la vid y el vino, Dionisos, que más tarde, con el imperio construido por los romanos, cambiaría de nombre para convertirse en Baco. La vid viajó con estos últimos por las vías de comunicación que construyeron a lo largo de sus vastos dominios, despejando de bosques amplias zonas que luego empleaban para su cultivo.

Después, el cristianismo tomó el vino como uno de sus símbolos más significativos y propagó el cultivo de la vid en toda su zona de influencia, transportando la variedad europea hasta América en uno de los primeros viajes de Colón.

El lloro de la vid
Permanece aletargada durante todo el invierno a la espera de que el tiempo mejore para recobrar sus funciones vitales. Es en ese momento, en marzo, cuando comienza el proceso conocido como el ‘lloro’ de la vid. La planta despierta, la savia se pone en movimiento y empiezan a surgir los frutos, al principio verdes y muy pequeños por su gran carga de clorofila.
Las características de la uva dependen de la variedad a la que pertenece y de las condiciones ambientales en que se desarrolla. La mezcla de ácidos que contiene y la cantidad de cada uno de ellos, definitorios del producto final, serán distintas según la humedad, la luz y la temperatura de cada zona.
Cuando el verde de la uva se va perdiendo y comienza a cambiar de color, se le llama envero. Si se trata de alguna variedad de tinta, pasará a rojo, y si es variedad blanca, a amarillo. Los ácidos que en ese momento predominan en el fruto irán cediendo terreno a los azúcares debido al proceso de maduración, gracias a lo cual tomará ese característico gusto dulzón.

Las partes de madera de la cepa también acumulan azúcares contribuyendo a endulzar la uva, por eso los campos más viejos dan unos frutos más regulares y de una calidad más estable. Las especies más importantes para la agricultura son vitis labrusca, vitis rupestres, vitis riparia y vitis vinífera (que es la vid común o europea).

La vendimia
Esta costumbre centenaria forma parte de la vida de muchos pueblos, cuya principal fuente de riqueza ha sido tradicionalmente el cultivo de la vid y la cosecha de la uva. En ellos se ha vivido la época de recolección como una fiesta que recompensa los esfuerzos realizados durante todo un año.
Actualmente, las máquinas van comiendo terreno a la vendimia manual. Pero es necesaria la adaptación del viñedo a esas máquinas, y por eso, entre septiembre y octubre, aún se puede ver a los jornaleros, doblados sobre sí mismos, rompiendo el horizonte de los campos y soportando las inclemencias del tiempo -a veces del frío y a veces del calor- para desnudar las cepas en la última etapa de la campaña.

Decidir el momento adecuado en que debe comenzar la vendimia es muy importante, repercutirá sustancialmente en la calidad de los vinos que se extraen de la uva. Con una recolección temprana, serán más afrutados y ligeros en alcohol; en cambio, retrasándola, se obtendrá mayor grado alcohólico.
Flores-de-Bach-Heather-Brezo

El brezo como planta de invierno

El brezo es un arbusto pequeño con unas hojas de color verde oscuro y que en invierno destaca por el color morado o blanco de sus flores

Puede alcanzar bastante altura, más de un metro, pero eso depende del suelo donde lo plantemos y de cómo dejemos que crezcan sus raíces. Crecen con fuerza sobre suelos frescos y estando a pleno sol, aunque también toleran la sombra. Si el suelo es ligeramente ácido, favorecerá su crecimiento.
jdv1189113587e

Una flor llamada la dama de la noche

El comportamiento de las plantas es absolutamente sorprendente. Para corroborarlo, no hay más que fijarse en las plantas carnívoras o en cómo persiguen los girasoles al sol. Al contrario que éstos, un arbusto mediano que durante los calurosos días del verano permanece cerrada, esperando a la noche para florecer y destilar una de las fragancias más exquisitas.



Si eres de los apasionados que disfrutan su jardín con las plantas olorosas, este Galán te maravillará con su perfume, compitiendo incluso con otros tan aromáticos como azahares, jazmines, arrayanes o magnolias.

La Dama de Noche es un arbusto ramificado, conocido también como Zorrillo, Cestro oCestrum Nocturnum.
Su tamaño oscila entre 1,5 y 4 m. y tiene un origen un tanto disputado. Mientras algunos se lo atribuyen a las regiones tropicales de América, donde conviven doscientas clases de su misma especie, las solanáceas; otros, cautivados sin duda por su olor embriagador, reivindican su hábitat en las zonas de India occidental y Malasia. Si no la tienes todavía, tendrás que hacer un hueco de excepción en tu jardín a una de estas plantas para comprender por qué hay tanta controversia.
Una planta con insomnio
Porque si algo caracteriza, además de su aroma, a la Dama de Noche, es su floración nocturna. Tendremos especial cuidado en alternarla en zonas de abundante sol y sombra, pues una larga exposición al sol podría quemarla y una estancia excesiva en la sombra restaría vigor al crecimiento de las flores. Para reservar energías, durante el día esta solanácea permanece cerrada, ajena al calor, esperando a la noche para desplegar sus encantos. Sus flores son muy numerosas, pequeñas y de forma tubular; y su color varía del blanco al amarillo verdoso según la especie. No subestimes su tamaño, pues su poder aromático es muy grande.

