Category Archives: Macetas

consejos-jardineras-1

Algunos trucos para las macetas

Anuncios Patrocinados
De visita por cualquier vivero o floristería, es posible encontrar multitud de tiestos, vasijas, pilones, tinajas y jardineras para adornar el jardín. Ya no necesitas invertir en otros elementos como estanques o caminos de piedra. Con las macetas, puedes crear bonitos diseños. Los materiales de los que están hechas son también muy variados: terracota, plástico, madera y piedra. Si se busca con cuidado y atención, siempre se podrá encontrar algo adecuado a un parterre. Las macetas tienen una ventaja, y es que se pueden cambiar de lugar creando diferentes efectos y ambientes. También se pueden sustituir las plantas que están en ellas. Solo debes aprender a plantar las flores. 


Las macetas con pie o las vasijas y tinajas se utilizan para crear centros de interés visual en el césped. Además, pueden ser empleadas para flanquear escaleras, portales, entradas, etc. 

Para dar la bienvenida a todos aquellos que visiten una casa, es común colocar una maceta a cada lado de la entrada. Un patio pavimentado o empedrado puede resultar una delicia con una enorme tinaja o vasija (de la que cuelguen flores y hojas con multitud de colores) en el centro. Es posible que el patio sea pequeño o irregular; en este caso se pueden utilizar las macetas para disimularlo.
Las vasijas son protagonistas absolutas de la decoración de un espacio verde. No es aconsejable combinarlas con otro tipo de macetas, pues su forma característica hace que la soledad les haga lucir en todo su esplendor. Para lograr un gran impacto, hay que colocarlas al pie de las escaleras o en la parte superior.
 Además, se ha de procurar no mezclar demasiados tipos de macetas, porque será difícil que se aprecie la belleza de forma individual. También, hay que tratar de crear diferentes tipos de niveles con las macetas para que resalte la estética del jardín. Todo esto, manteniendo sanas las flores, te dará un toque a cualquier jardín. Es importante que aprendas algunas cosas de plantas, entre ellas el riego según el tipo.
Dónde colgar un cesto
Los cestos colgantes colocados en lugares estratégicos pueden transformar una casa o un jardín. Existen diferentes y variadas situaciones:

– A cada lado de una puerta principal, para que esta zona parezca mayor y más elegante.
– A cada lado de un ventanal, de forma que el follaje corte el marco en los bordes externos.
– En una pared grande para alegrarla. En los porches enrejados o pérgolas.
– En los garajes, para romper con su aspecto rígido y funcional.
– En los balcones.
También para el interior de tu casa, puedes hacerte mini macetas con bombillas. Un toque de vida a tu hogar de bajo coste y gran creatividad.
gr_77060_5611462_877178

La decoración con maceteros para el 2012

En numerosos reportajes hemos hablado de los pasos a seguir a la hora de decorar la terraza o el jardín. En un primer momento debemos planificar el espacio, saber qué revestimientos serán los más adecuados, qué colores vamos a utilizar como base… Una vez decidido esto sólo nos queda ponernos manos a la obra y dar nuestro toque personal a la decoración.

Las plantas nos van a ayudar a dar alegría y mucha vida a nuestra decoración, al igual que los maceteros. A través de ellos podemos dar más color al jardín, crear un entorno más minimalista… Vamos a repasar algunas de las firmas más importantes en decoración exterior para estudiar sus propuestas.


tetris2

Las mejores marcas de maceteros

En este artículo conocerás los últimos diseños en macetas y maceteros, para que tu casa se tiña de color y alegría. En primer lugar vamos a hacer referencia a unas macetas que pertenecen a la colección Urban Garden de Authentics del diseñador y arquitecto Patrick Nadeau.


Este tipo de maceta se caracteriza por la simplicidad y polivalencia de su diseño, lo cual permite que se pueda utilizar de muchas formas tales como: colgada en el techo o en la pared, unida mediante hebillas con otras macetas, en forma de columna, etc. El material es tejido de poliéster, ideal para ser utilizado en muchos ambientes.


Existe a su vez un modelo con patas y con un sistema de control de humedad para usarlo en el interior y para evitar que las plantas se queden sin agua.




En lo que a maceteros se refiere, podemos destacar aquel macetero colorido que ayuda a captar la atención de todos. Además ilumina los rincones más oscuros y les otorga un toque particular. Se pueden utilizar en ambientes externos pero también internos, como la habitación de los niños, puesto que en el mercado se pueden encontrar maceteros con dibujos y diseños ideales para un ambiente infantil.


