Category Archives: Cesped

cuidados-del-cesped

Algunos consejos para que puedas renovar tu cesped

Anuncios Patrocinados

Os dejamos algunos pasos para renovar vuestro césped cuando lo veías apagado o en mal estado. Lo primero es saber por qué nuestro césped ha decaído, ya que para poder solucionar el problema, inicialmente tenemos que saber cuál ha sido. Por ejemplo, puede deberse a alguna plaga, falta de luz, exceso de riego…

Una vez diagnosticado el problema, y dependiendo del estado del césped, es cuando hay que pensar si merece la pena arreglarlo o cambiarlo. Aquí os dejamos los pasos a seguir cuando  el césped se ha dejado de lado y  lo que compensa es cambiarlo entero.
Para decir adiós al viejo césped y poder plantar otro, lo primero que hay que hacer es matar la vegetación que queda para poder sembrar uno nuevo.



Pasadas unas semanas desde la fumigación, hay que cortar el césped cortito, sin miedo. Debéis usar el rastrillo y dejar una capa con el grosor que os interese tener. Hay que trabajar la tierra con pala y rastrillo hasta que quede desmenuzada.  El rastrillo sirve para limpiarlo de piedras, malezas o basura.

En este momento es cuando habrá que echar el compost y extenderlo de forma pareja con el rastrillo hasta nivelarlo. Si la tierra está en muy malas condiciones, os aconsejamos echar una capa de tierra negra.

Una vez se ha extendido el compost perfectamente, llega el momento de plantar. En el caso de que utilicéis semillas, os aconsejamos que sigáis las instrucciones que vienen en el envase. Debéis expandir las semillas por todos los sitios para que no queden huecos. Os recomendamos esparcirlas en sentido norte-sur y luego este-oeste.
Inmediatamente después, se da un paso de rulo para poner en contacto tierra y semillas.
Cuando todo está plantado, solo tendremos que mantener el área donde hemos puesto el césped con la humedad suficiente que requiere.

La primera semana después de la siembra es fundamental en cuanto a agua se refiere. No podemos permitir que el suelo este seco. Pasados estos primeros días, iremos reduciendo el riego gradualmente. En días calurosos se recomienda dos veces al día y en días templados una. Aseguraros de que regáis todas las zonas por igual.
Una vez que los brotes han dado su fruto y nuestro césped ya tiene una medida considerable, podéis aplicar productos que fomentan el crecimiento cómo fertilizantes.

Por otro lado, cuando este sea demasiado largo, debéis cortarlo para evitar así malas hierbas y posibles problemas futuros.
guia-de-jardineria-para-perezosos_214x320

algunos consejos generales de jardinería

La cortadora debe mantener el filo de su cuchilla para evitar despedazar el césped, pero los expertos en césped indican que es posible no seguir estrictamente otras reglas y aun así obtener un césped atractivo para las tardes de descanso. Si eres de los que anhela tener un césped hermoso pero aborreces las hora perdidas en el trabajo de jardinería, esta guía de jardinería para perezosos de los expertos de Consumer Reports, es para ti.

Deja que el césped se ponga marrón durante las temporadas secas

Es parte de la naturaleza del hombre querer regar una planta que se está poniendo marrón. Pero en el caso del pasto, el cambio del color es simplemente una indicación de que la planta está entrando a un estado natural de reposo diseñado para conservar los nutrientes. “Desde un punto de vista agronómico, la mayor parte de los tipos de césped puede sobrevivir un mes sin agua fácilmente”, señala Doug Soldat, un científico estudioso del césped de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Si no puedes vivir con un pasto marrón, el momento para regarlo es cuando dejas tus huellas en el césped después de caminar sobre él. Pero no cometas el error de regarlo ligeramente al día durante las temporadas secas. Esto generaría un sistema de raíces de poca profundidad que provoca más daño que beneficio. En su lugar, dele una buena y larga remojada al césped, por unos 30 minutos (o lo suficiente para llenar una lata de atún), lo cual bastaría por todo un mes.

¿Cómo saber cuándo su césped está acercándose al borde entre la inactividad y la muerte? “Cuando el césped cambia de un marrón canela a un color pajoso, esa es la señal que le indica que probablemente solo le quedan algunos días a menos que lo riegue o llueva”, dice A. Martin Petrovic, profesor de césped en la Universidad Cornell.

Horas ahorradas al año: hasta 12 horas

Abona con menor frecuencia

Las empresas de fertilizantes recomiendan hasta cinco aplicaciones por año, pero tenga en cuenta que su negocio es vender los productos. La verdad es que muchos céspedes pueden crecer muy bien con solo dos aplicaciones al año. El Día de la Conmemoración de los Caídos (Memorial Day) y el Día del Trabajo (Labor Day) son los momentos ideales (un poco antes en el Sur). Si fertilizas el césped solo una vez, hazlo en septiembre y usa el abono de otoño. La mayoría de los productos de alta calidad contienen nitrógeno de liberación lenta que estimula el crecimiento en la primavera. “Los fabricantes lo han hecho a prueba de errores”, dice Frank Rossi, un experto en césped de la Universidad Cornell y asesor privado que tiene como clientes a los Yankees de New York y a los Green Bay Packers. “Si compras un producto que dice ‘abono para césped’, es muy probable que tenga la mezcla apropiada de ingredientes”.

Horas ahorradas al año: hasta 8 horas

Deja que el césped crezca un poco más

Probablemente sabes que cortar el césped demasiado corto puede afectar el desarrollo de la raíz. Pero ahora se está analizando la antigua regla que dice que nunca se debe cortar más de un tercio de la altura total de la brizna. “La regla surgió de una investigación realizada en la década de los años cincuenta por científicos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos que estaban evaluando el pasto azul de Kentucky como forraje” afirma Rossi. “Si alimenta vacas, la regla de un tercio le dará la producción de hojas más rápida, pero si su objetivo es tener un césped con buen aspecto, ahora le decimos que está BIEN quitar más”. La mayoría de los céspedes domésticos puede crecer con un corte superior al 50 por ciento de la brizna.