El único inconveniente que tiene la Dama es que florece tan sólo en los meses de verano y los finales de la primavera, si bien guarda la mayoría de sus hojas durante todo el año, pues es perennifolia. Éstas son simples y alternas, uniformes, de color verde claro y de forma más o menos lanceolada. Algunas pueden amarillearse o perderse, sobre todo en invierno; es normal. Sí debemos prestar más atención al clima, ya que una helada podría perderla para siempre.
Cuidados para la Dama
En cuanto al suelo, los tolera casi todos, quizá algo mejor los que tienen un ph ligeramente más ácido. Otro detalle que tendremos que tener en cuenta es que hay que plantarla siempre un suelo bien drenado. La Dama de Noche, por lo general, necesita agua una vez cada dos días, y solamente podrá regarse más veces si el verano es demasiado árido. Un exceso de riego podría atenuar el brillo de sus hojas.
Al ser una planta de una sola estación, es conveniente que en su cuidado añadamos un extra de nutrientes, tanto para la tierra como para la floración. Los más aconsejados son los abonos líquidos: mientras que los tradicionales pueden retrasar su efecto, los acuosos actúan más rápido. Eso sí, cuando comiencen a aparecer las primeras flores (generalmente a mediados/finales del mes de mayo) procederemos a una poda generosa que asegure su esplendor hasta el final del verano.
A pesar de ser la reina de la noche, esta planta no requiere cuidados excesivos. Aunque si queremos mimarla más y hacer que sus hojas crezcan con más vigor, el uso de fertilizantes ricos en hierro favorecerá el reverdecimiento, dándole un aspecto más saludable que, sin duda, agradecerá.
raiz_apinada_maceta_thumb

Algunos consejos para comprar arboles o arbustos

Recientemente hablábamos de cómo al comprar árboles o arbustos en maceta debemos fijarnos que no se haya trasplantado a la maceta demasiado recientemente, ya que si no ha echado raíces, puede traernos problemas, pero si en cambio el árbol ha pasado mucho tiempo en su maceta, tampoco es una buena señal.
raiz_apinada_maceta
Si han pasado mas del tiempo debido en una maceta, los árboles habrán crecido y echado raíces hasta cubrir toda el área disponible dentro de su contenedor, lo que al trasplantarlo nos dará un pésimo desarrollo de las raíces, siendo posible que el árbol no se agarre bien (siendo muy problemático, principalmente con los ejemplares de gran tamaño o muchas hojas en zonas de mucho viento) o también que las raíces salgan a la superficie.
El modo de chequear esto es el mismo que en el caso anterior: cogemos el árbol de la base del tronco y levantamos la maceta, y si vemos que la tierra se mueve junto con el árbol, de forma independiente a la maceta, no es un árbol que convenga trasplantar sin tratamiento de raíces de por medio.
Muchas veces inclusive podemos ver las raíces saliendo por los agujeros de la maceta, así que hay que estar atentos.
avellano-01

Conoce el arbusto Avellano

Descripción
  • Arbusto de tres metros, capaz de soportar temperaturas de -15ºC.
  • Forma de las hojas: oval, redondeadas y dentadas.
  • Flores amarillas muy decorativas. Aparecen en febrero.


Cuidados
  • En recipiente hay que regarlo habitualmente, ya que si no, las hojas amarillean y caen. En verano, echarle media regadera cada dos días.
  • Cuidado con el exceso de agua, el platillo debe quedarse vacío después de cada riego.
  • Necesita tierra de jardín.
  • El recipiente debe medir, al menos, 30 cm de diámetro, ya que una planta joven dobla su tamaño en una temporada.
  • Colocar en un lugar claro, resguardado del viento.
  • Cuidado con el pulgón (afecta a los brotes jóvenes), el oídio (forma una capa blanca sobre las hojas), el balanino (pica los frutos) y la antracnosis (mancha las hojas de negro).
  • Podar por encima de las ramas laterales con más de cuatro años para que crezcan nuevos tallos.
Variedades
  •   Corylus Máxima: ideal para cultivarla en recipiente por su poca altura.
  •   Corylus Avellana Contorta: ramas retorcidas, y de crecimiento lento. También es muy decorativa, sobre todo en invierno gracias a su falta de follaje.
Curiosidades
  El Avellano, combinado con las Margaritas, las Campanillas o las Rosas de Pitiminí, darán a tu jardín un aspecto estupendo.
liquidambar

Plantas y arboles ideales para la temporada fría (II Parte)


Arbustos
Los arbustos que aporten color llamativo con sus hojas o sus frutos se constituyen en puntos focales en otoño. Sin embargo, también es importante elegir algunas plantas que permanezcan relativamente inalterables durante todo el año para que sirvan de trasfondo mientras que el interés va cambiando de un punto a otro del jardín con los cambios de estación.


Algunas especies recomendadas son: Berberis (las especies caducifolias toman coloridos espectaculares); Cotoneaster (por el color otoñal de las especies caducifolias y los frutos de colores brillantes); Nandina domestica (en otoño produce ramilletes de frutos de color rojo y la variedad ‘Firepower’ toma color rojo púrpura); Parra virgen (Parthenocissus), trepadora que toma bellos colores; Sedum spectabile, que ofrece bronces y castaños antes de marchitarse.