A continuación te daremos algunas recomendaciones para decorar tu jardín o tu casa con macetas o maceteros. En primer lugar, debes mantener el equilibrio, es decir, si colocas muchas flores en una maceta muy colorida, le quitarás protagonismo tanto a las flores como a la maceta.


Por otra parte, si eliges macetas o maceteros de un solo color, te encontrarás con que son mucho más fáciles de combinar que aquellos diseños con dibujos o estampados. En este último caso, es importante utilizar plantas de hojas oscuras y pequeñas.


También puedes colocar una o varias flores grandes sin hoja, como el tulipán, que quedan espléndidas en un macetero de un solo color. Ahora si el macetero es negro o blanco, es indispensable colocar plantas con muchas flores bien vistosas. La clave se encuentra en la armonía y el protagonismo.

raiz_apinada_maceta_thumb

Algunos consejos para comprar arboles o arbustos

Recientemente hablábamos de cómo al comprar árboles o arbustos en maceta debemos fijarnos que no se haya trasplantado a la maceta demasiado recientemente, ya que si no ha echado raíces, puede traernos problemas, pero si en cambio el árbol ha pasado mucho tiempo en su maceta, tampoco es una buena señal.
raiz_apinada_maceta
Si han pasado mas del tiempo debido en una maceta, los árboles habrán crecido y echado raíces hasta cubrir toda el área disponible dentro de su contenedor, lo que al trasplantarlo nos dará un pésimo desarrollo de las raíces, siendo posible que el árbol no se agarre bien (siendo muy problemático, principalmente con los ejemplares de gran tamaño o muchas hojas en zonas de mucho viento) o también que las raíces salgan a la superficie.
El modo de chequear esto es el mismo que en el caso anterior: cogemos el árbol de la base del tronco y levantamos la maceta, y si vemos que la tierra se mueve junto con el árbol, de forma independiente a la maceta, no es un árbol que convenga trasplantar sin tratamiento de raíces de por medio.
Muchas veces inclusive podemos ver las raíces saliendo por los agujeros de la maceta, así que hay que estar atentos.
macetas-2

Consejos para el cultivo adecuado en macetas

Incluso el patio o porche más pequeño, puede llegar a presumir de un cultivo de verduras o de un interesante jardín de flores cultivadas en los contenedores. Macetas, barriles de madera, cestas colgantes y macetas grandes, son sólo algunos de los contenedores que pueden ser utilizados. El cultivo en contenedores sólo está limitado por tu imaginación.
  • Para que todo sea un éxito, es importante tener en cuenta las siguientes precauciones:
  • Evita contenedores con bocas estrechas
  • Ten en cuenta que algunas macetas de plástico baratas pueden deteriorarse; en el caso de las macetas de terracota si son de mala calidad sucede que la luz solar UV las termina secando rápidamente. Las vasijas de cerámica vidriada son excelentes opciones, siempre y cuando gocen de varios agujeros de drenaje.
  • Los recipientes de madera muy vistosos y elegantes, pero… son susceptibles a la pudrición. Si igual los quieres, Sequoia y Cedro son maderas relativamente resistentes a la pudrición y pueden ser utilizadas incluso sin barnizar o pintar. Evite la madera tratada con creosota, penta u otros compuestos tóxicos ya que los vapores pueden dañar las plantas. Pero no todas son desventajas: una de las ventajas de los envases de madera es que se pueden construir a medida de los tamaños y formas que se adapten a la ubicación.
BonsaiStan

Las macetas o bandejas para los bonsai

Claro que a esta etapa llegamos cuando nuestro pre bonsai deja de serlo y se transforma definitivamente en bonsai. Vale decir que ese va a ser el tamaño y la estructura definitiva del pequeño árbol, sea de follaje y tronco como de la parte radicular.

Tengo que suponer que cuando quien se ha dedicado al arte del bonsai, en esta etapa no solamente habrá leído este curso, sino que habrá investigado y se habrá instruido en un sin fín de temas que hacen a esta actividad.



Por norma general, la maceta o recipiente que aloja a un bonsai forma un conjunto visual con el mismo y esta relacionado íntimamente con el estilo, el follaje y el tronco.

El buen gusto no basta para determinar color, forma y tamaño de la maceta.

Hay elementos del bonsai que son determinantes al momento de elegir la base del mismo.
Lo inicial de este curso hace que no hablemos de peso óptico, de carácter, de formas y profundidades. Este tema es para un curso posterior o para que ustedes investiguen al respecto.

Una guía general para cada estilo de árbol puede ser esta:

Cascada o semicascada: Macetas profundas que representan al ambiente donde se desarrollan. Además contrarrestan el peso de la parte aérea.

Bosques o grupos: macetas de poca profundidad. Este estilo suele acompañarse por una piedra laja o plana para resaltar el conjunto.