Puedes dejar que el césped crezca aproximadamente 5 pulgadas y media antes de cortarlo. Ello podría dar lugar a un césped más frondoso de lo acostumbrado, pero reducirá la frecuencia con la que lo corta en aproximadamente un 25 por ciento. Debido a que la mayoría de las cubiertas de las podadoras tienen niveles, no pulgadas, establecer la altura adecuada por lo general implica hacer pruebas y cometer errores. Ajusta la cubierta un nivel por vez.

Horas ahorradas al año: hasta 10 horas

Considere el césped de bajo mantenimiento

En vez de comprar cualquier mezcla de semillas que esté en oferta en el vivero local, considera una de las especies más nuevas de lento crecimiento y resistente a la sequía. La festuca fina, incluida la festuca roja, festuca rubra commutata y festuca longifolia, clasifican como de bajo mantenimiento. “Brindan una excelente apariencia, con cerca del 50 por ciento al 75 por ciento menos cuidado del que se le da al césped del ‘Estadio de los Yankees’”, señala Rossi. Sin embargo, la festuca fina no tolera bien el tráfico, así que si tu césped se duplica como el de un campo de wiffle ball, considera la festuca arundinacea. Crece mejor en la parte baja, pero es susceptible al daño que genera la cubierta de hielo. Sólo recuerda que a la festuca de lento crecimiento le tomará un poco más de tiempo asentarse, por lo que necesitarás un poco de paciencia.

También encontrarás diversas opciones que son resistentes a la sombra, aunque intentar asentar césped debajo del grueso follaje de un arce u otro árbol que da sombra es una pérdida de tiempo. “Amo el césped, pero no siempre es el caso”, dice Golembiewski. “Está bien convertir algunas partes del césped en gravilla o canteros perennes”.

Horas ahorradas al año: hasta 15 horas

Vivir con ciertas hierbas y plagas

Puede que no te agrade el aspecto del diente de león, pero en realidad no daña el césped, y su raíz principal penetrante puede incluso mejorar la estructura del suelo. Pero probablemente debsa cortar la cabeza antes que de semillas. El hecho de que el trébol tome nitrógeno del aire y lo transmita al suelo también tiene sus beneficios. Cosas como el musgo y la hiedra terrestre deben ignorarse ya que crecen en áreas húmedas y con sombra donde es poco probable que el césped crezca.

Existen otros problemas de césped que valen la pena tratar de eliminar. Por ejemplo, la digitaria sanguinalis normalmente muere con la primera helada, lo cual contribuye a la erosión del suelo. Puedes probar la harina de gluten de maíz, una alternativa orgánica a los herbicidas químicos. Los bichos, pequeñas larvas de escarabajos que viven en el suelo y se alimentan de las raíces del césped, pueden devastar un jardín. Es por eso que vale la pena consultar con un profesional acerca de las medidas preventivas, especialmente si ya has tenido problemas en el pasado. Y recuerda que un césped grueso siempre es la mejor defensa contra los problemas de césped. Así que echa semillas en espacios libres para ayudar a aumentar el pasto.
Horas ahorradas al año: hasta 5 horas

Acolchar, no embolsar

A medida que aumenta el interés por los céspedes ecológicos, la bolsa recolectora de la cortadora de césped se vuelve cada vez menos necesaria. “El 99 por ciento de las veces lo mejor es que acolchones tu césped”, dice Rob Golembiewski, especialista en césped de la Universidad Estatal de Oregón. Él se refiere al proceso de descargar la hierba cortada restante sobre el césped en lugar de embolsarla. Además de ahorrar tiempo, este proceso regresa los nutrientes al suelo, lo que reduce la necesidad de fertilizar el césped en aproximadamente un 33 por ciento.

Todo ello ayudará a reducir las aplicaciones de fertilizantes a 1 ó 2 veces al año. Una de las pocas veces en las que tendrás que embolsar la hierba cortada será cuando el césped haya crecido bastante, es decir, después de un período extenso de lluvias o unas largas vacaciones. Si esto sucede, considera abonar la hierba. También puedes embolsar la hierba durante un brote de alguna enfermedad en el césped; en ese caso será necesario llevar la hierba cortada a un relleno sanitario en lugar de añadirla al cúmulo de abono.
Lolium_perenne_auricles

Tipos de Césped, pasto o grama: Lolium perenne

La especie Lolium perenne, llamada ballica, ballica inglesa, ballico, césped inglés, raigrás inglés, raigrás perenne o vallico es una gramínea perenne de importancia en la creación de céspedes y en la producción de forrajes en lugares de clima templado y subtropical.

Sus hojas son enteras o bilobadas, limbo de hasta 18 cm de longitud, estriadas y con nervio central marcado, de color verde oscuro y brillante. Su inflorescencia está compuesta por espigas sésiles alternadas a izquierda y derecha de un eje central. Las espiguillas están dispuestas juntas, con 3 – 10 flores cuya pálea es tan larga como la lema. Como en la mayor parte de las gramíneas, la reproducción puede ser por semillas o por macollos. Puede medir hasta 20 cm,

Es de rápida germinación (5 – 7 días) Rápida germinación (5 –7 días) Resistencia al pisoteo Rebrote lento tras la siega Tolerancia a la salinidad Exigente en agua y nitrógeno Sistema radicular superficial, no tolera la sequía Elevada calidad nutritiva y muy palatable Alto contenido en azúcares solubles Gran capacidad de ahijamiento Hongo endófito (Neotyphodium lolii) en la semilla (alcaloides), resistencia a ciertos insectos, efecto sobre ovejas y vacas. Problemas: encañado o semillado. En la base de los macollos: el animal no lo come. Se buscan variedades de floración tardía para evitar el rechazo por parte del animal

