Category Archives: Cactus

412_79225_5957865_141008

Consejos para regar el cactus de navidad

Anuncios Patrocinados

Aunque mucha gente tiene un cactus de Navidad, lo cierto es que sus cuidados son bastante desconocidos. El cactus de Navidad, a diferencia de otros tipos de cactus, no tolera la sequía demasiado bien. De modo que, en función de la época del año y de la floración, el cactus de Navidad tiene unas necesidades de agua específicas.

1. No dejes que la tierra se seque
Dado que tenemos asociada la palabra “cactus” a los climas extremadamente secos, existe la tentación de no regar cactus de navidad suficientemente. Sin embargo, este debe ser regado en cuanto se le seque la tierra, al contrario de lo que ocurre con otros cactus.

2. Tener en cuenta la cantidad de agua
Aunque el cactus de Navidad ha de ser regado y no debe tener la tierra seca, tampoco es conveniente abusar del agua. En efecto, la tierra en la que está el cactus ha de estar húmeda, pero no mojada. Demasiada agua haría que el cactus de Navidad enfermara, de modo que solo hay que echarle la suficiente como para que la tierra se humedezca.

3. Riego después de la floración
El riego cactus de navidad después de la floración es distinto que en otros momentos de la vida del cactus de Navidad. En este caso, una vez las flores se marchitan y caen, el cactus necesitará una cantidad inferior de agua.

4. Aumenta la cantidad de agua en primavera y disminúyela a finales de verano
De nuevo, el riego cactus de navidad varía. Esta vez debido a que en primavera el cactus de Navidad comienza la floración, razón por la cual la cantidad de agua que necesitará será mayor que durante el invierno. Por el contrario, a finales de verano tendrás que disminuir la cantidad de agua para regar cactus de navidad.
412_79225_5957864_628420

Conoce lo que afecta el cactus de Navidad

Muchos somos los que tenemos un cactus de Navidad, sin embargo pocos son los que sabemos identificar las enfermedades cactus Navidad. No es para alarmarse, pues es natural no conocer las enfermedades de las plantas y mucho menos las enfermedades de una planta exótica, como es este cactus.



1. Antracnosis

La antracnosis suele ser causada por un hongo y se manifiesta a través de unas manchas de colores que afectan a las hoja, las yemas, el tallo y los frutos de las plantas. La consecuencia de esta enfermedad es que la parte afectada de la planta se perderá. Esta enfermedad suele aparecer en primavera, cuando los hongos están en su apogeo. Para prevenirla convienen mantener limpia la tierra del cactus.

2. Pudrición blanda bacteriana

Otra de las enfermedades del cactus Navidad es la pudrición blanca bacteriana. En este caso, como indica su nombre, la enfermedad está causada por una bacteria que afecta a la raíz de la planta. A simple vista, los síntomas que presenta esta enfermedad son que la planta se vuelve amarillenta y que sus hojas se marchitan. Esta enfermedad se puede prevenir con un riego adecuado durante los meses más calurosos del año.
3. Manchas foliares por cercospora

La tercera de las enfermedades cactus Navidad es la mancha foliar por cercospora. En este caso, el cactus presentará en las hojas unas manchas de color marrón y con forma circular. Esta enfermedad suele está causada por un hongo que vive en la zona infectada. Para evitar esta enfermedad, hay que evitar que el follaje del cactus esté excesivamente húmedo. Esta enfermedad también puede evitarse si se fertiliza el cactus de forma que no tenga deficiencias en este sentido.
schlumbergera_orssichiana_x_truncata2

Un tipo de cactus llamado Santa Teresita

Es una planta epífita -crece sobre los árboles- originaria de Brasil. Cuando se la cultiva como ornamental se planta en macetas con sustrato bien poroso. 

 A diferencia de otros cactus es mejor ubicarlo en un lugar donde no reciba sol directo y necesita un ambiente bastante húmedo. Puede cultivarse a reparo de las heladas en el exterior o como planta de interiores en ubicaciones luminosas.
Hay numerosos híbridos y variedades. 

Se reproduce fácilmente por fragmentos de tallos (que son aplanados). A estos esquejes es mejor dejarlos al aire un par de días y luego plantarlos.
cactus-25281-2529

Información sobre los cactus

Los cactus son plantas muy fáciles de identificar, por mas que haya miles de especies diferentes, y que muchas directamente no parezcan ser plantas.