Literatos: tiestos pequeños que pueden ser angulares como cuadrados, hexágonos, etc.

Una guía general para determinar el tamaño de la maceta es la siguiente:
La altura debe ser igual al diámetro de la base del tronco y su largo 2/3 partes de la altura del árbol cuando se trata de árboles altos e igual proporción cuando tenemos árboles con copa mas importante que la altura.

Colores: En cuanto a los colores debemos, como criterio general, elegir colores suaves y que combinen con el follaje, el tronco y las flores y los frutos.

Para árboles de porte pesado o follaje intenso y tamaño considerable podemos elegir un color oscuro, sin barniz y la superficie puede ser rugosa o con suaves detalles en la superficie.
Para los árboles de hojas caducas es conveniente utilizar colores claros, como barro cocido, café claro, arena. Preferentemente sin barniz.
Para las coníferas pueden usarse macetas con barniz mate o brillante y colores naranja, café, arena.

Cada día la vida nos presenta la realidad en distintos formas y matices. Depende de los ojos del alma poder apreciarlos con sabiduría.

Si deseas conocer mas del bonsai te recomendamos el siguiente tutorial que te incluye fabulosos trucos sobre como mantenerlo siempre saludable (Acceder).

Trucos para cuidar tu bonsai
3062765278_9e560c327c

El cuidado de las plantas en macetas

A veces elegimos que nuestras plantas crezcan en macetas para gozar de algunas de las ventajas que ello significa, o porque somos fanáticos de la jardinería en macetas pequeñas o simplemente por verdadera necesidad, si no disponemos de tierra plena -por ejemplo- por vivir en un piso.



Es bueno saber que la mayoría de las especies pueden vivir y crecer muy bien en macetas o contenedores y para ello es conveniente tener algunas consideraciones en cuenta. Precisamente a ellas haré referencia y comienzo por destacar la ventaja que significa la movilidad de las macetas ente el cambio de estaciones o condiciones climáticas inconvenientes.

Hay un consejo clave que no dudo en situar en primer lugar: la verificación de las condiciones de drenaje de las macetas. Si no se registra un drenaje eficiente, aunque el sustrato esté en excelentes condiciones de pH y fertilizante, cada vez que riegues incrementará el riesgo de pudrición de raíces ya que el agua no escurrirá correctamente.

Otro consejo muy importante, es el tamaño de las macetas: éste debe ser elegido en función del vigor y desarrollo del sistema radicular de la planta (la mayoría de las veces coincide con el porte de la planta, pero no siempre). Cuando las raíces necesiten más espacio, éste debe ser propiciado aumentando el tamaño de la maceta.

Por último: sostén una buena higiene. Especialmente cuando cambias las plantas de maceta y usas una maceta usada por otra planta para una nueva. Nunca lo hagas sin intervenir de por medio con una desinfección adecuada, ya que el nuevo ejemplar podría ser vulnerable a microbios que el anterior no lo fuera y sería una verdadera catástrofe, no lo dudes.

Las hortalizas en macetas

El cultivo de hortalizas en macetas ya es una realidad, pudiéndose realizar con total garantía de éxito en terrazas, balcones, patios, jardines, etc.
Culturalmente, el cultivo de las hortalizas siempre ha estado vinculado al campo. Pero en estos últimos años, ha surgido una importante demanda por parte de la jardinería doméstica (bricojardinería), reclamando la posibilidad de poder abordar determinados cultivos de hortalizas en pequeños jardines particulares, donde el espacio escasea y las condiciones no son a priori las más adecuadas.
Cultivo hortalizas en macetas
Pero no todas las variedades hortícolas se comportan igual en un determinado lugar ya que las condiciones climáticas, sustratos, abonados, etc. juegan un papel crucial. Por ello, si se cuenta con el asesoramiento sobre qué variedades y método de cultivo es el más apropiado para una zona en concreto, las posibilidades de éxito son mayores.
En este sentido, hay empresas como el centro de jardinería en Valencia (España) Tot en U, que tras numerosos ensayos realizados en terrazas y patios pilotos, ha puesto a punto tanto una selección de variedades como de elementos de cultivo (jardineras, sustratos, insecticidas y fungicidas ecológicos, etc.), que en su conjunto, permiten el cultivo de hortalizas en jardineras con total garantía de éxito para esta y otras zonas con un marcado carácter mediterráneo.
Los hermanos Cristóbal y Carlos Chanzá, responsables de la puesta a punto de estos cultivos hortícola, comentan que actualmente se siguen ensayando en sus instalaciones de I+D nuevas variedades en cultivos hortícolas en macetas. Entre ellas 16 variedades de tomate, 8 de pimientos, 2 de berenjena y otras tantas de pepinos, rábanos, zanahorias, ajos… que junto con diversas plantas culinarias, pasarán a incrementar su catálogo actual de cara a ofrecer un mayor surtido de posibilidades.
También destacan que para un mejor servicio a sus clientes, elaboran de cada especie hortícola, una ficha guía de cultivo que se entrega directamente a sus clientes en su Centro de Jardinería, además de asesorarles personalmente sobre aquellos productos más adecuados según la especie y localización de cultivo: terraza, balcón, patio, etc.