Templados. Resistente al frío Sensible al calor y a la sequía. Crecimiento ralentizado: 25 ºC. Detención del crecimiento: 35 ºC  Veranos secos y calurosos Sensible a la sombra

Neutros o ligeramente ácidos No tolera sobrepastoreo Muy fértiles (elevado potencial productivo) Tolera la compactación Sensible a la sequía y al exceso de agua. (No tolera el encharcamiento) Francos o francoarcillosos Buena respuesta a la fertilización nitrogenada Difícil de asociar con leguminosas por sus altos requerimientos en nitrógeno

Circumboreal. Hemicriptófito. Céspedes, jardines y pastos húmedos y antropizados.Es originaria de Europa y norte de África.Es la gramínea pratense sembrada más utilizada en la Península Ibérica. Ha sido introducida en Sudamérica, Australia y Nueva Zelanda. Se da en zonas templadas. Sus rendimientos oscilan en torno a 10 – 12 t/ha en el primer año, y 8 – 10 t/ha en años siguientes teniendo unas condiciones favorables.

Tiene el potencial de producir gran cantidad de biomasa de buena calidad y apetecible para el ganado, pero necesita suelos con niveles altos de fertilidad y es sensible a la sequía y al exceso de agua.

Tiene gran importancia como especie forrajera en las praderas de Nueva Zelanda que se destinan a la alimentación de vacas lecheras ya que es una pradera de larga duración. Se usa también en campos de golf, jardines y campos de fútbol. Es relevante en ciertas zonas de Gran Bretaña, Estados Unidos, Argentina, Chile y España.

Se han desarrollado cientos de cultivares para adaptarlos a diferentes zonas de producción. La mayoría de los cultivares neozelandeses contienen como huésped al hongo endófito Neotyphodium lolii, que no causa daño a la planta, pero produce alcaloides que pueden afectar al ganado y también al insecto Listronotus bonariensis, considerado una plaga del cultivo.
Puede producir hematuria (aparición de sangre en la orina) en el ganado por exceso de proteína y alargamiento del intervalo entre partos.

Tiene una elevada productividad, precocidad y calidad nutritiva. Si se siembra en otoño el primer aprovechamiento se produce antes de que acabe el año. En áreas de invierno suave, a mediados de marzo puede realizarse la siguiente siega. Producción estival prácticamente nula.
398px-Festuca.rubra_.2

Tipos de Césped, pasto o grama: Festuca rubra

La festuca roja (Festuca rubra) es una especie de gramínea (familia Poaceae). Nativa de Europa, crece en prados y se identifica fácilmente por la vaina roja o purpúrea que rodea la base del tallo. Las hojas verdes, delgadas y enjutas miden 15 cm de alto y están dominadas por estrechas panículas de flores teñidas de púrpura.

Rizomatosa y tolerante a entornos secos, es adecuada como hierba de césped y requiere poco mantenimiento. Es una especie de base en las mezclas de los céspedes ornamentales. Posee buena resistencia al frío, aunque se desarrolla principalmente en climas secos templados. No tolera los cortes bajos, resiste moderadamente a la sequía, y se adapta bien a suelos pobres y salinos (es una especie poco exigente en cuanto a fertilización se refiere).

La mejor época de siembra para la Festuca rubra es en otoño o a principios de primavera; se siembra a una profundidad de unos 6 mm; la propagación de esta especie es por semillas.
Existen tres subespecies principales: Festuca rubra rubra (reptante), Festuca rubra commutata, que se utiliza como césped, y Festuca rubra trichophylla, que se puede considerar como semirreptante .
Armeria_maritima001

Tipos de Césped, pasto o grama: Armeria maritima

La clavelina de mar (Armeria maritima) es una especie de planta medicinal perteneciente a la familia de las plumbagináceas. Es originaria de gran parte de hemisferio norte, con numerosas subespecies.

Alcanza 10 cm de altura y 20 cm de extensión. Presenta una masa, en forma de montículo, de estrechas hojas de color verde oscuro y, en primavera y verano, densas cabezuelas de florecillas que van del blanco al rosa.

La clavelina de mar se puede encontrar en la naturaleza en las zonas costeras de todo el hemisferio norte, especialmente en Europa, aunque también existe en algunas partes de América del Sur. Puede crecer en lugares secos, arenosos, en condiciones salinas, como las playas y marismas.
normal_caminoCespedArtificial

Tipos de césped para climas calidos

Las heladas, por ejemplo -3ºC, en estas especies ponen las hojas marrones, aunque no mueren, las raíces siguen vivas, y cuando llega la primavera rebrotan.

En clima de tipo Continental la marchitez puede ser en toda la superficie de césped, pero en clima Mediterráneo costero, el letargo puede afectar al 30-50 % de la vegetación.

Por tanto , en climas con heladas no se deben sembrar ninguna de las siguientes especies:
  • Axonopus affinis  ( Grama brasilera )
  • Buchloe dactyloides  ( Hierba búfalo )
  • Cynodon dactylon ( Bermuda )
  • Cynodon dactylon x Cynodon transvaalensis ( Bermuda híbrida )
  • Paspalum notatum  ( Hierba bahía )
  • Paspalum vaginatum  ( Grama de agua )
  • Pennisetum clandestinum ( Kikuyo, Kikuyu )
  • Stenotaphrum secundatum( Gramón, Hierba de San Agustín
cesped-25281-2529

Cada que tiempo se debe podar el cesped

El cesped es un ser vivo y como tal su alimentacion depende de el ambiente y en base al mismo ambiente tambien se da su crecimento.