Flores
Sedum ‘Autumnn Joy’, Crisantemos, Brezos (Erica carnea, Erica vulgaris), Aster, Violeta de los Alpes (Cyclamen), Liriope muscari, Bignonia rosada (Podranea ricasoliana).



Las estrellas del invierno

Para contrarrestar la monotonía que se produce cuando la mayoría de las plantas se encuentran en descanso es importante la elección de especies que tengan atributos destacados en esta época.

Para ello debemos tener presente que durante el invierno el interés floral del jardín es mínimo. Las formas, tanto de las especies perennes como de las caducas, tienen un papel fundamental. Los colores y texturas son más sutiles, aportados por los frutos y cortezas de las ramas de especies caducas.

Árboles

En invierno la atención se centra principalmente por el color y textura de los frutos, bayas y cortezas. Sin olvidarnos de las coníferas que proporcionan interés todo el año por su rica variedad de colores, formas y texturas.

Dentro de las variadas opciones, podemos mencionar: Manzanos silvestres (Malus), muérdago (Ilex), limoneros (en lugares protegidos), Sorbus, Arce ssp., abedul (Betula ssp.), Myrtus lurna, sauce (Salix alba), eucaliptos.

Arbustos

Son componentes de mucha importancia en el jardín invernal al proporcionar principalmente masas de color y textura con su follaje: Hebe, Elaeaguns, Erica carnea (brezo), Mahonia, Viburnun tinus, Photinia davidiana. Estas últimas, además de follajes, aportan también flores atractivas en invierno. Los arbustos con tallos decorativos proporcionan colores brillantes: Cornus alba ‘sanguínea’ y ‘stolonifera’, Abelia triflora, Kerria japonica, Salix, Avellano, Deutzia.
Los frutos ornamentales pueden rivalizar o superar a las flores en cuanto a belleza y colorido: Ilex, Cotoneaster, Pyracanta.

Flores

Resultan especialmente valiosas en este momento en que la mayoría de las plantas se encuentran con su menor atractivo. Las bulbosas de floración invernal son muy interesantes para ocupar los espacios vacíos que dejan las herbáceas.

Hortensia de invierno (Bergenia crassifolia), lirio de invierno, helleborus, acanthus, daphne odora ‘aureo marginata’ con deliciosas flores perfumadas, rosadas y blancas a mediados del invierno, cyclamen, galanthus, narcisus, crocus son algunas de las flores que alegran los jardines en esta época del año.
jardin-altamont-2

Consejos para elegir los mejores arbustos para tu jardin

Los arbustos son una forma maravillosa de añadir elementos estéticos y de utilidad a tu jardín, vale decir: un mismo elemento es capaz de ofrecen la intimidad y la ornamentación imprescindibles para ese espacio en el que tanto tiempo te gusta estar.



A ello, sumo el hecho de que son un excelente medio para poner en relieve los puntos focales de tu jardín. Al elegir los arbustos, la mayoría de la gente comienza a pensar en lo que les gusta y en el tema económico específicamente. En vez de usar este método, te aliento a pensar como un diseñador de jardines profesional, y elegirarbustosque actúen como elementos paisajísticos tu jardín, es decir como piezas de destaque por sí mismas o como apoyo al destaque de otras, como por ejemplo para promover simetría (importante a la hora de determinar puntos focales).


Losarbustospueden actuar como una forma de resaltar canterios de flores, vías de línea, puntos focales tales como estatuas o fuentes, o para actuar como una barrera entre la intimidad de su jardín y el resto del mundo. Cuando estás eligiendo arbustos bajo estos parámetros, es necesario que evites losarbustosde floración porque serán competencia de los puntos de atención y a la vez, en ciertas épocas del año pierden densidad y cuerpo de follaje.

Lo mejor sonarbustosperennes, especialmente aquellos en que la textura de sus hojas sea de mediano a fino, y éstas posean delicadas formas. ¿Algunos ejemplos? Podrían ser por ejemplo algunas variedades de Cotoneaster, destacando entre ellas las variedades variegadas tales como Cotoneaster sternianus, más conocida como Guillomo, la que puedes ver en la imagen de portada.
scindapsus_schefflera_y_zamiocuca

Algunas variedades de ficus

La riqueza de variedades de Ficus que podemos encontrar actualmente en las floristerías, centros de jardinería, etc. es destacable. Y más si sumamos estas a las diferentes especies más cultivadas como plantas de interior, como por ejemplo los Ficus benjamina, Ficus elástica, Ficus binnendijkii, Ficus deltoidea, etc.



La circunstancia de poder encontrar muchas variedades de Ficus nos permite:

Poder ir cambiando en el tiempo de planta, jugando con su colorido y/o forma de hoja, según la decoración del lugar donde va a estar.

Poseer una o varias plantas de Ficus diferentes según nuestros gustos personales.

Prácticamente, los cuidados suelen ser muy semejantes entre las variedades de Ficus de la misma especie. Por lo tanto, si una variedad nos va bien, tenemos muchas posibilidades de que también otra de la misma especie nos dé idénticas satisfacciones.