Macetas con estilos modernos

Si a ti te gustan las plantas, el jardín o la terraza, entonces debes prestar atención a este artículo. Todos sabemos lo imprescindible que son las macetas, plantas y flores a la hora de decorar nuestro jardín, ya que estas brindan alegría, y frescura.


Hoy te presentaremos unas macetas creadas por Maruja Fuentes, realizadas principalmente con materiales reciclados, y que particularmente pueden adosarse a la pared. Si bien estas no tienen un gran espacio para plantas de gran tamaño, le otorgan a nuestro jardín un efecto final muy bonito.


Aquí te dejamos algunas imágenes para que puedas apreciar estas macetas, y no te olvides de visitar el sitio de Maruja Fuentes para apreciar la variedad de productos que nos ofrece.

El uso de macetas biodegradables

Tal como sucede con las bolsas, las macetas de plástico han comenzado a ser un problema en nuestro jardín, porque se acumulan, y algunas con suerte llegan a un vertedero en donde se incineran.
1
Según los ecologistas, las macetas de plástico biodegradables, no ayudan en nada al medio ambiente, porque tardan mucho tiempo en descomponerse.
Entre los jardineros orgánicos, se han ido haciendo populares las macetas orgánicas, tales como las hechas con fibra de coco, virutas de madera, cáscara de arroz y algas. De este tipo de macetas, hay de dos tipos: las que se descomponen poco a poco y las más rígidas que duran hasta tres años.
2
Hay macetas de fibra de madera comprimida que llegan a durar hasta un año antes de descomponerse. Todas estas son alternativas a las macetas plásticas, y lo mejor de todo, duran lo suficiente como para hacer el cambio justo en el momento en que hay que ir variando el tono decorativo de la casa.

Como cuidar las plantas en los balcones

1. Aumentar la cantidad y frecuencia de riego de las plantas en macetas expuestas a sol directo. Conviene regar una vez por día.

2. Podar las especies arbustivas y herbáceas para mantener las dimensiones deseadas y que no crezcan demasiado, porque con el desarrollo excesivo pueden pelarse de abajo o arquearse y quebrarse.

3. Controlar las plantas del posible desarrollo de enfermedades y plagas. El aumento de la temperatura y la humedad crean un ambiente propicio para el desarrollo de hongos, insectos y ácaros. Prevenir su desarrollo pulverizando con insecticidas y acaricidas, mezclado con funguicida cada quince días. Las dosis se describen en el marbete de los productos.

4. Fertilizar con triple 15 y con activador de floración al comienzo de la estación para especies con floración estival.

El uso de las macetas de plástico

Ventajas de los tiestos o macetas de plástico. Hace pocos días comenzábamos a abordar este tema preguntándonos … ¿Tiestos de barro o tiestos de plástico? Una vez analizadas las  ventajas de los tiestos de barro, nos dedicamos hoy a los de plástico.

Las macetas de plástico son ligeras, fuertes y flexibles. Están disponibles en todos los colores del arco iris para coordinar con la decoración interior y exterior. El plástico no tiene la acción absorbente de  la arcilla, por lo que es un material excelente para cultivar plantas amantes de la humedad o para aquellos jardineros o aficionados que dan agua con poca frecuencia.
Las macetas de plástico están hechos de materiales inertes y se consideran seguras para el cultivo de plantas. Muchos están hechas de plástico reciclable para evitar la presunción de que no son “amigas” de la conservación del medio ambiente sano.  Cabe señalar, que las macetas de plástico generalmente tienen paredes más delgadas que sus homólogas de arcilla, por lo que ofrecen a las raíces poco o ningún aislamiento de los cambios de temperatura.
Especial atención al plástico negro ya que éste puede actuar como un colector solar, calentando el medio y ello puede ser beneficioso para algunas especies de plantas pero letal para otras. Muchos tiestos de plástico para uso exterior son tratados con inhibidores de la luz ultravioleta para reducir el impacto y evitar una decoloración prematura, lo que aumenta la vida y mantener la flexibilidad lo que aumenta la vida útil de la olla.
Cerrando este tema, ya sea que elijas un tiesto de plástico o de arcilla, asegúrate de que el recipiente seleccionado tenga agujeros de drenaje en la parte inferior para evitar el exceso de riego y que éste proceso de mantenga operativo y en condiciones.