Si esta en un lugar en el cual le da el sol todo el dia pues ente cada 2 ó 3 dias durante la tarde, noche. Por que por la tarde-noche por que tienen toda la noche para hidratarse y el sol no estara alli para evaporar el agua y asi la aprobecharan mejor ademas esta evaporacion no abrazara al cesped.

De su hidratacion depende su crecimiento ten esto en cuenta, si esta muy maltratado riega 2 a 3 horas y todas las noches y se recuperara pronto, si esta en buen estado de 1 a 2 horas con aspersor es suficiente.

Podalo cada 2 semanas corto en invierno para que se ventile y no le caigan plagas y un poco mas largo en verano para que sus hojas guarden la humedad pero la continuidad es la misma.

Si el lugar unicamente le da un pequeño lapso de sol en el dia pues su crecimiento es mas lento ocupa la mitad de agua crece mas lento por lo que se corta cada 3 semanas y el tipo de crte tambien depende de la epoca del año.

Por otra parte si vives en lugares donde se dan lluvias torrenciales en cierta epoca del año pues cortalo corto aunque sea verano para que se ventile y el sol evapore el agua y asi no le caigan plagas.

Fertilizalo con fertilizante triple 17 en otoño y primavera por lo general en la bolsa dice la cantidad por metro cuadrado.

La verdad un cesped bonito es un orgullo pero como ves es un arte ademas es el cuadro donde pintas tu jardin.
934070-de-rociadores-de-agua-verde-c-sped-en-verano

Como cuidar el césped para la temporada de verano

El césped es uno de los protagonistas del verano, y con un crecimiento notable el sol y el calor, nos obliga a un mantenimiento un poco mas extenso en estas épocas, con una poda mayor y cuidados con las malas hierbas.



Un consejo básico es que no tires el césped que cortes, ya que si cuentas con una compostera, obtendrás un abono realmente muy bueno, y si no, puedes enterrar estas hierbas cortadas para abonar directamente el suelo y de forma progresiva, además de ayudar a conservar la humedad de la tierra.

Si lo entierras, no debes olvidar de regar el área de forma notable para facilitar su descomposición, o bien puedes dejar que se seque al sol y cuando ya haya perdido su color verde, mezclarlo con el abono o fertilizante que utilices para realzar sus propiedades, o bien con el riego.

Igualmente, es fundamental que antes hayamos apartado las malas hierbas, dado que si se mezclan con el abono, pueden reproducirse fácilmente.
Nueva-cuidado-del-c-25C3-25A9sped-y-mantenimiento

Una receta para cuidar el cesped

Receta casera para mejorar el césped del jardín. Uno de los trucos más antiguos pero más eficaces si estás buscando cómo devolverle vigor al césped de tu jardín y no puedes (o no quieres) acudir a productos de plaza.



Te invito a intentar la preparación de esta receta y a comprobar que los consejos caseros tienen (como tantas cosas) el valor de la experiencia probada. Veamos cómo se prepara y cómo aplicarlo.


Ingredientes
  • 250 cc cerveza común
  • 250 cc de refresco de naranja
  • 1/2 taza de amoníaco
  • 1/2 taza de enjuague bucal
  • 1/2 taza de jabón neutro líquido


Preparación

La preparación es bien sencilla: mezcla todos los ingredientes en un recipiente hermético, agita para mezclar bien y coloca todo en un rociador de alto impacto.

Si necesitas mayor cantidad, no dudes en hacerla siempre que respetes las proporciones.

Se aplica después de cortar el césped, rociandoen formagenerosa asegurándote que quede bien mojado todo el césped. Repite la aplicación a los 21 días.
cesped_humedad

Los cuidados del Césped y la humedad

Un césped destinado a lugares sombreados y húmedos podría estar integrado de la siguiente manera:

Poa pratensis …………………. 30 %
Cynodon dactylon ……………… 10 %
Stcnotaphrum americanum………… 20 %
Agrostis marítima ………………. 20 %
Poa rrivialis ………………….. 10 %
Festuca rubra …………………. 10%

Las buenas semillenas del ramo preparan mezclas especiales, convenientemente elaboradas y experimentadas, para cada caso en particular. Conviene, pues, acudir a ellas cuando se tenga inseguridad de algún resultado.

Y dejando por, el momento de lado lo que se refiere a la elección de las especies, pasemos ahora a la operación de la siembra, o plantación. Esta operación puede realizarse de asiento, en el lugar definitivo, o en lugares que harán las veces de almacigos.

 La primera de ellas es la menos trabajosa y, por consiguiente, la más común. La semilla se esparcirá uniformemente por el campo preparado y se la apisonará luego levemente con un rodillo liviano; acto seguido se practicará un riego de lluvia con flor fina, quedando así finalizada la operación. Los riegos se repetirán en los días subsiguientes con la copiosidad y frecuencia que convenga.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las trepadoras y el cesped

En general en los jardines de viviendas particulares es frecuente encontrar bonitos árboles que en su tronco están cercados por trepadoras o que en su base están rodeados por césped. Aunque son sistemas decorativos muy utilizados hay que saber que esto no beneficia en absoluto al árbol, es más en muchos casos puede llegar a perjudicarle seriamente.



Algunas trepadoras son tan vigorosas que realmente llegan a ahogar al tronco del árbol, de hecho muchas incluso provocan heridas en los propios troncos.

También es importante reconocer qué tipo de trepadora es la que está causando el problema, no es lo mismo una perenne como la hiedra, que las vivaces y anuales plantadas en las bases.

Más inconvenientes.- Hay que saber que además estas trepadoras son también el camino para que las plagas trepen hasta las copas de los árboles, alcanzando las hojas más tiernas.