Los cuidados de los cactus son mínimos lo que las hace plantas ideales para estudiantes que buscan un poco de decoración sin tener que prestarles demasiada atención, además de que viven mucho tiempo.

Dentro del género de las cactáceas, son plantas conocidas por sobrevivir en ambientes muy hostiles para las plantas comunes, como son por ejemplo los desiertos, en donde el sol, el calor y la falta de agua elimina casi toda la vida que no se haya adaptado.

Esto se debe a su capacidad de acumular agua en sus tallos, raíces y hojas, que les permite estar meses sin agua.

Dependiendo de la variedad, hay muchos cactus con hermosas flores, siendo excelentes plantas de interior, además de que cultivadas en macetas no alcanzan tamaños demasiado grandes.
aren6

Características de las plantas desérticas

Las plantas desérticas, como los cactus, y las plantas suculentas, como por ejemplo la zábila, son las especies que mejor se adaptan a la temporada de verano, por su condición natural de la resistencia ante la falta de agua y las horas intensas de sol, por lo que se vuelven una opción para engalanar el jardín y darle otro aspecto con esta variedad de especies.



Flores

Tener flores en casa siempre es lo que motiva a la construcción de jardines o colocar macetas, buscando siempre la belleza de sus formas y colores. En las plantas desérticas también se encuentran especies con flores y con colores llamativos, como es el caso de la llamada corona de cristo, es una flor muy bella que se encuentra en una variedad de cactus y su tallo es completamente espinoso, muy agradable a la vista.

Las otras flores que llaman mucho la atención es la rosa del desierto, para adornar el jardín, maceta o arriate.


Las hojas tienen tallos reducidos no precisamente hasta el nivel de espinas, muchas leguminosas como el huizache y el mezquite son plantas perfectamente bien adaptadas a climas secos con foliolos de tamaño pequeño que ofrecen una escaza superficie expuesta al sol.

Una de las principales características de las plantas de climas cálidos son sus raíces profundas, ya que están acostumbradas a buscar agua en el subsuelo.

Otras adaptaciones consisten en que cierran sus estomas durante el día para evitar la pérdida de agua por transpiración y los abren durante la noche para captar CO2 y completar la fotosíntesis

Otras adaptaciones consisten en cubiertas duras que eviten a toda costa la pérdida de agua, una corta etapa de floración en la época de lluvias o en su defecto una única etapa de floración en su vida y en general su tamaño reducido, pues la gran mayoría de las plantas desérticas no pasan de la talla de matorral.
riego-de-cactus

Importancia del Riego del cactus

Saber como regar un cactus es el paso más importante a la hora de su cuidado. El riego puede variar según la zona donde tengamos plantado el cactus y la especie de cactus que sea.
La falta de riego siempre resulta fácil de comprobar ya que se arrugan y adelgazan. Lo bueno es que, cuando se les da agua, se recuperan rápidamente.



Es la propia experiencia, más que datos exactos, la que determinará el momento en que debe regarse el cactus. Suele ser bastante usual regar una vez a la semana en verano e ir espaciando los periodos en otras épocas, pero siempre pecando de falta que de exceso, y teniendo en cuenta el clima y las temperaturas.

Durante el invierno se regará muy poco o incluso nada, excepto cuando el cactus esta en el interior, en cuyo caso se deberá regar cuando la tierra este bien seca.

Consideraciones:
-Siempre acertaremos mas, si regamos por defecto que si regamos en exceso.
-Debemos evitar mojar la planta durante el riego.
-Es muy importante dejar secar bien el sustrato entre riego y riego.
-En invierno los riegos deben ser mínimos y si tenemos el cactus en el exterior, no regar si hay peligro de heladas.

Conoce la Pita

Si eres de los que les gusta llevar la originalidad a casa, te invitamos a que incluyas una pita en tu hogar. Es una de las plantas más comunes de las zonas cálidas y de las más sencillas de mantener, ya que su cuidado es semejante al de los cactus. La mayoría de la gente está acostumbrada a verla crecer en su entorno natural y no la conciben como una planta doméstica. En realidad, la pitera es muy decorativa e incluso funcional, y puede pasar de ornamentar tu jardín a convertirse en un sombrerero o, incluso, en instrumento musical o un remedio medicinal. Alójala en casa y disfruta de los aromas cálidos que trae consigo.