Como sembrar tomate en macetas

El tomate cherry es fácil de cultivar, y da una buena producción. Se puede plantar en una maceta de por lo menos de 50 o 60 cm de profundidad e igual diámetro, ya que si la maceta es grande, podrá desarrollarse bien, florecer y fructificar. 



La maceta debe estar bien al sol, pero no en un rincón muy caliente porque esto retarda el crecimiento de la plantaSe podrán sembrar las semillas cuando hayan terminado las heladas y las noches muy frías, a 1 cm de profundidad, dos o tres por pozo. Luego se riega profundamente y se tapa la maceta con un plástico transparente hasta que germine (este proceso lleva entre seis y ocho días). Pasado este lapso se eligen las plantuelas más fuertes y se retiran las más débiles, dejando sólo dos plantas por tutor. Cada tutor se entierra por lo menos a 30 a 35 cm de profundidad y luego se atan los extremos como si se tratase de una carpa india. Hay que aporcar de a poco la plantuela con tierra alrededor para que eche más raíces y se desarrolle mejor. 


En el centro de los cuatro tutores y las ocho plantuelas se efectúa un pozo para el riego. Se deberá regar cada cuatro o cinco días, según el sol y el viento (que aceleran la evaporación). Recordá que el riego hace que la planta se desarrolle mejor. 

Cuando comience a crecer habrá que ir atándole el tronco principal al tutor y sacar el brote axilar (entre el tronco principal y la rama nueva o lateral). Cosechá los tomates más maduros; así serán más dulces y tendrán más sabor. 

Si queremos abonar las plantas, agregaremos humus de lombriz o compost, solamente usaremos abono orgánico. Podemos plantar perejil o ciboulette en el borde para que protejan a nuestras plantas de la mosca blanca. 

Recordá no regar demasiado porque el exceso de humedad trae mildiu, una enfermedad que se manifiesta en manchas negras en hojas y tallos, que termina secando la planta


Una buena idea consiste en poner un pequeño hilo de cobre clavado la punta del tronco en la parte más baja, y luego enrollar alrededor del tallo lo que sobra (el hilo no debe medir más de 5 o 7 cm). El cobre en contacto con la planta libera iones que impiden el avance de hongos, entre ellos el mildiu. Los pulgones se sacan a mano, se ponen en una bolsita y se tiran a la basura. 

Macetas con diseños modernos

Si vivís en un departamento y el balcón es el único lugar que considerás para incorporar naturaleza a tu casa, el diseño de esta maceta seguramente te resulte atractivo. Se llama Greenbo fue especialmente ideada para encastrarse en la baranda del balcón. Sí bien aún no están disponibles en nuestro país, es útil ver el ingenio puesto en ellas: sirve como disparador para recrear las formas de decorar el espacio exterior de tu hogar. 

Greenbo está realizado en plástico y viene en distintos y brillantes colores. ¿Qué te parecen estas macetas? ¿Las utilizarías para decorar tu balcón? 




Macetas decorativas

Al momento de buscar macetas, macetones o jardineras para nuestro jardín, estamos detrás de un elemento que puede y debe cumplir con dos aspectos. Por un lado, la maceta debe ser un objeto funcional al uso que se la va a dar, con las dimensiones y el drenaje pertinentes para alojar una planta.
Por otro lado, en cambio, las macetas también cumplen una función estética, sea o no sea nuestra intención que lo haga. Por ello es que se las puede elegir teniendo en cuenta dicho aspecto, así como buscarlas con el complemento decorativo y personal que queramos darle al jardín.
De todas maneras no siempre se conjugan ambas partes. No siempre una maceta bonita es, al mismo tiempo, óptima para el fin que debe cumplir. Un ejemplo pueden ser aquellos recipientes de porcelana o cerámica, los cuales cuentan con un encanto especial, pero no fueron elaborados para la función de macetas.

Originalidad en tu jardín

Como decíamos, al momento  de elegir, adquirir o elaborar una maceta, debemos buscar la mejor combinación posible entre la funcionalidad y la estética de la misma. Por ejemplo, la mayoría de los recipientes de plástico son adecuados para la tierra y el riego, sin embargo no califican a la hora de buscar una atmósfera especial en el jardín.  
Para encontrar lo que buscamos es preciso crear. El ensayo y el error, en estos casos, puede determinar el deterioro de una planta, sin embargo, debemos intentar con diferentes materiales, distintos recipientes que, por una u otra razón se hayan y permitan el drenaje, o, por que no, macetones de hormigón improvisados luego de una reforma hogareña.
En definitiva, dado que todo es cuestión de gustos, el consejo más importante que podemos dar es el de hurgar entre todas aquellas cosas que tengamos dispersadas y dejemos volar la imaginación para crear la maceta mas conveniente para nuestro jardín.