Evitan también la transpiración del tronco, siendo además un cúmulo de humedad.

Los tallos de estas plantas impiden que el aire circule adecuadamente, propiciando que la base del tronco se pudra.


Algunas de ellas desarrollan raíces tan profundas y fuertes que compiten con el árbol sobre el que crecen, alimentándose de las raíces de éste. Consumiendo así parte importante de la vida del propio árbol.

Otro error.- Un frecuente y habitual error que cometemos en el trato hacia nuestros árboles es el de rodear la base con césped.

Lo ideal es dejar un círculo libre alrededor del tronco para evitar así la competencia por el agua y los nutrientes. Esto es muy importante sobre todo en zonas de suelos pobres y de sequías fuertes y duraderas.

La base limpia.- Si mantienes la base del árbol limpia conseguirás controlar y evitar la aparición de plagas. También puedes acolchar la base, sobre todo a partir de la primavera, para retener el agua de riego. Para ello puedes utilizar un material que sea limpio y decorativo, como es la corteza.
TiposCesped-3

Como mantener un césped siempre verde

Para que un pasto luzca más hermoso debe estar sano y una señal de esto, es su color. De acuerdo con Ben Hamza, director de operaciones técnicas de la compañía TruGreen, especializada en el cuidado del césped, es un error creer que el pasto y los árboles se cuidan solos.



Para que un pasto luzca más hermoso debe estar sano y una señal de esto, es su color. De acuerdo con Ben Hamza, director de operaciones técnicas de la compañía TruGreen, especializada en el cuidado del césped, es un error creer que el pasto y los árboles se cuidan solos.

1. Limpia el área: Dejala completamente limpia de escombros, hojas muertas y tallos de planta ya que todo esto impide el crecimiento sano de nuevo césped.

2. Poda: La poda correctiva de árboles y arbustos mejora la apariencia y le da más vigor a las plantas. Asegúrate de no podar los árboles y arbustos que florecen en primavera, sólo libérate de las plantas muertas.



Tu equipo de trabajo siempre debe estar en óptimas condiciones, para que no dañe tu césped y plantas.

3. Recicla: cuando tu césped ya está reciendo puedes devolver el sobrante de hierba que podas, esto le dará al suelo nutrientes. Incluso puedes considerar el hecho de hacer composta para alimientar las plantas.

4. Escoge la semilla correcta: Esto asegurará que tu césped nazca sano y tenga un color más verde.



En los lugares donde el pasto no crezca adecuadamente puedes plantar algunas flores, estas le pondrán colorido al paisaje y cubrirán el terreno.

5. Alimenta: Luego de la inactividad del invierno las plantas buscan alimento, así que puedes recurrir a algunos fertilizantes, con la ayuda de algún experto. La compañia TruGreen es una opción por sus técnicos capacitados en el cuidado del césped.

6. Comprueba la configuración del riego: Luego del invierno debes checar que los sistemas funcionen correctamente.

Ya sea con sistema de riego o manual, el riego debe ser lento y constante, una vez por semana. Es importante que corrobores que el agua llega a todas partes y que penetra uniformemente en la tierra.

7. Protégelo: Es difícil que en primavera pueda sorprenderte una helada y eso deje tu césped muerto, pero las plagas son recurrentes, así que lo mejor es asesorarse con los expertos para saber el tratamiento más adecuado.

Siguiendo estos consejos tu césped no sólo lucirá más verde, también será más sano y durará más tiempo en buen estado.
tipula05b

Cuidado con la Típulas, plagas del césped

Son unas larvas que se alimentan de las raíces y la base de los tallos del Césped. El insecto adulto es como un mosquito grande y no causa ningún tipo de daño a las plantas ni pica a las personas.

Se encuentra especialmente en zonas húmedas y de inviernos suaves, por ejemplo, Galicia y la Cornisa Cantábrica.



Se pueden desarrollar en verano gracias al riego. Cuidado con los suelos que tienen mal drenaje.

Los síntomas son la aparición de corros o rodales de hierba amarillenta o seca, en particular en verano por regar mucho o por suelo con mal drenaje. En tal caso, en las raíces habrá larvas de típulas. Búscalas.

No lo confundas con ataques de otros insectos del suelo como Rosquillas negras o Gusanos blancos.

Control: aplicando un insecticida al suelo en pulverización o bien, mediante cebos envenenados. Materias activas: carbaril, clorpirifos, diazinon, fonofos, fenitrotion, foxim, lindano, triclorfon, etc.

Los Bibiones (Bibio hortulanus).- Las larvas de estos dípteros viven en el suelo. Son de color gris, más pequeñas que las Típulas. Se alimentan de los detritus vegetales y atacan las raíces, principalmente en primavera, en suelos húmedos y ricos en humus. Sin embargo, los daños en el césped son poco importantes y normalmente no es preciso tratar con productos químicos.

Perros y gatos.- Los orines de los perros y gatos causan daños con los orines al marcar el territorio, los excrementos, los agujeros que escarban, los caminos que hacen al pasar siempre por el mismo sitio, etc.

Se pueden proteger las zonas que se quieran preservar con cercas. Existe también la opción de crear zonas diferenciadas en el jardín, destinando al perro un área privada que reciba algo de sombra y depositar ahí un montón de arena para que los perros puedan escarbar a gusto.

Los hoyos que vayan haciendo los perros si los rellenas con ladrillos, después de arañar unos cuantos ladrillos quizás se lo piensen.

También venden productos repelentes para perros y gatos. Estas son algunas de las plagas que pueden afectar al césped.
12-25281-2529

Plagas del césped, un mamífero

Los topos son insectívoros ya que comen lombrices. gusanos, larvas e insectos. Si el suelo no contuviese gusanos ni larvas, sería una medida preventiva para protegerse de ellos. La especie más común es Talpa europaea.