Su origen es americano

Procede de México. Llegó a Europa en el siglo XVI, tras el descubrimiento de América. Los médicos y botánicos fueron los más interesados en traer esta planta a nuestro continente por sus propiedades terapéuticas. Es propia de las áreas desérticas y está muy bien adaptada a la zona mediterránea; Italia, el sur de Francia y el litoral español (Almería, Murcia y Valencia) incluyen a la pita dentro de su flora más característica. Almería, además, posee un parque natural en Cabo de Gata donde esta especie se encuentra protegida.

Significa maravilla

Pertenece al género de las ágaves americanas. Su nombre proviene del griego y fue traducido como ‘maravilla’ por los conquistadores españoles. Comúnmente se denomina ‘pita’, aunque hay provincias que la llaman de distinta manera: etsavára de tancas, en Cataluña, zabila o zurda, en el País Vasco, piteira, en Portugal o maguey amarillo, en México. Existen casi 500 variedades diferentes.

Características

Forma: piramidal. 

Tallo: es muy ligero. Puede llegar a crecer hasta un metro en una semana e incluso alcanzar los 12 m. de altura dependiendo de la especie. Ramas: de 1 ó 2 m. de largo, están cubiertas de fuertes espinas que miden entre 2 y 3 cm. 

Hojas: perennes, gruesas y carnosas. Se conforman en rosetas de 30 a 60 hojas de unos 15 y 23 cm. Son de color blanco azulado o blanco grisáceo. Flores: se encuentran en los extremos de las pequeñas ramas horizontales. Son grandes, entre 7 y 10 cm, y presentan un color amarillo verdoso. Frutos: tienen una envoltura alargada y triangular. 

Raíces: son muy largas porque necesitan absorber del suelo la mayor cantidad de agua posible. 

Multiplicación: las nuevas plantas pueden generarse a partir de sus rizomas (tallos horizontales y subterráneos que poseen yemas), bulbos, raíces y semillas. Sus flores pueden ser polinizadas por murciélagos, gusanos blancos y rojos. 

Floración: se produce en junio y agosto. Ésta termina con la vida de la pita, que será de 7 a 30 años de edad, y traerá consigo las semillas. En este momento, el ágave comenzará a secarse. 

Clima: es propia de territorios desérticos, muy áridos. Esta característica hace que esta planta sea idónea para zonas secas y poco lluviosas.

Si quieres una pita en tu jardín

Aunque las dimensiones que puede llegar a alcanzar te harán dudar a la hora de decidir si plantarla o no, existen varias clases que se adaptan muy bien a estos espacios, por lo que no tendrás problemas en escoger la que mejor se acomode a tus gustos y necesidades.
Para jardinería se recomienda:

Marginata: presenta los bordes de sus hojas de color blanco amarillento. 

Medio-picta: las hojas describen una línea en medio. 

Medio-picta alba: similar a la anterior, pero con el detalle de que es blanca amarillenta.

Como todas las plantas de clima árido, no requiere mucha dedicación; tan sólo preocúpate de que crezca recta y protégela de la humedad, pues en ocasiones, el exceso de agua puede pudrir la madera o provocar la aparición de hongos. Necesita, eso sí, mucha luz y el suelo tiene que estar drenado. Lo que sí te recomendamos es que renueves la tierra o, al menos, la abones una o dos veces al año. Tampoco tienes que regarla, sobre todo si se encuentra en elexterior.

Otros usos y curiosidades

Decoración: no es de extrañar que te encuentres una pita como percha, sombrerero o simplemente como un árbol ornamental en el interior de una casa. Es un recurso práctico, original y barato.
Fibra: es fuerte, resistente al agua, suave, ligera y de color blanco o blanco amarillento. Se utiliza para hacer cuerdas, sogas, lonas (también impermeables), ropa, cestas, cepillos, pinceles, etc. e incluso sirve como materia prima para fabricar papel.
Tequila: es el licor por excelencia de México; y es de aquí, de donde se extrae el condimento base para su elaboración. Jabón: amoles o plantas jabonosas son los nombres que reciben algunas variedades de la pita. Sus raíces segregan una pulpa que, en contacto con el agua, producen espuma; ésta se utiliza como jabón.
pita pita pita
Instrumentos y otros utensilios: una vez seca la madera (cuando la pita ya está muerta), se puede transformar en instrumentos musicales como los timbales, o hacer escaleras, vigas y andamios. Una de las ventajas que conlleva trabajar con la pita es que contribuye a cuidar el medio ambiente, porque se trabaja con madera muerta; de esta manera se evita cortar o lastimar otras plantas que aún permanecen vivas. 