Actualmente, entre el grupo de Ficus más populares se encuentran:

  • Ficus benjamina (hojas verdes)
  • Ficus benjamina (hojas matizadas)
  • Ficus elástica
  • Ficus binnendijkii
  • Ficus deltoidea

Para una mayor comprensión del tema debemos saber que en el orden botánico se entiende como género al Ficus. Dentro de este se encuentran las especies, en este caso benjamina, elástica, deltoidea o binnendijkii. Y dentro de éstas se encuentran las variedades o también denominadas cultivares, como es el caso de “Danielle”, “Samantha”, “Monique”, “Trineke”, “Alii”, etc.

Por lo tanto, si compramos un Ficus benjamina y sabemos su nombre (por ejemplo “Danielle”), tenemos un Ficus benjamina “Danielle”. Exija saber en su centro de compras el nombre del Ficus que ha adquirido y así podremos saber mejor sus cuidados.

También es importante saber que si consultamos un libro técnico, este nombre que hemos tomado como ejemplo, vendrá expuesto de la siguiente forma: Ficus benjamina “Danielle” ó F. benjamina “Danielle”.
184740420_a5dfe045ca

El cultivo de arbustos trepadores

Los arbustos trepadores deben estar presentes en todos los jardines, pues aportan un amplio colorido en muy poco espacio. Además pueden brindarnos su sombra, apoyados en estructuras de soporte. Existe una amplia gama de especies trepadoras, con diversas características.



Una presencia ineludible en todo jardín, son las plantas trepadoras. Aunque resulten más complicadas a causa de su necesidad de realizar estructuras de sostén, y por la tendencia invasiva que suelen tener.

Estas plantas se adaptan a su función: dar sombra, esconder, disimular paredes, formar galerías en la caminería, cubrir pergolados, etc.

Entre las trepadoras distinguimos las que trepan por sí mismas que poseen raíces aéreas para sujetarse de muros, piedras, árboles, etc. Con zarcillos o tallos reptantes, como los rosales, donde las espinas forman ganchos, que emplean para subir a los árboles, espalderas, etc.

El soporte más utilizado para las trepadoras son los muros y paredes, también hay elementos estructurales más elaborados, como pérgolas, arcos, que se colocan en jardines y parques.

La gama de arbustos trepadores es muy amplia, incluye variedades como: Bignonias, Campsis, Hiedra, Dama de la noche, Rosal trepador, Glicina, Madreselva, etc.

Los arbustos trepadores ofrecen una gran variedad de hojas, flores, perfumes y formas.

Uno de los usos más frecuentes es para cubrir muros, vallas, fachadas, celosías, etc., en mal estado, proporcionando un aspecto maravilloso a elementos constructivos, que de otra manera, se verían ruinosos.

Para cubrir pergolados, columnas, arcos, porches, emparrados, etc., proveen de sombra, colorido y perfume, permitiendo crear espacios íntimos dentro del jardín.

Hay trepadoras que sirven para formar setos, y constituyen una excelente opción para jardines pequeños, y ofrecen flores vistosas, como: Alemanda, Campsis, Buganvilla, Glicina, Hiedra, Madreselva, Rosal trepador, etc.

Estas plantas admiten el cultivo en macetones, empleando tutores, lo cual permite ubicarlas en terrazas y otros espacios pequeños.

Para jardines pequeños o terrazas, son ideales, por su crecimiento en vertical, lo que permite ofrecer una gran superficie de verdes alternando con colores vivos, sin restar espacio al jardín.

Hay arbustos trepadores de hoja caduca y de hoja perenne, elegiremos los que mejor se adapten a nuestras necesidades. Otras son de crecimiento rápido. También hay plantas de carácter anual, para cultivarlas y desecharlas luego.
madrono_flores_3

Conoce el Madroño


Hojas: Son ovaladas y con los extremos dentados y ligeramente rojizos. Su color es verde brillante por las dos caras. Se mantienen todo el año.

Flores: Son blancas o rosadas, acampanadas, pequeñas y muy atractivas. Se disponen en ramilltes.

Tallo: Presenta un tronco con la corteza escamada.

Estilo: Es un arbolillo o arbusto perenne.

Altura: Su tamaño es variable entre árbol y arbusto, con una altura entre 2 y 3 metros.

Cuidado:

Abono: Hay que abonar con frecuencia con un abono orgánico de calidad, especialmente durante la etapa de mayor crecimiento (desde primavera hasta otoño).

Riego: Al principio requiere riegos frecuentes y abundantes, pero a medida que va creciendo necesita menos cantidad de agua, pues se trata de una planta que soporta bien los periodos de sequía.

Luz: Debe cultivarse a pleno sol durante todo el año, pero hay que evitar la exposición prolongada durante la época de más calor y especialmente tras el trasplante, etapa en la que hay que situarlo en un lugar luminoso pero sin la luz del sol directa.

Temperatura: Cuando se encuentra en maceta, conviene protegerlo de las heladas para proteger sus raíces. Sin embargo, le conviene sentir el frío invernal.

Poda: Se trata de una tarea complicada, pues el madroño tiene frutos y flores durante todo el año y no resulta fácil determinar cuál es el momento ideal para realizar la poda. Pero el periodo más adecuado es la primavera, cuando las heladas ya han terminado. También hay que podar las raíces durante el trasplante. Lo importante es retirar:
– los brotes de la base del tronco
– las ramas que se cruzan
– las ramas opuestas
– las ramas que crecen en vertical o hacia el interior del tronco.
Sustrato: No debe ser muy compacto, sino más bien blando, arenoso y no calcáreo. Si se encuentra en macetero, es recomendable aplicar fertilizante líquido mensualmente.