Los topillos son herbívoros. Además de labrar galerías, salen por la noche y roen hojas, frutos y tallos de las plantas del jardín.

Ambos excavan galerías (toperas) destruyendo raíces de las plantas. Los pequeños montones de tierra en la superficie nos indican claramente que hay topos.

El daño estético en el césped es serio: montículos por aquí y por allá que desnivelan el terreno.

Un aspecto positivo es que comen Gusanos blancos y las galerías que excavan contribuyen a mejorar el drenaje.

Control: la lucha contra estos mamíferos puede consistir en ahuyentarlos.
  • Existen a la venta aparatos que emiten ultrasonidos. Se basa en un ruido intermitente muy molesto para ellos que los espanta. Se clavan en la tierra, van a pilas y tienen un radio de acción de varias decenas de metros. Es eficaz e inofensivo para perros y gatos.
  • Introducir un trapo empapado en gasolina en la entrada de sus madrigueras.
  • Ponerles bolitas de alcanfor en los túneles ya que huyen de este olor. Retira la tierra de todos los montoncitos y busca el agujero. Pon en cada uno una bolita de alcanfor o naftalina – de la que se usa para conservar la ropa- y vuelve a tapar con algo de tierra de la retirada.
  • Hay cartuchos que el topo hace estallar involuntariamente evacuando la tierra de sus perforaciones. Dicen que también es eficaz.
  • Venden unas trampas para cazarlos que no hieren al topo. Una vez atrapados, los sueltas lo más lejos posible de tu jardín.
  • Para su prevención es eficaz el control del exceso de lombrices y los gusanos del suelo que le sirven de alimento 
766px-Veldbeemdgras_Poa_pratensis

Tipos de Césped: Poa pratensis

Es una herbácea perenne, crece de 3 a 6 dm (ocasionalmente hasta 9) de alto. Hoja finas, lineales, de 2 dm de largo y 3-5 mm de ancho, pulidas o ligeramente rugosas, con lígula redondeada a truncada de 1-2 mm de largo. Flores en panículas de 1-2 dm de largo, cónicas, con sus bases con 3-5 ramitas; espiguillas ovales, verdes, 3-6 mm de largo, con 2-5 flores.

Se separa por los rizomas y las sierpes y forma un césped denso. Los brotes (los rizomas y las sierpes) se producen sobre todo en la primavera y el verano tardío.



Durante finales de primavera y verano, los brotes crecen erguidos y verticales, mientras que, en primavera temprana llegan a ser más recostados.

Durante los meses del invierno pocas hojas nuevas se producen. La mayoría de los rizomas, sin embargo, se convierten debajo de la superficie del suelo como brotes de otros rizomas. Los rizomas pueden ramificar varias veces durante el año. El curso de vida de rizomas individuales se extiende comúnmente con dos estaciones de crecimiento siendo el curso de vida total de un rizoma y de su lanzamiento terminal es generalmente menor a dos años. Posee un característico color verde azulado.

Durante los 1990s, botánicos experimentaron con híbridos de P. pratensis y Poa arachnifera, creando exitosamente un pasto con resistencia a calor y a sequía.

Su producción es inferior a la de otras gramíneas pratenses de la zona templada aunque presenta una buena capacidad de rebrote y responde bien a los pastoreos intensivos. Su calidad nutritiva es buena y resulta un pasto muy apetecible para ganado ovino, vacuno y equino. La aptitud forrajera es buena, la mejor entre las de su género y una de las excelentes entre el resto de las plantas, da un buen césped. Es planta espontánea que no precisa resiembra y resiste admirablemente el pisoteo y pastoreo intenso.

Se propaga a través de semillas. Los sembrados nuevos requieren luz, riego frecuente (2 a 3 veces por día para las primeras 2 semanas). Después de la aparición de la planta la frecuencia de riego puede ser reducida.

Se debe segar la hierba joven cuando crece sobre una altura de 5 cm del corte. Los segados subsecuentes deben ser bastante frecuentes pero no se debe quitar más de la mitad de la hoja en cada siega. Los requisitos de nitrógeno son mucho más altos durante el año del establecimiento que durante años subsecuentes. La hierba responderá a 25 a 27 kg/ha de nitrógeno el primer año, mientras que, son adecuados entre 90 y 130 kg/ha para el mantenimiento después del primer año. Hay que tener en cuenta que durante los meses del verano esta especie puede sufrir quemaduras si se aplica demasiado nitrógeno soluble o si no se riega inmediatamente después del uso.

Es muy utilizado en canchas de fútbol y también en parques y jardines. Hasta hace poco, esta especie se utilizaba muy poco en España, al ser las variedades disponibles de muy mala calidad, con follaje muy grueso y que tomaba un aspecto amarillento poco atractivo en el invierno. Ideal para todo tipo de jardines y en especial para campos deportivos y de golf, producción de tepe, de muy reciente obtención, fina y de bajo mantenimiento. Se suele utilizar como especie integrante de los pastos para caballos y ovejas en Estados Unidos. Se utiliza en céspedes para jardinería pública y privada y en céspedes capaces de soportar actividades deportivas incluso en campos de deporte con pisoteo intenso(fútbol, hípica, rugby) y en las calles (fairways) y salidas (tees) de los campos de golf (CIRERA, 1996).

Las enfermedades importantes del césped en las zonas de transición incluyen algunas enfermedades como Fusarium, Helminthosporium, moho y moho polvoriento. Esta especie es bastante sensible a las royas y a la helmintosporiosis. Puede presentar infección por hongos endófitos productores de micotoxinas.

Climas templados (C3). Tolera muy bien el frío y las heladas. En condiciones de calor intenso paraliza su crecimiento. Poco tolerante a la falta de agua, prefiere condiciones de buena iluminación pero tolera la sombra.