Alimentación: tiene un alto contenido en fructosa y en hidratos de carbono (90%). Apto para los diabéticos, es un 20% más dulce que la remolacha azucarera o el azúcar de caña. Medicinal: tiene efectos terapéuticos. Sus hojas calman las quemaduras leves, y los polvos de pita (en pequeñas proporciones) ayudan a mitigar el reuma, las dolencias hepáticas, estomacales e incluso la amenorrea. 

Algunos consejos sobre los cactus

1
Los Cactus, son plantas muy especiales, además de ser las más difíciles de mantener, porque pareciera ser que ellos siguen sus propias reglas en todo momento.
Si alguna vez les da la gana comprar un Cactus, mejor olvídense de todo lo que han aprendido hasta ahora en cuanto a jardinería y no se crean que porque elCactus tiene una flor, su salud estará garantizada, y si se les ocurriera comprar un Cactus en pleno invierno, entonces, deben estar preparados para tener una gran decepción…
2
¿Miedo?, y con razón, un Cactus es cosa seria, y adquirirlo no es llegar y llevar, hay que asesorarse bien antes de llevarlo.
Los sitios donde pueden encontrar Cactus sanos, con los viveros especializados en esta especie de plantas, aunque también hay otros lugares donde los pueden tener aunque tal como les decía, nada les garantiza que se mantengan vivos mucho tiempo si no se asesoran antes de llevarlo a casa.
3
Como consejos de oro para comprar un Cactus, y no morir en el intento, tienen que:
  • Cerciorarse que el Cactus tiene las raíces firmes.
  • Palpen el cuello de la planta y obsérvenla detenidamente. Si notan un color diferente al resto del Cactus o si notan que está reblandecida, tengan por seguro que ese Cactus se está pudriendo desde adentro para afuera.
4
  • Las plantas enfermas tienen los siguientes síntomas: escamas blancas, manchas negras, decoloración de los bordes, hormigas rojas, arañitas u otro tipo de insecto pegado.
  • Los Cactus que han estado bajo la sombra por mucho tiempo, pueden estar enfermos, y no les convienen.
  • Hay Cactus a los que hacen florecer tempranamente, con ayuda de luces artificiales y trucos por el estilo. No hay que dejarse llevar por las flores, ya que las flores no garantizan la salud del Cactus a largo plazo.
5
  • En temporada de invierno, es mejor mantener la planta de Cactus bien abrigada en un sitio donde no reciba heladas, recuerden que estas son plantas de desierto, que requieren estar casi en completa sequía y con mucho sol y altas temperaturas…

Como cuidar los Cactus

Las cactáceas componen la especie más conocida de las plantas suculentas, que se caracterizan por sobrevivir en condiciones de extrema sequía, gracias a su capacidad de acumular agua en sus tallos, hojas o raíces.
Además, los cactus tienen como rasgo distintivo las púas que suelen recubrirlos. Aunque tienen su origen en América, se han extendido por todo el mundo, y cobran cada vez más importancia como planta de interior, tanto sin flores como con ellas, en los más variados tamaños, formas y colores.
 Amantes de la luz y el calor, no requieren excesivas atenciones, aunque para mantenerlos en buenas condiciones durante mucho tiempo hemos de proporcionarles unos cuidados básicos y prestar atención a las enfermedades y plagas.

Aprende a cultivarlo

cactus

Los cactus se reproducen por semillas, que podemos adquirir o recoger nosotros mismos de los frutos; en este caso, tras la recolección, se extraen las semillas del interior y se conservan en papel poroso. Han de estar en perfecto estado, ya que, de lo contrario, el ejemplar no se desarrollará.
El sustrato debe estar bien drenado y ser permeable, para que no se acumule excesiva humedad, que perjudicaría al cactus y probablemente, lo mataría. La mezcla de diferentes tierras depende de la variedad que tratemos y de las condiciones climáticas. Una de las más habituales es unir una tercera parte de turba rubia, otra de arena gruesa y otra de carbón vegetal molido, que además será un elemento destacado en la prevención de los hongos. Por supuesto, es posible adquirir la tierra ya preparada.
La plantación la realizaremos en pequeños recipientes. En el fondo colocaremos gravilla, que permitirá un buen drenaje. A continuación dispondremos una capa del sustrato preparado. Se esparcen las semillas, con un poco de agua, y se cubren con arena gruesa. Para una buena germinación, es necesario proveer humedad; es adecuado cubrir el recipiente con un plástico transparente. Cuando haya brotado, lo trasladaremos a un recipiente mayor, con cuidado de no dañar las raíces.
Asimismo, los cactus también se reproducen por esquejes. Cortaremos una ramificación del ejemplar, dejaremos que cicatrice y los plantaremos en el sustrato.