Trasplante: Es una planta que no aguanta muy bien los trasplantes. Por ello, lo ideal es situarla directamente en el terreno del jardín o en un recipiente grande si la queremos mantener allí. Se realiza generalmente cada 2 ó 3 años, ya que es una especie de crecimiento lento.

Multiplicación: Puede ser mediante semillas o esquejes:

– Semillas: desde finales de invierno hasta principios de primavera. Se recogen de los frutos ya maduros y se sumergen en agua durante varios días para limpiarlos y extraerlos la pulpa. Después se pueden conservar en el frigorífico o en arena húmeda. La multiplicación mediante semillas es lenta.

– Esquejes: desde finales del otoño hasta principios de invierno. Debe ser de tallos jóvenes conservados en un ambiente húmedo y con una temperatura de unos 20ºC.
Floración: Se produce entre los meses de octubre y febrero.
Plagas y enfermedades: Es bastante resistente a las plagas, pero es vulnerable a estas enfermedades:

– Hongos en las hojas: manchas pequeñas. No hay ningún tratamiento eficaz para esta enfermedad, pero no es muy grave. la única solución es quitar las hojas afectadas.

– Hongos en el suelo: Provoca que las raíces se pudran, lo que afecta a las hojas, que pueden llegar a pudirse. La solución a esta enfermedad es mejorar el drenaje del suelo, ya que un exceso de humedad favorece la aparición de estos parásitos.

Otros datos de interés:

Se puede cultivar en cualquiera de los dos sustratos.
Posible usos culinarios, salud, cosméticos:

Su principal uso es el de planta ornamental, por la belleza de sus hojas y flores.

También se emplea la madera de su tallo en ebanistería, además de que resulta muy eficaz como combustible en los hornos.

Tanto sus hojas como sus frutos contienen unas sustancias con propiedades astringentes intestinales.

Curiosidades:

Los frutos del madroño son comestibles, pero su sabor es muy desagradable. Además, su ingesta en grandes cantidades puede provocar un estado narcótico e irritación del tubo digestivo.

El madroño es uno de los símbolos del escudo de la Comunidad de Madrid, en la cual esta planta se encuentra protegida con carácter de especie amenazada.
potentilla_fruticosa_marion_red_robin_mine

Conoce la La Potentilla fruticosa

La especie que nos concierne en el día de hoy, es un ejemplar de arbusto que puede resultarnos muy útil para plantar en nuestro jardín, sobre todo por una de sus grandes y principales virtudes, que es adaptarse y sobrevivir de buena forma a climas adversos, altas temperaturas e incluso sequías.



La Potentilla fruticosa, a su vez, también ofrece lindas flores, habitualmente de color amarillo y blanco. Esta especie, agrupada en las herbáceas perennes, proviene de la familia de las Rosaceae, y también es conocida como cincoenrama.

Como sabemos, las plantas que deseemos cultivar en nuestro jardín, deberán adaptarse al clima general de la región, así como a las condiciones ambientales que allí reinen. Habitualmente, el verano es una estación en donde surgen variadas circunstancias que pueden afectar nuestras plantas, obligando a mayores consideraciones en las tareas de jardinería. Por ello es que la Potentilla Fruticosa es una excelente opción.

Mantenimiento y cultivo de la Potentilla Fruticosa

La adaptabilidad de la Potentilla posibilita su cultivo en los más variados climas. Siempre es aconsejable cultivarla en suelos con buen drenaje, pudiendo ser a pleno sol o a media sombra. De todas formas, y más allá de su resistencia, requiere de riego constante y abundante.

Por otro lado, su floración, la cual llega en verano y regala muchas flores, hace de esta especie una de las principales opciones para los climas calurosos y secos, en el plano de la decoración del jardín

Por último, otra virtud de la Potentilla es que no cuenta con mayores riesgos de enfermedades y plagas, lo que genera que sus cuidados requeridos no sean excesivos, sino sencillos y fáciles de llevar, ideal para quienes disfrutan de su jardín pero no cuentan con el tiempo que desearían para mantenerlo.
35856139_3

El cuidado de las rosas en el vera

Los rosales son arbustos que brindan flores verdaderamente hermosas, ya sea por sus colores o por su fragancia, siendo una de las plantas mas comunes, por lo que algunos consejos para sus cuidados durante los meses de calor pueden ser muy útiles.