El Color Azul como parte de la decoración con plantas

Contiene y contagia cierta paz. Según su tonalidad, puede volverse simbiótico con el verde pero sin dejar de aportar su cuota de fuerza primaria. Da profundidad en un jardín y, por su evidente referencia, acerca el cielo a la tierra. Va perdiendo su cualidad de frío cuando adquiere tonalidades violáceas o se hace más luminoso cuando cede su lugar a las gamas del celeste.

Este banco hecho de mampostería se mimetiza con la pared. El respaldo es de azulejos antiguos. El azul Túnez lo envuelve todo, un color elegido porque ahuyenta moscas y otros insectos. (Eduardo Vera) | Macetero de cerámica esmaltada con plantas suculentas da un toque de color entre el verde. 

Contiene y contagia cierta paz. Según su tonalidad, puede volverse simbiótico con el verde pero sin dejar de aportar su cuota de fuerza primaria. Da profundidad en un jardín y, por su evidente referencia, acerca el cielo a la tierra. Va perdiendo su cualidad de frío cuando adquiere tonalidades violáceas o se hace más luminoso cuando cede su lugar a las gamas del celeste.


Banco de troncos de madera con un almohadón que combina con los muros. Muchas veces, el color está dado por los géneros que visten el mobiliario de exterior. | Macetas con lavandas artificiales, una buena opción para lugares difíciles, sombríos o cerrados. (Infinita lavanda) 

Contiene y contagia cierta paz. Según su tonalidad, puede volverse simbiótico con el verde pero sin dejar de aportar su cuota de fuerza primaria. Da profundidad en un jardín y, por su evidente referencia, acerca el cielo a la tierra. Va perdiendo su cualidad de frío cuando adquiere tonalidades violáceas o se hace más luminoso cuando cede su lugar a las gamas del celeste.


La tuna posee un color que va cambiando del gris al gris azulado. | Las medianeras se pintaron con colores fuertes, en la gama del azul, que dan profundidad al espacio y resaltan las líneas del diseño de la arquitectura. (Darío Chapur y Max Mirelmann) 


Contiene y contagia cierta paz. Según su tonalidad, puede volverse simbiótico con el verde pero sin dejar de aportar su cuota de fuerza primaria. Da profundidad en un jardín y, por su evidente referencia, acerca el cielo a la tierra. Va perdiendo su cualidad de frío cuando adquiere tonalidades violáceas o se hace más luminoso cuando cede su lugar a las gamas del celeste.

Muebles y macetas ostentan un rojo que resalta y el follaje va del verde al verde rojizo. | Las mayólicas antiguas, con clásicos motivos en azul, pueden revestir paredes, pisos o muebles, y tienen ese aire añejo y colorido de los patios de antes. 


Contiene y contagia cierta paz. Según su tonalidad, puede volverse simbiótico con el verde pero sin dejar de aportar su cuota de fuerza primaria. Da profundidad en un jardín y, por su evidente referencia, acerca el cielo a la tierra. Va perdiendo su cualidad de frío cuando adquiere tonalidades violáceas o se hace más luminoso cuando cede su lugar a las gamas del celeste.

Las suculentas son plantas de follaje escultural en que predominan los verde grisáceos y los tonos azulados. | Entre tanto verde y sombra, como hay en un bosque, un pequeño toque de color hace la diferencia. En este caso, un simple banco de madera se transforma en un elemento que adquiere gran notoriedad. 

Contiene y contagia cierta paz. Según su tonalidad, puede volverse simbiótico con el verde pero sin dejar de aportar su cuota de fuerza primaria. Da profundidad en un jardín y, por su evidente referencia, acerca el cielo a la tierra. Va perdiendo su cualidad de frío cuando adquiere tonalidades violáceas o se hace más luminoso cuando cede su lugar a las gamas del celeste.


Galería monocromática donde los tintes azulados del muro contienen el espacio. (Grace de Tezanos Pinto y María Laura Vidal Bezterrica) | Un azul cálido en la puerta resalta con el ocre de los muros y hace destacar más las flores rosadas del laurel. 


Contiene y contagia cierta paz. Según su tonalidad, puede volverse simbiótico con el verde pero sin dejar de aportar su cuota de fuerza primaria. Da profundidad en un jardín y, por su evidente referencia, acerca el cielo a la tierra. Va perdiendo su cualidad de frío cuando adquiere tonalidades violáceas o se hace más luminoso cuando cede su lugar a las gamas del celeste.