Riego y abono

cactus

Es importante tener en cuenta que las cactáceas soportan mucho mejor la falta de agua que el exceso de ésta. Una humedad demasiado alta hará morir la planta rápidamente. En cambio, su carencia puede resolverse, ya que percibiremos los síntomas poco a poco: un terreno demasiado seco, o que el cactus adquiera un tono amarillento.
Además, es preferible aportar una buena cantidad de agua de vez en cuando que muy poco a diario. Regaremos sólo cuando el terreno se haya secado por completo. El agua lo echaremos en el sustrato, y evitaremos mojar el ejemplar. Es adecuado añadir abono para garantizar el buen desarrollo; variará en función de la especie.

Cuidado con su salud

cactus

Los cactus no están libres de padecer enfermedades y plagas. La mejor forma de combatirlas es la prevención. Para evitar los hongos, se fumigará un par de veces al año; si los hongos ya han actuado, debido a una humedad excesiva, lo percibiremos en su aspecto, ya que estará recubierto con una pelusa blanca. Para remediarlo, lo retiraremos de su ubicación actual y la colocaremos en un lugar aireado, además de añadir un producto específico.
Las cochinillas también perjudican a nuestra suculenta; lo sabremos cuando aparezcan bultos parduscos; un remedio casero es, tras rasparlos, aplicar una solución preparada con un litro de agua y jabón blando y alcohol de quemar diluidos. Los pulgones y la araña roja también son enemigos de los cactus. Para eliminarlos, utilizaremos jabón líquido con agua en el primer caso y un producto específico en el segundo.

Conoce la La Chumbera

De todas las plantas que podemos escoger para adornar nuestros hogares, los cactus son los eternos olvidados, a pesar de que son los que menos cuidados requieren y los más sencillos de mantener. Son propios de ambientes áridos, pero se adaptan bien a temperaturas más frías. La chumbera forma parte de ese grupo de plantas versátiles que decora, regala frutos cada primavera y es una eficiente herramienta de defensa. Si además no te exige mucha dedicación para su cuidado, tienes ante ti una de las mejores opciones con las que alegrar tu casa.
Es una planta perenne perteneciente a la familia de las cactáceas. Su nombre científico es Opuntia ficus-indica y es originaria de Méjico. Llegó a Europa en el siglo XVI y se concentra en las zonas mediterráneas. En España forma parte de la flora más característica de las Baleares y el sur y sudeste de la península.

chumbera


Hojas: se las conoce como ‘palas’ porque tienen una forma ovalada y son planas pero carnosas. De color verde, tienen espinas y unas pelusas que en contacto con las manos resultan muy molestas. Ésta es una característica común en los cactus. Como son plantas de climas secos, reservan el agua en su interior y evitan que ésta se evapore porque su piel es impermeable. Son un arma de defensa que las previene de los animales que intentan morderlas para conseguir el agua. 


Flores: están cargadas de pétalos y son muy vistosas. Las hay de varios colores: amarillas, rojas y naranjas. Fruto: se le conoce por el nombre de ‘higo chumbo’. Es redondeado, de color naranja y rojizo. También posee espinas (largas) y es bastante carnoso.

En su conjunto, la chumbera puede llegar a medir hasta cuatro metros.

Cuidados

chumbera

Exposición: es una planta acondicionada a ambientes muy calurosos; desérticos. Lo normal es que crezca a pleno sol, aunque a veces, si se planta en macetas no necesita someterse a tanta temperatura y, con una luz más tenue, crece perfectamente. 


Terrenos: Viven en condiciones tan adversas que no suelen tener problemas para germinar, incluso, de manera silvestre en superficies poco fértiles. Pero el suelo debe ser muy permeable para que canalice el agua y sus raíces absorban todo lo posible. Mezcla la tierra en la que vayas a plantar con arena, arcilla, o cal. Floración: en verano.


Abono: es recomendable que lo hagas una vez al año. Reciclar la tierra ayuda a que no se apelmace y a su vez le administras nutrientes que pueden haber perdido desde su plantación o desde el último abonado. A pesar de ser una planta todo-terreno, si la tienes en casa, no está de más que la mimes un poco. 