Las rosas marchitas y las ramas antiguas pueden eliminarse sin problema y se recomienda hacerlo para un mejor desarrollo del arbusto, y con ello lograr que aparezcan nuevas flores.
El abono y el riego son fundamentales en estos meses, y se recomienda el uso de material orgánico como compostviruta de maderarestos de césped, hierba o cáscaras de frutas en la tierra, como también se debe incrementar la frecuencia de riego para mantener la tierra húmeda y buenas reservas de agua para la planta.
Es también el momento ideal para utilizar fungicidas e insecticidas, ya que con el verano estas plagas pueden aparecer y arruinar nuestros rosales.
aucuba_japonica_picturata_thumb

Conoce el Laurel Japonés

El laurel japonés es un arbusto decorativo muy bonito y de forma redonda, que en invierno mantiene sus hojas y asume una coloración amarillo verdosa, es de talla media y en raros casos supera los 2 metros de altura.
aucuba_japonica_picturata
Como todos los arbustos, requiere de abono frecuente, que podremos hacer a través de composta casera o estiércol hacia fines de invierno, o bien agregar abono para plantas de flores cada mes con el riego.
Se puede cultivar en los jardines durante todo el año y no requiere de cuidados mayores, dado que es una planta fuerte y resistente, no teme al frio y soporta buenas temperaturas, aunque siempre es recomendable aplicar una capa de hojas o materiales de cobertura sobre las raíces por protección.
Se puede regar cada 2 o 3 semanas con 1 a 2 secos de agua, siempre esperando que la tierra se seque antes de regar nuevamente para no saturar la planta.
412_113136_3213147_839931

Las hojas del lilo

Las hojas del lilo son caducas con forma de corazón y tienen un precioso color verde oscuro. Sus flores están en todo su esplendor en primavera en forma de ramilletes y albergan una amplia gama de tonalidades.



Arbusto grande o árbol pequeño de entre 3 y 7 metros de altitud.

Se debe plantar a finales de invierno en zonas cálidas y más adelante en lugares más fríos. Además, se aconseja enriquecer con anterioridad el terreno con materia orgánica.

Es conveniente regar el lilo lo suficiente para mantener frescas las raíces. Los ejemplares jóvenes necesitan un riego más regular.

Se suelen posicionar en zonas donde reciban los rayos solares, de esta manera se estimula su floración e intensifica el aroma de sus flores.

Necesita ciertas dosis de sol para su crecimiento, pero además es muy resistente al frío.

En invierno se deben hacer podas de limpieza, para eliminar las ramas que estén muertas o dañadas.

Soporta tanto los suelos arenosos como los arcillosos, pero se desarrolla mejor en terrenos neutros o calcáreos, y sobre todo que estén bien drenados.

El proceso de multiplicación puede realizarse mediante diversos métodos. Una manera de conseguirlo es mediante esquejes obtenidos de ramas laterales en la época estival. También puedes acodarlo en primavera o trasplantar hijuelos enraizados al pie del tronco en los meses inviernales.

Para que su floración se muestre en todo su esplendor, el lilo necesita estar ubicado en zonas que tengan inviernos fríos.

Plagas y enfermedades: Son diversas las enfermedades que puede sufrir este ejemplar, pero destacan el oidio, manchas en las hojas, virosis y muchas más. Las plagas son también un problema que sufren los lilos, sobre todo cabe mencionar las cochinilas, las polillas minadoras, el gorgojo, el ácaro de las yemas, etc.

Otros datos de interés:

¿Jardín o macetero?: Solemos tener este arbusto como planta decorativa de nuestro jardín, pero también hay especies de esta planta que pueden cultivarse en macetones.

Curiosidades:

El lilo es muy apreciado por sus hermosas flores que aparecen en primavera y que además son muy olorosas. Éstas pueden ser rosas, lilas o blancas. El aceite esencial de sus flores se utiliza en la elaboración de perfumes.
Las hojas, los frutos y las cortezas del lilo contienen una sustancia amarga beneficiosa para los habituales síntomas de la gripe y también funciona como tónico estomacal y digestivo.
800px-200707_x_Hortensia_01

Datos importantes de la hortensia

Este arbusto se caracteriza por poseer unos grandes penachos de flores, de color blanco, azul o rosa, más o menos intenso, que están formados por flores individuales.

Generalidades.- La hortensia es un arbusto caducifolio de climas con inviernos suaves, perteneciente a la familia de las saxifragáceas, cuyas variedades más significativas se caracterizan por tener flores dispuestas en inflorescencias en forma de cabezuelas.

Comúnmente se le conoce como planta de maceta, pero en las regiones húmedas de España (sobre todo en la costa norte) es más corriente como arbusto de jardín.



Las flores de la hortensia se desarrollan a partir de yemas formadas el año anterior, es por esto que la poda debe anticiparse todo lo posible, realizándose justo al finalizar el período de floración. Lo más aconsejable es hacer la poda dejando las ramas a unos 30-40 cm del suelo, para que sobre esa estructura se desarrolle cada año.

Conservar su flor.- La flor de la hortensia es perfecta para formar ramos. Pero hay que tener en cuenta que una vez cortada sigue teniendo las mismas exigencias de humedad y temperatura moderada. Si deseas conservar sus flores una vez cortadas, sigue estos consejos:

– Tanto si procede de una floristería como del jardín, corta un poco los tallos antes de meterlos en el florero.

– Este corte tiene que ser oblicuo y es mejor realizarlo con un cuchillo bien afilado que con una tijera, que aplasta el tallo, obstruyendo los vasos por donde se nutre la flor.

– Realiza dos cortes cruzados (X) en la base del tallo, de un par de centímetros de profundidad.

– Echa una cucharada de azúcar al agua que pongas en el florero, pues proporciona al tallo y a la flor bastantes nutrientes.

– Aleja el ramo de las corrientes de aire para evitar que el agua de los pétalos se evapore de forma muy rápida.