Macetero de cerámica esmaltada con un oxalis de hojas bordó son casi una escultura en el jardín. (Grace de Tezanos Pinto y María Laura Vidal Bezterrica) | Distintos tamaños de jarras artesanales que pueden dar esa pincelada de color en un jardín de tonos neutros. (Los Naranjos Buenos Aires) 


Contiene y contagia cierta paz. Según su tonalidad, puede volverse simbiótico con el verde pero sin dejar de aportar su cuota de fuerza primaria. Da profundidad en un jardín y, por su evidente referencia, acerca el cielo a la tierra. Va perdiendo su cualidad de frío cuando adquiere tonalidades violáceas o se hace más luminoso cuando cede su lugar a las gamas del celeste.

Galería con osada combinación de colores en sus paredes de madera, en las sillas, las flores y en todos sus detalles. 

Las hierbas aromáticas

hierbasmacetas
Las hierbas aromáticas y de cocina suelen ser fáciles de cultivar en maceta. Después de los cuidados iniciales, generalmente crecen sin inconvenientes.
La regla número uno es buscarles una buena ubicación, en la que haya luz solar, estén protegidas del frío y no tengan contacto con artefactos domésticos que generen calor. Si cuentas con ese tipo de espacio, con el tiempo aprenderás los secretos del cultivo de cada hierba, no te desalientes por una primer mala experiencia.
Las plantas aromáticas necesitan poco abono, pero una renovación de tierra más frecuente. Además de cortar las ramas para su uso, se deben podar las plantas secas o que no den hojas de buen aspecto.
Algunas de las plantas aromáticas que se pueden cultivar en maceta son el romero, la albahaca, el tomillo, la salvia, el orégano, la menta y el perejil. Algunas se pueden plantar en el mismo espacio, pero otras como la menta se expanden rápidamente por lo que es mejor cultivarlas en su propia maceta.
En los viveros se consiguen los kits prediseñados con varias hierbas aromáticas, pero les aconsejo que comiencen con una sola especie, e ir agregando otras a medida que avancen en el conocimiento del cultivo en maceta.
hierbasmacetas2

Cultiva la Albahaca en macetas

albahacaenmaceta
Hasta la comida más trivial tiene un toque diferente cuando se utilizan hierbas frescas. Mi favorita es la albahaca, cuyo aroma me cambia automáticamente el humor. Además es la compañera ideal de pastas y ensaladas, y es una combinación ganadora con tomates y quesos.
Entonces, para tener albahaca siempre al alcance de la mano ¿porqué no cultivarla en nuestra propia casa? Les aseguro que es muy fácil, y que con mínimos cuidados la albahaca de maceta crece tan bien como la de un jardín.
Comprando unas semillas de albahaca, una maceta alargada y algo de abono podemos comenzar con el cultivo de esta hierba tan útil. Hay que plantar varias semillas y los plantines aparecen en pocos días. En ese momento se deben eliminar los brotes menos desarrollados para favorecer un buen crecimiento de los mejores ejemplares.
El mejor lugar de la casa para ubicar la albahaca en maceta es cerca de una ventana que reciba luz del sol. Los peligros más grandes para que una planta prospere son las heladas (no se olviden de cerrar la ventana a la noche) y el exceso de riego. Para evitar esto último sólo hace falta asegurarse de que la maceta tenga buen escurrimiento.
La siembra de la albahaca se da mejor en primavera, pero si el clima no es excesivamente frío la albahaca plantada en maceta puede crecer en otoño o verano. Una vez que la planta comienza a dar hojas grandes, estas se pueden ir podando para su uso.
albahacaenmaceta2

Como saber en que momento trasladar una planta de una maceta

Con el paso del tiempo las plantas van creciendo y las macetas van quedando chicas. Esto puede perjudicar su desarrollo y es importante saberlo para dar paso al traslado a una nuevamaceta.
Los siguientes síntomas indican que ha llegado el momento de buscar una nueva ubicación:
Los tallos y las hojas comienzan a desarrollarse mas lentamente a pesar de nuestros cuidados:
No es que ya no le guste que la mimemos, como una adolescente ella quiere su propio espacio, mas cómodo, y cambiar de ambiente. Démosle el gusto y trasladémosla a una maceta un poco mas grande.
La tierra se seca demasiado rápido y nos obliga a regar con mayor frecuencia:
Es que el tamaño de su cuerpo repleto de tallos y hojas es mayor que la reserva que puede quedar en la maceta. Ha crecido, por ende necesita mas agua para alimentarse. Mudanza en camino…
Las raíces comienzan a salir por el orificio del drenaje:
Pobre, ya no entra, es como usar ropa de hace 5 años. Necesita un cambio y una visita a la tienda de macetas sera lo ideal.
Cuando elijamos la nueva maceta debemos recordar que debe tener solo unos pocos centímetros más de diámetro, y tener en consideración que el color combine con el follaje de la planta que vamos a trasladar. No olvidar revisar que tenga en la parte inferior un agujero central para que el drenaje del agua que sobra se produzca sin inconvenientes. Dado que muchas de estas plantas son bastante débiles resulta conveniente que el traslado sea con total delicadeza