Riego: hazlo con moderación. La época en que deberás ser más generoso es en verano, mientras está floreciendo. Pero reduce el riego en invierno porque, al ser una planta de secano, no está acostumbrada a asimilar mucha agua y puedes ‘ahogarla’. 


Multiplicación: germina a través de esquejes y lo hace, además, con mucha facilidad. 


Recolección: los higos ya están maduros en primavera. Hay que tener cuidado al separarlos de las palas porque las espinas no te lo van a poner fácil. Ayúdate de unos guantes recios y con un poco de agua y un cuchillo, elimina la ‘pelusa’ y quítales la cáscara que los recubre.

Otras propiedades de la chumbera y su fruto


chumbera

Información nutricional: el higo chumbo es rico en azúcares (12%) y sales minerales. Posee vitaminas C y B, fibras y otros nutrientes. Lo más habitual es que los comas crudos, como una fruta más. Su pulpa es dulce y jugosa. También puedes exprimirlos o confiturarlos y hacer mermelada. En la variedad está el gusto y tú decides cómo quieres tomarlos: batidos, cocidos, macerados… 


Propiedades medicinales: este fruto es un remedio natural para tratar heridas y quemaduras (leves). Son diuréticos y emolientes y, gracias a su contenido en fibra, regula tus digestiones. Puedes encontrarlos procesados en tabletas y cápsulas. 


Ornamentación y defensa: como todas las plantas, una de sus funciones fundamentales es adornar nuestros jardines. Gracias a las dimensiones que pueden llegar a alcanzar (hasta cuatro metros) y a sus espinas, podemos conformar setos y barreras naturales con las que cercar y proteger nuestra casa. 


Animales: en ocasiones se utilizan para alimentar a los cerdos y al ganado.

Características de la camelia

Hojas: Las hojas de las camelias son muy consistentes y ovaladas y poseen un color verde oscuro y brillante.
Flores: Sus flores son de gran tamaño y en algunas especies pueden llegar a medir más de 12 cm. La gama de colores que presentan sus pétalos es muy diversa, ya que van del blanco al púrpura, rojo, rosa, salmón, amarillo o bicolor.
Estilo: Arbusto muy ramificado.

Cuidado:


Abono: Desde que la planta empieza a brotar hasta que salen las flores durante la primavera, cada semana es conveniente proporcionarle media dosis de un abono nitrogenado.
Riego: Hay que regarla de manera abundante con agua templada, pero evitando encharcamientos. En la época veraniega se debe de aportar menos cantidad de agua.
Luz: Necesita lugares sombreados pero luminosos.
Temperatura: En primavera se debe colocar la Camelia al aire libre, pero resguardada del sol directo. El clima ideal es el atlántico y se debe proteger de fuertes vientos.
Poda: La poda si se quiere realizar debe hacerse después de la floración, pero no es necesaria realizarla con frecuencia.
Sustrato: El suelo donde se coloque la camelia debe ser algo ácido , suelto y muy rico en humus. No puede sobrevivir en suelos calizos y tambpoco soporta un sustrato encharcado.
Multiplicación: Por equejes en verano con una temperatura de suelo aproximadamente de 25 ºC.
Floración: Suele florecer en el otoño tardío hasta los meses primaverales.
Plagas y enfermedades: La araña roja es un plaga que afecta directamente a la camelia y que puede producir la caída de los capullos.



Otros datos de interés:


¿Jardín o macetero?: Puede decorar nuestros hogares, pero necesita que está en una zona donde reciba aire fresco y no puede recibir sol directamente. Se debe colocar alejada de las calefacciones, ya que pueden marchitarlas. Es más habitual encontrar esta especie en jardines y espacios abiertos.

Curiosidades:


Es un arbusto de crecimiento muy lento, por lo que necesita las condiciones idóneas para su correcto crecimiento manteniéndolo en zonas frescas y en lugares donde la luz no sea directa.
La camelia se utiliza para extraer un aceite que ayuda a proteger nuestra piel y cabello, para que estén sanos y fuertes.
Sus hojas son muy buenas para el organismo, ya que se utilizan para hacer té que ayuda a limpiar nuestro cuerpo por dentro y además aporta un sabor diferente en nuestros exquisitos paladares.