Su temperamento edáfico es amplio, y su óptimo de pH se sitúa entorno a 6-7,5. Soporta texturas pesadas y terrenos mal drenado, aunque los prefiere bien drenados y fértiles. Tolera bastante bien el calor y la sequía, con un excelente comportamiento invernal.

Es poco exigente en nutrición mineral pero requiere suelos ricos en materia orgánica, arcillosos y húmedos.

235px-Lolium_perenne_showing_ligule_and_ribbed_leaf

Tipos de Césped: Lolium perenne

Sus hojas son de color verde oscuro y brillante. Su inflorescencia está compuesta por espigas sésiles alternadas a izquierda y derecha de un eje central. Como en la mayor parte de las gramíneas, la reproducción puede ser por semillas o por macollos.

Tiene el potencial de producir gran cantidad de biomasa de buena calidad y apetecible para el ganado, pero necesita suelos con niveles altos de fertilidad y es sensible a la sequía y al exceso de agua.

Tiene gran importancia como especie forrajera en las praderas de Nueva Zelanda que se destinan a la alimentación de vacas lecheras. También es relevante en ciertas zonas de Gran Bretaña, Estados Unidos, Argentina, Chile y España.

Se han desarrollado cientos de cultivares para adaptarlos a diferentes zonas de producción. La mayoría de los cultivares neozelandeses contienen como huésped al hongo endófito Neotyphodium lolii, que no causa daño a la planta, pero produce alcaloides que pueden afectar al ganado y también al insecto Listronotus bonariensis, considerado una plaga del cultivo.
675px-Gewoon_roodzwenkgras_Festuca_rubra_var._commutata

Tipos de Césped: Festuca rubra

La festuca roja (Festuca rubra) es una especie de gramínea (familia Poaceae). Nativa de Europa, crece en prados y se identifica fácilmente por la vaina roja o purpúrea que rodea la base del tallo. Las hojas verdes, delgadas y enjutas miden 15 cm de alto y están dominadas por estrechas panículas de flores teñidas de púrpura.



Rizomatosa y tolerante a entornos secos, es adecuada como hierba de césped y requiere poco mantenimiento. Es una especie de base en las mezclas de los céspedes ornamentales. Posee buena resistencia al frío, aunque se desarrolla principalmente en climas secos templados. 

No tolera los cortes bajos, resiste moderadamente a la sequía, y se adapta bien a suelos pobres y salinos (es una especie poco exigente en cuanto a fertilización se refiere).

La mejor época de siembra para la Festuca rubra es en otoño o a principios de primavera; se siembra a una profundidad de unos 6 mm; la propagación de esta especie es por semillas.
Existen tres subespecies principales: Festuca rubra rubra (reptante), Festuca rubra commutata, que se utiliza como césped, y Festuca rubra trichophylla, que se puede considerar como semirreptante .
220_79225_2364811_555691

Enfermedades del Cesped

Todo aquel que disfruta de césped en su jardín quiere que éste sea lo más verde posible. Lograr un hermoso prado donde poder disfrutar del día es el sueño de muchos aficionados a la jardinería. Pero, en ocasiones, este anhelo puede convertirse en pesadilla si no atajamos sus enfermedades desde el primer momento. Si somos descuidados y no atendemos sus necesidades, los hongos se cebarán con él.
Sin embargo, debemos ser conscientes de que no sólo la falta de atención puede perjudicar a nuestro prado: cualquieranomalía climática puede resultar fatal. Por ello, es necesario que seamos previsores y revisemos su estado con frecuencia. Lo mejor, sin duda alguna, es anticiparnos al problema poniendo en práctica una serie de consejos.

Cómo prevenir las enfermedades

Es conveniente regar el césped por la mañana, lo más temprano posible, evitando hacerlo los días con mucho aire para esparcir bien el agua. A la hora de cortarlo, debemos ajustarnos a su tipología y hacerlo únicamente cuando esté seco. Airear con frecuencia el prado aumenta su oxígeno y permite a las raíces disponer de más nutrientes.


césped con hongos césped con hongos

Es indispensable mantenerlo lo más limpio posible: retirar hojas caídas, ramas, restos de podas, etc. Se recomienda no plantar demasiados árboles y arbustos, ya que restan luz solar y crean zonas sombrías permanentes. Durante la primavera, evita la aplicación excesiva de fertilizantes nitrogenados. Es aconsejable revisar con frecuencia el filo de nuestra cortadora para lograr una buena poda. El césped joven es más propenso a la infección de hongos: mímalo mucho los dos primeros años.

Los temidos hongos

En el caso de que no hayamos seguido las indicaciones anteriores, nuestro prado puede enfermar. Lo primero que hará será mostrar una serie de síntomas que nos ayudarán a saber qué tipo de infección padece. Conocerla es vital para aplicar un remedio a base de fungicidas. A continuación te indicamos los hongos más comunes:

césped con hongos césped con hongos

Mancha de dólar: suele presentarse entre mayo y septiembre. Los síntomas son unas pequeñas manchas cobrizas, del tamaño de una moneda, que se agrupan y forman una más grande. La hoja permanece verde en la zona alta y baja, pero se seca por la mitad. Por suerte, el daño que produce no es permanente. 

Rizoctonia:
 frecuente entre julio y octubre. Se trata de un hongo que se desarrolla muy bien con el calor y la humedad. El síntoma principal que muestra el césped son unos anillos de color verde oscuro que oscilan entre los 10 cm. y los 40 cm. A lo largo del día, el interior va adquiriendo un tono marrón. 