Como se cultiva la Gerbera

Un factor importante en el cultivo de la Gerbera es el sustrato. Este debe de ser ligero, profundo y aireado que posibilite un desarrollo sin limitaciones del sistema radicular de la planta. Es una planta muy sensible tanto a la asfixia radicular, como la infección de determinados hongos que afectan al cuello del tallo y su sistema radicular. Su pH debe de ser neutro o ligeramente ácido.
Flores de Gerberas
La temperatura, tanto del suelo como del ambiente, influye en la velocidad de la floración y en la longitud del pedúnculo. De la misma forma, los excesos y desequilibrios pueden llegar a crear estrés hídrico y como consecuencia la muerte de la planta.
Las temperaturas más adecuadas para la gerbera son de unos 25ºC durante el día y 20ºC por la noche.
Por su tipo de follaje, la Gerbera requiere una humedad relativa más bien alta, del orden del 75%. Pero una humedad de este tipo debe de ir acompañada de una adecuada ventilación, sobre todo durante los meses de invierno para evitar problemas de enfermedades como Botrytis.
La luz también es importante. Una falta de luz reducirá la emisión de brotes laterales y con ello un menor número de nuevas flores. De igual forma, esta escasez de luz afectará a la calidad de los tallos florales que serán largos y débiles, además de tener flores de menos intensidad de color.
Si plantamos las Gerberas en macetas, estas deben de ser bastante altas para que la planta encuentre un suelo profundo para desarrollar su sistema radicular como ya hemos dicho. Si lo hacemos directamente en el suelo prepararemos mesetas de cultivo.
La plantación se recomienda a finales de mayo, comenzando a florecer a los tres meses. Durante la plantación, el cuello de la planta no debe enterrarse para evitar la incidencia de enfermedades.
Como la Gerbera es muy sensible a cualquier manipulación mecánica ya que puede provocar la rotura del sistema radicular, durante el primer desbotonado se realizará con cuidado y una vez que los pedúnculos tengan más de 15 centímetros de largo. Al principio, la eliminación de las malas hierbas se realizará de forma manual. A partir de los tres o cuatro meses, las labores culturales más usuales ya pueden ser menos cuidadosas ya que el sistema radicular de la Gerbera estará mejor implantado.
Junto con las labores de recolección y preparación de la flor, el deshojado es una operación que influye en el comportamiento del cultivo notablemente. Este consiste en eliminar todas aquellas hojas envejecidas o partes de la planta que impiden una correcta iluminación y ventilación y que son foco de parásitos y enfermedades.
Se realiza comenzarlo al año aproximado de cultivo y a partir de ahí cada dos o tres meses. Con el deshojado, evitaremos que las hojas rocen con los botones florales y puedan provocar deformaciones en las flores y torceduras en los pedúnculos.
La Gerbera suele tener un período de reposo vegetativo coincidiendo con la estación invernal en el hemisferio norte. Sólo a nivel profesional, se intenta cambiar este reposo de estación para conseguir mejores precios en la venta de esta flor.
En cuanto al abonado, el nitrogenado bien equilibrado es fundamental para el buen desarrollo de esta planta en sus primeras fases de crecimiento. Más adelante la nutrición nitrogenada influye en la duración de las flores. La aplicación en tierras franco-arenosas, de abonos complejos tipo 2:1:1 a plantas jóvenes da buenos resultados.
El pH recomendado debe de estar alrededor de 5,5-6 y se recomienda un equilibrio NPK del tipo 1-0,5-1,3 antes de la floración y 1-0,4-1,6 durante la floración.
Por último, el riego de la Gerbera se recomienda que sea con agua de buena calidad y directamente sobre el suelo.
Es importante evitar el estrés hídrico después de la plantación ya que las raíces no son capaces de extenderse y de explorar el suelo. Para evitarlo  se potenciarán los riegos aunque en menos cantidad, se humidificará el ambiente y se sombreará la zona de cultivo. Una vez bien enraizadas, los riegos serán menos intensos y más distanciados en el tiempo.