Las plantas crasas o Cactus

Las plantas crasas se encuentran en los climas más inhóspitos de la tierra, como en los desiertos, donde tan solo sobreviven aquellas que son capaces de guardar para mañana las pocas gotas de agua que puedan llegar hoy. Son muy ahorrativas, y por ello han desarrollado una fisonomía capaz de albergar agua para mucho tiempo (en sus hojas, troncos o vástagos) ya que morirían si tuvieran que esperar a la próxima lluvia. Crecen en climas donde las estaciones seca y húmeda están muy bien diferenciadas.
Para cultivarlas debemos conocer bien sus necesidades, ya que requieren muchos cuidados en su período de crecimiento: luz, agua nutrientes, pero debemos saber cuándo es el momento de parar, pues inician su reposo.

Resistentes a plagas y enfermedades

Por lo general, son bastante resistentes en lo que a enfermedades se refiere, si bien es cierto que es directamente proporcional a la compañía que tengan. Si se encuentran agrupadas en distintas especies el riesgo aumenta, también cuando el clima en el que se desarrollan es distinto al de su hábitat natural.

Son susceptibles de podredumbre, por ello el riego ha de ser escaso. La plaga más peligrosa para ellas es lacochinilla algodonosa. Es fácil de detectar, por lo que antes de adquirir una planta debemos revisarla. Es posible que se encuentre en las raíces: sacaremos la planta para comprobarlo. Es caso de que el examen sea positivo, lo primero que debemos hacer es aislar la planta de las demás, colocarla en un lugar ventilado y proceder a su limpieza. También son susceptibles del ataque del pulgón y la araña roja.

Directrices para prevenir

Muy escaso riego en invierno, ya que, en esta época, el agua tiene muchas dificultades para su evaporación. No es el caso si está en un ambiente con calefacción. En todo caso, lo ideal es dejar que el sustrato se seque completamente antes de volver a regar. El sustrato a utilizar no debe ser rico en materia orgánica, arcilla o nitrógeno. La iluminación ha de ser abundante y uniforme.

Por semillas o esquejes

La reproducción de las plantas crasas podemos realizarla con semillas, y algunas especies permiten la reproducción por esquejes. La manera de asegurarnos la germinación de las semillas es que éstas sean de cosecha propia, así nos aseguramos de que sean frescas.

La tierra para la siembra ha de estar compuesta por tres elementos en iguales cantidades: turba rubia, arena gruesa y carbón vegetal molido.

Mejor que falte riego

La falta de riego tiene en las plantas crasas unos síntomas muy definidos: cambio de color y arrugas. De inmediato solucionaremos el problema. Sin embargo, el exceso no presenta ningún síntoma externo, por lo que la planta morirá sin remedio. Lo más acertado es la moderación. En invierno regaremos cada tres semanas aproximadamente, y en verano, cada uno o dos días y a las horas del día en las que la temperatura es más fresca.

Aloes, ágaves, euforbias, beaucarneas… y un sinfín de especies forman este insólito grupo de vegetales que tanta curiosidad despiertan entre las personas. Existen enormes colecciones. Rodearnos de ellas nos recuerda la fortaleza de la naturaleza, y su eterna lucha contra la adversidad.

Como hacer para que un cactus florezca

Los cactus son plantas fascinantes, no solo por las púas que los recorren, sino también por las flores que son capaces de producir. En algunos incluso brotan flores de color azul que pueden dar un toque muy diferente a tu jardín o balcón.

No todos los tipos de cactus son capaces de florecer y no todos lo realizan del mismo modo. Dependiendo de la clase, las flores de algunos pueden durar incluso una única tarde, mientras que otras pueden mantenerse durante varias semanas. Para que un cactus florezca necesita de unos cuidados muy específicos. Aunque pueda ser una tarea muy laboriosa, os aseguro que os sentiréis recompensados

Durante el invierno respeta su periodo de reposo y sitúalo en un lugar resguardado del frío. En otoño e invierno no hace falta que los riegues, ya que son capaces de acumular gran cantidad de agua en su interior. En primavera, trasládalo a un lugar con el mayor número de horas de sol posibles y comienza a regarlo de nuevo, pero no en abundancia.

Para finalizar, antes de la época de floración (debes informarte de cuando florece la especie de cactus que tengas en casa) abónalos con un fertilizante con alto contenido en potasio o con un producto recomendado para cactus. Y no te olvides de limpiarlo de vez en cuando con una brocha o un pincel de cerdas suaves.