Pitium:
 presente de junio a septiembre. Puede afectar a céspedes recién plantados, provocando grandes manchas oscuras que matan a las plántulas. En prados ya consolidados, las zonas enfermas muestran un color naranja que se va extendiendo y secando otras zonas sanas. Surge en terrenos con mal drenaje, húmedos y cálidos. 

Moho lamoso: habitual entre junio y noviembre. Se manifiesta con parches grisáceos de pequeño tamaño que dificultan el crecimiento de la hoja. Es fácil de retirar con un rastrillo. 

Marchitez de fusarium:
 propio de meses cálidos. Es uno de los hongos más frecuentes y peligrosos debido a su rápida expansión. Su síntoma principal es la aparición de ‘ojos de rana‘, es decir, zonas circulares de color pardo con hojas aún verdes en el centro. Muy amigo de las altas temperaturas y la humedad, conviene aplacarlo de inmediato con fungicidas. 

Fusariosis fría:
 aparece normalmente entre enero y abril. La enfermedad se reproduce en céspedes sometidos a frío intenso, especialmente aquellos cubiertos de nieve. Al igual que los anteriores, se presenta en forma de manchas, en este caso blanquecinas con bordes rosados. 

Antracnosis: de común aparición entre abril y noviembre, es uno de los hongos más agresivos. Se desarrolla con facilidad y puede secar todo nuestro prado. Cuando ataca, pueden observarse parches cobrizos sin forma determinada avanzando diariamente. 

Hilo rojo:
 puede afectar al césped durante todo el año, especialmente en épocas de fuertes lluvias. Sus síntomas son muy similares a la ‘mancha de dólar’, pero en este caso el tono es mucho más rojizo. Seca todas las hojas que infecta, y se propaga rápidamente.


césped con hongos césped

¡Acaba con ellos!

Para poner fin al problema de los hongos, lo mejor es que acudas a tu vivero con una muestra del césped afectado, y localices el fungicida más adecuado. Empresas como Massó, Compo, Bayer o Cerexagri tienen en sus catálogos distintas variantes que podrás adquirir para frenar en seco cualquiera de las enfermedades antes mencionadas.

Una vez esté esparcido el fungicida, no se debe regar el prado hasta pasados tres días. De este modo evitamos que se diluya con el agua y pierda su efecto. A la hora de podarlo, es bueno dejar el corte más alto que de costumbre; la planta lo agradecerá y será más fuerte a la hora de combatir la afección. También es conveniente esparcir el producto por la hoja del cortacésped para evitar la propagación del hongo por zonas sanas.

3282046976_5b7b2ede9d_o

Importancia del Césped y la selección adecuada de las plantas

El elemento más destacado de cualquier jardín es el césped, cuyo total crecimiento finaliza a los 12 ó 18 meses de haber sido sembrado. Éste crece con dificultad en el terreno de debajo de los árboles, en el cual se puede recurrir a la plantación con grava.



Además, hay que tener en cuenta que, en los terrenos bajos, el jardín puede sufrir inundaciones, por lo que es conveniente aterrazar para que las plantas puedan desarrollar sus raíces por encima del agua.

Cuando el caso es el diseño de una parcela alrededor de una casa ya construida se deben atender otros aspectos. Así, en el caso de suelos compactados por alguna maquinaria pesada, pisadas o raíces es posible que exista la necesidad de una aireación del terreno.

Asimismo, y dado que en una casa ya construida, en general, las circulaciones, los solados y los materiales secos del jardín ya han sido determinados, las plantas deberán complementarse con ellos.

Las condiciones de luz, suelo, temperatura o humedad, son los principales factores para la elección de las plantas que van a integrar un jardín. No obstante, la gran variedad de estas permite que siempre se pueda encontrar alguna que se adapte a las necesidades y gustos.

El resultado final del jardín dependerá, en gran medida, de las plantas que se utilicen, de su volumen, estructura, colores o flores. Además, existen muchas formas distintas en su presentación. Así, se pueden colocar varias plantas juntas o por separado. Todas estas características deben ser conocidas y analizadas antes de seleccionar las plantas que conformarán el vergel.

Las plantas son útiles para crear nuevos espacios y producir diferentes sensaciones mediante el empleo, por ejemplo, de zonas protegidas con barreras o zonas que destaquen por su ornamentación. Al contrario de lo que pueda parecer en principio, no se deben seleccionar las plantas en función de la belleza de sus flores, sino por su forma, volumen, tamaño, textura, o por el hecho de que las condiciones sean favorables para su supervivencia.

Por último, y en relación a las plantas, hay que hacer un esfuerzo por evitar incluir excesivas variedades de plantas en la misma zona, un error muy común. Lo aconsejable es dar lugar a un diseño sencillo, no recargado, mediante la elección de un color dominante y la agrupación cuidadosa de distintas variedades.

Algunos consejos para el cuidado del Césped

Hora de mantenerlo bien corto, libre de yuyos, extrayéndolos completamente, o bien utilizando herbicidas. Fertilice el suelo con salitre de Chile (250 grs por cada 10 mts cuadrados) dos veces cada 15 días con el césped seco, riegue después. 



Si quiere renovarlo o arreglar zonas peladas, pruebe con panes de gramillón o bermuda, o si se anima con siembra directa. En este caso utilice semillas con mezclas de especies esparciéndolas creando una capa continua, cubriéndola luego con mantillo en un grosor no mayor a un centímetro. En ambos casos, previa siembra, debe retirar la superficie que quiera sustituir, agregando una mezcla de arcilla y mantillo, apisónela ligeramente.

 El espesor de tierra eliminado dependerá de su elección: siembra directa implica llegar a ras del resto del jardín, los panes requieren dejar un escalón de igual tamaño que el que se colocará. En cuanto al mantenimiento general del pasto, riega y corte aumentarán en frecuencia según vayan aumentando las horas luz y la temperatura.