– Coloca las flores en un emplazamiento lo más fresco posible, un calor excesivo marchita las flores.

– Rocía el ramo con frecuencia, aumenta la duración y frescura de las flores. Un ambiente muy seco tiene el mismo efecto que un florero sin agua.

Curiosidades sobre sus colores.- El color de las flores de la hortensia varía según el tipo de suelo en que se hayan cultivado. Si, por ejemplo, se han cultivado en un suelo calizo, la flor tomará un color rosa. En cambio, si la tierra ha sido enriquecida con turba o sulfato de hierro y aluminio, el color será azul.
comprar-vid-roja

Vitis vinifera, o parra de uvas

La vid, parra, parrón o videira (Vitis vinifera), es una planta leñosa trepadora que cuando se deja crecer libremente puede alcanzar hasta más de 30 m, pero que por la acción humana, podándola anualmente, queda reducida a un pequeño arbusto de 1 m. Su fruto, la uva, es comestible y materia prima para la fabricación de vino y otras bebidas alcohólicas.



La Vitis vinifera L. es una de las aproximadamente sesenta especies del género Vitis existentes. La botánica se detiene en el estudio de las especies. Posteriormente, como consecuencia de su evolución como cultivo, se distinguen diversas variedades, llamadas por los botánicos “cultivares”. Todas esas variedades, como viura, cabernet sauvignon, zinfandel, etc. pertenecen a la especie Vitis vinifera L. José Peñín llega a contar hasta cinco mil variedades. , lo cual resulta un tanto exagerado, si se tiene en cuenta que una misma variedad recibe distintos nombres. Cada región se precia de tener su cultivar propio, al que pone un nombre especial.

El castellano tiene palabra específica “viduño” —viduño Viura, viduño Zinfandel, viduño Merlot etc— para designar las diversas variedades de la vid. Otros países con tradición en la producción de vino también tienen palabra específica. En francés “cépage”, en italiano “vitigno”. Se habla de un vino monovarietal, si está hecho con un único viduño. Pero varietal es un adjetivo; no un sustantivo. Zinfaldel no es un “varietal”, sino un viduño.

Su tronco retorcido y tortuoso, presenta una corteza gruesa y aspera que se desprende en tiras longitudinales. Las ramas jóvenes, denominadas sarmientos, son flexibles y muy engrosadas en los nudos; alternando sobre ellas se disponen las hojas, grandes, palmeadas y muy lobuladas y a la vez están dentadas, se las suele llamar pámpanas. Los zarcillos salen enfrente de las hojas y se enroscan y endurecen en cuanto encuentran soporte.

La vid posee tres tipos de yemas: yema principal, yema pronta y yema latente.
  • La yema principal es la que brota más frecuentemente y se compone de tres yemas: primaria, secundaria y terciaria, siendo la más importante la yema primaria porque trae la producción de la temporada.
  • La yema pronta (o yema anticipada) es una yema que puede brotar en la misma temporada que la yema principal dando origen a un brote anticipado. Puede producir fruta, pero ésta será de baja calidad y se le denomina “pampanito”
  • La yema latente brota sólo en condiciones extremas como una fuerte fertilización nitrogenada o una poda excesiva, dando origen a un brote muy vigoroso en madera vieja (tronco por ejemplo)llamado “chupón”. Este brote es netamente vegetativo, eso quiere decir, que no produce fruta y si lo hace es de pésima calidad.

El nombre del género era ya utilizado por los ermitaños; se cree derivado del celta gwid o wid: árbol, arbusto, (el mejor de los árboles). Cultivada desde tiempos remotos se han obtenido de ella innumerables variedades. 

Cuando a finales del siglo XIX los viñedos europeos fueron arrasados por la filoxera, devastador pulgón que destruye las raíces, se importaron especies americanas resistentes. De este modo, se logró injertar las razas de Vitis vinifera sobre las raíces americanas.


La importancia económica de la vid, es extraordinaria: la uva es uno de los frutos más apreciados, nutritivos y rico en vitamina C, secas constituyen las pasas o sultanas, muy nutritivas y utilizadas en medicina popular como pectorales; las uvas inmaduras se consideran refrescantes; de los sarmientos mana en primavera el agua de cepa, que se considera diurética; los pámpanos y brotes tiernos son ricos en taninos y antocianos, empleados como astringente conta las diarreas, hemorragias nasales (en forma de polvo), las uvas maduras tienen también propiedades laxantes —lo mismo que el mosto— y son ricas en ácidos orgánicos y azúcares reductores. Pero la importancia mayor de la vid es para obtener, por fermentación del mosto, el vino y todos sus derivados: alcohol, vinagre, etc. Su obtención se ha convertido en una verdadera disciplina: la enología.

Se cree originaria del suroeste de Asia, aunque una raza silvestre de esta especie (V.vinifera subsp. sylvestris (C. C. Gmelin) Hegi) se extiende por el centro y sureste de Europa. Actualmente su uso se extiende por todos los países de climas templados.
poda_viveros_alegre

La poda de Plantas y Arbustos

La operación de poda más sencilla consiste en cortar (pellizcar) entre dos dedos el brote terminal de la planta, para favorecer el crecimiento y la florescencia de los otros tallos. Nuevas ramitas y capullos se forman entonces, aprovechando las sustancias nutritivas que por este procedimiento quedan ahora disponibles.



Corten las flores marchitas de sus plantas vivaces, para evitar que se agoten y favorecer el desarrollo de nuevas flores, ofreciéndoles una agradable florescencia de final de temporada. Utilicen unas tijeras de podar, o para trabajar más rápidamente una cizalla.

A la mayoría de las especies se les pueden limpiar sus ramas muertas durante todo el año: corten la rama muerta o enferma justo encima de un nudo o de una yema, en la parte sana de la rama. Acorten a la mitad los tallos largos. Tengan en cuenta la época de floración.

Los arbustos que florecen en invierno o en primavera forman, durante el verano, las ramas que llevaran las flores al año siguiente. Si se podan antes de la floración, se corre el riesgo de suprimir algunos brotes. Procedan justo después de la floración, a finales de la primavera o a principio del verano.

Cuando la floración tiene lugar en verano o en otoño, las flores se marchitan al final de la época de vegetación. Hay que efectuar pues la poda durante el invierno, en febrero – marzo. El largo de las ramas a podar varía según las especies de arbustos.

Tendrán que cortar justo por encima de un nudo o de una yema, los tallos próximos al tronco o a las ramas principales (con las tijeras de podar o la cizalla). La cicatriz tiene que quedar limpia (afinen con la podadera), y se debe untar de alquitrán o de un producto cicatrizante.

Rosmarinus officinalis, mejor conocida como romero

Rosmarinus officinalis, el romero, es una especie del género Rosmarinus cuyo hábitat natural es la región mediterránea, sur de Europa, norte de África. Incluso se encuentra también en Asia Menor y Suramérica. En España se halla en la mayor parte de Cataluña, hasta los Pirineos en Aragón y Navarra, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja, Madrid, Murcia, Extremadura, en las zonas montañosas de la Comunidad Valenciana, Andalucía e islas Baleares. Es muy poco frecuente en puntos del norte o noroeste de la península.



Se cría en todo tipo de suelos, preferiblemente los áridos, secos y algo arenosos y permeables, adaptándose muy bien a los suelos pobres. Crece en zonas litorales y de montaña baja (laderas y collados), desde la costa hasta 1.500 msnm. A más altura, da menor rendimiento en la producción de aceite esencial. Forma parte de los matorrales que se desarrollan en los sitios secos y soleados en las zonas de encinar, zonas degradadas por la tala o quema y laderas pedregosas y erosionadas. Florece dos veces al año, en primavera y en otoño.

El romero es un arbusto leñoso de hojas perennes muy ramificado, puede llegar a medir 2 metros de altura. Lo encontramos de color verde todo el año, con tallos jóvenes borrosos (aunque la borra se pierde al crecer) y tallos añosos de color rojizo y con la corteza resquebrajada.

Las hojas, pequeñas y muy abundantes, presentan forma linear. Son opuestas, sésiles, enteras, con los bordes hacia abajo y de un color verde oscuro, mientras que por el envés presentan un color blanquecino y están cubiertas de vellosidad. En la zona de unión de la hoja con el tallo nacen los ramilletes floríferos.

Las flores son de unos 5 mm de largo. Tienen la corola bilabiada de una sola pieza. El color es azul violeta pálido, rosa o blanco, con cáliz verde o algo rojizo, también bilabiado y acampanado. Son flores axilares, muy aromáticas y melíferas (contienen miel), se localizan en la cima de las ramas, tienen dos estambres encorvados soldados a la corola y con un pequeño diente.

Del romero se utilizan sobre todo las hojas y a veces, las flores. Es una planta rica en principios activos.
  • Con el aceite esencial que se extrae directamente de las hojas, se prepara alcohol de romero, que se utiliza para prevenir las úlceras. También se emplea para tratar dolores reumáticos y lumbalgias.
  • Se utiliza en fricciones como estimulante del cuero cabelludo (alopecia).
  • La infusión de hojas de romero alivia la tos y es buena para el hígado y para atajar los espasmos intestinales. Debe tomarse antes o después de las comidas.
  • El humo de romero sirve como tratamiento para el asma.
  • El alcanfor de romero tiene efecto hipertensor (sube la tensión) y tonifica la circulación sanguínea.
  • Por sus propiedades antisépticas, se puede aplicar por decocción sobre llagas y heridas como cicatrizante.
  • También posee una ligera cualidad emenagoga.
  • Además es una excelente planta de interior debido al agradable aroma que desprende.

Datos de Solandra Maxima

Origen: México.

Características: arbusto apoyante de hojas grandes ybrillantes, de hasta 15 centímetros. Sus flores son de color amarillo ámbar que se tornan amarillo oro. Poseen un perfume muy intenso al anochecer. Las flores abiertas duran muchos días en la planta, mientras que como flor cortada no da buenos resultados. La floración se prolonga desde mayo a diciembre. Es ideal para cubrir paredes altas.

Crecimiento: rápido. 

Exigencias: se adapta a cualquier tipo de orientación, requiere suelos drenados y climas cálidos. No es atacada por hongos ni insectos.

Especies: S. longiflora: oriunda de Jamaica, sus flores son de color blanquecino. 

Variedades: no posee. 

Multiplicación: Por estacas o gajos.